SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.43 issue2Pick, S. y Sirkin, J. (2010). Breaking the Poverty Cycle: The Human Basis for Sustainable Development (Rompiendo el ciclo de la pobreza: Las bases humanas para el desarrollo sostenible). New York: Oxford University Press, pp. 298.When divulgation helps scientific research: Reflection about a sui generis case author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista Latinoamericana de Psicología

Print version ISSN 0120-0534

rev.latinoam.psicol. vol.43 no.2 Bogotá May/Aug. 2011

 

EL MUNDO DE LA PSICOLOGÍA

Bela Szekely: su libro "Los Tests" en el contexto Latinoamericano

Heliodoro Carpintero Capell
María José González Calderón
Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), España

María Victoria del Barrio Gándara
Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), España

Heliodoro Carpintero Capell, Vicerrector de Investigación, Facultad de Ciencias Sociales, Psicología y Humanidades. Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), Madrid, España; María José González Calderón, Departamento de Psicología. Facultad de Ciencias Sociales, Psicología y Humanidades. Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), Madrid, España; María Victoria del Barrio Gándar, Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos. Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Madrid, España.

Los datos presentados en este artículo corresponden a una ponencia presentada en el XI Congreso Iberoamericano de Psicología que tuvo lugar en Oviedo (21- 24 julio, 2010) dentro del simposio Historia de la Psicología Iberoamericana.

La correspondencia relacionada con este artículo debe ser dirigida a María José González Calderón, Profesora de Psicología del Desarrollo. Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA). Camino de la fonda, 20. Collado Villalba, Madrid, España. Correo electrónico:mariajose.gonzalez@udima.es


Resumen

El objetivo de esta revisión es analizar, desde una perspectiva historiográfica, la gran obra de la psicología latinoamericana sobre las pruebas diagnósticas Los tests, de Bela Szekely, tanto la evolución de su estructura como la de sus contenidos a lo largo de las distintas versiones publicadas, prestando especial atención a la contribución española de la misma. A partir de este análisis se puede concluir que es un libro característico de los intereses y orientaciones dominantes en la psicología latinoamericana de la segunda mitad del siglo xx; se subraya el valor aplicado del mismo y la estrecha vinculación con las áreas diagnósticas, psicométricas y psicopedagógicas. Es importante resaltar la presencia de autores europeos que impulsaron la psicología latinoamericana en los ámbitos teóricos y aplicados, todos ellos alejados del conductismo norteamericano imperante en detrimento de los paradigmas dinámicos. Posee además una orientación fundamentalmente didáctica, que presta atención a los aspectos cualitativos y descriptivos de las pruebas diagnósticas, no tanto a su aplicación científica rigurosa. Respecto de su estructura, la obra evoluciona desde la enumeración de pruebas que evalúan la inteligencia, destinada principalmente a educadores, a un listado de pruebas que también permite evaluar la personalidad, además de la inteligencia, con fines clínicos y de orientación claramente psicoanalítica.

Palabras clave: Bela Szekely; tests; psicología latinoamericana


Abstract

The aim of the present paper is to analyze, from a historiographical perspective, the noteworthy work on psychodiagnosis Bela Szekely's "Los Tests" (The Tests), which is very well-known among Latin American psychologists; in particular, we want to examine the development of both its structure as well as its contents throughout its successive published versions, paying particular attention to the Spanish contribution to it. The analysis allows us to conclude that The Tests is characterized by the interests and dominant perspectives in the Latin American psychology from the second half of the twentieth century; it emphasizes its applied value and close links with the diagnostic, psychometric and pedagogical fields. Likewise, it highlights the significant presence of European authors who promoted the Latin American psychology within the theoretical and applied areas, far from the prevailing North American behaviourism, to the detriment of the psychodynamic paradigm. The work has an essentially educational guidance, which focuses on the qualitative and descriptive aspects of psychodiagnostic tests not so much on their rigorous and scientific application. Regarding its structure, this book evolves from a list of tests which measure intelligence, primarily aimed at educators to a compilation of tests which evaluate not only intelligence but also personality for clinical purposes within a clearly psychoanalytic framework.

Key words: Bela Szekely; tests; Latin American psychology.


Uno de los libros que presentan con más claridad la diversidad de factores que han contribuido a determinar la compleja realidad de la psicología iberoamericana es, a nuestro juicio, Los tests, libro que escribió Bela Szekely durante los años de la Segunda Guerra Mundial, y que estuvo vigente varias décadas, gracias a una serie de reediciones que lo actualizaron y ampliaron.

La obra citada jugó un importante papel en la divulgación y el conocimiento de muchas pruebas psicológicas clásicas, y todavía hoy resulta útil para el historiador interesado en el estudio de estos instrumentos.

Su análisis desde una perspectiva historiográfica puede contribuir a aclarar su significación. Por esta razón, el objetivo de este artículo es revisar esta interesante obra, analizar la evolución de su estructura y contenidos a lo largo de las distintas versiones publicadas, así como examinar la contribución española a la misma

Bela Szekely: Pionero Extranjero de la Psicología en Sudamérica

Szekely fue una notable personalidad en la psicología iberoamericana. Nacido en Bethlen, Transilvania (Hungría), en 1892, en el seno de una familia judía, realizó estudios en aquel país, así como en Austria y Alemania, recibió enseñanzas de figuras conocidas de la psicología europea, entre otras, de Madai y de Ranschburg, en Budapest; William Stern en Alemania; así como Karl y Charlotte Bühler, Alfred Adler, en Viena. En 1932 obtuvo el diploma de psicólogo, entre 1935 y 1937 amplió su formación en psicoanálisis en Budapest, al tiempo que allí enseñaba Psicología del lactante y del trabajo. Interesado por temas de psicología infantil y social, abandonó Europa ante la presión antijudía del nacionalsocialismo alemán y emigró a Argentina (1938). Allí reorganizó su vida realizando cursos en diversos centros de las ciudades de Rosario y Buenos Aires, al tiempo que llevaba a cabo una amplia labor de publicación de sus trabajos.

Por otro lado, desplegó también una gran actividad en el campo institucional. Fundó en Buenos Aires el Instituto Sigmund Freud y una primera Escuela de Padres. Asimismo, estableció la primera clínica de conducta en esa misma ciudad y otra en La Plata, denominada "Víctor Mercante". En esta última ciudad también organizó una Escuela Superior de Psicohigiene y dirigió la sección de psicología en el Instituto de Humanidades, liderado por Kurt Pahlen y Enrique de Gandía. También inició y dirigió un tiempo la Facultad de psicología en la Universidad Católica de Santiago, en Chile, donde estableció los estudios de grado, en 1954 (Gandía, 1972). Igualmente, fundó algunas clínicas de psicoterapia en Brasil. Todo ello demuestra interés por el desarrollo de las profesiones de psicólogo y de psicoanalista en el mundo latinoamericano. Se encontraba en plena madurez, cuando falleció en Chascomús, Buenos Aires (Argentina), en 1955. Tras de sí dejaba una obra considerable. Publicó, entre otras obras de interés y difusión, El antisemitismo: su historia, su sociología, su psicología (1940) y De Taylor a Stajanov (1946), así como varios trabajos en el ámbito exclusivamente psicológico, como Del niño al hombre: guía para los padres y los maestros sobre la educación de los niños (1940), La evolución sexual de la infancia: tratado psicoanalítico sobre la educación y la higiene sexual (1941), Teoría y práctica del psicodiagnóstico de Rorschach (1941), El niño neurótico: introducción a su reeducación y psicoterapia (1943), Diccionario enciclopédico de la Psique (1950) y Los Tests (1946); esta última publicación, objeto de esta revisión, se describe a continuación.

Los Tests: Obra Recopilatoria de los Tests Psicológicos

Una de sus obras más conocidas es el manual sobre pruebas diagnósticas, Los tests, que apareció por vez primera en Argentina en 1946. Al presentarla, su autor no dejó de mencionar como antecedente notable la obra de Decroly y Buyse, (1928), La pratique des tests mentaux, que hace una recopilación de pruebas cuya representación gráfica no ha conservado las formas originales.

La obra de Szekely, en cambio, estaba concebida como una amplia colección de tests de inteligencia, conservando sus diseños originales y presentados de modo que pudieran ser utilizados fácilmente por los profesionales. Los ítems de las distintas pruebas aparecían reproducidos con toda fidelidad, permitiendo su empleo en escuelas y organizaciones sociales, tanto para realizar estudios diagnósticos de individuos como para preparar exámenes psicotécnicos aplicables a candidatos que hacen parte de un proceso de selección.

Por este motivo, y aunque los tests no fueran acompañados de detallados baremos científicos, requeridos para su aplicación, el libro tuvo gran éxito y pronto se amplió el repertorio de pruebas que en él se recogían, ahora ya en dos volúmenes. Su primera ampliación tuvo como meta incorporar diversas pruebas de personalidad a lo que inicialmente había sido sólo una colección de tests de inteligencia. Después se hizo una nueva edición, ahora al cuidado de un distinguido profesor argentino, el doctor A.D. Calcagno, y de nuevo ampliada tanto en lo relativo a los instrumentos como a las exposiciones teóricas aclaratorias del contenido.

Propósito de la Obra

La estructura y diseño del libro obligan a preguntarse por el tipo de público hacia el que su autor pretendía dirigirlo. En el prólogo a la primera edición, ello se expresa con claridad y concisión:

En este libro presentamos por primera vez en castellano una colección de pruebas psicológicas -tests- para uso de quienes se ocupan de la instrucción, formación del carácter y problemas psicofísicos de los niños, sean padres, maestros, psicólogos o médicos (Szekely, 1947, xvii).

Es interesante advertir que ese interés psicopedagógico y orientador se atribuye aquí a los adultos preocupados por el desarrollo físico y espiritual de los niños y adolescentes, especialmente los maestros y los padres.

Su autor cree que toda persona que educa, al realizar su misión, debe conocer bien al niño. Esto requiere intuición pedagógica de un lado, así como conocimientos objetivos acerca de las aptitudes y la inteligencia de aquel. En esta labor se necesitan los tests porque les permitirán distinguir entre los alumnos de nivel normal, los "subnormales" y los "superdotados" y, de ese modo, se podrá planificar las enseñanzas, ajustándolas a las capacidades de los discípulos.

En el prólogo también advierte de algunos peligros que acompañan al uso de esos tests, y que amenazan a quienes las usan sin reflexión ni advertencia. Es posible, que quien no siendo psicólogo los aplica, tienda a considerarse como un verdadero psicotécnico por el mero hecho de usar alguno de estos instrumentos, y también puede ocurrir, a la inversa, que un psicotécnico quiera orientar a un individuo con base en un índice numérico, resultado directo de la aplicación de una prueba, sin disponer de ninguna otra información acerca de la persona a la que ha examinado. Szekely consideraba que "el uso del test es sólo el de un instrumento que se ha de supeditar al conocimiento personal, más importante y general" (I, xxii). Los tests, a su juicio, son meros métodos auxiliares o complementarios, que no pueden reemplazar sin más al conocimiento inmediato de la persona, si bien ayudan a obtener un conocimiento preciso sobre ella, que integra a la vez elementos tanto subjetivos como objetivos.

Estructura del Libro

El diseño es claro y por ello ha permitido realizar un trabajo bien organizado. Ya hemos hecho referencia a la condición prácticamente facsimilar de la edición de los tests presentados. Resumimos ahora las líneas generales de su contenido, atendiendo a precisar su relación con las correspondientes ediciones.

Primera edición (Szekely, 1946). Esta edición trata exclusivamente el estudio y medida de la inteligencia. La colección de pruebas presentadas va precedida de unas páginas introductorias acerca de la psicología y psicometría de la inteligencia, recogiendo algunos aspectos básicos como la definición de inteligencia, su estructura factorial y su medida, con particular atención a los aspectos prácticos de la administración de las pruebas.

En relación con éstas, se comienza presentando una serie de Baby tests y Pruebas para preescolares entre las que se incluye el Test ABC de Lourenço Filho. Siguen luego pruebas para evaluar distintos aspectos de la inteligencia como los conocimientos elementales (e.g., Test de Goodenough); dominio del lenguaje, sugestionabilidad, atención y concentración (e.g., Test de Hamburgo); la observación, retentiva y memoria, discriminación y sistematización, comprensión e imaginación, juicio, ingeniosidad, moralidad, sentido de la realidad de la vida y sociabilidad, razonamiento práctico (e.g., Laberintos de Porteus); ejecución, habilidad manual y coordinación motora, psicomotricidad (e.g., Test de Ozeretsky) y comprensión técnica.

Asimismo, se presenta una colección de escalas y perfiles de inteligencia, en las que se incluyen los Tests de Binet, Terman y Terman-Merrill; las Escalas de puntos de Yerkes-Bridges y los Perfiles psicológicos de Rossolimo- Vermeylen.

A continuación, se enumeran una serie de pruebas para la evaluación de las denominadas Torpeza y Brillantez intelectuales, y se elabora un apartado dedicado a los Tests Colectivos, divididos éstos en dos grupos: "gráficos" (e.g., Tests Sabadell, Pressey, P.V. y Dearborn) y "verbales" (Tests Illinois, Ballard, Northumberland, Otis, Kuhlman y Anderson, Córdoba).

Finaliza el manual ofreciendo los famosos Army Tests americanos (Tests Alfa y Beta), tan relevantes en el desarrollo de la historia de la evaluación psicológica, así como un conjunto de pruebas que permiten la selección y orientación de personal, con los que se evalúan fundamentalmente la capacidad comercial y la comprensión mecánica de los solicitantes de un puesto de trabajo.

Segunda edición (Szekely, 1948). Esta edición presenta una importante diferencia respecto de la primera. Hay una distinción clara que nace del aumento de pruebas incluidas; por esta razón, está constituida por dos volúmenes. Pero además, Szekely añade ahora al tema de la inteligencia el estudio de la personalidad, con la inclusión de una serie de tests específicos para el análisis de esta última.

También se aprecian ciertas novedades en lo referente a la estructura de la obra. A continuación, se presentan las que consideramos más llamativas (véase Tabla 1).

Además de la información introductoria acerca de la definición y medida de la inteligencia, ya presentada en la edición previa, la obra se divide en dos grandes bloques, en función del tipo de pruebas descritas, según sean "individuales" o "colectivas".

En el primer grupo, "Pruebas colectivas", Szekely incluye las siguientes: (a) Baby Tests y Tests para Preescolares; (b) las pruebas que evalúan distintos elementos de la inteligencia; (c) las escalas y perfiles que examinan dicha inteligencia, con contenidos idénticos a los ya presentados en la primera edición, que ya hemos citado previamente de manera somera.

En el segundo conjunto de instrumentos, constituido por las denominadas "Pruebas Colectivas", se incorporan algunas nuevas. En general, éstas se agrupan en los siguientes apartados: (a) Los Tests colectivos, aquí incluye tanto los tests gráficos como los verbales. En el primer grupo, se añaden las Matrices Progresivas de Raven; y en el segundo grupo, de entre los tests verbales, desaparece el Test Córdoba; (b) Siguen presentes los Army Tests; (c) Tests para selección y orientación de personal, son similares a los presentados en la primera edición de la obra. Además, se añaden una serie de pruebas de corte psicodinámico, reunidas en una sección denominada; (d) Psicodiagnósticos. Esta incluye los subapartados o pruebas que se enumeran a continuación: (a) Tests sobre Torpeza y Brillantez; ya aparecían en la primera edición de la obra, si bien ahora se añade el Test Económico de Buyse; (b) Psicodiagnósticos breves: en esta sección se incluyen las Preguntas de Kent, las Preguntas de Kappa, los Tests de los colores, de Objetos y de Objetos en doble representación, entre otros; (c) El Test de Asociaciones Dirigidas (Test Kent-Rosanoff); (d) El Test de Apercepción Temática de H. Murray (TAT); (e) Los Tests del Pensamiento Conceptual (e.g., Test de Hanfmann-Kasanin); (f) Los Test Bellevue (o Test de Wechsler) para adultos; y, (g) El Psicodiagnóstico de Rorschach.

Tercera edición (Szekely, 1966): Calcagno editor. A la muerte de Szekely, en 1955, se ocupó del libro el psicólogo argentino Alfredo D. Calcagno, quien preparó la tercera edición, conformada por tres gruesos volúmenes con casi dos mil páginas, que por fin vio la luz en 1966.

Calcagno (1891-1962), notable psicopedagogo formado en los círculos psicológicos belgas de Decroly y Ioteyko, se interesó por los temas de tipo antropológico, así como por diversas técnicas de medición empleadas en ese campo. Fue profesor de psicopedagogía en la Universidad de La Plata, donde estableció un laboratorio para su estudio; dejó allí una amplia huella, siendo incluso rector de la misma.

Es una cuestión abierta la de determinar la responsabilidad de Alfredo D. Calcagno en la ordenación de este libro en su última edición; en todo caso, su papel parece haber sido muy importante. Los editores de Kapelusz, responsables de la publicación de las tres ediciones, en un prólogo a la misma, ya advierten que el libro reposa sobre dos pilares básicos: el deseo de perfeccionamiento del libro que mantuvo Szekely desde el primer momento, y la colaboración que prestó Calcagno a su renovación y mejora, quien hubo de dejar la tarea de dar el último toque a otras manos, al haber tenido que ocupar un puesto de responsabilidad educativa internacional antes de que el libro viera la luz (1966, I, xxvii). En todo caso, la tercera edición amplió las bases teóricas y, además, incorporó por primera vez trabajos de una serie de autores que proporcionaron al libro una modernización y actualización de sus contenidos, junto con una base teórica más amplia.

Aunque muchos de los capítulos parecen ser propios del autor del libro original, hay en esta última edición varios de ellos que aparecen firmados por otros psicólogos. La lista de colaboradores incluye las siguientes personalidades: Alfredo M. Ghioldi, Aníbal Villaverde, Berta Perelstein de Braslavsky, Carlos A. Pourteau Agote, Edna Copparoni de Ricetti, Gerdhild von Staabs, Humberto M. Bono, Malomar Lund Edelweiss, María Emilia Pereyra de Ferreyra, Nicolás M. Tavella, Nuria Cortada de Kohan, Pedro G. D'Alfonso, Ricardo V. Moreno, Selva E. Ucha, Sirio A. Ucha Martínez, y Washington L. Risso, A ellos hay que añadir los nombres de los españoles Emilio Mira, Mariano Yela y del propio Calcagno.

Es importante subrayar esta colaboración española en el libro, a la que enseguida nos vamos a referir. Además de los nombres de Mira y Yela ya mencionados, se encuentra también el de Francisco del Olmo presente en la obra a través de su "Test Sabadell", prueba recogida desde la primera edición del libro y también vale la pena mencionar el hecho de que la gran sicómetra Nuria Cortada, argentina a todos los efectos, nació en Cataluña (España).

Esta tercera y última edición de Los tests, resulta muy distinta de las dos anteriores, ya que, aunque conserva la doble temática de la edición precedente -inteligencia y personalidad- amplía tanto los contenidos teóricos como el número de pruebas incorporadas. Estos cambios se aprecian claramente en la propia estructura de la obra. Veámoslo con algún detalle.

En su primera sección, dedicada a "Los tests y su estructura", se agrupan en varios capítulos los principales conceptos relativos a esta metodología diagnóstica: el test y sus medidas, los tipos de tests, su estructura, características y principales aplicaciones, así como la investigación psicológica que, a partir de estas pruebas se puede llevar a cabo mediante la metodología del análisis factorial. A continuación, se sucede la presentación de diferentes tipos de pruebas, que evalúan no sólo la inteligencia sino también otros constructos psicológicos, agrupados en apartados, según la diversidad de datos o el uso que se haga de ellos (véase Tabla 1). Son los siguientes:

1- Tests Antropométricos, Sensoriales y Perceptivos; tales como los Tests de colores y los Tests motores.

2- Tests Psicopedagógicos. Aquí se encuentran algunas de las pruebas que aparecían anteriormente bajo los epígrafes "Baby Tests" y "Tests para preescolares", como el Test ABC, además de Pruebas objetivas y Pruebas de conocimientos.

3- Apartado acerca de la Inteligencia, su definición, estructura factorial y medida, que constituía el apartado introductorio de las dos ediciones previas.

4- Tests Individuales de Inteligencia. Incluye los "Baby Tests" y "Tests para preescolares", así como algunos de los ya presentados en anteriores ediciones dentro de los apartados "Elementos de la inteligencia" y "Escalas y perfiles de inteligencia". Aquí encontramos los Laberintos de Porteus o el Test de Goodenough en el primer caso, y las Escalas de Binet y sus revisiones, los Tests de Terman y Terman-Merrill, las Escalas de Puntos (Yerkes-Bridges) o los Perfiles Psicológicos (Rossolimo-Vermeylen), en relación con las escalas y perfiles de inteligencia. No obstante, algunas pruebas antes incluidas en apartados relativos a la evaluación de la inteligencia, o bien se excluyen como Tests Individuales de Inteligencia y se presentan en otros apartados, o bien se han eliminado definitivamente del manual. Asimismo, se incorporan en esta sección algunas otras pruebas de evaluación, tales como los Test del Laberinto de Fredy Chapuis, los de la Cerradura, del Cuadrado, de Letras y de Ejecución de Instrucciones, o la Hoja de Prudhommeau.

5- Tests Colectivos de Inteligencia. En esta edición no se distingue entre tests "gráficos" y "verbales", como en las ediciones precedentes; en este apartado se incluyen algunas pruebas ya presentes en la edición anterior, como los Tests Sabadell, Pressey, P.V., Ballard o Dearborn; mientras que se excluyen de aquí los Tests de Illinois, Northumberland, Otis, Kuhlman y Anderson, y las Matrices Progresivas y el Tests Córdoba, que aparecen en una sección dedicada a tests gráficos que evalúan la inteligencia (véase más abajo el apartado 8). Igualmente, se añade el Test Santa Fe al listado previamente enumerado de pruebas incluidas en esta sección.

6- Tests de Aptitudes. Se repiten algunos de los tests que en la edición previa se aplicaban a medir ciertos elementos de la inteligencia, como la atención, concentración, observación, retención y memoria, discriminación y sistematización, comprensión e imaginación, juicio e ingenio.

7- Perfiles Psicológicos. En este apartado se incluye de nuevo la prueba de Rossolimo-Vermeylen.

8- Tests Progresivos Gráficos y Verbales. En esta sección se aúnan los tests anteriormente considerados: Tests Colectivos de Inteligencia (Tests de Illinois, Northumberland, Otis, Kuhlman y Anderson), las Matrices Progresivas y los Army Tests. Por otro lado, se añade una prueba nueva, el Test de Dominos de Anstey, de gran difusión entre psicólogos por entonces.

9- Tests para selección y orientación. En esta edición se incorporan el Axiestereómetro de Mira y Calcagno, y los Cuestionarios Vocacionales.

10- Pruebas de evaluación de la Torpeza y Brillantez intelectuales. En este grupo de pruebas se reúnen el Test de Hanfmann-Kasanin, las pruebas de Buyse y las pruebas de Wechsler, anteriormente recogidas en la sección sobre Psicodiagnósticos.

11- Psicodiagnósticos Breves. En este apartado, además de los tests ya presentados en la segunda versión de la obra, se incluyen algunos sobre ciertos elementos de la inteligencia presentados en la primera versión, como sugestionabilidad o moralidad, especialmente los Tests de Asociaciones Dirigidas y el Test Gestáltico Visomotor de Bender.

12- Tests Proyectivos, Caracterológicos y Parapsicológicos. Se incluyen aquí diversas pruebas de psicodiagnóstico procedentes de la psicología dinámica. Algunos fueron ya presentados con anterioridad, como el Test de Apercepción Temática, mientras que se añade un gran número de pruebas pertenecientes a ese mismo paradigma y agrupadas en los siguientes subapartados: a) Los Tests de Rosenzweig, Rotter, Machover y Allen, y el Test del Árbol, junto al ya mencionado TAT; b) El Psicodiagnóstico Miokinético de Mira; c) El Test Grafológico; d) Los Tests de Parapsicología; esta es una sección especial realizada por J.R. Musso; e) Cuestionarios Caracterológicos; y f) El ScenoTest, presentado por su autora, la alemana G. von Staabs.

Cierran el libro, dos pruebas psicodiagnósticas consideradas con entidad propia, y que se presentan de manera independiente:

13.- El Test de Rorschach, ya incluido anteriormente en la sección de psicodiagnóstico.

14.- El Psicodiagnóstico Experimental de Szondi, conocido también como "análisis del destino", que por entonces atraía a numerosos clínicos.

Como puede apreciarse en esta descripción enumerativa, el material reunido en esta última edición es realmente extraordinario. En general, las láminas gráficas reproducen con gran fidelidad los originales y la información sobre el alcance y aplicabilidad de los diferentes instrumentos resulta también de gran utilidad y está bien sintetizada.

Ya hemos dicho, y debemos ahora repetir, que uno de los rasgos característicos de la obra es el hecho de presentar esa recopilación de pruebas de exploración psicológica sin que vayan acompañadas de unos manuales baremados de modo detallado y referidos a poblaciones concretas, que hubieran permitido su pleno uso científico, así como la interpretación precisa de los resultados de su aplicación. El libro se sitúa, en este aspecto, en un nivel básicamente generalista y divulgativo, al carecer de los elementos de referencia a una población determinada que se requieren para dar precisión a todo test. Desde luego, incluye en una serie de casos las líneas interpretativas básicas, como sucede con una prueba como el Test de Rorschach, facilitando un uso puramente generalista.

Las Aportaciones Españolas

Consideremos ahora los trabajos que en el libro están relacionados con autores españoles, que se integran con el de los otros colegas latinoamericanos. Nos referimos, en particular, a un capítulo sobre "Los Tests y el Análisis Factorial", de Mariano Yela; la presentación del Test PMK (o Diagnóstico Miokinético), por su autor, Emilio Mira, quien también firma, junto con A. Calcagno, otro capítulo sobre el Axiestereómetro, aparato de su invención; y, finalmente, al "Test Sabadell" de Francisco Del Olmo.

