SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 número1STRESS IN GERONTOPSYCHIATRIC PATIENTS índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista Colombiana de Psiquiatría

versão impressa ISSN 0034-7450

rev.colomb.psiquiatr. v.31 n.1 Bogotá jan./mar. 2002

 

ARTICULOS DE REVICION

 

DEPENDENCIA DE NICOTINA APROXIMACIÓN A SU MANEJO FARMACOLOGICO

NICOTINE DEPENDENCE PHARMACOLOGIC TREATMENT

ADALBERTO CAMPO ARIAS  Médico Psiquiatra. Profesor Asociado, Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. acampoar@bumanga.unab.edu.co


Fumar es causa importante de morbimortalidad en el mundo. La nicotina es una sustancia con propiedades estimulantes y es responsable de la dependencia al cigarrillo. Las principales estructuras cerebrales implicadas en esta dependencia son el núcleo accumbens, el hipocampo, la corteza prefrontal y la amígdala. La nicotina posee acciones directas e indirectas sobre neurotransmisores como dopamina, opiáceos endógenos, acetilcolina, noradrenalina y serotonina

Su abstinencia se caracteriza por ansiedad intensa, deseo urgente de consumo, irritabilidad, intranquilidad, dificultad para concentrarse, aumento del apetito, aumento de peso, insomnio, cefalea y humor disfórico o francamente depresivo. El tratamiento farmacológico de la dependencia de nicotina se puede realizar con sustitución de nicotina o con medicamentos antidepresivos, ansiolíticos, agonistas alfa-2-adrenérgicos, agonistas nicotínicos, antagonistas nicotínicos o antagonistas opiáceos. Este tratamiento se debe asociar con intervenciones psicoterapéuticas para alcanzar mejores resultados.

Palabras Clave: Nicotina, Adicción.


Nicotine abstinence is characterized by severe anxiety, craving for tobacco, irritability, restlessness, attention and concentration troubles, increase appetite, and weight, insomnia, headache, and dysphoria or depressive mood.

Pharmacologic treatment of nicotine dependence includes either nicotine replacement or medications, such as anxiolytics, alpha-2-adrenergic, nicotine agonist or antagonist, and opiote antagonist.

Key words: Nicotine; Tobacco Use Disorder.


INTRODUCCIÓN

El hábito de fumar es una de las principales causas de morbimortalidad en todo el mundo.1 En la combustión del tabaco se genera una cantidad enorme de sustancias activas con efectos nocivos para la salud. No obstante, sólo la nicotina es el agente responsable del abuso y la dependencia del cigarrillo; son bien conocidas las propiedades adictivas de esta sustancia.2

Los individuos fumadores constituyen una población heterogénea.3 Es probable que sólo entre el 25 y 35% de las personas que consumen tabaco en forma habitual reúne criterios para dependencia de nicotina.4 Es mayor la probabilidad de dependencia en aquellos sujetos que consumen un gran número cigarrillo por día, alrededor de 25; no obstante, se sabe que el consumo diario de cinco cigarrillos es capaz de provocar un estado de dependencia.4, 5 De la misma forma, es mayor la posibilidad de este diagnóstico en personas que han fracasado en más de una ocasión en la intención de abandonar el consumo de tabaco, en quienes continúan fumando a pesar de los efectos dañinos manifiestos del hábito y en aquellos que presentan comorbilidad psiquiátrica, es decir, que refieren síntomas importantes que sugieren un trastorno mental, en particular trastornos depresivos o de ansiedad. 3, 6, 7

Sin duda, la dependencia de nicotina es un fenómeno muy complejo en el cual interactúan factores constitucionales y ambientales.6, 8, 9

SISTEMA CEREBRAL DE RECOMPENSA

Existe un circuito neuronal implicado en las conductas relacionadas con el consumo habitual o compulsivo de sustancias. El núcleo accumbens, el hipocampo, la corteza prefrontal y la amígdala son las estructuras cerebrales involucradas en este circuito de recompensa, de iniciación y mantenimiento de la dependencia de sustancias.10 Otras estructuras comprometidas son la sustancia nigra, el locus ceruleus, ganglios basales y el hipotálamo.2

En estos circuitos neuronales, neurotransmisores como glutamato, aspartato y GABA juegan un papel importante; no obstante, la dopamina parece ser el principal neurotransmisor en esta vía.10

La dopamina es responsable de la conducta de búsqueda de placer en el circuito neuronal de recompensa. 10 Por su parte, la noradrenalina juega un papel trascendental en la aparición de síntomas de abstinencia cuando se reduce o suprime el consumo y está implicada en los síntomas de ansiedad y la conducta de búsqueda de la sustancia (craving). 11

PROPIEDADES FARMACÓLOGICAS

En el sistema nervioso central, la nicotina es una sustancia agonista del receptor nicotínico de la acetilcolina. Además, es un potente liberador presináptico de dopamina en estructuras como el núcleo accumbens, en regiones del tegmento ventral con proyecciones a sistema límbico y en la corteza cerebral.2 Adicionalmente, induce la liberación de otros neurotransmisores como acetilcolina, noradrenalina, opiáceos endógenos y serotonina.6 Asimismo, aumenta las concentraciones plasmáticas de sustancias como adrenalina, noradrenalina, vasopresina, cortisol y ACTH.6,12-14 Estas acciones farmacológicas centrales y periféricas son responsables de que las personas fumadoras informen tras el consumo de tabaco una sensación de bienestar y disminución importante de la ansiedad y el apetito; así como mejoría en la capacidad de concentración y de rendimiento en algunas tareas intelectuales. 6, 14

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DE LA DEPENDENCIA

Se caracteriza por la aparición de síntomas específicos de tolerancia y de abstinencia cuando se reduce en forma importante o se suspende su consumo.12

Entre los síntomas más frecuentes de la abstinencia de nicotina se encuentra ansiedad intensa, deseo apremiante por consumir tabaco, irritabilidad, intranquilidad, dificultades para concentrarse, aumento del apetito y de peso, insomnio, cefalea y humor disfórico o francamente depresivo, que desaparece con rapidez tras el consumo de tabaco.15,16

TRATAMIENTO

Incluye una serie de intervenciones con medidas de autoayuda, consejo médico, terapia conductual y tratamiento farmacológico.17

El tratamiento farmacológico tiene como fundamento las investigaciones que señalan los efectos farmacodinámicos de la nicotina en diferentes estructuras del sistema nervioso central. 12, 18

Las intervenciones farmacológicas se pueden dividir en dos grupos: la primera basada en la sustitución de nicotina; y la segunda, sin nicotina, incluye medicamentos antidepresivos como bupropión, doxepina, fluoxetina y nortriptilina; medicamentos ansiolíticos como alprazolam y buspirona; agonistas alfa-2-adrenérgicos como clonidina; agonistas nicotínicos como lobelina; antagonistas nicotínicos como mecamilamina y antagonistas opiáceos como naltrexona. 12, 18-22

TERAPIA DE SUSTITUCIÓN

La terapia de reemplazo de nicotina ha mostrado eficacia en el manejo de la dependencia, y está orientada a disminuir los síntomas de abstinencia cuando se suspende el hábito de fumar.23, 24 La nicotina se puede administrar en forma de chicle, parche, spray nasal o inhalador.12, 18 La dosis de nicotina en forma de chicle puede oscilar entre 24 y 48 mg/ día, cada chicle contiene 2.0 mg por unidad. La presentación en parche oscila entre 16 y 22 mg/día.18 El tratamiento suele administrarse durante 6 a 12 semanas. Aunque pueden aparecer síntomas leves de retirada, la terapia se puede suspender abruptamente. 12

ANSIOLÍTICOS

La ansiedad es un síntoma llamativo de la abstinencia de nicotina.2 La buspirona, una sustancia con acción serotininérgica y propiedades ansiolíticas sumadas a un importante efecto antidepresivo, ha mostrado en forma consistente su eficacia para el manejo de estos síntomas de retirada del consumo de tabaco, particularmente los de ansiedad. 19 La buspirona puede ser efectiva en dosis que oscilan entre 15 y 30 mg/día. Además, muestra un perfil favorable de pocos efectos secundarios indeseables.20, 21

Otros medicamentos como alprazolam, diazepam y algunos beta-bloqueantes con acción ansiolítica han sido utilizados en personas fumadoras. Sin embargo, no se cuenta con suficiente información para recomendar su uso para el tratamiento de los síntomas de retirada.12

