SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.64 issue1Epidemiological study of oral cancer in Colombia 1989-2008On teaching Medicine at universities. Universidad Nacional de Colombia author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista de la Facultad de Medicina

Print version ISSN 0120-0011

rev.fac.med. vol.64 no.1 Bogotá Jan./Mar. 2016

http://dx.doi.org/10.15446/revfacmed.v64n1.55376 

DOI: http://dx.doi.org/10.15446/revfacmed.v64n1.55376

ARTÍCULO DE REFLEXIÓN

Declaración sobre la Crisis Migratoria Mundial

Position Statement on the Migrant Crisis around the World

Sergio Javier Villaseñor-Bayardo1, Renato Alarcón1, Hans Rohlof1

1 Asociación Mundial de Psiquiatría Cultural (WACP).

Correspondencia: Sergio Javier Villaseñor-Bayardo. Herrera y Cairo 611 col centro. C.P. 44100. Teléfono: +52 33 36139877. Guadalajara. Jalisco. México. Correo electrónico: sergiovillasenor@gladet.org.mx.

Recibido: 05/12/2015 Aceptado: 26/01/2016


Resumen

En este artículo se presenta una versión resumida de la Declaración sobre la Crisis Migratoria Mundial (1), suscrita por la Asociación Mundial de Psiquiatría Cultural en el marco del Congreso Desafíos globales y psiquiatría cultural: Desastres naturales, conflictos, inseguridad, migración y espiritualidad —sostenido en Puerto Vallarta, Jalisco, México, del 29 de octubre al 2 de noviembre de 2015—.

El tema principal abordado por la declaración es la actual crisis migratoria mundial, causada, entre otras, por el aumento del conflicto armado y de hechos violentos en Medio Oriente y África como generador de desplazamientos forzados masivos hacia Europa, sumado a la dramática realidad migratoria de largo plazo de la región de Latinoamérica a la de Norteamérica. En esta versión corta de la declaración se discutirán varios factores de la situación migratoria actual en Europa, América, Asia y África con el fin de identificar factores comunes y distintivos y empezar a realizar acciones de frente a esta situación.

Palabras clave: Emigración e inmigración; Conflictos armados; Violencia (DeCS).


Villaseñor-Bayardo SJ, Alarcón R, Rohlof H. Declaración sobre la Crisis Migratoria Mundial. Rev. Fac. Med. 2016;64(1):79-82. Spanish. doi: http://dx.doi.org/10.15446/revfacmed.v64n1.55376.


Summary

This article presents a short version of the Position Statement on the Migrant Crisis around the World (1), signed by the World Association of Cultural Psychiatry under the Congress: Global.

Challenges & Cultural Psychiatry: "Natural Disasters, Conflict, Insecurity, Migration and Spirituality", held in Puerto Vallarta, Jalisco, Mexico, from 29 October to 2 November 2015. The main issue addressed by the statement is the current World Migration Crisis caused by several reasons, including an increase in the armed conflict and violence acts present in the Middle East and in Africa as the source of massive forced displacements to Europe which adds to the dramatic reality of long-term migration of Latin America to North America. In this short version of the statement several factors of the current migration situation in Europe, the Americas, Asia and Africa will be discussed in order to identify common and distinctive factors and begin to take actions to address this situation.

Keywords: Emigrants and Immigrants; Violence; Armed Conflicts (MeSH).


Villaseñor-Bayardo SJ, Alarcón R, Rohlof H. [Position Statement on the Migrant Crisis around the World]. Rev. Fac. Med. 2016;64(1):79-82. Spanish. doi: http://dx.doi.org/10.15446/revfacmed.v64n1.55376.


Introducción

El Cuarto Congreso de la Asociación Mundial de Psiquiatría Cultural (WACP por su sigla en inglés) tuvo como tema central los Desafíos globales y la Psiquiatría Cultural: Desastres naturales, Conflictos, Inseguridad, Migración y espiritualidad y tomó debida nota de la dramática intensificación de los conflictos violentos y traumáticos en diferentes partes del mundo, los cuales causan aumento en la destrucción e incrementan el número de personas desplazadas, inmigrantes y refugiadas. Esta situación ha alcanzado, en los últimos tiempos, dimensiones dramáticas y casi abrumadoras en lugares del Medio Oriente, Asia y África, con prácticamente millones de personas desplazadas entre sus propios países y hacia otros continentes, principalmente Europa.

Si a lo anterior se le suma la dolorosa realidad migratoria de largo plazo desde Latinoamérica hasta Norteamérica, es innegable la evidencia de una crisis migratoria mundial (CMM) dada por movilizaciones masivas de personas que generan grandes riesgos a la salud mental.

Un consenso sobre las serias y multifacéticas implicaciones de este proceso conduce a la Asociación Mundial de Psiquiatría Cultural a la elaboración de la declaración establecida en Puerto Vallarta, suscrita por varias instituciones —Grupo Latino Americano de Estudios transculturales (GLADET), Centre for Applied Research and Evaluation International Foundation (CAREIF), Asociación Psiquiátrica de América Latina (APAL); Universidad de Guadalajara; OPD Hospital Civil de Guadalajara; Centro Universitario de la Costa (UdG), Centro Universitario de Ciencias de la Salud (UdG) y Centro Universitario de los Lagos (UdG)— y aprobada por la junta directiva de la asociación el 2 de noviembre de 2015. El objetivo de la declaración es proveer un foro de discusiones profundas, abrir el debate y promover acciones progresivas.

En el presente escrito se incluirán consideraciones específicas sobre la situación en Europa, América, Asia y África con la intención de identificar factores comunes y distintivos para formular un llamado a la acción y su urgente materialización.

Antecedentes generales de la CMM

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR por su sigla en inglés) estima que, alrededor del mundo, 59.5 millones de personas fueron desplazadas de manera forzosa en 2014; esta cifra incluye refugiados, buscadores de asilo, desplazados internos y apátridas. La guerra y los conflictos políticos en todo el mundo han incrementado el número de personas desplazadas, lo que conduce a emergencias complejas y desastres. Estas personas terminan frecuentemente en secciones marginales de áreas urbanas o en campamentos con condiciones de vida por debajo de lo indispensable. Los países desarrollados actualmente alojan más del 86% de los refugiados en el mundo mientras que hace diez años comprendían el 70%.

Olas migratorias del Medio Oriente a Europa

Para finales de 2014, Siria se convirtió en la fuente más alta de desplazados en el mundo. Hoy en día, en promedio uno de cada cuatro refugiados es sirio y el 95% se encuentra en países circundantes. El año pasado 51% de refugiados fueron niños, la cifra más alta en este grupo etario está en los 10 años. También en 2014 el país receptor del mayor número de refugiados fue Turquía con 1.59 millones de personas; ahora esta cifra se acerca a los dos millones. Los conflictos continuos en Siria han generado 7.6 millones de personas desplazadas internamente (PDI); al tiempo que Líbano, Jordania y Turquía están extralimitados debido a que en la actualidad albergan a 3.6 millones de refugiados sirios. De igual manera, Iraq ha sido testigo de nuevos desplazamientos internos como resultado de la ofensiva del Estado Islámico (ISIS) en múltiples partes del país.

Asimismo, 1.66 millones de personas entregaron solicitudes de asilo en 2014, el mayor número alcanzado en la historia. Con un estimado de 274700 peticiones de asilo, la Federación Rusa se convirtió en el mayor receptor de solicitudes ese mismo año, mientras que en 2015 Alemania tuvo 256000 refugiados formalmente registrados de un estimado de 800000 solicitudes y se calcula que para el final de ese año alcanzó la cifra de un millón.

De manera similar, Suecia, con más de 190000 buscadores de asilo solo en 2015, es el país con mayor número de inmigrantes per cápita; más de 20000 (12%) de ellos son niños y adolescentes que han realizado el viaje sin sus padres o algún adulto. De acuerdo al UNHCR, más de 380000 migrantes y refugiados han llegado al sur de Europa en lo que va corrido del año, mientras que en todo 2014 fueron cerca de 216000. No todos pueden llegar de manera segura, según la Organización Internacional de Migración (IOM por su sigla en inglés) 2988 personas murieron en el mediterráneo en 2015. Condiciones miserables en campamentos improvisados de refugiados han contribuido a traer al centro de atención global la actual crisis de migrantes y refugiados europeos.