Yela y el Análisis Factorial

Mariano Yela (Madrid, 1921-Madrid, 1994) ha sido, sin duda, una de las figuras fundamentales en la psicología científica española, en su etapa de institucionalización y desarrollo tras la guerra civil. Fue uno de los primeros colaboradores de José Germain, en el Departamento de Psicología Experimental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (1948), núcleo al que se debe la restauración del cultivo científico de esta disciplina en la segunda mitad del siglo XX en España. Posteriormente, trabajó como profesor en la Escuela de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (1952-1957) y pronto se convirtió en catedrático de psicología en la misma Universidad (1957-1986).

Realizó estudios en Estados Unidos bajo la dirección de Rogers y muy especialmente de Thurstone, al tiempo que estableció una permanente amistad con el gran discípulo argentino de Thurstone, H. Rimoldi. Luego trabajó en Bélgica con el gran experimentalista A. Michotte. Se interesó por temas de percepción, inteligencia y lenguaje y, muy particularmente, por el método del análisis factorial, que cultivó y enseñó en España y también en la universidad de Lovaina (Bélgica) durante muchos años (1964-1974). En relación con esta metodología, publicó diversos trabajos, pero fundamentalmente dos estudios: La psicología de las aptitudes. El análisis factorial y las funciones del alma (Yela, 1956), y La técnica del análisis factorial. Un método de investigación en psicología y pedagogía (Yela, 1997). En ellos se encuentran las raíces del trabajo escrito para el libro que revisamos.

En estas páginas hace una muy breve síntesis de la cuestión. En ellas considera el análisis factorial como "el fundamento más serio y coherente de la teoría de los tests" (Szekely, 1966, I, 154). Los tests iniciaron su andadura como instrumentos empíricos para descubrir y medir ciertas capacidades mentales en los individuos; los rendimientos que ellos logran en una situación especial de prueba vendrían a predecir con eficacia sus rendimientos en otras situaciones de la vida real, con importancia práctica para ellos. Los tests predicen comportamientos y logros de los sujetos examinados, de ahí su utilidad. Pero además, al aplicar una pluralidad de tests, aparecen una serie de correlaciones entre sus puntuaciones.

El análisis factorial permite dar sentido a dichas correlaciones, suponiendo que en la psique hay unas "capacidades", "aptitudes" o "factores" estables, que formarían la estructura real del psiquismo de cada sujeto. El análisis factorial es, entonces, "un método para determinar científicamente la validez de los tests" (Ídem, 155), al referirse a unas determinadas dimensiones del psiquismo.

Yela traza brevemente la historia de la técnica, que fue incorporando sucesivamente una teoría del factor general, un factor g, y unos factores de grupo y específicos; describe su lógica y resume los principales resultados a fecha de 1960, tanto en el campo de la psicología del conocimiento como de la personalidad.

Aunque los capítulos restantes de la obra no hacen referencia a los factores aquí mencionados, no cabe duda de que estas páginas contribuyeron a dar al libro un alcance teórico que iba mucho más allá de un mero repertorio de pruebas empíricas de uso común entre profesionales. El capítulo de Yela posee un significado teórico fundamental, es decir, que contribuye a basar teóricamente el resto de las aportaciones de los otros autores.

Mira y sus Instrumentos de Evaluación: el Psicodiagnóstico Miokinético y el Axiestereómetro.

En la sección dedicada a los Tests Proyectivos, Caracterológicos y Parapsicológicos, entre otros varios instrumentos, se ha recogido el Psicodiagnóstico Miokinético de Emilio Mira, sin duda el test más difundido y conocido entre los elaborados por un autor español hasta el presente, en el campo del psicodiagnóstico.

Emilio Mira (Santiago de Cuba, 1896-Río de Janeiro, 1964) ha sido una de las figuras de mayor relieve internacional en la psicología hispanoamericana del siglo xx. Médico psiquiatra, dirigió un Instituto de Orientación Profesional en Barcelona (1918), que mantuvo estrechas relaciones con otras instituciones similares de Europa y América, y gozó ya desde el primer tercio del siglo xx de muy alta reputación científica. Exiliado tras la guerra civil española (1939), terminó asentándose en Brasil, donde estableció un Instituto de Selección y Orientación Profesional (ISOP). en Río de Janeiro, pronto convertido en un centro de vanguardia en la psicotecnia aplicada latinoamericana, desde donde se impulsaron los trabajos profesionales.

Su obra, tanto científica como de divulgación, es muy amplia. Incluye, entre otras aportaciones, la elaboración de dos instrumentos de diagnóstico creados por él: el Psicodiagnóstico Miokinético (PMK) y el Axiestereómetro. Ambos han sido ampliamente conocidos y estudiados; prueba de ello es su incorporación al libro que analizamos.

a) El Psicodiagnóstico Miokinético (PMK)

Se trata de una prueba de diagnóstico de personalidad, tanto en su vertiente "normal" como "patológica", que su autor publicó por primera vez en inglés en 1939.

Su aportación se basa en la teoría de la conciencia motora que ya formularon diversos autores, incluido W. James. Aquí se considera que todo contenido de conciencia conlleva una variación del tono muscular. Mira afirma que "toda intención es una in-tensión... que se plasma... en una actitud o "postura mental" a la que corresponde, en el plano fisiológico, "una postura corporal" (Szekely, 1966, III, 1422).

