SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 número3ETHICS AND SOCIOPATHIC BEHAVIORS índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista Colombiana de Psiquiatría

versão impressa ISSN 0034-7450

rev.colomb.psiquiatr. v.30 n.3 Bogotá jul./set. 2001

 

ARTÍCULO DE REVISIÓN

LA AUTOPSIA PSICOLÓGICA COMO INSTRUMENTO DE INVESTIGACIÓN

PSYCHOLOGYCAL AUTOPSY AS AN INVESTIGATION TOOL

IVÁN ALBERTO JIMÉNEZ ROJAS *

* Psicoanalista Asociación Psicoanalítica Colombiana. Psiquiatra Forense, Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

 


Se define el concepto de autopsia psicológica desde su origen en los años cincuenta en California cuando empezó a utilizarse buscando un acercamiento a la comprensión de las circunstancias que rodearon la muerte de un individuo, investigando retrospectivamente sus características de personalidad y las condiciones que tuvo en vida.

Se establecen las características del método y su utilidad en psiquiatría clínica y en psiquiatría forense, siendo relevante su aplicación en psiquiatría forense, siendo relevante su aplicaci ón potencial en el diseño de políticas de promoción de la salud y prevención de suicidio, homicidio o accidentes.

Finalmente se resumen algunos resultados obtenidos mediante su aplicación en el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia.

Palabras clave: Autopsia, Psicológica, Suicidio, Homicidio.

 


From its origins in California, in the fifties, the concept of psychological autopsy is defined. Understand of circunstances around the death of an individual, along with the study of his or her distinctive personality traits and life condition constitute its aim.

Method characteristics and its usefulness in clinical forensic psychiatry, and accidents programs in suicide, homicide and accidents are established.

Finally, some results in the National Institute of Legal Medicine and Forensic of Colombia are here presented.

Key words: Autopsy, Psychological, Suicide, Homicide.

 


DEFINICIÓN

Mirada desde la definición etimoló- gica de sus componentes, la expresi ón autopsia psicológica resulta contradictoria. Según el diccionario el término autopsia proviene de las raí- ces griegas auto o ?propio de sí mismo ? y ópsis, que corresponde a ?vista ?. En su acepción más general, se refiere al examen de un cadáver y sus cavidades para conocer el estado de los diferentes órganos y las causas de la muerte. Por otro lado, el término psicológica es un adjetivo que define lo referente a la psiquis. Nos preguntamos entonces, ¿qué tiene que ver un cadáver y el examen de sus órganos, con el examen de la mente de un individuo, si por supuesto un cadáver ya no tiene mente?

La expresión se origina a finales de los años cincuenta cuando en California se comenzaron a estudiar las muertes dudosas en el centro de investigaci ón de suicidios. Robert Litman allí estableció los elementos esenciales para la investigación y al método lo denominó "autopsia psicol ógica", definiéndola como el mé- todo de investigar retrospectivamente las características de la personalidad y las condiciones que en vida tuvo un individuo, teniendo como objetivo acercarse a la comprensión de las circunstancias de su muerte (1) . Es decir, la autopsia psicológica naci ó como una técnica de investigaci ón empleada para determinar la manera de muerte en casos dudosos.

La autopsia psicológica en esencia es la reconstrucción de los rasgos más sobresalientes de la vida de un individuo para obtener una comprensión psicológica acerca de quién era, por qué de algunas situaciones se presentaron en su vida y en general qué papel jugaron sus rasgos de personalidad en las circunstancias de su muerte. Esta definición amplía el concepto de autopsia psicológica, pues además de ser un instrumento para acercarnos a las circunstancias mentales propias de un individuo que rodean el momento de su muerte, también puede aplicarse a la investigaci ón de muchos eventos en la vida de una persona, por ejemplo, biografías de grandes personajes muchas veces contienen datos que analizados psicológicamente podr ían explicar conductas o acciones significativas durante su vida.

APLICACIONES DEL MÉTODO

En el campo forense nace la expresi ón y es allí donde se aplica en el análisis de las circunstancias de muerte de una persona. En el caso de muertes violentas, la manera como ocurre la muerte puede corresponder a homicidio, suicido o accidente. En estas opciones pueden surgir dudas que lleven la investigación a necesitar de datos psicológicos del occiso para esclarecer la forma de su deceso. El método de la autopsia psicol ógica nació para ser aplicado a casos en los que la manera de muerte resulta dudosa. Además de la aplicaci ón en su esclarecimiento, este procedimiento puede servir como instrumento de investigación de primer orden en áreas de psicología y criminología.

También puede aplicarse en estudios de victimología, con una utilidad diversa; por ejemplo, para establecer hasta qué punto el occiso pudo provocar las circunstancias en las que murió, colocándose en una situación que podría haber evitado. En la investigaci ón de muertes violentas, el análisis del funcionamiento mental de la víctima puede arrojar datos relevantes para la prevención y predicci ón de las mismas. En este sentido puede ser un instrumento de gran valor al establecer políticas de prevenci ón en suicidio, homicidio o accidentes. Finalmente el estudio psicol ógico de una víctima de suicidio y el esclarecimiento de sus circunstancias mentales al momento de su muerte pueden arrojar datos terap éuticos para familiares y allegados, e incluso para la comunidad.

Tanto la experiencia de otros autores como la nuestra, indican que durante el proceso de elaboración de la autopsia psicológica se pueden identificar familiares y allegados con depresión o riesgo suicida y ubicarlos en un tratamiento.

METODOLOGÍA

Desde el inicio de las investigaciones se han realizado diferentes protocolos de investigación que incluyen diversos Items dirigidos a registrar datos de manera homogénea y sistemática. La mayoría de los protocolos se han dirigido al estudio de suicidios (2 ,3 ,4) ; también existen otros para aplicación en homicidio (5) , y para la investigación de características socioculturales y de rasgos de personalidad en los suicidas cuyos resultados pretenden generar estrategias de prevención (6 ,7) .

En algunos de los estudios realizados con el método de Autopsia Psicol ógica se utilizan instrumentos predeterminados con preguntas dise ñadas según el tipo de estudio (8 ,9) algunos estructurados como encuestas que pueden ser aplicadas por personas no expertas. Otros estudios utilizan entrevistas estructuradas similares a la de una entrevista psiqui átrica (10) , realizada por un experto y dirigida a evaluar puntos espec íficos, teniendo en cuenta que el informante es una tercera persona.( 11 ,12 ,13 ,14) . Algunos estudios han utilizado la entrevista telefónica como medio para obtener la informaci ón (15) .

Además de la recolección de informaci ón mediante un cuestionario o entrevista a los familiares y/o allegados de las víctimas, la autopsia psicológica debe contar con informaci ón adicional como historias clínicas previas de la víctima, proceso judicial si lo hubiere, evidencias que este contenga, escritos, grabaciones, notas suicidas o cartas de la víctima en los meses anteriores al evento que se investiga.

En cuanto al tiempo transcurrido desde la muerte de la víctima hasta la fecha de la investigación de allegados o familiares, hay quienes consideran que se debe hacer inmediatamente y quienes sugieren que sedebe esperar entre dos y seis meses para realizar las entrevistas. El nú- mero de informantes depende de la complejidad del caso y de la informaci ón buscada.

La conclusión del estudio de autopsia psicológica debe ser expresada en términos de probabilidades (16) . Este procedimiento no puede determinar con exactitud si la muerte fue suicidio, homicidio o accidente. El método es parte del rompecabezas de la investigación y tiene utilidad sólo como un elemento más en el contexto de la misma. Su aporte es variable según la cantidad de información que esté disponible para su elaboraci ón.

El protocolo de la entrevista debe contener los datos socio-demográficos de la víctima como: fecha de muerte, edad al morir, lugar de residencia, ocupación, estado civil, religi ón, etc. Una revisión de los hechos en que falleció desde la perspectiva de las personas que son entrevistadas, incluyendo información de otras fuentes disponibles (proceso penal, cartas, grabaciones, etc.). Además se hace una reconstrucción de la vida de esa persona, prestando especial atención a los períodos críticos del ciclo vital, cómo los enfrentó, las dificultades, alteraciones de adaptaci ón o síntomas que presentó, etc. Igualmente una historia del núcleo familiar, explorando los vínculos e interacciones que tenía que con cada uno de los miembros. Se investigan antecedentes médicos, psiquiátricos y judiciales. Con la información completa se debe establecer qué rasgos de personalidad presentaba y si alguna patología mental tuvo incidencia en las circunstancias de su fallecimiento. Finalmente se hace una aproximación a las circunstancias que determinaron su muerte y la posible participación de la víctima en las mismas.

Todo el proceso mencionado exige un tiempo apreciable. Algunos estiman que cada estudio implica un promedio de treinta horas, otros que antes de un mes no es posible estudiarlo, pero ha habido casos que han requerido años (17) .

EL GRUPO DE ESTUDIO DE SUICIDIO

En el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia desde 1994 hasta 1998 funcion ó el Grupo estudio de Suicidios, conformado por profesionales interesados en las características de los suicidas en nuestro país. El grupo se conformó con la participación de tres psiquiatras, una patóloga, una odont óloga, dos trabajadoras sociales y una médica epidemióloga, todos con especialización en ciencias forenses. También asistieron médicos, residentes de psiquiatría, residentes de patología, psiquiatras y psicólogos. El número de personas en las reuniones semanales de discusión osciló entre cinco y diez profesionales. Como método de autopsia psicoló- gica utilizamos preferiblemente entrevistas abiertas con familiares o allegados de las víctimas, regularmente realizadas por una trabajadora social, un psiquiatra o un residente de psiquiatría. La información se llevó a un cuestionario diseñado espec íficamente para el estudio. El último paso, el análisis del caso, se llev ó a cabo en una reunión especial. El grupo discutió cada caso, mediante la formulación de hipótesis, hasta obtener una visión más clara del mismo.

El Grupo ha realizado dos estudios sobre suicido aplicando la metodolog ía descrita. El primero realizado durante 1994, en el cual se revisaron 67 de los 272 casos de suicidio en Santa fe de Bogotá en ese año (18) . En esa oportunidad se pretendía un acercamiento a las características familiares y a los rasgos de personalidad de los suicidas. Los resultados arrojaron datos sobre la predominancia de conflictos intrafamiliares en las víctimas, e indicaron una prevalencia mayor de rasgos de personalidad de tipo narcisista y limítrofe. Como factores de riesgo se estableci ó que el suicidio fue significativamente mayor en adultos varones, jóvenes sin una relación de pareja estable, que habían manifestado ideas de suicidio, de desesperanza o habían presentado intentos o gestos suicidas y cuadros de depresión.

Entre 1996 y 1997 el grupo, teniendo como base la experiencia anterior, perfeccionó el instrumento de investigaci ón y realizó ajustes al cuestionario para establecer con más detalle los rasgos de personalidad de los suicidas y su relación con variables como sexo, edad, estado civil y mé- todo utilizado. Este estudio investig ó 180 casos de suicidio en la ciudad de Santafé de Bogotá. Los resultados indican nuevamente que en los suicidas las características de personalidad predominantes son de tipo narcisista y limítrofe; también registró un número significativo de suicidas con rasgos de personalidad de tipo esquizoide.

ESTUDIOS DE CASO

Durante los dos últimos años, las solicitudes de autopsia psicológica por parte de las autoridades judiciales han aumentado. Esto debido al mayor conocimiento del método y de su utilidad. La metodología usada es similar a la anotada anteriormente. Se elabora un protocolo de dictamen que contiene todos los aspectos investigados. Como puntos finales del dictamen se encuentran la discusi ón y la conclusión. En la primera, de manera clara y detallada se explican los resultados del estudio y como se llegó a ellos. En la segunda se contesta de manera concreta el cuestionario motivo de la solicitud.

