SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 issue1Construction and clinical validation of an automated measuring device for continuous non-invasive ambulatory blood pressure measurement author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista Colombiana de Cardiología

Print version ISSN 0120-5633

Abstract

BARON C, Alberto. Balistocardiógrafo: historia de un instrumento para medir en forma indirecta el desempeño del corazón. Rev. Colom. Cardiol. [online]. 2009, vol.16, n.1, pp.5-10. ISSN 0120-5633.

El balistocardiograma es el registro del movimiento del cuerpo que se origina por la energía transmitida desde el corazón hacia las grandes arterias como consecuencia de la salida de la sangre desde los ventrículos y del retroceso del cuerpo como reacción. Esta energía causa un desplazamiento del cuerpo en sentido cefálico, para luego cambiar en dirección opuesta cuando la sangre fluye por la aorta descendente. El sistema, que consta de tres partes, una tabla móvil en el sentido horizontal, un sistema de registro del movimiento corporal y un sistema de amplificación, permite generar un registro gráfico. La primera descripción corresponde a Gordon en 1877, cuando registró los movimientos horizontales y verticales de pacientes en una cama suspendida por cuatro cuerdas. En 1905 Yandel Henderson captó los movimientos en sentido horizontal, utilizando una tabla que se balanceaba unida a una serie de poleas; para el registro utilizó un quimógrafo. Pero fue Starr quien le dio el nombre al instrumento y elaboró un balistocardiógrafo indirecto en 1939, que inscribía las ondas en papel fotográfico. Pocos años después, Dock y Taubman diseñaron el primer balistocardiógrafo directo, usando unas barras metálicas ajustadas a las tibias del paciente. Henderson y Bixby mejoraron la precisión de la calibración a través de un microscopio. Autores como Hamilton, Dow, Thompson, Rappaport y Sprague describieron las ondas y su relación con los eventos del ciclo cardiaco. Su correlación con la fonocardiografía y el registro de los pulsos carotídeo, venoso y ápex-cardiograma fue de gran importancia para relacionar las ondas con los eventos fisiológicos. Starr demostró la relación de las ondas con el gasto cardiaco y su utilidad en el seguimiento de pacientes con insuficiencia cardiaca. Luis Carlos Barón Plata, cardiólogo bogotano, diseñó y elaboró un balistocardiógrafo directo, artesanal. Difirió del aparato de Dock y Taubman en la forma de obtener un registro de los movimientos corporales: diseñó un sensor que se colocaba contra la cabeza para registrar así el desplazamiento del cráneo. Con esto registró en forma adecuada las ondas del balistocardiograma. Su construcción fue muy austera y se conectaba mediante dos cables al electrocardiógrafo. Con el desarrollo de métodos más sencillos y precisos para observar y cuantificar la fisiología del corazón, la balistocardiografía perdió popularidad y casi ha desaparecido en todos los servicios de cardiología.

Keywords : balistocardiograma; gasto cardiaco; historia de la Cardiología.

        · abstract in English     · text in Spanish     · Spanish ( pdf )

 

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License