De esta suerte, cabe suponer que los movimientos mediante los que se ejecutan unos trazados en una hoja registro, con las dos manos simultáneamente y sin control visual alguno, vendrían a ser expresiones del conjunto de las tensiones psíquicas que operan en la mente del individuo examinado. Más aún, las producidas por el hemisferio izquierdo y dibujadas con la mano derecha exclusivamente en los sujetos normales diestros indicarían tensiones más voluntarias y momentáneas, mientras que las llevadas a cabo por el hemisferio derecho, trazadas con la mano izquierda, indicarían el dinamismo más estable propio del temperamento habitual (Ídem, 1423). Así, gracias a este instrumento, la emotividad, los conflictos, la agresividad, la depresión y otras varias dimensiones psíquicas dentro del continuo psicológico de "normalidad-patología" se manifestarían en estos trazados gráficos, permitiendo su estudio y su evaluación. El test permitiría un diagnóstico, no sólo clínico sino también aplicable a investigaciones en el campo laboral, educativo o forense.

b) Axiestereómetro

Mira también elaboró un aparato, el Axiestereómetro, diseñado para explorar la memoria muscular, es decir, "la capacidad de volver a ejecutar un movimiento en iguales condiciones, después de cierto intervalo" (Szekely, 1966, II, 1013). Aunque lo construyó en 1935, posteriormente, lo reformó y desarrolló en colaboración con Alfredo Calcagno, en Argentina (1940). Ambos forman la presentación que aquí se hace. En este apartado, dicho en síntesis, los sujetos desplazan una anilla por un vástago o eje, que puede disponerse en distintos planos (horizontal, sagital o anteroposterior y transversal), y luego han de reproducir la posición previa de la anilla rápidamente y sin control visual. Ello permite evaluar la precisión de aquellos sujetos que han de llevar a cabo actos a ciegas, y también comparar datos de un individuo obtenidos mediante el aparato y el test PMK, dado que tienen ambos una esencial afinidad.

La información que aquí se recoge está tomada del libro de Mira Manual de orientación profesional (Mira & López, 1957), en todos los casos, firmada a la vez por Calcagno y Mira. Esta es una colaboración que, como se ve, se remonta atrás en el tiempo, y se mantuvo viva hasta el fin.

Del Olmo y el Test Sabadell

Finalmente, en esta colección de instrumentos va incluido también un test colectivo de inteligencia, el Test Sabadell, que elaboró el psicólogo español Francisco del Olmo (S. Andrés, 1907-Caracas, c.1975). Éste se formó en psicología en Barcelona, antes de la guerra civil, en estrecha relación con Emilio Mira, y ocupó puestos psicotécnicos en Zaragoza (1929-1934) y Sabadell (1934-1939); en este último lugar diseñó el test que luego se difundió por algunos países latinoamericanos. Tras la guerra emigró y se estableció en Venezuela, donde ocupó puestos de psicólogo educativo y de psicólogo industrial. Posteriormente, estuvo trabajando como psicólogo para una compañía privada de petróleo. Su labor en favor de la profesión psicológica en este país fue importante.

La prueba que aquí se ofrece, el Test Sabadell, se ajusta a los patrones de las pruebas de inteligencia de la época. Consta de diez escalas que presentan distintas tareas: sustitución de signos, laberintos, analogías, relaciones causaefecto, rompecabezas, orden de figuras en una secuencia temporal lógica, e inteligencia espacial. La prueba se ha de completar en un tiempo cercano a la media hora. En otros tests elaborados con posterioridad se incluyeron algunas de estas pruebas ideadas por Del Olmo, como en este libro se hace constar.

La dedicación de Del Olmo a la evaluación psicológica fue importante. De hecho, hoy existe en la Universidad Central de Venezuela una testoteca dedicada a su memoria. Entre las pruebas debidas a su autoría, además del "Sabadell", destaca un Test de Coordinación Oculomotriz (Ídem, 237).

Consideraciones Finales

El libro de Szekely, como se puede observar, fue una obra abierta, que poco a poco, fue integrando pruebas relativas a distintas dimensiones psicológicas, de manera que pudiera ofrecer un repertorio útil y variado a un público de educadores interesados en el conocimiento y el empleo de los instrumentos de evaluación psicológica más conocidos. Se buscó para ello y reunió a una serie de especialistas, dentro de la tradición que iba rápidamente creciendo en los países del Cono Sur, con algunas otras aportaciones significativas de relevantes psicólogos, en particular, varios españoles de mediados del siglo xx. Es importante señalar que esto se hizo pasando por alto las diferencias derivadas de los avatares de la guerra civil española, que había fragmentado al grupo de profesionales que padecieron esa tragedia. De hecho, dos de ellos, Mira y Del Olmo, fueron exiliados, establecidos en Iberoamérica -Brasil y Venezuela- que habían desarrollado ya tareas profesionales en los años precedentes al conflicto; mientras que el tercero, Yela, realizó en cambio su obra científica y técnica en la España peninsular de la posguerra. La superación de la escisión entre los dos grupos, el del exilio y el de la España peninsular, fue un proceso que felizmente permitió el establecimiento de relaciones entre ambos grupos en la posguerra; dicho proceso encuentra en las páginas de este libro una singular acogida y visibilidad.

La presencia de los diversos autores en esta obra, esencialmente realizada por profesionales latinoamericanos, bajo inspiración de un emigrante centroeuropeo, permite apreciar las posibilidades y fortalezas de la cooperación entre profesionales sin distinción de procedencia, lo que se logró en el mundo latinoamericano de mediados del siglo xx. La proximidad de tradiciones y la unidad de la lengua, fueron sin duda, factores que contribuyeron a una ampliación de los límites del mundo psicológico hispanohablante. La actual integración de la psicología iberoamericana es un feliz resultado de la línea que en este libro sobre tests se manifestó hace ya muchas décadas.

Conclusiones

Se trata de un libro característico de los intereses y orientaciones que han dominado la psicología latinoamericana en la segunda mitad del siglo xx. Como lo ha señalado Ardila (1972) ésta se podría caracterizar por poner el acento en las aplicaciones de la psicología, mantener estrechas relaciones con la psicopedagogía, el diagnóstico y la psicometría, y prestar gran atención a "diversas pruebas como el Rorschach, el TAT, el MMPI, el test de Szondi y otros" (Ídem). Todo ello -con la excepción de la ausencia del MMPI- se cumple en el libro de Szekely con toda exactitud.

También es un rasgo propio de esa tradición cultural psicológica la fuerte presencia de una serie de autores europeos, bajo cuyo influjo se han producido en los países de América Latina ciertos desarrollos específicos tanto teóricos como profesionales y aplicados. Esto se cumple también en el caso de Szekely. La ampliación última de su círculo de autores colaboradores reúne nombres europeos con otros del mundo iberoamericano, todos ellos representativos de tendencias teóricas bastante alejadas del conductismo. Y este es también otro rasgo más de esa tradición: su alejamiento del movimiento conductual americano, y su fuerte inclinación hacia los movimientos dinámicos y psicoanalíticos, algo que se ve claramente en el libro que comentamos.

Sin duda, por tener una orientación básicamente didáctica, y por estar orientado principalmente a educadores, el libro atiende sobre todo a dar una presentación cualitativa de los tests, desatendiendo la parte más abstracta y compleja de los baremos específicos para las diferentes poblaciones en que se utilizan las pruebas. Esto es algo que no permite un uso científicamente riguroso de los instrumentos, pero transmite en todo caso, un conocimiento descriptivo, y un uso puramente cualitativo y general.

También es interesante la evolución que experimentó la obra. Primero presentó una serie de pruebas destinadas a la evaluación de la inteligencia, lo que sin duda atraía a los educadores a los que se dirigía el trabajo. Posteriormente, se dio cabida al diagnóstico de personalidad y, muy particularmente, al orientado hacia fines clínicos, mediante la inclusión de pruebas en las que era muy fuerte el influjo de una orientación dinámica psicoanalítica. Desde una obra de un autor pasó a ser una obra colectiva capaz de integrar diversos autores latinoamericanos y europeos, especialmente españoles.

Esta ha sido durante años una obra de referencia en lengua española para el conocimiento de los tests más representativos de la psicología aplicada de mediados del siglo xx. Sus desarrollos y contenido proporcionan todavía hoy una buena información del tipo de psicología que se estaba haciendo en ese momento en los países del Cono Sur, así como una imagen precisa de algunas de las pruebas más conocidas y difundidas en el campo de la evaluación psicológica de ese tiempo.


Referencias

1. Ardila, R. (1972). La psicología contemporánea. Buenos Aires: Paidós.         [ Links ]

2. Decroly, O. y Buyse, R. (1928). La pratique des tests mentaux. Paris: Alcan.         [ Links ]

3. Gandía, de., E. (1972). Prólogo a Szekely. En B. Szekely, Diccionario enciclopédico de la psique (pp. 7-19). Buenos Aires: Claridad.         [ Links ]

4. Mira & López, E. (1957). Manual de Orientación Profesional (4ª ed). Buenos Aires: Kapelusz (orig. 1947).         [ Links ]

5. Szekely, B. (1940). Del niño al hombre: guía para los padres y los maestros sobre la educación de los niños. Buenos Aires: Claridad.         [ Links ]

6. Szekely, B. (1940). El antisemitismo: su historia, su sociología, su psicología. Buenos Aires: Claridad.         [ Links ]

7. Szekely, B. (1941). La evolución sexual de la infancia: tratado psicoanalítico sobre la educación y la higiene sexual. Buenos Aires: Claridad.         [ Links ]

8. Szekely, B. (1941). Teoría y práctica del psicodiagnóstico de Rorschach. Buenos Aires: Instituto de Psicología (UBA).         [ Links ]

9. Szekely, B. (1943). El niño neurótico: introducción a su reeducación y psicoterapia. Buenos Aires: El Ateneo.         [ Links ]

10. Szekely, B. (1946). De Taylor a Stajanov. La Plata: Colomino.         [ Links ]

11. Szekely, B. (1947). Los tests. (1ª ed.). Buenos Aires: Kapelusz (orig. 1946).         [ Links ]

12. Szekely, B. (1948). Los tests. (2ª ed.). Buenos Aires: Kapelusz.         [ Links ]

13. Szekely, B. (1966). Los tests. (3ª ed.). Buenos Aires: Kapelusz.         [ Links ]

14. Szekely, B. (1972). Diccionario enciclopédico de la psique (5ª ed.). Buenos Aires: Claridad. (orig. 1950)        [ Links ]

15. Yela, M. (1956). La psicología de las aptitudes. Madrid: Gredos.         [ Links ]

16. Yela, M. (1997). La técnica del análisis factorial. Madrid: Biblioteca Nueva. (orig. 1957)        [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License