ANTIDEPRESIVOS

Es elevada la frecuencia de diagnóstico dual de dependencia a la nicotina y trastornos depresivos o de ansiedad;7 además el humor disfórico o francamente depresivo es un síntoma común que aparece tras la suspensión del consumo de tabaco. 2

En la práctica han mostrado alguna utilidad clínica antidepresivos como fluoxetina y nortriptilina.24 No obstante, es mayor la probabilidad de éxito con otros antidepresivos como bupropión o doxepina que poseen actividad dopaminérgica.25, 26

Es preciso tener presente que el bupropión es el único tratamiento no nicotínico aprobado por la FDA de Estados Unidos para el tratamiento de la dependencia de nicotina. Tiene acciones tanto dopaminérgicas como noradrenérgicas, vías implicadas en el mantenimiento de la conducta de consumo y en el origen de los síntomas propios de la abstinencia a la nicotina.14 El bupropión se administra en dosis iniciales de 150 mg/día y se continúa con 300 mg/día hasta completar 12 semanas de tratamiento.22, 27 Tiene la ventaja de no producir cambios en la función sexual y es menor la posibilidad de aumento de peso durante su administración.28, 29 Además, no es preciso el ajuste de las dosis una vez se abandona por completo el hábito de fumar.30

OTRAS MEDICACIONES

La clonidina es un agonista alfa-2- adrenérgico que ha mostrado alguna eficacia clínica en tratamiento de la dependencia de alcohol y opiáceos, con resultados contradictorios en el manejo de la dependencia de nicotina.24 Se administra en dosis de 0.15 a 0.45 mg/día durante un período de 4-6 semanas.12 Es una alternativa a considerar en pacientes en quienes han fracasado otros medicamentos para el control de los síntomas de abstinencia. De la misma forma, existen otras opciones con poco apoyo investigativo como lobelina, mecamilamina y naltrexona. 12, 18

Una consideración muy importante es que el tratamiento farmacológico debe asociarse siempre a intervenciones psicoterapéuticas para alcanzar mejores resultados.17, 24

CONCLUSIONES

El consumo habitual de cigarrillo tiene efectos nocivos importantes para la salud. La dificultad para abandonar el hábito de fumar es un indicador de dependencia. En la actualidad contamos con un grupo de intervenciones farmacológicas orientadas a ayudar a las personas fumadoras a dejar el hábito. Estas medidas, particularmente los antidepresivos como bupropión, pueden ser manejadas con facilidad y pocos riesgos por médicos generales y otros especialistas no psiquiatras.

Está indicada la remisión a psiquiatría cuando los resultados son pobres o en aquellos casos que exista comorbilidad psiquiátrica, como asociación con trastornos depresivos o de ansiedad. Es recomendable que el tratamiento farmacológico de la dependencia de nicotina se acompañe siempre de intervenciones psicoterapéuticas para garantizar un mejor pronóstico.

REFERENCIAS

1. Fielding JE. Smoking: health effects and control. N Engl J Med 1985; 313: 491-8.        [ Links ]

2. Kaplan HI, Saddock BJ. Sinopsis de psiquiatría. Octava edición; Madrid, Panamericana 2000: 493-6.        [ Links ]

3. Lasser K, Boyd JW, Woolhandler S, Himmelstein DU, McCormick D, Bor DH. Smoking and mental illness. JAMA 2000; 284: 2606-10.        [ Links ]

4. Hughes JR, Gust SW, Pechacek TF. Prevalence of tobacco dependence and withdrawal. Am J Psychiatry 1987; 114: 205-8.        [ Links ]

5. Benowitz NL, Hennigfield JE. Establishing a nicotine threshold for addiction. The implications for tobacco regulation. N Engl J Med 1994; 331: 123-5.        [ Links ]

6. Benowitz NL. Tabaquismo de cigarrillos y adicción a la nicotina. Clin Med Norte Am 1992; 2: 409-33.        [ Links ]

7. Glassman AH. Cigarette smoking: implications for psychiatric illness. Am J Psychiatry 1993; 150: 546-53.        [ Links ]

8. Benowitz NL. The genetic of drug dependence: tobacco addiction (Editorial). N Engl J Med 1992; 327: 881-3.         [ Links ]

9. Carmelli D, Swan GE, Robinette D, Fabsitz R. Genetic influence on smoking. A study of male twins. N Engl J Med 1992; 327: 829- 33.        [ Links ]

10. Ulloque RA. Sistema cerebral del placer y de la dependencia. Biomédica 1999; 19: 321- 30.        [ Links ]

11. Glassman AH, Stetner F, Walsh T, Raizman PS, Fleiss JL, Cooper TB et al. Heavy smokers, smoking cessation and clonidine. Results of a double-blind, randomized trial. JAMA 1988; 259: 2863-6.        [ Links ]

12. American Psychiatric Association. Practice guideline for treatment of patients with nicotine dependence. Am J Psychiatry 1996; 153 (Suppl): 1-31.        [ Links ]

13. Campo A. Implicaciones clínicas del hábito de fumar. Cuadernos de Psiquiatría de Enlace 2000 (6): 9-11.        [ Links ]

14. Goldstein MG. Bupropion sustained release and smoking cessation. J Clin Psychiatry 1998; 59 (Suppl 4): 66-72.        [ Links ]

15. American Psychiatric Association: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Fourth Edition. Washington DC. American Psychiatric Association 1994.        [ Links ]

16. Organización Mundial de la Salud. Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE) Trastornos mentales y del comportamiento. Criterios diagnósticos de investigación. 10 Edición Madrid Meditor 1993: 71-89.        [ Links ]

17. Prochazka AV. New developments in smoking cessation. Chest 2000; 117: 169S-75S.        [ Links ]

18. Pardell H, Saltó E, Salleras Ll. Manual de diagnóstico y tratamiento del tabaquismo. Madrid, Panamericana 1996: 135-56.        [ Links ]

19. Benowitz NL. Treating tobacco addictionnicotine or no nicotine? N Engl J Med 1997; 337: 1230-1.        [ Links ]

20. Rickels K. Buspirone in clinical practice. J Clin Psychiatry 1990; 51 (Suppl 9): 51-4.        [ Links ]

21. Farid P. Abate MA. Buspirone use for smoking cessation. Ann Pharmacotherapy 1998; 32: 1362-4.        [ Links ]

22. Hurt RD, Sachs DPL, Glover ED, Offord KP, Johnston JA, Dale LC et al. a comparison of sustained-release bupropion and placebo for smoking cessation. N Engl J Med 1997; 337: 1195-202.        [ Links ]

23. Lee W, D'Alonzo GE. Cigarette smoking, nicotine addiction, and its phamacologic treatment. Arch Intern Med 1993; 153: 34- 48.        [ Links ]

24. Cinciripini PM, McClure JB. Smoking cessation: recent developments in behavioral and phamacologic interventions. Oncology 1998; 12: 249-56.        [ Links ]

25. Téllez JE. Los medicamentos antidepresivos. En: Téllez JE, Rodríguez CE. Antidepresivos en la práctica médica. Santafé de Bogotá, Nuevo Milenio Editores 1998: 59-67.        [ Links ]

26. Yepes LE. Antidepresivos. En: Toro RJ, Yepes LE. Fundamentos de medicina. Psiquiatría, tercera edición. Medellín, corporación para Investigaciones Biológicas 1997: 343-52.        [ Links ]

27. Jorenby DE, Leischow SJ, Nides MA, Rennard SI, Johnston JA, Hughes AR et al. a controlled trial of sustained-release bupropion, a nicotine patch, or both for smoking cessation. N Engl J Med 1999; 340: 685-91.        [ Links ]

28. Settle EC. Bupropion sustained release: side effect profile. J Clin Psychiatry 1998; 59 (Suppl 4): 32-6.        [ Links ]

29. Hays JT; Hurt RD, Rigotti NA, Niaura R, Gonzales D, Durcan MJ et. Sustainedrelease bupropion for pharmacologic relapse prevention after smoking cessation. A randomized, controlled trial. Ann Intern Med 2001; 135: 423-33.        [ Links ]

30. Hsyu PH, Singh A, Giargiari TD, Dunn JA, Ascher JA, Johnston JA. Pharmacokinetics of bupropion and its metabolites in cigarette smokers versus nonsmokers. J Clin Pharmacol 1997; 37: 737-43.         [ Links ]

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons