SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.67 issue167Lifestyles And JusticeEl Sentimiento de Ser author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Ideas y Valores

Print version ISSN 0120-0062

Ideas y Valores vol.67 no.167 Bogotá May/Aug. 2018

http://dx.doi.org/10.15446/ideasyvalores.v67n167.71975 

Traducción

Introducción a la Traducción

Juan Diego Bogotá Johnson1 

1 Universidad Nacional de Colombia - Bogotá - Colombia, jdbogotaj@unal.edu.co

En "El sentimiento de ser", publicado en Journal of Consciousness Studies 12.8-10 (2005): 45-63, Matthew Ratcliffe introduce por primera vez el concepto de "sentimiento existencial", que desde entonces ha ido ganando interés entre los filósofos dedicados al estudio de las emociones y los fenómenos afectivos en general, especialmente aquellos que tienen afinidad con el método fenomenológico inicialmente formulado por Edmund Husserl y, quizá más relevante para la investigación de Ratcliffe, desarrollado más allá por Martin Heidegger, entre otros.

En este artículo, Ratcliffe argumenta que los estudios filosóficos de la emoción, por su afán de dar cuenta de las llamadas emociones dirigidas, en contraste con el carácter meramente corporal de los sentimientos (feelings), han ignorado una dimensión filosóficamente relevante de la experiencia afectiva: los fenómenos que él denomina "sentimientos existenciales". Estos corresponden a un tipo de sensaciones corporales que tienen como función la estructuración de la experiencia que se tiene del mundo como totalidad y de la relación que se tiene con este. Esto recuerda la noción heideggeriana de Befindlichkeit, que, en contraste con los sentimientos existenciales de Ratcliffe, omite cualquier referencia a la experiencia del propio cuerpo. Esta diferencia no debe ser ignorada, pues es justamente la que permite, por un lado, enlazar la tesis del artículo con las investigaciones neurofisiológicas de Antonio Damasio y, por otro, apuntar a la comprensión filosófica y psiquiátrica de psicopatologías como la depresión y la esquizofrenia, en virtud de la experiencia corporal que tienen las personas que las sufren. No obstante, este último punto es tan solo mencionado en este artículo; luego es desarrollado con mayor cuidado y extensión por Ratcliffe en Feelings of Being: Phenomenology, Psychiatry and the Sense of Reality y en Experiences of Depression: A Study in Phenomenology. Otro punto interesante del presente artículo es el comentario meta-filosófico de Ratcliffe hacia el final, donde, partiendo de su propuesta de los sentimientos existenciales como "maneras de encontrarse a sí mismo en el mundo", argumenta que las posiciones filosóficas son un olvido del sentimiento existencial que hace que el filósofo se desprenda del mundo concreto que lo rodea, lo cual deja abiertas preguntas sobre la investigación y el quehacer filosófico general que merecen ser eventualmente respondidas.

Para concluir esta introducción, considero importante aclarar la traducción del término central del artículo de Ratcliffe. En inglés, el término feeling abarca más de lo que la palabra "sentimiento" puede llegar a significar en español. Es más, en principio puede parecer extraña la decisión preliminar de traducir feeling como "sentimiento", pero hay una razón para ello y es el contexto filosófico en que Ratcliffe y otros autores hablan de feelings, a saber, el estudio de las emociones y otros fenómenos afectivos. Un ejemplo perfecto de esto es la traducción de Joandomènec Ros de El error de Descartes de Antonio Damasio, donde casi siempre se traduce feelings como "sentimientos", de este modo se resalta la relación afectiva de estos con las emociones. No obstante, considero que esta decisión da lugar a cierta ambigüedad y a formulaciones extrañas en español: mientras que en inglés no hay ningún problema en una frase tal como 'Tve got a feeling of coldness", en español no diríamos "tengo un sentimiento de frío", sino "tengo una sensación de frío". El problema surge porque, en inglés, el término feeling puede referir a lo que en español denominamos, por un lado, "sentimiento" y, por el otro, "sensación". Es por esta razón que he decidido traducir feeling como "sentimiento" y "sensación", dependiendo de lo que exija el contexto. Siempre que figure alguna de estas dos palabras, el término usado por Ratcliffe en el idioma original del artículo es feeling.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons