SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 issue2Helicobacter pylori en agua potable ¿Es la ruta de la infección? author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Acta Medica Colombiana

Print version ISSN 0120-2448

Acta Med Colomb vol.42 no.2 Bogotá Apr./June 2017

 

Editorial

Medicina Interna 2017

Jairo H Roaa 

a Dr. Jairo H Roa, MD, M Sc Ed, FACP: Internista - Neumólogo - Intensivista. Jefe Departamento de Medicina Interna. Fundacion Santa Fe de Bogotá. Profesor Asociado Facultad de Medicina. Universidad de los Andes. Director Posgrado de Medicina Interna. Universidad El Bosque. Gobernador American College of Physicians Capitulo Colombia. Bogotá D.C. (Colombia). Email: jairoroamd@hotmail.com


Por encargo del Dr. Eugenio Matijasevik escribo este editorial para resaltar los grandes retos que tiene la Medicina Interna en este momento histórico de nuestro país y el mundo. Las noticias son buenas tenemos: un cubrimiento de nuestro sistema general de seguridad en salud de cerca del 98% de la población, tenemos una Ley Estatutaria en Salud que resalta la salud como un derecho fundamental para todos los colombianos, pero reafirma que la relación médico paciente es la fundamental resaltando la autónoma medica como factor principal en esta relación.

Para nosotros los internistas, estos son pasos en la dirección correcta, el eje de nuestra actividad medica es el paciente y la responsabilidad de las Facultades de Medicina y los Hospitales Universitarios formar internistas íntegros con gran capacidad técnica y profesional, pero todo esto con base en el humanismo centrado en el bienestar del paciente y su familia. Pero el panorama no es claro, debido a la dirección que ha tomado nuestro sistema de salud que crea intermediarios en la atención en salud, donde no está claro que el eje es la salud del paciente, aleja al paciente de su médico y limita la autonomía médica y por lo tanto nuestra actividad como internistas; se convierte en un deber de todos repensarnos y definir el futuro de manera grupal, pero con base en el internista individual.

El internista individual

Para la Asociación Colombiana de Medicina Interna y el Capitulo Colombia del American College of Physicians, es fundamental congregar a los internistas para fortalecer la presencia de nuestra especialidad en el cuidado de los adultos, con énfasis en actividades de prevención y en el manejo de las patologías una vez establecidas en los pacientes individuales, para esto se trabaja arduamente en identificar estudiantes de medicina que tengan un interés en la Medicina Interna, es así como se han venido organizando grupos de interés en medicina interna en Facultades de Medicina de Bogotá, Manizales, Bucaramanga, y se está trabajando en Cali, Medellín y Barranquilla; en poco tiempo se ha logrado incrementar la membresía de estudiantes en el American College of Physicians hasta llegar a cerca de 400 estudiantes de Medicina miembros, es muy interesante el ver como estos futuros médicos se preparan con gran entusiasmo para ser unos internistas capacitados en el futuro.

Los programas de formación de residentes de Medicina Interna son el siguiente escalón en la generación de internistas, son el soporte de nuestros hospitales universitarios, es el recinto donde se encuentra la academia de la especialidad y es donde se encuentran los profesores de Medicina Interna y al mismo tiempo los residentes de Medicina Interna y los estudiantes de Medicina. Durante el tiempo en el que los residentes están en formación se preparan para ser internista y toman la decisión de si van a seguir el camino de la subespecialidad en Medicina Interna, o si van a continuar con el camino de ser internistas generalistas. El decidir que camino seguir no es fácil, ya que en ambos se presta servicio a los pacientes con los mayores estándares de calidad: el subespecialista ve al paciente de manera general con enfasis en un sistema u organo para dar unos conceptos y prestar unos servicios mas especfficos. En un momento se pensó que este era el ünico camino para prestar atención a nuestros pacientes, pero rápidamente nos dimos cuenta que era necesario, además de tener excelentes subespecialistas, el tener internistas generalistas que sean los responsables de integrar la complejidad del paciente y que de alguna manera se comprometan con el paciente y su familia para mantener la salud y prevenir la enfermedad.

Con el resurgimiento de la Medicina Interna General como eje de la especialidad, se hace cada vez más necesario el identificar espacios en los cuales se desempenará el Internista Generalista, es así como el especialista este decidiendo si prefiere una práctica ambulatoria o una práctica hospitalaria.

El internista ambulatorista centra el desarrollo de sus competencias en la prevención y mantenimiento de la salud, busca la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad coronaria, arterioesclerosis entre otras. La prevención está basada en hábitos de vida saludable, dieta y actividad física, es por lo tanto fundamental que los programas de formación de internistas hagan énfasis en la adquisición de competencias que permitan dar a los pacientes el mejor cuidado en la prevención de la enfermedad y el manejo ambulatorio, evitando complicaciones y hospitalizaciones.

Internista Hospitalista: el hospital es el lugar donde acuden pacientes severamente enfermos para ser atendidos, pero también aquellos que requieren estadías cortas para tratamientos o estudio. Pero la presencia del paciente en el hospital genera algunos riesgos como son la infección asociada al cuidado de salud, el riesgo de enfermedad tromboembólica, riesgo de caídas, riesgo nutricional. Aquí se hace necesario el adquirir nuevas competencias basadas en la seguridad del paciente, la comunicación entre los diferentes actores del sistema de atención hospitalaria, donde el internista hospitalista es el eje de atención de los pacientes adultos hospitalizados, esto asociado a su experiencia en el manejo de trastornos electrolíticos, con mültiples patologías y en general con una necesidad de manejo centrado en el paciente con énfasis en egreso temprano y seguimiento oportuno de patologías adicionales.

El reto para la Asociación Colombiana de Medicina Interna y el Capitulo Colombia del American College of Physicians, es trabajar con los internistas, con los hospitales universitarios, los Departamentos de Medicina Interna en fortalecer las competencias de generalista en los Internistas para poder trabajar todos en lograr la mejor salud para nuestros pacientes adultos y sus familias, sin limitaciones al acceso al cuidado y a los tratamientos necesarios para nuestros pacientes.

Recibido: 26 de Julio de 2017; Aprobado: 27 de Julio de 2017

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons