SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 issue21A note on a translation proposal of the labels of the ipaTextual analysis and representation of social events: a look at two documents of colombian educational policy from the point of view of critical discourse analysis author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Forma y Función

Print version ISSN 0120-338X

Forma funcion, Santaf, de Bogot, D.C.  no.21 Bogotá Jan./Dec. 2008

 

Aproximación al estudio de las actitudes lingüÍsticas en un contexto de contacto de español y portugués en el área urbana trifronteriza B rasil-Colombia-Perú

An overview of the study of linguistic attitudes in the context of language contact between spanish and portuguese of the tri-border area, Brasil-Colombia-Perú

Sandra Liliana Rojas Molina*

Universidad Nacional de Colombia, sede Leticia. teacher_colombo@yahoo.es

Artículo recibido 01-02-08, artículo aceptado 23-04-08


Resumen

Este trabajo tiene como objetivo describir y analizar las actitudes lingüísticas de los habitantes de la trifrontera Brasil-Colombia-Perú frente al portugués y español del área, así como frente al fenómeno de alternancias e interferencias lingüísticas surgidas del contacto. A través de la técnica de la entrevista y la observación directa, se describen las actitudes desde sus dimensiones cognitiva, afectiva y conductual, y se descubren altos porcentajes de valoraciones y autovaloraciones negativas frente a las formas de habla estudiadas, lo cual sugiere una situación de discriminación lingüística que se suma al de discriminación social existente. Se propone, entonces, el comienzo de discusiones alrededor de políticas lingüísticas que apunten a la promoción de las formas de habla locales a través de los medios de comunicación existentes y los escenarios educativos, con el propósito de garantizar procesos de consolidación de la democratización lingüística y, en consecuencia, de equidad y justicia social.

Palabras clave: actitud lingüística, formas de habla, prestigio, discriminación lingüística, democracia lingüística.


Abstract

The aim of the present work is to describe and analyze the linguistic attitude of people at the tri-border among Brazil, Colombia, and Peru towards the Spanish and Portuguese varieties spoken in the area, and towards the phenomenon of codeswitching and interference resulting from linguistic contact. By means of interviews and direct observation, the article attempts to describe the linguistic attitude from three dimensions: cognitive, affective and behavioral. Data analysis shows that there is a high level of negative attitude and negative self-attitude towards these speech varieties. Results indicate a situation of linguistic stigmatization that is added to the ongoing social discrimination. Thus, the study proposes the implementation of linguistic policies that promote the local speech forms through mass media and education in order to guarantee a process of consolidation of linguistic democracy, which in turn will lead to equity and social justice.

Keywords: linguistic attitude, speech forms, prestige, linguistic discrimination, linguistic democracy.


1. Introducción

el área trifroNteriza Brasil-Colombia-Perú, que comprende el municipio de Tabatinga, la ciudad de Leticia y el centro poblado menor isla Santa Rosa, es un conglomerado con una densidad poblacional que alcanza los 80.000 habitantes aproximadamente (DaNe, ibge), el cual goza de una considerable importancia económica a nivel regional y de una ubicación geográfica estratégica en el marco de la cuenca amazónica. A diferencia de otras fronteras internacionales, esta se caracteriza por la inexistencia de barreras físicas que impidan el paso de un Estado a otro, lo cual permite, así mismo, la movilización irrestricta de personas de los más variados orígenes, tales como grupos indígenas, mestizos oriundos de otras poblaciones ribereñas amazónicas, naturales del interior de los tres Estados, o aún habitantes de otros Estados. Esta particularidad convierte la trifrontera en testigo de una gran pluralidad de fenómenos sociales de contacto que involucran necesariamente también una relación de diversas formas de habla y valoraciones frente a las mismas.

Esta investigación ha querido ganar en especificidad al describir y analizar las valoraciones que manifiestan los habitantes del área urbana trifronteriza frente a cuatro formas de habla identificadas: el portugués de Tabatinga o de los tabatinguenses (en adelante, pt), el español particular de los hablantes de Leticia y Santa Rosa (en adelante, el y esr, respectivamente) y, finalmente, el fenómeno de interferencias y alternancias de código, al cual se ha denominado Fenómeno de Contacto (en adelante, fC).

2. Marco teórico

Este trabajo aborda el fenómeno de las actitudes lingüísticas desde una perspectiva principalmente sociolingüística, entendiendo esta disciplina como el estudio del lenguaje en sus contextos sociales y de la vida social a través de la lingüística (Coupland & Jaworski 1997, p. 1). Dentro de la multiplicidad de perspectivas de que se vale la sociolingüística, se encuentra la de los estudios de la relación entre sistemas lingüísticos distintos denominado contacto de lenguas. Este concepto es entendido por Appel & Muysken (1996, p. 67) como el momento en el cual un individuo o comunidad son llevados a utilizar dos o más lenguas, dos o más formas de habla. Rivarola (1990, citado en Zimmermann, 1995, p. 21) comenta que en un estudio de lenguas en contacto, es más relevante la expresión de actitudes o valoraciones frente a ellas que el aspecto de sus rasgos meramente lingüísticos (fonéticos, fonológicos, lexicales, morfosintácticos).

En términos generales, la actitud se define como "una disposición a reaccionar favorable o desfavorablemente a una clase de objetos" (Cargile et al. 1994, p. 237). Fishman (1979) afirma que las actitudes son adquiridas, no heredadas, no son momentáneas, sino más o menos duraderas y estables, tienen un referente específico, varían en dirección y grado, proporcionan una base para la obtención de índices cuantitativos y conllevan una cierta predisposición a la acción. Una actitud lingüística, entonces, involucra un juicio frente a la forma de habla usada, a los hablantes, a sus comportamientos lingüísticos y a los símbolos o referentes que esas formas de habla o comportamientos crean.

De igual manera, Bikandi & Tuson (2001, p. 35), Kristiansen, Garret & Coupland (2004, p. 14), Cargile et al (1994, p. 221) y Beckford (1999, p. 59) coinciden en afirmar que la aproximación al estudio de las actitudes debe caracterizarse por la descripción de tres dimensiones: la cognitiva, la afectiva y la conductual (Figura 1), y que ya que las personas no siempre muestran coherencia entre lo que dicen, sienten o piensan y lo que hacen, la relación entre estas tres dimensiones no deja de ser compleja. Sin embargo, y precisamente debido al nivel de complejidad, el estudio de las actitudes se torna interesante, ya que no solo se trata de indagar por las opiniones o creencias de los informantes frente a las formas de habla en cuestión (dimensión cognitiva), sino al mismo tiempo descubrir sentimientos (dimensión afectiva) y conductas (dimensión conductual) que reflejen dichas creencias.

Dimensión cognitiva. Hace referencia a la estructura de creencias individual, a los pensamientos y al armazón de conceptos que las sostienen y que les dan una apariencia de racionalidad. La dimensión cognitiva de la actitud lingüística refleja, entonces, la opinión verbal frente a las formas de habla (importante, prestigiosa, interesante, fácil, agradable, rara) o a los hablantes (inteligente, habilidoso, rico, pobre, presumido, servicial, ambicioso, amable, loco, interesante).

Dimensión afectiva. Hace referencia a las orientaciones emocionales hacia el objeto de la actitud. Esta dimensión puede contemplarse en dos niveles: uno es el relacionado con el objeto actitudinal en sí, es decir, para el caso que ocupa a esta investigación, si se gusta o no de una forma de habla particular o su grupo de hablantes. La manifestación de esta dimensión puede hacerse también a través de sentimientos de pasión o rechazo por la música de un país, o su literatura, por ejemplo. El otro nivel tiene que ver con la valoración otorgada a componentes de las otras dimensiones (cognitiva o conductual). Kristiansen et al (2004, p. 17) comentan que, por ejemplo, la valoración de "ambicioso", otorgada a un hablante, hace parte de la dimensión cognitiva, sin embargo, es importante considerar también si la posición afectiva del informante frente a esa evaluación es de aprobación o desaprobación, favorable o desfavorable, de gusto o disgusto; en cuyo caso ya pasaría al ámbito de lo afectivo.

Dimensión conductual. Hace referencia a la expresión observable de las actitudes, a la manifestación externa que permite identificarlas. Existen varias formas de expresión en las cuales se pueden hacer explícitas las actitudes lingüísticas. Así, por ejemplo, la tendencia a valorar positivamente una forma de habla debido al reconocimiento de su influencia en el enriquecimiento del repertorio lexical de la forma propia, es una muestra de expresión observable de la actitud al que Kristiansen et al. (2004, p. 18) denomina comportamiento "de entrada" o "input". Un segundo comportamiento denominado "de salida" o "output", lo ejemplifica, mencionando que una actitud favorable hacia una forma de habla puede motivar la incorporación de los hablantes a procesos de aprendizaje o disminuir la resistencia a añadir palabras de esa forma al repertorio lexical propio. Una tercera forma de materialización de las actitudes -y a la que se le da mayor atención en el presente trabajo- es el uso de las formas de habla en los eventos comunicativos. La acomodación o adaptación del habla y la voluntad de un hablante de cambiar de código en contextos multilingües (elección lingüística) pueden dar cuenta observable de las valoraciones que se asignan a dichas formas (Kristiansen et al., 2004, p. 26).

Es relevante mencionar que Fasold (1984, citado en Bikandi & Tuson, 2001, p. 40), Moreno (2003, p. 179), Hohenthal (2005) y Kristiansen et al. (2004, p. 14), coinciden en que las actitudes lingüísticas son también el reflejo de las valoraciones que se tiene frente a los hablantes de las formas de habla en uso y hasta de los territorios que dichos hablantes ocupan.

Una de las bases sobre las cuales se asienta la actitud lingüística es la conciencia sociolingüística. Los individuos forjan actitudes, del tipo que sea, porque tienen conciencia de una serie de hechos lingüísticos y sociolingüísticos que les conciernen y los afectan. Tales hechos pueden pertenecer a su forma de habla o a la de su grupo o comunidad, pero también a la forma de otros hablantes, otros grupos u otras comunidades. Los hablantes saben que su comunidad prefiere unos usos lingüísticos a otros, que ciertos usos son propios de unos grupos y no de otros, que unas formas de habla son más prestigiosas que otras y, por lo tanto, tienen la posibilidad de elegir lo que consideran más adecuado a las circunstancias o a sus intereses (Moreno, 1998, p. 181).

De la definición de conciencia lingüística se desprende también el concepto de prestigio, que desde la sociolingüística se define como "el proceso de concesión de estima y respeto hacia individuos o grupos que reúnen ciertas características y que lleva a la imitación de las conductas y creencias de esos individuos o grupos" (De Campos, 2005, p. 23). Usualmente, los hablantes demuestran actitudes positivas frente a las lenguas o formas de habla que consideran más importantes. Vale la pena resaltar que dicha importancia no se determina por el nivel de ventaja o desventaja a nivel estético o lingüístico, sino que es un prestigioso producto de estereotipos culturales transmitidos generacionalmente (Bikandi & Tuson, 2001, p. 46). Debe destacarse que lo habitual es que sean los grupos sociales más prestigiosos, más poderosos socioeconómicamente, los que dicten la pauta de las actitudes lingüísticas, por eso las actitudes suelen ser positivas hacia las formas, los usos y las características de los hablantes con mayor prestigio y de clase social más alta (Bikandi & Tuson, 2001, p. 49).

Otra de las consecuencias directas de la conciencia sociolingüística de los hablantes es su seguridad o inseguridad lingüísticas, esto es, la relación que existe entre lo que un hablante considera correcto, adecuado o prestigioso, y su propio uso lingüístico espontáneo. Para Moreno (2003, p. 182), se habla de seguridad lingüística cuando lo que el hablante considera como correcto o adecuado coincide con los usos espontáneos del mismo hablante; la inseguridad lingüística surge, entonces, cuando tal coincidencia disminuye o desaparece. Así mismo, la coincidencia entre conciencia y actuación lleva a la estabilización; la discrepancia, por el contrario, es uno de los motores que impulsa el cambio (López, 1989, p. 223).

3. Metodología

El espacio de investigación es el área trifronteriza Brasil-Colombia-Perú (Foto 1), el cual comprende el municipio de Tabatinga, la ciudad de Leticia y el centro poblado menor isla Santa Rosa. Tabatinga es uno de los 62 municipios que conforman el Estado del Amazonas brasileño. Se encuentra ubicado al noroccidente del país, alcanza un área de 3.225 km2 y una población en su zona urbana estimada en 26.539 habitantes de acuerdo con el último censo realizado en el 2003 y reportado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (ibge). Leticia, por su parte, es la capital del departamento colombiano del Amazonas, ubicada en la margen izquierda del río Amazonas en el sur del país. Cuenta con 23.194 habitantes en su cabecera de acuerdo con el censo poblacional realizado en 2005-2006 por el Departamento Nacional de Estadística Colombiano (DaNe). Finalmente, el centro poblado menor isla Santa Rosa pertenece a uno de los cuatro distritos que conforman la provincia Mariscal Ramón Castilla en el departamento de Loreto, en el extremo nororiental de la geografía peruana a orillas del río Amazonas. Cuenta con una población estimada de 4.000 habitantes de acuerdo con el censo realizado en julio del 2006 y reportado por las autoridades locales.

Durante aproximadamente catorce meses se recolectaron los datos a través de la entrevista (véase Anexo) y se realizó un trabajo de observación sistemática. Como informantes se escogieron 50 personas nacidas en los territorios o que hubieran vivido en el área por más de veinte años. Fueron 17 leticianos, 17 tabatinguenses y 16 santarroseños y se intentó mantener el equilibrio de acuerdo con variables demográficas como el género, la edad y la clase social (Cuadro 1).

La entrevista fue diseñada con preguntas cerradas, semi-abiertas y abiertas, tanto en español como en portugués y tomando como base lo contenido en el Jamaican Creole Language Attitude Interview Schedule (Beckford, 1999), y en el cuestionario presentado en el trabajo de Soler (2003) sobre bilingüismo y actitudes lingüísticas de la comunidad indígena inga ante el español y el inga, así como también, algunas sugerencias de diseño de preguntas comentadas en Garret, Williams & Evans (2005). El instrumento incluye preguntas sobre aspectos sociodemográficos, de identidad, conciencia y prestigio lingüísticos, así como preguntas relacionadas con las valoraciones y preferencias de uso frente a las formas de habla, los hablantes y los espacios geográficos. Para algunas de las preguntas en la entrevista se usaron dos técnicas recomendadas: palabras clave y escalas de diferenciación semántica. A través de la primera se pide al informante que mencione hasta cinco juicios o valoraciones que se le "vengan a la mente" una vez escuche el estímulo (Von Herausgegeben et al., 2004, p. 1251). La segunda técnica presenta una serie de pares de adjetivos opuestos, idealmente piloteados en el contexto de investigación, dejando en medio varios espacios vacíos que son los puntos de la escala. Así, entonces, se le presenta al informante la escala "interesante-aburrido", que además puede estar gradada hasta en siete partes desde "demasiado aburrido" hasta "muy interesante", y se le solicita que la grade ( Von Herausgegeben, 2004, p. 1257).

Con el fin de dar cuenta de las dimensiones cognitiva y afectiva frente a las formas de habla, y considerando que todos los juicios de valor que los informantes manifiestan no son de la misma naturaleza, fue necesario categorizarlos y subcategorizarlos. Este trabajo ha categorizado dichos juicios en valoraciones lingüísticas, afectivas, de norma o prestigio e instrumentales, las cuales se caracterizan y ejemplifican a continuación:

Valoraciones lingüísticas. Son todos aquellos juicios relacionados con las cualidades o rasgos lingüísticos de la forma de habla objeto de estudio como la pronunciación, la entonación, la velocidad y ritmo de habla, el repertorio léxico, etc. Ejemplos son: "mejor pronunciada", "mal pronunciada", "rápida", "lenta", "tiene muchas palabras", "tiene pocas palabras".

Valoraciones afectivas. En esta categoría se pueden incluir todos los juicios que involucran algún tipo de consecuencia emocional para el informante como por ejemplo, "chistosa", "aburrida", "desagradable", "bonita", "fea", etc.

Valoraciones de norma y prestigio. Son todos aquellos juicios que hacen referencia al prestigio social de las formas de habla y el nivel de cercanía con las formas de habla estándar como por ejemplo, "eso es pura jerga", "correcto", "incorrecto", "de caché", "distorsionado", "exacto", "el que es", etc.

Valoraciones instrumentales. En esta categoría se incluyen todos los juicios que involucran el uso y la utilidad de las formas de habla para los informantes como por ejemplo, "importante para la zona", "efectiva para la comunicación", "la que deben aprender mis hijos", etc.

La subcategorización, por su parte, tiene que ver con la división de juicios en positivos, neutros y negativos. Así, entonces, se establecieron valoraciones lingüísticas tanto positivas como negativas y neutras, por ejemplo.

Con el fin de dar cuenta de la dimensión conductual de las actitudes, se acudió a la observación de hechos comunicativos en diversos dominios sociolingüísticos y de usuarios de formas de habla distintas (hablante leticiano con tabatinguense o hablante santarroseño con tabatinguense), con el objeto de hallar materializaciones o ejemplos concretos de la actitud. Se analizaron, especialmente, fenómenos de elección lingüística, entendida como la posibilidad de usar códigos diferenciados. Uno de los ejemplos de elección lingüística más frecuentemente registrado es el de alternancia de código, que consiste en el cambio de dos o más formas de habla dentro del discurso de un hablante bilingüe. De igual manera, fueron usuales ejemplos de interferencia, fenómeno que consiste en el uso de una construcción o regla de una lengua que conduce a un error o forma inapropiada en la otra (Edwards, 1995, p. 72) y se presenta en el nivel lexical, sintáctico, morfológico y fonético del discurso de un hablante bilingüe.

4. Resultados

4.1 Conciencia sociolingüística

Con respecto a la conciencia lingüística en el área, en un primer momento se manifiesta un bajo nivel en relación con las formas de habla locales; Español de Leticia (el), Portugués de Tabatinga (pt), Español de Santa Rosa (esr) y el Fenómeno de Contacto (fC). Las formas de habla reconocidas en mayor proporción son las formas de habla estándar de portugués, español, inglés y las lenguas indígenas. Solo algunos pocos informantes reconocen el fC como otra forma de comunicación y en menor proporción el esr (Figura 2).

A pesar de que con las primeras preguntas de la entrevista se obtuvieron bajos niveles de reconocimiento de las formas de habla locales, a través de indagaciones posteriores y de la observación, afloran altos niveles de conciencia frente a estas formas por parte de todos los grupos de informantes, y ésta es manifestada a través de una continua comparación y estigmatización con las formas de habla de Río de Janeiro, São Paulo, Bogotá o Lima, las cuales mantienen el mayor prestigio social y lingüístico en la zona.

Ahora bien, el reconocimiento de la diferencia entre las formas de habla locales (el, pt y esr) y las formas de habla estándar se hizo a través de tipos de valoraciones o juicios de valor lingüísticos, afectivos y de norma y prestigio, categorías que se establecieron a partir de la tabulación y categorización de las respuestas obtenidas en las preguntas abiertas (véase anexo, preguntas 23-26). Vale la pena mencionar que las valoraciones instrumentales -categoría en la cual se incluyen todos los juicios que involucran el uso y la utilidad de las formas de habla tales como: "importante para la zona", "efectiva para la comunicación", etc.- fueron otorgadas en su mayoría a la fC. A continuación se ejemplifican algunas valoraciones con muestras tomadas de los informantes:

-Ejemplos de valoraciones lingüísticas:

"tiene palabras que no se entienden", "es fácil de entender", "es difícil de entender", "se habla muy rápido", "es muy lenta", "no es ni difícil ni fácil realmente", "se pronuncia como mal", "a pronúncia é muito difícil", "ela tem muitas palavras desconhecidas", "el sotaque ("acento" en lengua portuguesa) es como cantado, a veces no entiendo".

-Ejemplos de valoraciones afectivas:

"me gusta mucho", "no me gusta", "es la forma que uso cuando estoy brava", "es la forma que uso cuando estoy muy feliz", "es la que me permite expresar mejor mis sentimientos", "es fea", "es bonita", "es agradable de escuchar", "es desagradable de escuchar", "es aburrida", "es interesante", "no es ni bonita ni fea", "é bacana", "é muito agradável".

-Ejemplos de valoraciones de norma y prestigio:

"importante", "valiosa", "prestigiosa", "secundaria", "refinada", "civilizada", "conveniente", "de alto nivel", "inferior", "vulgar", "incivilizada", "chabacana", "de bajo nivel".

La comparación de formas estándar y formas de habla locales se realiza en su mayoría a través de juicios de norma y prestigio, fenómeno entendible debido al alto prestigio social de las capitales de los tres Estados, frente al bajo o nulo de las zonas periféricas, como son las poblaciones objeto de estudio. También se manifiestan juicios de carácter lingüístico en gran proporción, ya que el rasgo de identificación más fácilmente perceptible es el acento. Aunque es indiscutible el alto nivel de prestigio recibido por las formas estándar sobre las locales, también es importante señalar que dentro de la zona el pt es la forma que recibe mayores valoraciones en la escala de prestigio. Conocer y hablar esta forma representa entrar en contacto con el portugués estándar, lo cual, a su vez, se convierte en una especie de "pasaporte" para ingresar a una sociedad, la brasilera, que brinda mas oportunidades laborales y académicas que la colombiana o la peruana.

4.2 Actitudes frente a las formas de habla objeto de estudio (dimensión cognitiva y afectiva)

Al tener en cuenta las categorías (valoraciones afectivas, lingüísticas, de norma y prestigio) y las subcategorías (valoraciones positivas, neutras y negativas), los resultados (Figura 3) reflejan que las actitudes positivas se presentan en mayor proporción hacia las formas el y pt (59% y 61%, respectivamente, teniendo en cuenta que se encuentran incluidos los resultados de los tres tipos de valoraciones en conjunto: afectivas, de norma o prestigio y lingüísticas). Sin embargo, el hecho de que estas formas se usen en espacios considerados, en mayor o menor medida, periféricos dentro de los Estados que componen la trifrontera, y que la comunidad lingüística las estigmatice y desprestigie precisamente por considerarlas alejadas de la norma "culta" o "correcta" de los centros de poder, genera, así mismo, un alto porcentaje de actitudes negativas.

Con el fC ocurren cuatro fenómenos para destacar: el primero se relaciona con el alto nivel de valoraciones neutras (35%), ya que no se expresan en gran medida juicios de aceptación o rechazo de forma contundente. El segundo hace referencia a las valoraciones positivas de tipo instrumental, las cuales también reciben altos porcentajes y se explican por el hecho de que las características propias de esta forma de habla (alternancias e interferencias, principalmente) son, sin duda, mayores cuando el hablante busca mecanismos que faciliten la consecución exitosa de un evento comunicativo de contacto, en otras palabras, es efectiva para la comunicación. El tercer fenómeno se genera, ya que aunque el fC presenta juicios instrumentales positivos, el nivel de juicios lingüísticos, de norma o prestigio y afectivos negativos también es considerable y no coincide con las conductas de los hablantes. Así, entonces, mientras los hablantes manifiestan no usar alternancias e interferencias porque no les gusta -las consideran de bajo prestigio o usadas por personas de baja capacidad intelectual-, los eventos comunicativos espontáneos observados en diferentes dominios sociolingüísticos muestran un alto nivel de uso, hecho que demuestra, al mismo tiempo, un alto nivel de inseguridad lingüística revelado, en mayor grado, por la población santarroseña. El último hecho a destacar relacionado con el fC es que aunque su aparición en los eventos comunicativos es frecuente y por razones principalmente instrumentales, este no podría ser considerado como un sistema diferente que se encuentre emergiendo con características lexicales, fonéticas, sintácticas o semánticas propias, o que sea susceptible de ser incorporado a ámbitos gubernamentales, educativos o de comunicación masiva. Este hecho, junto con las actitudes mayoritariamente neutras y negativas frente a la forma de habla y la expresa discrepancia entre lo que los hablantes dicen y hacen con respecto a ella, aleja la posibilidad de que esta se convierta en una forma que desplace a otras en el área trifronteriza.

Finalmente, frente al esr las valoraciones son contundentemente negativas (51%) y son los leticianos quienes las manifiestan en mayor proporción. Los juicios son especialmente afectivos y de norma o prestigio, y están altamente influenciados por los estereotipos negativos tanto frente a la población peruana de esta área como al centro poblado menor isla Santa Rosa. La influencia de este grupo humano en la cotidianidad trifronteriza es cada vez mayor y representa un aporte importante en la dinámica, especialmente comercial, del área, sin embargo, el hecho de que no existan iniciativas conjuntas para involucrar a los habitantes santarroseños en ámbitos académicos o culturales, imposibilita también la reivindicación de su posición en el área y un eventual cambio en las valoraciones hacia sus formas de habla.

4.3 Actitudes lingüísticas y valoraciones frente al espacio geográfico y los hablantes

Vale la pena resaltar aquí la idea de que las actitudes frente a las formas de habla se ven influenciadas por creencias y estereotipos asociados al espacio geográfico y a los hablantes como grupo humano. De hecho, las actitudes lingüísticas frente al pt, al el y al esr son en alto grado coincidentes con las actitudes frente a Tabatinga, Leticia y Santa Rosa y a los tabatinguenses, leticianos y santarroseños.

La Figura 4 presenta las actitudes frente a Leticia y Tabatinga como positivas con un 64% y un 50% del total de la muestra para cada territorio, respectivamente. Vale la pena comentar que estas valoraciones incluyen las de los tres grupos de informantes en su conjunto. Valoraciones positivas frente a Leticia se pueden citar: "ordenada, bonita y grande", "esta ciudad es muy verde todavía, gracias a Dios", "es mi pueblo, me gusta todo", "es productiva y la educación es muy buena", "mucha más Fuerza Armada", "es la capital del Departamento y tiene mejores servicios públicos", "é bonita y mais segura", "há mais parques", "parece estar em melhor condicoes", "as pessoas são mais educadas". Valoraciones positivas frente a Tabatinga se pueden citar: "es chévere y bonita", "menos restricciones para todo en esa ciudad", "es más organizada, la infraestructura es mejor", "bacana, buena para vivir", "acepta a los peruanos", "acogedora, grande y bonita", "se entra más fácil, solo con el DNi (Documento Nacional de Identificación peruano)", "más barata y organizada", "muy alegre", "el puerto es grande y bonito", "é muito alegre", "é minha cidade, é muito bonita", "esta se desenvolvendo muito".

Las actitudes negativas frente a Leticia suman un 20% y frente a Tabatinga un 24%. Las valoraciones negativas frente a Leticia incluyen juicios como: "tiene muy malas carreteras", "Leticia es cara y no puedes tener un negocio, ponen muchos peros", "antes era mucho mejor, ahora es insegura y mucho tráfico también", "decadente", "para los peruanos es mucho más difícil, piden muchos papeles", "é costosa", "não há muitas festas populares o brincadeiras", "continua a mesma, não esta desenvolvida". Las valoraciones negativas frente a Tabatinga incluyen: "falta organización, es insegura y violenta", "no sé, no me gusta, es peligrosa", "Tabatinga es libertina, falta de servicios y también insegura", "precisa de infraestructura", "é muito peligrosa", "Tabatinga não tem sentido de crescimento", "não é desenvolvida".

Con respecto a las actitudes neutras, en donde son comunes respuestas como: "como todo lugar, tiene cosas buenas y malas", frente a Leticia se señala un 10% y frente a Tabatinga un 22% del número total de informantes.

Las actitudes frente a Santa Rosa se distribuyen entre un gran 32% de informantes que afirma "no conocer la isla", un 28% que señala una actitud contundentemente negativa, un 22% que muestra una actitud neutra, y finalmente un 12% que expresa actitudes positivas frente al centro poblado. Algunas de dichas valoraciones negativas y neutras incluyen: "casi no voy por allá, es descuidada", "no me llama la atención", "es caserío, no me gusta", "es un pantano", "es pobre", "no hay nada que ver ni que hacer", "esa isla es pequeña pero como agradable", "es una islita, un lugar ahí, feito", "estamos atrasados, quedados", "a mí no me gusta esta isla pero aquí tengo trabajo", "no hay electricidad, falta servicios públicos, no hay luz", "é regular", "é mais ou menos", é muito pequena e eu gosto das cidades grandes", "a gente não encontra nada lá".

La Figura 5 indica cómo las actitudes frente a los leticianos y los tabatinguenses es similar a la de los territorios y en su mayoría positiva con un 58% y 54% del total de la muestra, respectivamente. En cuanto a las valoraciones positivas frente a los leticianos se pueden mencionar: "son inteligentes y echaos pa'lante", "son gente amable, más sanos", "son emprendedores", "son educados y muy estudiosos", "os leticianos são ótimos", "são gente boa, bacana", "são pessoas prestativas (serviciales, solícitas), comunitarias". Las valoraciones positivas frente a los tabatinguenses incluyen: "son buenos", "se relacionan con facilidad", "son alegres", "son personas bien", "acogedores, hospitalarios y amigables", "son chéveres, bonitos, simpáticos; mejor dicho muy lindos", "a gente tabatinguense é alegre", "são pessoas boas", "gostam das festas".

Las actitudes negativas frente a los leticianos suman un 20% y frente a los tabatinguenses un 18%. Algunos ejemplos de valoraciones negativas frente a los leticianos son: "son egoístas, criticones y facilistas", "son irrespetuosos y mala clase", "son tacaños", "son individualistas", "toman mucho trago", "são pessoas fechadas". Con respecto a las valoraciones negativas frente a los tabatinguenses se puede citar: "son envidiosos y quieren sobresalir", "ordinarios", "machistas", "conformes", "nós somos poquinho invejosos (envidiosos)".

En cuanto a las actitudes neutras, en donde son comunes respuestas como: "como todas las personas, algunas son buenas y otras malas", frente a los leticianos se señala un 14% y frente a los tabatinguenses un 20%.

Las actitudes frente a los santarroseños se distribuyen entre un 8% de informantes que afirman no conocerlos, un amplio 38% que señala una actitud contundentemente negativa, un 22% que muestra una actitud neutra, y finalmente un 20% de actitudes positivas frente a los hablantes. Es importante mencionar que el 12% de los informantes se abstuvieron de contestar al preguntarles por los santarroseños (véase Anexo, pregunta 46), lo cual puede interpretarse como una actitud negativa, especialmente reforzada por la observación de conductas no verbales como la apertura de ojos, la mirada hacia arriba y el distanciamiento del interlocutor. Las siguientes son valoraciones negativas y neutras frente a los habitantes de Santa Rosa: "refugiados", "vienen a buscar nuevas oportunidades, pobrecitos", "no sé cómo decir, no me gustan", "no los conozco", "sufren mucho en todo", "muy dejados y no se esfuerzan por las cosas", "tramposos", "mentirosos", "son raros", "cochinos", "feos", "aprovechados", "son atrevidos", "algunos son malos y bandidos", "são desajeitados (torpes)", "são um pouco atrapalhados (aturdidos, atolondrados)", "são mal-educados", "são terriveis, não tenho confiança", "são enganadores", "hay malos y buenos, como todo", "são mais ou menos bem".

Por su parte, las valoraciones positivas frente a los santarroseños incluyen: "son colaboradores", "es la gente que mas trabaja por aquí", "amables", "são normais", "são pessoas bacanas", "são trabalhadores".

Como se puede deducir, las valoraciones frente a los hablantes es muy similar a los resultados obtenidos al indagar por la actitud frente a los espacios geográficos, lo cual confirma una relación de coincidencia entra las valoraciones frente a unos y otros. Así mismo, se comprueba una actitud mayoritariamente negativa frente a Santa Rosa como espacio geográfico marginado y frente a los santarroseños como población estigmatizada.

4.4 Actitudes lingüísticas y variables sociales

Como se mencionaba en la metodología, este trabajo indagó también por la relación entre las variables sociales de género, edad, nivel de escolaridad y ocupación actual y las actitudes lingüísticas. Los resultados arrojan que no existen diferencias sustanciales entre las actitudes de los hombres y las mujeres frente a las formas de habla objeto de estudio. El único aspecto a resaltar es la mayor proporción de actitudes positivas por parte de los hombres frente al fC, lo cual puede deberse a un mayor contacto y uso de las estrategias propias del fenómeno por parte de este género. Con respecto a la edad, las actitudes frente al el y al pt se mantienen muy similares en todos los rangos, las personas mayores de 41 años presentan actitudes positivas en mayor proporción hacia el fC, y actitudes mayoritariamente negativas hacia el esr. Finalmente, todos los niveles de escolaridad y todos los niveles ocupacionales valoran positivamente las formas de habla más prestigiosas, es decir, el el y el pt.

4.5 Autovaloraciones

Al considerar que las actitudes lingüísticas no se expresan solamente hacia las formas de habla ajenas, sino también hacia las propias, es de gran importancia mencionar los resultados obtenidos con respecto a las autovaloraciones. Los informantes que se autovaloran más positivamente y otorgan también más juicios positivos al espacio geográfico que habitan y a la variedad lingüística que usan son los tabatinguenses, lo cual coincide con el alto prestigio que se le otorga a la forma de habla y los juicios positivos hacia el espacio y los hablantes por parte de otros informantes. De igual manera, los juicios positivos que los leticianos conceden a su forma de habla, a los habitantes de Leticia y a la ciudad coincide con las valoraciones de informantes no leticianos. Finalmente, las autovaloraciones de los santarroseños se caracterizan por una alta proporción de respuestas neutras tanto hacia la forma de habla como hacia los hablantes y el espacio geográfico, lo cual indica, una vez más, un alto grado de inseguridad. Es importante mencionar que las autovaloraciones de este grupo no coinciden con las otorgadas por la población no santarroseña, ya que esta muestra actitudes mayoritariamente negativas o de desconocimiento.

4.6 Actitudes frente a las formas de habla objeto de estudio (dimensión conductual)

Cuando dos hablantes que no manejan el mismo código protagonizan un evento comunicativo, estos optan por tres comportamientos: el primero, el uso de la forma propia sin ninguna consecuencia para la culminación exitosa del evento comunicativo. El segundo, el cambio a la forma de habla del interlocutor, fenómeno conocido como acomodación lingüística o convergencia. El tercer comportamiento, el cambio, pero no a la forma del interlocutor, sino a un discurso caracterizado, principalmente, por las interferencias y alternancias entre el pt, el y esr propias del fenómeno de contacto en el área trifronteriza, y al cual ya se ha hecho referencia como fC. A continuación se ejemplifican los tres comportamientos.

4.6.1 No cambio de forma de habla

4.6.1.1 Caracterización de evento comunicativo

Evento comunicativo: conversación

Lugar: almacén de productos de belleza en Leticia

Hora: 4:30 p.m.

Participantes: una compradora tabatiguense una vendedora leticiana

Sistema de convención:

T: compradora tabatiguense

L: vendedora leticiana

t: Bom dia.

l: Buenos días, ¿en qué le puedo ayudar?

t: Eu quero um batom.

l: Con gusto (le muestra productos de varios colores).

t: Tem marrom?

l: Ay no, ese nos llega mañana, de pronto.

t: Ok não, eu prefiro marrom, bom obrigada.

l: Para servirle.