Con las tensiones en ascenso, los líderes europeos mantienen posiciones divididas en cuanto a la mejor manera de responder a la crisis. En algunos casos la retórica ha sido profundamente xenofóbica y racista, argumentando la protección de identidades religiosas o la seguridad de las comunidades potencialmente receptoras; de este modo ha habido referencias de un inminente "colapso de la civilización europea" o de una "plaga" de migrantes avanzando más allá de las costas del este europeo. Todo esto sucede en el contexto de crecientes tendencias políticas conservadoras en el continente y de políticas públicas confusas con relación a estas áreas de guerra y conflicto.

Flujos migratorios de Latinoamérica a Norteamérica

A lo largo de un periodo de casi cien años, la migración desde países de Latinoamérica —particularmente México— a Estados Unidos —primordialmente— y Canadá ha sido un fenómeno socialmente persistente. Durante la segunda mitad del siglo XX, los factores económicos y sociopolíticos en México, Centro y Sur América, como lo son el desempleo, el déficit de presupuesto público, la inestabilidad del gobierno, la desorganización social, las necesidades familiares, las guerras civiles y la corrupción administrativa, han sido las principales razones detrás del crecimiento de la migración hispana.

La principal característica de los hispanos llegados en las últimas cinco décadas ha sido la llamada "migración indocumentada", y se refiere a los migrantes ilegales quienes, a pesar de su condición de indocumentados, se mantienen en los Estados Unidos por muchos años trabajando, en su mayoría, en áreas donde reciben pagos bajos —centralmente en la agricultura— y permanecen marginalizados y discriminados. En los últimos 15 a 20 años, los hispanos o latinos han constituido consistentemente casi la mitad de la población de origen extranjero en los Estados Unidos. De acuerdo a los censos recientes, hay cerca de 54 millones de hispanos viviendo en los Estados Unidos —17% de la población total—, constituyendo así la más extensa minoría étnica en el país. Se proyecta que para el 2050 habrán 104 millones y para el 2060 128 millones, confirmando este patrón de constante crecimiento poblacional.

Los mexicanos son el más amplio subgrupo de inmigrantes en Estados Unidos, 33 millones en 2013 —63% del total de la población hispana—. Otros grupos de latinos incluyen a los cubanos/caribeños, puertorriqueños, centroamericanos —el más grande subgrupo de estos proviene de El Salvador— y suramericanos, la mayoría colombianos. Además, cerca del 98% de 364768 arrestos realizados en 2012 tuvieron lugar a lo largo de la frontera sudoeste, los países de origen de esas personas arrestadas fueron México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

En síntesis, la inmigración latina al norte de América representa un panorama masivo que ha estado presente en la escena mundial por casi un siglo. A pesar de los altos costos económicos —como pagos a los llamados "coyotes", quienes son miembros de bandas que supuestamente llevan a los inmigrantes a cruzar la frontera— y los reportes dramáticos de violencia en diferentes puntos del largo viaje —violaciones, comercio sexual, extorsiones realizadas a los trenes cargados de migrantes, total abandono, hambre y hasta asesinatos—, esta crisis parece no atraer la atención pública del modo en que lo hace la actual ola de migraciones en el Medio Oriente, probablemente debido a su longevidad.

Asia y la región del Pacífico

La región asiática constituye el hogar de 7.7 millones de personas, más de la mitad de ellos son refugiados; 1.9 millones son PDI y 1.4 millones apátridas. La mayoría de los refugiados son originarios de Afganistán y Birmania; el 96% de refugiados afganos se encuentran viviendo en Irán y Pakistán y la situación de los birmanos no es menos delicada: durante varias décadas las personas de diferentes grupos étnicos han huido y, en la actualidad, se estima que 500000 refugiados se encuentran en los países vecinos, tal como sucede con los Karen y Karenni en Tailandia, los Chins en Malasia, los Rohingayas en Bangladesh y en grandes centros urbanos. Hay cerca de 400000 PDI en Birmania, más de la población de los estados de Kachin y Rakhine del país.

Igualmente, 63% de 3.5 millones de refugiados viven fuera de los campamentos, mayormente en ambientes urbanos donde están básicamente desprotegidos, expuestos y vulnerables ante todo tipo de estresores. Aquellos que están viviendo en campamentos tienen una libertad de movimiento limitada, muchos carecen de documentación y se encuentran en riesgo de detención y deportación. Las consecuencias son predecibles: se convierten en víctimas de la explotación y el abuso, siendo las mujeres y las adolescentes las más vulnerables ante los predadores sexuales.

África

Nuevos desplazamientos masivos causados por conflictos, violencia y abusos a los derechos humanos parecen continuar afectando a muchos países africanos en 2015. A pesar de que el número de personas desplazadas decrezca mínimamente —de 15.1 millones en 2014 a 14.9 millones en 2015—, la escala de desplazamientos causada por los disturbios internos en la República Central Africana —611000—, el Sur de Sudán —1.5 millones en 2013, 200000 en 2014— y Yemen —85000—, parece que este fenómeno continuará en los años venideros. Un renovado enfrentamiento en la República Democrática del Congo, que ha desplazado a 1 millón de personas, sumó un total de 2.8 millones de PDI en ese país.

En años recientes, algunos valores nucleares del sistema tradicional de protección han sido amenazados en varios países africanos, incluyendo las dificultades en el acceso a los derechos humanos de las personas con la necesidad de protección internacional. Una proporción significativa de la población de Mali —267000— se mantiene desplazada internamente o externamente; la insurgencia en los estados federales de Adamawa, Borneo y Kobe, en el noreste de Nigeria, ha provocado el desplazamiento de un gran número de personas, forzando a más de 650000 a salir de sus hogares dentro del propio país y un estimado de 70000 a refugiarse a través de las fronteras en Camerún, Chad y Nigeria.

La WACP convoca a la acción

Se hace un llamado a todos los gobiernos europeos a respetar, mantener y gestionar, con justicia y premura, el Convenio de la ONU sobre refugiados establecido en 1951. Los gobiernos europeos con influencia en las regiones en conflicto y guerras —Medio Oriente, Asia y África— y con posiciones permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU deberán intensificar sus esfuerzos por resolver estos conflictos, atender sus consecuencias y conducir al fin de la CMM.

Se extiende este llamado al gobierno de los Estados Unidos, Poder Ejecutivo y Congreso, para que se una a la búsqueda de los mismos objetivos, así como también a que adopten y refuercen las políticas dirigidas a establecer reglas más prácticas, flexibles y humanas y los procedimientos relacionados con el manejo de las olas de inmigrantes hispanos de México, Centro y Sur América.

También se le hace llamado a los gobiernos de todos los países en el extremo receptor de los inmigrantes —particularmente Europa y los Estados Unidos— a actuar con urgencia y justicia en la evaluación, filtración y toma de decisiones humanas y dignas con respecto al estatus de los refugiados y asilados. Los líderes de los países de acogida deben involucrarse activamente en programas constructivos de reasentamiento.

Así mismo se llamará a que sea provisto el cuidado básico a la salud mental de los migrantes con claro énfasis en la urgencia de medidas de cuidado tanto médico, como emocional y psicológico. La WACP puede actuar como depósito del entendimiento y reconocimiento de la importancia de las influencias culturales en la vida en general y en la salud mental.

Finalmente, se hace el llamado al respeto y protección de la cultura particular, la dignidad religiosa y espiritual, elementos valorados por la mayoría de las personas después del largo recorrido del viaje migratorio y sus secuelas traumáticas; todo esto prestando atención al proceso de aculturación y proveyendo seguridad y protección para evadir o prevenir la coerción y los procedimientos de inducción de miedo. Los comportamientos o maniobras son componentes clave de la supervivencia de los inmigrantes y el fortalecimiento de su propia capacidad de resiliencia.

La WACP trabajará activamente en torno a la organización de reuniones internacionales sobre la CMM y sus diferentes expresiones en varios continentes. El propósito de tales eventos será el de conjuntar representantes del gobierno, políticos, defensores, medios de comunicación, profesionales de la salud y de la salud mental, clínicos, organizaciones sociales e investigadores en el campo, atrayéndolos a todos a la formulación de acciones concretas y bien coordinadas, con énfasis en el uso positivo de recursos clínicos y elementos culturales en el manejo y recuperación de los afectados en la salud mental como consecuencia de experiencias traumáticas de migración. La colaboración de otras organizaciones fortalecerá el impacto político e internacional que deberá ser activamente perseguido mediante la materialización de todos estos objetivos.

Conflicto de intereses

Ninguno declarado por los autores.

Financiación

Ninguna declarada por los autores.

Agradecimientos

Ninguno declarado por los autores.


Referencias

1. Asociación Mundial de Psiquiatría Cultural. Declaración sobre la Crisis Migratoria Mundial. Rev. Neuropsiquiatr. 2015;78(4):258-264.         [ Links ]