Para finalizar, y a manera de ejemplo, se describe resumidamente un caso:

Un individuo muere por herida con arma de fuego en la cabeza y a contacto, además tiene otra herida por arma de fuego en tórax y las pruebas de absorción atómica fueron negativas. Toda la evidencia recolectada señala que a esa hora y en ese lugar no había ninguna otra persona con el occiso; es decir que las circunstancias de su muerte no fueron claras. Los resultados de la autopsia psicológica mostraron que era un individuo con rasgos narcisistas de personalidad (tolerancia limitada a la frustración, gran dependencia del reconocimiento que tuvieran los dem ás y había buscado ese reconocimiento de múltiples formas durante su vida). Además se estableció que atravesaba una situación económica difícil, había peleado en los últimos días con su novia, no tenía trabajo y no había podido conseguir alguna ocupación estable en los últimos meses. Los familiares informaron que días antes de su muerte, en momentos de ira, había manifestado que "vivir no valía la pena". Agregaron que en los últimos días había regalado algunas de sus pertenencias a sus hermanos. A través de la investigaci ón judicial se estableció que un mes antes había comprado un arma. El resultado de la autopsia psicológica indicó que esta persona tenía datos que sugerían razones para atentar contra su vida y que dadas sus características de personalidad y las circunstancias vitales por las que atravesaba podía haber cometido suicidio.

REFERENCIAS

1. Litman R. 500 Psychological Autopsies. Journal of Forensic Sciences, 1989; 34 (3): 638-646.        [ Links ]

2. Palacio C. La Autopsia Psicológica. Casos Forenses En Medicina Legal. 1994 (6): 13-18.        [ Links ]

3. Litman R. 500 Psychological Autopsies. Journal of Forensic Sciences, 1989; 34 (3): 638-646.        [ Links ]

4. García T. La Autopsia Psicológica en el Suicidio. Medicina Legal de Costa Rica, 1998, 15 (1 y 2): 22-24.        [ Links ]

5. García T. La Autopsia Psicológica en el Homicidio. Medicina Legal de Costa Rica, 1998, 15 (1 y 2): 21-22.        [ Links ]

6. Jiménez I, Morales M, Gelves C, Villamil A, Jiménez A, Cárdenas M, et al. Análisis del Suicidio a Través de la Autopsia Psicológica. Rev. Col. Psiquiatría, 1997 27 (3): 197-211.        [ Links ]

7. García T. Estudio del Suicido en Ciudad de la Habana a Través de la Autopsia Psicológica. Medicina Legal de Costa Rica, 1998, 15 (1 y 2): 24-28.        [ Links ]

8. García T, Op. Cit 4 y 5.        [ Links ]

9. Isometsa E, Henricksson M, Heikkinen M, Aro H, Marttunen M, Kuoppasalmi K, et al. Suicide Among Subjects With Personality Disorders. Am. J. Psychiatry, 1996, 153 (5): 667-673.        [ Links ]

10. Fredman A, Kaplan H, Sadock B. Tratado de Psiquiatría. Barcelona, Salvaty Editores S.A. 1982: 684-690.        [ Links ]

11. Young Th. Procedimientos y Problemas en la Realización de una Autopsia Psicológica. International Journal of Offender Therapy and Comparative Criminology. 1992, 36 (1), 43-46.        [ Links ]

12. Kellerman A, Rivara F, Somes G, Reay D, Francisco J, Banton J, et al. Suicide in the Home in Relation to Gun Ownership. New England Journal of Medicine, 1992, 327: 467-472.        [ Links ]

13. Rosembaum M. The Role of Depression in Couples Involved in Murder-Suicide and Homicide. Am. J.Psychiatry 1990, 147(8): 1036-1039.        [ Links ]

14. Cheng A. Mental Illhnes and Suicide. Arch. Gen. Psychiatry. 1995, 52: 594-603.        [ Links ]

15. Lesage A, Boyer R, Grumberg F, Vanier C, Morissette R, Menard C, et al. Suicide anda mental Disorders: A Case Control Study of Young Men. Am. J.Psychiatry 1994, 151(7): 1063-1094.        [ Links ]

16. Thomas J. Young Ph D. International Journal of Offender Therapy and Comparative Criminology. Vol 36 (1) 1992: 53-62        [ Links ]

17. Annon J. The Psychological Autopsy. Am. J. Forensic Psychology. 1995 13 (2): 39- 45.        [ Links ]

18. Jiménez I, Morales M, Gelves C, Villamil A, Jiménez A, Cárdenas M, et al. Análisis del Suicidio a Través de la Autopsia Psicológica. Rev. Col. Psiquiatría, 1997 27 (3): 197-211.        [ Links ]

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons