SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 issue2Large Tourism Projects in the Brazilian Savanna: The Disney Model in the Río Quente ResortsModel for the Monitoring and Follow-up of Sustainability Indicators for Water Resources in the Agricultural Sector author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Cuadernos de Geografía: Revista Colombiana de Geografía

Print version ISSN 0121-215X
On-line version ISSN 2256-5442

Cuad. Geogr. Rev. Colomb. Geogr. vol.20 no.2 Bogotá July/Dec. 2011

 

Transformaciones en las economías pesquero–artesanales contemporáneas: el caso de las localidades de Cucao y Tenaún, (Provincia de Chiloé, Región de Los Lagos, Chile)*

Transformações nas economias pesqueiras artesanais contemporâneas: o caso das localidades de Cucao e Tenaún (Província de Chiloé, Região dos Lagos, Chile)

Transformations in Today's Artisan Fishing Economies: The Case of Cucao and Tenaún (Province of Chiloé, Los Lagos Region, Chile)

Mauricio Ceballos Cardona**
Francisco Ther Ríos***
Universidad de Los Lagos, Chile

*Este trabajo es resultado del Proyecto FONDECYT 1080665 Las sociedades litorales como sistemas de prácticas y saberes tradicionales y científicos: la caleta como modelo de imaginarios pesqueros y dinámicas de uso y apropiación de recursos marinos.
**Geógrafo de la Universidad de Chile, Diplomado en Gestión Socioambiental y Sustentabilidad de la Universidad de Chile. Actualmente realiza apoyo en investigación en el Centro de Estudios del Desarrollo Local de la Universidad de los Lagos, Chile.
Dirección postal: calle Lord Cochrane 1056, Osorno, Región de Los Lagos, Chile Correo electrónico: m.ceballos.cardona@gmail.com.
***Antropólogo (Universidad Austral de Chile), Magíster en Antropología Social (Universidad Nacional Autónoma de México), candidato a Doctor en Antropología (Universidad Nacional Autónoma de México), tesis "Antropología del Territorio: cultura, ambiente y experiencia local". Profesor de jornada completa en la Universidad de los Lagos. Trabaja en temáticas relacionadas con interdisciplinariedad y complejidad; imaginarios territoriales y prácticas cotidianas; territorio, sustentabilidad y desarrollo local. Actualmente, ejecuta el Proyecto FONDEF D08I1107 Chile Litoral 2025: modelo de gestión territorial para asentamientos de pescadores artesanales.
Correo electrónico: fther@ulagos.cl

Recibido: 15 de junio del 2011. Aceptado: 21 de septiembre del 2011.
Artículo de investigación sobre las transformaciones económicas de la pesca artesanal en Cucao (Comuna de Chonchi) y Tenaún (Comuna de Dalcahue) a partir de la intervención de la tecnología aplicada a las labores extractivas y la inserción a los mercados internacionales.


Resumen

Este trabajo expone las transformaciones territoriales y las consecuencias económicas, ambientales y culturales que ha experimentado la actividad pesquero-artesanal de Cucao y Tenaún (Provincia de Chiloé) en los últimos años. Se cuenta con una explicación pormenorizada de estas transformaciones y de los cambios en la forma de apropiación territorial gracias a los testimonios y opiniones brindadas por los pescadores artesanales de la zona. Los resultados obtenidos demuestran que estas transformaciones atentan contra los modos de vidas tradicionales propios de la cultura de borde mar y la apropiación sustentable de los recursos pesquero-artesanales.

Palabras clave: Isla de Chiloé, pesca artesanal, saberes pesqueros, sustentabilidad, territorio.


Resumo

Este trabalho expõe as transformações territoriais e as conseqüências econômicas, ambientais e culturais que tem experimentado a atividade pesqueira artesanal de Cucao e Tenaún (Província de Chiloé), nos últimos anos. Testemunhos e opiniões fornecidas pelos pescadores artesanais da região serviram de base para a explicação pormenorizada dessas transformações e mudanças na forma de apropriação territorial. Os resultados obtidos demonstram que estas transformações atentam contra os modos de vida tradicionais próprios da cultura beira-mar e a apropriação sustentável dos recursos pesqueiros artesanais.

Palavras-chave: Ilha de Chiloé, pesca artesanal, conhecimentos pesqueiros, sustentabilidade, território.


Abstract

The article discusses the territorial transformations and the economic, environmental, and cultural factors that have afected artisan fishing activity in Cucao and Tenaún (Province of Chiloé) over the past few years. Tanks to the testimonies and opinions of the zone's artisan fishermen, it was possible to obtain a detailed explanation of these transformations and of the changes in territorial appropriation. The results obtained show that these transformations jeopardize the traditional ways of life of coastal cultures, as well as the sustainable appropriation of artisan fishing resources.

Keywords: Chiloé Island, artisan fishing, fishing knowledge, sustainability, territory.


Introducción

En los últimos años el proceso de liberalización de la economía y la aplicación de un modelo exportador ha causado grandes transformaciones en la economía chilena, principalmente en aquellas zonas del país donde se extraen materias primas con grandes volúmenes de producción y gran demanda internacional. Específicamente, en la Provincia de Chiloé, al sur del país, la industria acuícola ha logrado transformar, paulatinamente, una sociedad eminentemente rural en una de carácter industrial, de manera paulatina, para insertarla en la dinámica de los mercados internacionales (Venegas 2006).

Los pescadores artesanales también son protagonistas de estos cambios que provocan un impacto cultural en ellos. De igual modo, se han visto transformados por la competencia existente entre la pesquería artesanal e industrial, como también por el aumento de la demanda en la exportación, lo cual ha aumentado su producción y ha puesto en riesgo la sustentabilidad de los recursos marinos. La pesca artesanal reviste gran importancia en los países subdesarrollados pues aporta de manera considerable a la extracción total de los recursos pesqueros, a la vez que otorga trabajo a una gran cantidad de personas. Así, pese a su gran importancia a nivel social, este tipo de pesca generalmente no es tomada en cuenta por los gobiernos (Berkes et ál. 2001).

El presente trabajo se concentra en describir las transformaciones económicas en las localidades de Cucao (Comuna de Chonchi) y Tenaún (Comuna de Dalcahue) donde la mayoría de la población se dedica a la pesca artesanal con diversos niveles de intervención de tecnología aplicada a las labores extractivas y de inserción a los mercados internacionales. Las comunidades dedicadas a la pesca artesanal que habitan en estas localidades tienen diversas perspectivas acerca de su entorno y diferentes formas de enfrentarse a este, principalmente, en las labores extractivas realizadas.

Las formas como los pescadores artesanales se apropian de su medio, dan forma a su territorio y enfrentan los conflictos generados a partir del encuentro/ desencuentro de prácticas socio-productivas distintas constituyen insumos importantes para la comprensión de las transformaciones económicas y las dinámicas territoriales de la pesca artesanal, operadas con el paso del tiempo. En tal sentido, la información recopilada durante el desarrollo de la investigación constituye un registro de las dinámicas territoriales actuales de los pescadores artesanales, por ello, se buscó establecer el contraste entre el pasado y el presente para hacer hincapié en la importancia de introducir el estudio de los saberes pesqueros como tal en el trabajo de las instituciones tanto científicas como gubernamentales.

Antecedentes de la problemática

Según la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura –FAO, por sus siglas en inglés– actualmente Chile es el quinto país del mundo con mayor volumen de desembarcos de recursos pesqueros, con un total de 4,8 millones de toneladas para el año 2008, de los cuales 3,8 millones de toneladas corresponden al sector extractivo y 925.000 toneladas al sector acuícola. Se exportaron 1.2 millones de toneladas, la mayoría como congelados y harina de pescado.

En Chile hay un total de 70.767 pescadores artesanales registrados, de los cuales 20.132 pertenecen a la región de Los Lagos, lo cual representa una muestra de que, a nivel regional, esta actividad cuenta con una gran importancia no solo económica, sino también social, puesto que representa el sustento para gran cantidad de pescadores artesanales y sus familias (Gobierno de Chile-SUBPESCA 2007) (figura 1). Así mismo, en el Código de conducta de pesca responsable de la FAO se reconocen "las importantes contribuciones de las pesquerías a pequeña escala al empleo, a la generación de ingresos y a la obtención de alimento" (García Allut 2003, 75).

Antecedentes legales de la pesca en Chile

La pesca artesanal en Chile puede definirse como uno de sus principales hitos históricos. La promulgación de la Ley General de Pesca y Acuicultura n.° 18.892 en 1991 creó el Registro Pesquero Artesanal –en adelante, RPA– con la cual se obligó a que cada pescador artesanal solo pudiera desarrollar sus actividades en la región donde fue inscrito. Esto frenó la tradicional migración entre regiones para realizar capturas de los recursos que fuesen mejor pagos y más abundantes. A su vez, esta nueva normativa, con el afán de detener la sobre-explotación de los recursos marinos que se venía produciendo desde la década de 1980, introdujo una serie de figuras de administración pesquera para ordenar la distribución de estos recursos y evitar su pérdida. Entre las nuevas normativas se puede encontrar la determinación de cuotas y de nuevas formas de administración pesquera como lo son las Áreas de Manejo de Recursos Bentónicos –en adelante, AMERB– y las Concesiones Acuícolas (CA).

Caracterización de las localidades

Cucao corresponde a una caleta de mar abierto con un escaso desarrollo de la tecnología extractiva (figura 2). Existe una fuerte presencia de la comunidad indígena Huilliche, los cuales desarrollan la actividad pesquera con una especial y tradicional dedicación a la extracción de machas (Mesodesma donacium) desde bancos naturales. En la actualidad esta explotación se encuentra vedada y ya que no hay disponibilidad de compradores, la corvina (Cilus giberti) se ha convertido en el recurso principal extraído por los Huilliches.

En Cucao la pesca se realiza desde la orilla usando redes de malla; estas se encuentran ancladas a la playa dada la dificultad que representa el oleaje para las embarcaciones, y el hecho de que no se cuenta con infraestructura portuaria. Las actividades de pesca se realizan solamente en los meses de verano austral, es decir, entre septiembre y marzo.

Se denominará como Cucao, para efectos de esta investigación, a las localidades de Cucao y Chanquín ubicadas en el margen sur y norte respectivamente del río Desaguadero que sirve como exutorio del sistema de lagos Huillinco y Cucao. Esta última es considerada como un caserío con una población para el 2002 de 229 habitantes, de los cuales 111 son hombres y 118 son mujeres, y un total de 90 viviendas (Gobierno de Chile-INE 2005).

Por su parte, Tenaún corresponde a una caleta del mar interior de Chiloé, la cual ha sufrido una mayor degradación debido a la sobre-explotación de los recursos y a la contaminación generada por la industria salmonera. Allí se desarrollan actividades de pesca a mar abierto (demersal y pelágica), con la cual se extraen, principalmente, merluzas del sur (Merluccius australis), mantarrayas (Dipturus chilensis) y congrios (Genypterus blacodes) gracias al uso de embarcaciones equipadas con espineles. La labor de buceo y extracción de recursos bentónicos es muy escasa. En Tenaún, la temporalidad se da principalmente con base en la regulación impuesta por las cuotas de extracción para la merluza del sur (tabla 1).

El área de estudio de Tenaún comprende los caseríos de Tenaún Bajo y Tenaún Playa que para el 2002 contaban con una población total de 224 habitantes, de los cuales 119 son hombres y 105 son mujeres, y un total de 77 viviendas (Gobierno de Chile-INE 2005).

Material y método

Para lograr elucidar las transformaciones económicas vividas por las comunidades de pescadores artesanales en las localidades de Cucao y Tenaún, y a partir de la consideración de los usos dados a los suelos y de las prácticas socioculturales con especial énfasis en el análisis de los procesos económico-productivos locales, fue necesario caracterizar el tipo de actividad económica desempeñada por una muestra de habitantes en cada localidad. Para esto se identificaron las diferencias existentes en la tecnología y la forma de explotar los recursos marinos en ambas localidades.

Con este fin se aplicó una encuesta bio-económica a las poblaciones. Como principal resultado se evidenció la relación existente entre el pescador y el recurso, lo cual permitió caracterizar la actividad económica desempeñada por los pescadores y el impacto que tiene la misma sobre el medio natural pesquero explotado. El tamaño de la muestra fue de 10 pescadores artesanales en Tenaún y de 16 en Cucao; estas entrevistas fueron realizadas entre los meses de febrero y abril del 2009.

El instrumento contribuyó a la caracterización de los saberes pesqueros y su posterior utilización como materia prima para descubrir otras formas de entender el mar y sus recursos. En vista de que estos saberes en muchas ocasiones difieren del saber científico tradicional pueden entregar valiosas pistas provenientes de la cotidianeidad y aportar a la búsqueda de nuevos modos de producción sustentable para la pesca (Baelde 2001).

Por otra parte, el concepto de saberes pesqueros tiene mucha relevancia debido a que su comprensión conlleva al conocimiento de la forma como los pescadores artesanales se enfrentan con su medio físico. Sobre esta idea, García Allut propone que:

    La necesidad de conocer, por parte del pescador la dinámica del medio marino supone en última instancia una práctica de subsistencia que sirve tanto para la incrementación de su seguridad física sobre un medio peligroso como para administrar los recursos que son imprescindibles para su alimentación. (1997, 59)

El estudio de los saberes pesqueros puede resultar un importante aporte al estudio de las transformaciones tanto territoriales como económicas ya que según lo expresado por Cunha (2003), los saberes pesqueros no corresponden a "expresiones congeladas" que solo representan al pasado, sino que conllevan un componente de innovación propia de la misma evolución experimentada por las comunidades con su entorno. Los saberes pesqueros en comunidades tradicionales también pueden corresponder a saberes ambientales, de modo que las prácticas e imaginarios de los pescadores artesanales pertenecientes a dichas comunidades tienda al manejo sustentable de sus propios recursos. En este sentido, Leff propone que "el saber ambiental [...] funda otra racionalidad, cuestionando el conocimiento que ha construido la realidad actual, controvirtiendo las finalidades preestablecidas y los juicios a priori de la racionalidad económica e instrumental" (2004, 317).

Por su parte, Brownrigg propone que la sustentabilidad corresponde a un concepto más cercano a las comunidades indígenas al plantear que "las estrategias nativas constituyen los elementos básicos de la gestión ambiental cuyo objetivo es la sustentabilidad comunitaria" (1996, 41). No obstante, es necesario tener en cuenta que el estudio de los saberes de otras comunidades y de otras culturas resulta complejo, pues a veces puede entregar mayores explicaciones sobre las transformaciones de la sociedad del observador con respecto a la naturaleza, que las ofrecidas sobre las transformaciones de la sociedad observada (Roué 2000).

El funcionamiento del sistema de organización institucional, junto con las disposiciones legales vigentes relacionadas con la actividad pesquera artesanal tanto en Chile como en el área de estudio, representan un marco ineludible que transporta las lógicas de la racionalidad económica propia del proceso de "constitución, expansión e internacionalización del capital" ( Leff 2004, 325) hacia las caletas de pescadores en cuestión. Este proceso genera conflictos locales que actualmente han llevado a Cucao y Tenaún a procesos de crisis, tanto económica como cultural, con plenas manifestaciones en el territorio. A partir de estos contextos territoriales se logran identificar las reales consecuencias que el sistema de organización institucional imperante genera en los pescadores artesanales.

Para efectos de la espacialización de la información fue necesario obtener datos de la evolución de las zonas de pesca a las cuales han recurrido los pescadores artesanales en las localidades en estudio; esto se logró mediante preguntas que apelaban al conocimiento de su territorio para procurar la identificación de hitos o lugares cotidianos. Con dicha indagación se pudo conocer la ubicación de sus zonas de pesca, actuales y antiguas, así como los tiempos de desplazamiento, los volúmenes de producción y las variaciones de costos y precios. A partir de esta información, se zonificaron los sectores de ambiente natural y antropizados en ambas localidades con el objeto de entender y graficar las redes de comunicación existentes. El procesamiento de la información sobre los usos, asentamientos, sectores de extracción y posibles proyecciones futuras de éstos fueron recogidos en terreno y tratados a través de un sistema de información geográfica.

Resultados

La ocupación del territorio por las comunidades de pescadores artesanales

Desde hace muchos siglos, la población de Cucao se ha dedicado a la extracción de la macha en las amplias playas con las cuales colinda la localidad debido a que este recurso siempre ha estado presente en las arenas de estas playas y tiene una gran importancia en la dieta de la comunidad. La macha ha sido extraída para la subsistencia desde siempre y a partir de los años setenta se convierte en un producto comercial. Esta situación desencadenó procesos que atrajeron a gente de afuera para trabajar en el recurso por algunos años. Tras décadas de explotación intensiva, en los años noventa la macha en Cucao sufrió una gran sobre-explotación que agotó el recurso por varios años (Ther 2008).

La mayoría de la gente extrae la macha utilizando únicamente los pies (para remover la arena) y las manos (para recogerla). Son pocos quienes emplean trajes de buzo1 equipados con máscaras y snorkel para sumergir la cabeza dentro del agua y tener mejor visibilidad. Estos trajes generalmente son comprados de segunda mano a precios mucho más asequibles a los buzos que trabajan en la industria salmonera.

Así, actualmente en Cucao, la mayor parte de la población se dedica a la pesca de la corvina que a diferencia de la macha, cuenta con una disponibilidad sostenida de compradores. Aunque la pesca de la corvina no requiere del uso de embarcaciones, al igual que la explotación de la macha2, sí requiere la utilización de redes de mallas para poder extraerlas; esto implica un mayor nivel de inversión, en comparación a la extracción de la macha, lo cual deviene en una menor rentabilidad para los pescadores locales. Las redes generalmente tienen una dimensión de 100 m de largo por 30 m de ancho, o de 50 m de largo por 30 m de ancho, con un ancho de 6 a 7 pulgadas en cada celda. Para usarlas, las redes son ancladas en sus extremos y son extendidas en el intermareal cuando la marea está baja, y se recogen generalmente en la madrugada cuando la marea sube. No siempre la extracción de la corvina fue así; antiguamente se utilizaba la "chispa", una cuerda (de pita o de monoflamento) con un anzuelo en un extremo acompañado de un peso (ya sea un plomo o un tarro), el cual le permitía al pescador arrojar la cuerda lejos de la orilla. Actualmente se utiliza este método cuando las redes están rotas o cuando no se cuenta con ellas.

Se utiliza el intermareal de las playas para la realización de ambas actividades extractivas, las cuales muchas veces son complementarias. En Cucao, la gente suele trabajar principalmente en las cercanías de sus domicilios, aunque la mayoría reconoce como su zona de pesca a toda la bahía en general, desde Punta Huentemó en el norte, hasta Punta Pirulil por el sur (figura 3).

Por su parte, Tenaún –debido a su ubicación orientada hacia el mar interior de Chiloé3– ha tenido una larga tradición de pesca, principalmente de especies demersales, comunes en esta parte del país; se trata de especies como la merluza del sur, el congrio dorado, la raya y el tollo. Por muchos años, los pescadores de Tenaún extrajeron estas especies bajo un régimen de libre acceso por lo que cada pescador ganaba en función de lo extraído.

Los pescadores de Tenaún siempre han trabajado en el mar interior de Chiloé de forma independiente en grupos de 2 a 3 pescadores por embarcación, se reparten las utilidades en partes iguales entre los tripulantes y el armador (dueño de la embarcación, que puede estar o no embarcado), y una parte de los ingresos se destina a cubrir los gastos de la embarcación. Se trabaja principalmente en horas de la mañana (en el caso de la merluza) por lo que se calan los espineles al amanecer; estos son recogidos iniciada la tarde, y el desembarco se efectúa alrededor de las cuatro a cinco de la tarde. En el caso de la raya y el congrio se trabaja en horas de la noche calando los espineles en la tarde para ser recogidos en la mañana. Algunas personas deciden pernoctar mar adentro para economizar en el uso del combustible en los traslados4.

Esta caleta, antiguamente próspera5 (como testimonian la mayoría de sus enormes casonas, abandonadas en la actualidad), tuvo un gran desarrollo de la pesca artesanal asociada a la merluza del sur, la cual durante muchos años fue muy bien pagada y se extraía indiscriminadamente. Durante los años setenta, junto con la imposición de un modelo exportador en el país, se llevó a cabo un proceso de "tecnificación" de las actividades pesqueras en Tenaún, y en general en todas las comunidades de pescadores de recursos demersales de las costas (de Chiloé y Palena) que bordean el mar interior de Chiloé. Este proceso fue auspiciado por los nuevos proveedores que requerían un mayor volumen de producción para cubrir las demandas internacionales y las demandas de la industria de la harina de pescado. La "tecnificación" consistió en la introducción del uso del espinel vertical para la merluza y del horizontal o de fondo para la raya y el congrio, lo que permitió extraer una mayor cantidad de recursos en menor tiempo y con menor esfuerzo.

Además, un creciente número de motores en las embarcaciones les permitió a los pescadores recorrer mayores distancias para la búsqueda del recurso con respecto a la recorrida con las embarcaciones propulsadas a remos. Esta mayor capacidad de transporte permitió a los pescadores de Tenaún viajar hacia otros lugares del mar interior a buscar el recurso, con lo cual era posible elegir los mejores caladeros, aunque estos se encontraran lejos de la caleta.

La economía de las caletas ante la disminución de los recursos

Hoy en día las localidades de Cucao y Tenaún viven un agudo proceso de crisis provocado por la gradual disminución de los precios y de los volúmenes de extracción de los recursos, lo cual ha llevado a un gran empobrecimiento económico de las localidades. La principal evidencia de la disminución de la biodisponibilidad de recursos asociada a la imposición de nuevas formas de administración pesquera (las cuales serán profundizadas más adelante), se encuentra en el hecho de que los pescadores entrevistados perciben estas nuevas formas como causantes de la actual crisis que vive la pesca artesanal. En general, los pescadores tienen diferentes formas de explicar la disminución de la biodisponibilidad de los recursos; mientras algunos creen que se debe a la pesca industrial, otros resultan autocríticos en reconocer una actitud depredadora por parte de los propios pescadores artesanales. Este último aspecto resulta ser un tema sensible a lo largo de la historia de Cucao.

Durante siglos, las comunidades Huilliche han habitado la bahía, han trabajado los recursos pesqueros con fines de subsistencia y han combinado las actividades de la pesca con la agricultura y la extracción de leña. Sin embargo, cuando la macha adquirió valor comercial se produjo la llegada de mucha gente de afuera hacia la caleta, principalmente de la región de Coquimbo, en el centro norte del país, quienes tenían la intención de explotar el recurso (para la época, la macha era abundante en la zona). La sobre-explotación del recurso en la localidad llegó a ser tal que la macha se perdió durante varios años (años noventa) y, como consecuencia, se inició un proceso migratorio de la propia gente de Cucao hacia otros lugares de la Isla Grande de Chiloé para trabajar la macha de manera temporal.

En el año 2006 se llegó a decretar la prohibición de la explotación de la macha en toda la región6 y se produjo un abandono masivo de la extracción de la macha por parte de la población, mientras otros se dedicaron a su explotación de manera marginal, es decir, para autoconsumo o para venderla informalmente a turistas durante el verano. Esta circunstancia condujo a que, en la actualidad, la economía local se encuentre sustentada en la extracción de corvina y en la prestación de servicios turísticos durante el verano, actividades complementadas con una importante actividad agrícola de subsistencia, de la cual se destaca el cultivo de papa (entre las cuales se encuentran las variedades desiré y romana).

Hoy en día, la explotación de corvina se realiza bajo el régimen de libre extracción y ya se empieza a notar un proceso de disminución de la biodisponibilidad. Para muchos de los entrevistados la responsabilidad recae en la explotación llevada a cabo por la pesca industrial de arrastre. Al visitar Cucao en los meses de verano austral es posible encontrar una gran cantidad de turistas que recorren la región; por esta razón, muchos de los entrevistados en la localidad declaran que su principal fuente de ingresos está relacionada directa o indirectamente con el turismo. A partir de este sector económico se han diversificado las formas de actividad productiva, con lo cual la población de Cucao percibe ingresos por la prestación de servicios como camping, alojamiento y cabalgatas, o por la venta de productos marinos, alimentos o artesanías a los turistas.

La actividad turística no es de muy larga data en el sector: la mayoría de los entrevistados afirman haber iniciado su negocio en los últimos diez años. Durante mucho tiempo el turismo fue muy incipiente debido a la inaccesibilidad de la zona.

En el caso de Tenaún, a comienzos de esta década la situación de biodisponibilidad de la merluza del sur generó el establecimiento de un sistema de cuotas, las cuales, en un comienzo, fueron distribuidas a escala regional. Dicho sistema generó grandes perjuicios a los pescadores, puesto que como las cuotas podían cerrarse en cualquier momento, debían competir con sus compañeros por el recurso. Esta situación cambió cuando finalmente se establecieron las "cuotas individuales" transferibles que rigen en la actualidad, y que son distribuidas por los consejos zonales de pesca a cada armador.

La totalidad de los entrevistados coinciden en atribuir a la pesca industrial de arrastre toda la responsabilidad por la dramática disminución de la bio-disponibilidad de la merluza: la cuota hoy en día es de 275 kilos al mes por embarcación en la zona de Tenaún. En la localidad, los pescadores artesanales extraen de manera secundaria el congrio y la mantarraya pero sus volúmenes de explotación no son muy altos. La extracción de recursos bentónicos es casi inexistente y la cantidad de buzos en la caleta es muy baja.

Los pescadores en Tenaún en general no se oponen al sistema de cuotas: la gran mayoría de ellos son conscientes de la importancia de no sobre-explotar los recursos marinos, puesto que así pueden garantizar su trabajo en el futuro y el aprovechamiento del recurso para las nuevas generaciones. Sin embargo, consideran que la cuota actual es in suficiente para poder cubrir sus necesidades básicas, por lo cual demandan un incremento en la cuota. Aunque también reconocen que el principal problema radica en los bajos precios pagados por la merluza hoy en día7, muchos denuncian un acuerdo de parte de los proveedores quienes fijaron un precio único de compra, por lo cual algunos pescadores comparan su situación con la de asalariados, pues establecen tratos con las empresas procesadoras para recibir mes a mes un monto único por su trabajo con la merluza.

La mayoría de los pescadores completan la extracción de su cuota en un tiempo no mayor a dos o tres días y dedican en la actualidad poco tiempo a la actividad pesquera; muchos, incluso, prefieren vender su cuota durante los meses de invierno ya que salir a pescar les resulta un riesgo innecesario que no rinde frutos económicos8. La dependencia a los proveedores es muy grande: este les provee de combustible y lubricantes para sus embarcaciones, además de la carnada (principalmente sardina) extraída por pescadores equipados de redes "bolincheras" que recorren las orillas para extraerla. Sin embargo, en Tenaún, muchos pescadores prefieren extraer ellos mismos su propia carnada para abaratar costos, sin desconocer que a veces es necesario comprar este insumo al proveedor, quien descuenta estos costos del pago final entregado al pescador.

Disminución de los desplazamientos y las migraciones

El nivel de crisis y precariedad sufrida en la actualidad por las economías pesqueras en ambas caletas se refleja en la disminución de los desplazamientos realizados por los pescadores artesanales en busca de los recursos. Esto evidencia la importancia de los costos monetarios en mayores traslados o a la migración temporal hacia otras zonas de la isla. Sin duda, esta realidad se contrapone al supuesto de que al haber una menor biodisponibilidad de recursos, los pescadores tenderían a buscar nuevos lugares más alejados de su lugar de origen para conseguir recursos9.

En el caso particular de Tenaún, el aumento incontrolado del precio internacional del petróleo y las alzas del precio de los combustibles asociadas a esta coyuntura durante los últimos años, han afectado profundamente las prácticas de los pescadores artesanales en lo que respecta a la elección de una determinada área de pesca. Se logró constatar que gran parte de los pescadores entrevistados en la caleta han abandonado durante los últimos años las zonas de pesca próximas a la península de Huequi en el margen sur oriental del golfo de Ancud y en la zona del Canal Llancahué, cercano a isla Los Toros en la comuna de Hualaihué (figura 4). Si bien reconocen la existencia de una mayor biodisponibilidad de recursos, específicamente de la merluza, mencionan que actualmente es poco conveniente desde el punto de vista económico, realizar tales viajes, sobre todo si se toman en cuenta las limitaciones manifestadas por los pescadores ante el actual monto de extracción que fija la cuota de la merluza en la región10.

Es interesante observar el desarrollo de una dinámica de ida y retorno, en donde las zonas que antiguamente fueron descartadas por la poca disponibilidad de recursos marinos son nuevamente valoradas económicamente, no por su abundancia sino por resultar más rentables en tanto que los costos para acceder a ellas son menores. En la actualidad se encontró que la totalidad de los encuestados dedicados a las actividades de pesca demersal –en los canales que separan a la caleta de las islas Butechauques y Tac– reconocen una disminución en la biodisponibilidad desde antes del establecimiento del sistema de cuotas para la merluza en la región11.

En Cucao se puede observar un proceso territorial similar al de Tenaún en lo que respecta al término de las migraciones para la extracción de la macha en diversos lugares de la isla Grande de Chiloé. En este caso, y según lo manifestado por los encuestados que participaron del proceso migratorio, el final de las migraciones no solo se debe al encarecimiento de los costos implícitos en esta migración temporal –costos de transporte, arriendo de fletes y camiones, costos de alimentación, arriendo de viviendas en otros lugares, etc.–, sino también a la pérdida del recurso macha en diversos sectores de la isla Grande de Chiloé; un proceso que, según relatan varios entrevistados, se dio de sur a norte desde la isla San Pedro (en las cercanías de Quellón), hacia las bahías de Asasao y Quilanlar, además de la pérdida del recurso en las localidades de Lar y Chepu12 (figura 5). Esta migración también se vio frenada por el establecimiento de la veda para la explotación de la macha en la región de Los Lagos en el año 2006 (Gobierno de Chile-SERNAPESCA 2006).

La conjugación de estos tres factores entrega un buen indicio de las dinámicas territoriales asociadas a la extracción histórica de la macha en Cucao, el cual abarca una escala que contempla a toda la isla Grande de Chiloé. Es llamativo descubrir que, a pesar de que se puede reconocer en la población un imaginario de arraigo y apego al territorio (Ther 2008), mucha gente de la localidad se dedicó por mucho tiempo a desplazarse por diversas playas y caletas de la isla para realizar la extracción de la macha.

Las AMERB: el paso de la trashumancia al sedentarismo

En ambas caletas las AMERB resultan ser una figura imposible de ignorar, debido a la gran importancia que representan para las comunidades de pescadores. Sin embargo, en ambos lugares estas áreas se encuentran en fases muy distintas de su evolución. Las AMERB consisten en la entrega de una o más porciones de fondo de mar a una organización de pescadores en proporción al número de socios que posee; la organización tiene el deber de realizar un plan de manejo para la extracción de uno o más recursos bentónicos, plan confeccionado por consultoras privadas y fscalizadas por los organismos técnicos del gobierno, con el fin de efectuar una cosecha anual que debe ser comercializada por la organización.

En el caso de Tenaún, el área de manejo perteneciente al Sindicato Caleta Tenaún, fue declarada mediante Resolución Exenta n. ° 2327 del 3 de octubre del 2003. La AMERB se encuentra dividida en dos sectores: A y B. El sector A se encuentra ubicado en la zona oriental de la caleta, precisamente al nororiente del Faro Punta Tenaún. Mientras que el sector B se encuentra en la costa que se extiende desde la caleta hacia el occidente y hasta la cercanía del sector de Los Tiques (Rafael Montaña, entrevista).

Según lo manifestado por los encuestados en Tenaún y con respecto a la AMERB, nunca se ha realizado una cosecha formal de los recursos que allí se encuentran pues se ha presentado una sucesión de diversos eventos infortunados relacionados a la poca continuidad que tuvieron los seguimientos sobre el área de manejo13. Este escenario de abandono vivido por la AMERB a lo largo de su desarrollo, ha traído consigo otros procesos asociados, como la falta de motivación de los socios del sindicato por el trabajo en ellas. A juicio del ex-dirigente del sindicato Caleta Tenaún, Rafael Montaña, la desmotivación propia de los socios del sindicato, más que ser un efecto del mal funcionamiento de ésta, sería la causa principal de su fracaso; por ello declara que "los pescadores artesanales estábamos acostumbrados a dar y recibir, o sea pasando y pagando [...] la gente no ve cosas a largo plazo, ni a mediano plazo, la gente solo ve las cosas ahora" [Sic] (Rafael Montaña, entrevista). Esta idea resulta muy interesante porque revela el enorme cambio cultural que representa para el pescador artesanal (sobre todo en Tenaún), el paso desde una forma de producción individualista e intensamente extractiva a una nueva lógica donde se le obliga a asociarse y a trabajar en torno a proyectos que requieren una inversión a mediano y largo plazo.

Como se señaló anteriormente, nunca se ha realizado una cosecha formal en el AMERB en Tenaún; sin embargo, muchos entrevistados declararon haber realizado extracciones ilegales, principalmente de erizos, con el fin de poder solventar algunos gastos administrativos asociados al sindicato y a la AMERB, así como también para aportar al pago de los seguimientos realizados por las consultoras. Un entrevistado recuerda que en una oportunidad se extrajeron siete toneladas de erizo que fueron comercializadas a un precio de CLP $200 por kilo14.

También resulta preocupante la escasez de recursos que existe actualmente en el área de manejo. Muchos pescadores asocian esta situación a la gran cantidad de robos ocurridos principalmente en el sector A, por parte de gente proveniente de la vecina localidad de Quicaví. Para muchos pescadores de la caleta, estos robos son considerados incluso como algo cotidiano; sin embargo, insisten en recalcar que la actitud fscalizadora de las autoridades marítimas ha sido muy débil15. El tema de la contaminación de los planteles salmonícolas también resulta muy importante; según perciben muchos entrevistados, esta contaminación ha afectado sensiblemente al sector B del área de manejo, en cuyo entorno existe una instalación salmonícola perteneciente a la empresa SALMONES UNIMAC Ltda.

El futuro es visto por los socios del sindicato como muy negativo, sin embargo, empiezan a surgir planes a futuro para introducir la mitilicultura (captación de semilla de chorito con cuelgas) dentro de la AMERB como se ha venido realizando ya desde hace un par de años en el sector de la bahía de Hualaihué y el Fiordo Pichicolo en la comuna de Hualaihué (en el sector continental frente a la isla de Chiloé). En torno a este proyecto la dirigencia actual junto a un grupo de socios del sindicato trata actualmente de revitalizar el área de manejo (Rafael Montaña, entrevista).

En el caso de Cucao, el sistema de las AMERB se vislumbra solamente como una posibilidad a futuro apoyada por un reducido grupo de pescadores artesanales encabezados por el dirigente Carlos Alonso Chodil, de la Asociación de pescadores de Chanquín. Desde hace dos años, declara Chodil, se realizan gestiones para la obtención de una AMERB que les permita adelantar la explotación de la macha en el sector de Chanquín, y reconoce, a su vez, que se han visto con muy pocos recursos para realizar los estudios necesarios para su tramitación. Sin embargo, el actual presidente de la Asociación, Luis Alberto Naím, se opone rotundamente al establecimiento de un área de manejo en la zona (Luis Alberto Naím, entrevista). En relación con esta circunstancia, en el trabajo de campo se pudieron observar importantes conflictos al interior de la asociación.

El mismo tema causa una generalizada oposición en el recién formado sindicato Bahía Cucao donde según lo declarado por los entrevistados, la negativa a crear una AMERB se fundamenta en el arraigado conocimiento de que la macha se mueve a lo largo de la bahía, por lo que el cierre de una porción de ésta para los pescadores no pertenecientes a una organización sindical, significaría el no poder extraer su principal fuente de ingresos. Así mismo, si el recurso que se encuentra dentro de un área de manejo se moviese fuera de ésta, dejaría al área inutilizable productivamente.

El papel de las organizaciones

Como anteriormente se explicó, la Ley General de Pesca tuvo como uno de sus principales objetivos mejorar la asociatividad de los pescadores para que las organizaciones puedan funcionar como microempresas y así mejorar las condiciones de gestión y comercialización (Gobierno de Chile-SUBPESCA 2007). Sin embargo, con lo encontrado en el desarrollo del presente estudio, es posible determinar que este objetivo no se cumple correctamente; en Tenaún actualmente los pescadores están asociados en dos organizaciones: el sindicato Caleta Tenaún y el sindicato Tres Colinas. Solamente el primero de los dos cuenta con una AMERB, la cual no ha tenido buenos resultados productivos. Los entrevistados de este sindicato consideran que su nivel de organización es bueno, sin embargo se pudo notar que, en un comienzo, cuando se buscaba obtener una AMERB, el sindicato resultó ser un ente organizado, mientras que hoy en día el nivel de convocatoria de este es muy bajo16. Por otro lado, se han planteado como meta a corto plazo la obtención de una concesión acuícola para la captación de semillas de chorito, lo cual podría representar un nuevo impulso como organización.

En el caso de Cucao, la asociatividad ha estado más ligada a las comunidades indígenas (comunidad indígena de Chanquín y de Rahue en el norte y en el sur de la localidad, respectivamente) y a los integrantes de la Buta huapi Chilhué. Estas asociaciones tienen como principal objetivo la reivindicación de derechos como pueblos originarios, aunque también, como se señaló anteriormente, los propios pescadores han podido obtener beneficios para mejorar sus condiciones de trabajo mediante el apoyo de estas organizaciones. En la actualidad, en Cucao existe un sindicato de Pescadores (sindicato Bahía Cucao) creado a fines del año 2008, y presidido por Luis González. En su organización se plantean la posibilidad de conseguir la certificación de aguas que les permita comercializar la macha a un mejor precio ya que podría ser vendido para exportación; esta idea goza del apoyo de la mayoría de los miembros de la asociación.

Discusión

Esta investigación abordó temas territoriales ligados a la pesca artesanal que han sido poco estudiados por la geografía en Chile. Aunque este país cuenta con un amplio litoral, en donde se desarrollan muchas actividades que representan una gran riqueza para este, se pueden encontrar dinámicas territoriales, culturales y económicas complejas que requieren una mayor atención de la que esta disciplina le ha brindado. Con esto no se trata de afirmar que la geografía se debe asumir como una disciplina aislada respecto de dichas problemáticas, sino que debe aportar con sus competencias a la hora de buscar la interrelación entre disciplinas. En este caso se trataría de abordar la complejidad que presentan las problemáticas ligadas a la pesca artesanal.

Así mismo, esta investigación representa tan solo una aproximación de la situación de dos lugares de Chiloé, en particular, y como tal, debe evitarse la generalización en otros casos similares. Es necesario, entonces, reconocer la dificultar de generar modelos que traten de explicar las problemáticas territoriales y económicas de la pesca artesanal en su conjunto (tal como se desea plantear, por ejemplo, en la instauración de las AMERB), por lo cual se debe tender, en la medida de lo posible, a la búsqueda de los rasgos locales de la problemática en cada caleta en particular.

Las transformaciones económicas identificadas en ambas caletas son un problema de importancia contemporánea, no solo en Chile, sino también en muchos otros países subdesarrollados. Así, pueden encontrarse diversos trabajos a nivel internacional que describen estas mismas situaciones de transformación e intentos de homogenización de las culturas locales. En este sentido Luque y Robles (2006) abordan esta misma problemática de transformación tanto cultural como económica en investigaciones sobre el pueblo Comcáac en la costa del golfo de California en México, donde se constata un profundo cambio cultural a consecuencia del paso de la auto subsistencia al intercambio monetario, lo cual generó importantes cambios territoriales como el paso de la trashumancia al sedentarismo.

Es una triste realidad a nivel mundial que los pescadores artesanales sean poco considerados por las autoridades en sus reivindicaciones sociales. En este mismo sentido, García Allut señala, desde la realidad de un país considerado desarrollado como España que "la pesca a pequeña escala, al carecer de representatividad efectiva en los órganos de decisión política, está a merced del poder de los intereses económicos que detentan las grandes empresas pesqueras" (2003, 74).

Consideraciones finales

La pesca artesanal en Cucao y Tenaún contrasta por los niveles de intervención y de inserción en la economía global, y también por la forma en que se llevan a cabo las actividades extractivas. Pese a este contraste, en ambas caletas aún subsisten actividades extractivas artesanales que resultan complejas en su funcionamiento económico y en la interacción con el ambiente local, y las cuales hoy en día se ven amenazadas por la homogenización que conlleva a la inserción de ambas en la economía global.

Sin lugar a dudas, los procesos que hoy viven Cucao y Tenaún, ponen en una disyuntiva a sus habitantes. A estos se les ofrece, como una poderosa alternativa, el dejar de practicar sus actividades económicas que durante años les han dado carácter como chilotes y como Huilliches, y principalmente como hombres de mar. Se les sugieren escenarios ofrecidos por el modelo económico actual, en donde la maximización de los beneficios no da lugar a que los recursos naturales puedan ser utilizados a modo de subsistencia o de formas menos depredatorias con los ambientes marinos.

El surgimiento de nuevas formas de producción como las AMERB o el turismo, basadas en la sedentarización de pescadores que por siglos fueron trashumantes, y por la ubicación geográfica con respecto al mar, ha originado importantes cambios culturales sobre el pescador artesanal: las AMERB, por ejemplo, los han obligado a transportar una lógica agrícola hacia el mar. No obstante, algunas experiencias, como el caso de Tenaún, ponen en debate la real posibilidad de mejorar las condiciones económicas de los pescadores artesanales mediante la aplicación de este sistema de administración pesquera que muchas veces no se adapta a los imaginarios que los propios pescadores artesanales tienen sobre la forma de realizar sus actividades económicas.

También resultan importantes los efectos espaciales que tienen las transformaciones económicas vividas por los pescadores artesanales. Estos efectos pueden ser tanto económicos como ambientales; así, se observa que la disminución de los desplazamientos en la caleta de Tenaún puede transformarse, a corto plazo, en una amenaza para la biodisponibilidad a micro escala ante el aumento de la extracción sobre los canales cercanos a la caleta donde actualmente la biodisponibilidad es de por sí bastante baja. A esto se le debe incluir inevitablemente la perspectiva frente al retorno de un gran número de trabajadores despedidos de la industria salmonera que podrían incrementar aún más la presión sobre los recursos en las zonas cercanas a la caleta.

Una inadecuada lectura de los aspectos territoriales de los conflictos sobre los recursos pesqueros por parte de los organismos técnicos y gubernamentales ha contribuido a la agudización de dichos conflictos, por lo que resulta un desafío, para dichos organismos, trabajar sobre el diálogo de saberes para poder adecuar las políticas públicas y asegurar la subsistencia del sector pesquero artesanal en estos tiempos. La importancia económica de este sector muchas veces está subvalorada por las instituciones. Además de los importantes conocimientos que los pescadores pueden aportar en materia de sustentabilidad, debe tenerse en cuenta que la inclusión de múltiples visiones sobre la problemática puede conducir a encontrar mejores soluciones a ésta que redunden en un beneficio efectivo a nivel local.

Glosario

  • Bolinchera (red): arte de pesca consistente en el uso de redes con un pequeño espacio de celda, utilizada para la extracción de pequeñas especies pelágicas como la sardina.

  • Calar el espinel: labor consistente en lanzar el conjunto de espineles hacia el fondo marino con una carnada en su extremo.

  • Caleta: sector de playa utilizado para iniciar actividades habituales de pesca artesanal y para resguardar las embarcaciones. Puede tener o no un asentamiento poblado asociado de carácter permanente o temporal.

  • Cuotas individuales transferibles: cuota mensual de pesca por recurso asignada a cada armador, es decir, dueño de embarcación inscrito, quien puede utilizarla o declinar su uso mediante la venta a otro armador.

  • Espinal de fondo: arte de pesca consistente en el uso de una cuerda o palangre principal que reposa cerca del lecho marino, anclado mediante el uso de anclas o pesos; perpendicularmente penden varios reinales, los cuales están separados a cierta distancia y cuentan con un anzuelo en su extremo donde se instala una carnada.

  • Espinel vertical: arte de pesca consistente en el uso de una cuerda o palangre principal que flota sobre la superficie del agua mediante el uso de boyas; del palangre penden perpendicularmente varios reinales, separados a cierta distancia, los cuales son sumergidos hacia el fondo marino con un anzuelo en su extremo donde se instala una carnada.

  • Pesca a mar abierto: actividad pesquera que se realiza lejos de la costa mediante el uso de embarcaciones, no requiere maniobras de buceo.

  • Recursos bentónicos: recursos pesqueros que tienen su hábitat en el "bentos" o fondo marino, generalmente cerca de la costa.

  • Recursos demersales: recursos pesqueros que tienen su hábitat en las profundidades del océano, lejos de la costa.

  • Recursos pelágicos: recursos pequeros que tienen su hábitat en zonas menos profundas del mar, tanto lejos como cerca de la costa

Entrevistas

  • Luis Alberto Naím, actual presidente de la Asociación de Pescadores de Chanquín, Cucao (Comuna de Chonchi), abril del 2009, Chile.

  • Rafael Montaña, ex-dirigente del Sindicato Caleta Tenaún, Tenaún (Comuna de Dalcahue), abril del 2009, Chile.

  • Sebastián Pino, Tenaún (Comuna de Dalcahue), abril del 2009, Chile.


Pie de página

1Cabe señalar que varios pescadores han obtenido mediante diversas instituciones (CONADI, Ilustre Municipalidad de Chonchi), ayudas económicas para la compra de trajes de buzo.
2Exceptuando a algunas personas que utilizan embarcaciones a remos para la pesca en el río Desaguadero en donde pueden obtener tanto corvinas, como róbalos y salmones.
3Corresponde a los golfos de Ancud y Coronado.
4Esto se afirma con base en el testimonio recogido en varias entrevistas realizadas a los pescadores de la localidad de Tenaún durante el mes de febrero del 2009.
5Según relata Marlys Werner, Alcaldesa de mar de Tenaún, durante la primera mitad del siglo XX, la caleta de Tenaún era escala para las embarcaciones que recorrían la ruta desde Puerto Montt hacia los canales interiores en la región de Aysén.
6Medida que en noviembre del 2009 fue extendida por un plazo de cuatro años hasta noviembre del 2013, según el D.S. n.° 1688 del 2009.
7A marzo del 2009 en Tenaún, la merluza del sur se comercializa a un precio de CLP $800 por kilo, alrededor de UDS $1,49 (junio del 2009).
8Existe un sistema instalado y respetado por toda la comunidad de pescadores, en la cual se acepta un precio de CLP $500 por kilo (USD $0,93 en junio del 2009) al efectuar la extracción de la cuota de otro integrante de la comunidad que no desee salir a pescar durante el mes, el cual recibe un monto de CLP $300 por kilo (USD $0,55 en junio del 2009).
9Con base en el testimonio recogido en entrevistas realizadas a diferentes pescadores artesanales en las localidades de Cucao y Tenaún en el mes de febrero del 2009.
10Con base en el testimonio recogido en varias entrevistas realizadas a los pescadores de la localidad de Tenaún durante el mes de febrero del 2009.
11Con base en el testimonio recogido en varias entrevistas realizadas a los pescadores de la localidad de Tenaún durante el mes de febrero del 2009.
12Con base en las entrevistas realizadas a diferentes pescadores artesanales en la localidad de Cucao durante el mes de febrero del 2009.
13Según relata el ex-dirigente del Sindicato Caleta Tenaún, Rafael Montaña, durante los once años que han transcurrido desde la formulación del ESBA, han trabajado con cuatro organismos técnicos diferentes. El primero de ellos fue BITECMA con el cual realizaron el ESBA y el primer seguimiento al área de manejo. Al cabo de este primer seguimiento se cortaron las relaciones con la consultora BITECMA, debido a la renuncia de la bióloga encargada de la realización de los estudios en la caleta. El segundo seguimiento fue encargado a la consultora CEPSA; sin embargo, tras la realización del seguimiento, la consultora quebró y todos los documentos técnicos correspondientes al área de manejo fueron extraviados por dicha consultora. Hoy en día el sindicato sigue un proceso legal asesorados por la Federación Regional de Pescadores Artesanales de Los Lagos (FEREPA) para poder recuperar los documentos. El tercer seguimiento fue encargado a la consultora Mar de Chile, la cual recientemente fue excluida de la lista de consultoras autorizadas por la CORFO para prestar servicios técnicos en las AMERB. Hoy por hoy, ante el escenario de abandono que sufre el área de manejo en Tenaún, se han iniciado los trabajos con Fundación Chinquihue con miras a realizar un cuarto seguimiento del área y a lograr la recuperación productiva de ésta.
14Con base en la entrevista realizada a Sebastián Pino, en Tenaún en abril del 2009. El precio de CLP $200 por kilo equivale a USD $0,34 de Estados Unidos (junio del 2009).
15Con base en las distintas entrevistas realizadas a diversos pescadores artesanales en la localidad de Tenaún durante el mes de abril del 2009.
16El sindicato logró la construcción de un galpón con una cámara de frío, la cual nunca alcanzó a funcionar plenamente. Hoy en día, solo un pequeño grupo de miembros del sindicato hacen uso de las instalaciones.

Referencias

Baelde, Pascale. 2001. Using Fishers Knowledge goes beyond filling gaps in Scientific Knowledge - Analysis of Australian experiences. Artículo presentado en Putting Fisher's Knowledge to work: Conference Proceeding. University of British Columbia. Fisheries Centre Research Reports: 27-30. Canada: Vancouver, agosto.        [ Links ]

Berkes, Fikret, Mahon Robin, Patrick McConney, Richard Pollnac y Robert Pomeroy. 2001. Managing Small-scale Fisheries, Alternative directions and Methods. Ottawa: International Development Research Centre.        [ Links ]

Brownrigg, Leslie Ann. 1996. Al futuro desde la Experiencia. Los pueblos indígenas y el manejo del medioambiente. Quito: Abya-Yala.        [ Links ]

De oliveira Cunha, Lucia Helena. 2003. Saberes patrimoniais pesqueiros. Desenvolvimento e meio ambiente 7: 69-76.        [ Links ]

García Allut, Antonio. 1997. Os pescadores como creadores de coñecemento "experto": O seu papel no deseño de novas políticas pesqueiras. En Antropoloxía Mariñeira. Actas del simposio Internacional en memoria de Xosé Filgueira Valverde. ed. Francisco Calo Lourido, 59. Santiago de Compostela: Conselho da Cultura Galega.        [ Links ]

García Allut, Antonio. 2003. La pesca artesanal, el cambio y la patrimonización del conocimiento. PH Boletín del instituto Andaluz del patrimonio histórico 44: 74-83.        [ Links ]

Gobierno de Chile, Instituto Nacional de Estadísticas, INE. 2005. Chile: Ciudades, pueblos, aldeas y caseríos. Santiago de Chile.        [ Links ]

Gobierno de Chile, Servicio Nacional de Pesca, SERNAPESCA. 2006. D.S. n.° 1184-2006. Valparaíso.        [ Links ]

Gobierno de Chile, Servicio Nacional de Pesca, SERNAPESCA. 2009. Anuario Estadístico 2009. Valparaíso.        [ Links ]

Gobierno de Chile, Subsecretaría de Pesca SUBPESCA. 2007. Política Nacional Pesquera. Valparaíso.        [ Links ]

Leff, Enrique. 2004. Racionalidad Ambiental. La reapropiación social de la naturaleza. México D.F.: Siglo XXI.        [ Links ]

Luque, Diana y Antonio Robles. 2006. Naturalezas, saberes y territorios Comcáac. México DF: INE-SEMARNAT.        [ Links ]

Morales, Pablo. 2003. Cultura y Territorialidad: Aportes Etnológicos para la gestión ambiental comunitaria. Buenos Aires: Business and Economics.        [ Links ]

Roué, Marie. 2000. Novas perspectivas em Etnoecologia: "Saberes Tradicionais" e Gestão dos Recursos Naturais. En Etnoconservação, Novos Rumos para a conservação da Natureza, 68-80. São Paulo: NUPAUB, Universidade de São Paulo.        [ Links ]

Ther, Francisco. 2008. Prácticas cotidianas e imaginarios en sociedades litorales. El Sector de Cucao, Isla Grande de Chiloé. Chungará, Revista de Antropología Chilena 40: 67-80.        [ Links ]

Venegas, Carlos. 2006. Isla de Chiloé, Chile Sitios Ingeniosos de Patrimonio Agrícola Mundial, SIPAM. FAO Background papers. ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/aj006e/aj006e19.pdf (consultado en junio del 2009).        [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License