SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 número1Encontrando el camino: Catalina PuertaDimensions of empathy in ex-combatants of the Colombian armed conflict using a standardized scale índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista Colombiana de Psiquiatría

versão impressa ISSN 0034-7450

rev.colomb.psiquiatr. vol.42 no.1 Bogotá jan./mar. 2013

 

Editorial

Violencia y salud mental

La violencia que arroja la situación política y socioeconómica de Colombia tiene graves consecuencias en la salud física y mental de sus habitantes. Esto obliga a los profesionales de la psiquiatría a trabajar en la búsqueda de nuevo conocimiento y de propuestas preventivas, de atención y de rehabilitación de las víctimas de este fenómeno. Algunas situaciones del conflicto que afectan la salud mental son el desplazamiento, la desintegración familiar, el maltrato físico y psíquico, la tortura, el secuestro, el terrorismo, la delincuencia y otras tantas que durante años hemos padecido.

El número de personas víctimas de la violencia es exponencial en nuestro país, y esto tiene devastadoras consecuencias en su salud mental y en la desintegración del entorno social y de las redes sociales de apoyo que tanto se requieren en la condición humana. Estamos lejos siquiera de conocer la situación real del estado de salud mental de nuestra población sometida a los estragos de la violencia; nos falta un largo camino para saber cuáles son los problemas más comunes y su comportamiento.

El síndrome de estrés postraumático, la depresión, los brotes psicóticos, la farmacodepedencia y las deficientes estructuras de personalidad desarrolladas en ambientes poco propicios son apenas algunas de las patologías que nos desbordan. Ante ello, son precarias las soluciones que da el Estado.

La psiquiatría colombiana tiene la responsabilidad social de plantear alternativas de atención y rehabilitación para estas alteraciones y si bien se escapa de sus posibilidades la solución de fondo del problema, las actividades de prevención y promoción en salud mental deben disminuir parcialmente las consecuencias de la violencia.

En este número de la Revista se publican varios artículos que aportan al tema, así como dos artículos sobre disfunciones familiares. Invitamos a todo el personal que trabaja en el área de salud mental a trabajar en estos temas, que son prioritarios para el bienestar de nuestra comunidad.

Carlos A. Palacio A.
Director-editor
cpalacio.palacio@gmail.com