El ejemplo anterior muestra cómo cada hablante maneja su propia forma de habla sin presentarse interrupción del evento comunicativo. Los hablantes manifiestan no cambiar de forma de habla por cuatro razones principales: la poca interferencia para llevar a feliz término el evento comunicativo, el desconocimiento de las otras formas de habla, la sensación de inseguridad, vergüenza o temor al equívoco y, por último, la consideración del cambio como un atentado a la identidad propia.

4.6.2 Cambio de forma de habla a portugués de Tabatinga (pt) o español de Leticia (el)

4.6.2.1 Caracterización de evento comunicativo:

Evento comunicativo: conversación

Lugar: Universidad Estatal del Amazonas en Tabatinga

Hora: 10:30 a.m.

Participantes: estudiante leticiano secretaria académica tabatinguense

Sistema de convención:

E: estudiante leticiano

S: secretaria tabatinguense

e: Bom dia.

s: Bom dia.

e: Você sabe quando serão as inscricões para o congresso dos estudantes da Amazonia.

s: Eu sei que elas serão na próxima semana, mas eu não sei exatamente. Vou-me comunicar com uma moça que pode lhe ajudar. (La señorita habla con alguien por teléfono y luego vuelve a hablar con el joven leticiano).

As inscricões serão na próxima quinta feira e você tem que pagar 5 reais.

e: Ok muito obrigado, chão.

s: De nada.

En el ejemplo anterior, el hablante sí cambia de forma de habla a pt: el estudiante leticiano decide usar portugués para llevar a cabo el evento comunicativo.

Las razones para cambiar de forma de habla manifestadas por los informantes son, en su orden, mostrar cortesía, lograr comprensión y presumir. Vale la pena comentar que los leticianos son la población que más cambia de forma al pt, lo cual sugiere un mayor nivel de competencia comunicativa motivado por lo atractivo que resulta saber portugués y por el alto prestigio de esta variedad dentro del área. De igual manera, es importante señalar que los datos obtenidos a través de la entrevista arrojan que el cambio se realiza hacia el el o pt, sin embargo, la observación indica que la conducta más frecuente es el uso de las alternancias e interferencias lingüísticas propias del fC, cambio al que se hará referencia a continuación.

4.6.3 Uso de alternancias e interferencias lingüísticas propias del Fenómeno de Contacto (fc)

4.6.3.1 Caracterización de evento comunicativo:

Evento comunicativo: conversación

Lugar: mercado principal de Tabatinga

Hora: 7:30 a.m.

Participantes: vendedor de pescado tabatiguense comprador leticiano

Sistema de convención:

T: vendedor de pescado tabatinguense

L: comprador leticiano

l: ¿Cuánto cuesta todo ese pescado?

t: Não sei. Vou pesar.

(Después de un rato que el pescador cuenta el número de parcos que tiene...) São duzentos e setenta kilos (dicho pausado), isto é, seiscentos reais mais ou menos.

l: Mmmm, quinientos y lo llevo todo.

t: Mas está bonito e fresco.

l: Le doy quinientos mil pesos, no puedo darle más.

t: Tá bom, tá bom.

El pescador comienza a empacarlo y el leticiano quiere dejar unos pocos por fuera, entonces este le dice al pescador:

l: No empaque estos que me los voy a llevar aparte.

t: Qué? (lo mira como indicándole que no le entendió).

l: Dexa-lá estos, dexa-lá.

t: Ok.

l: Muchas gracias.

t: Obrigado.

El ejemplo anterior muestra cómo los dos informantes mantienen sus formas de habla presentándose, sin embargo, un elemento de incomprensión que es resuelto haciendo uso de una alternancia o la utilización de palabras simples en portugués (dexa-lá, dexa lá), cuando uno de los informantes está usando básicamente español.

Como se mencionaba en líneas anteriores, la observación sistemática sugiere que la característica más recurrente en el discurso de los protagonistas de eventos comunicativos es la de las interferencias y alternancias (fC). Lo contradictorio, sin embargo, es que las actitudes frente al fC, según los datos obtenidos a través de la entrevista, son mayoritariamente negativas y neutras (Figura 3). De hecho, por un lado, los usuarios de esta forma de habla son valorados como menos inteligentes porque "no manejan las dos formas de habla bien" o "no saben ni español ni portugués bien" y, por otro, es una forma considerada como un "mal necesario". Este es un claro ejemplo de las contradicciones entre lo que los informantes dicen y hacen, el cual puede interpretarse como un fenómeno de inseguridad lingüística, ya que la observación sistemática indica que las alternancias e interferencias propias del fC son los instrumentos más usados por los hablantes cuando se presentan problemas de comunicación, pero al mismo tiempo los hablantes manifiestan su rechazo o distancia hacia dicha forma.

Los santarroseños son quienes presentan mayor proporción de actitudes negativas frente a las alternancias e interferencias, sin embargo, son quienes más las usan, lo cual los convierte en la población con un grado de inseguridad lingüística mayor. El siguiente es un evento comunicativo en el que participa un hablante santarroseño:

4.6.3.2 Caracterización de evento comunicativo:

Evento comunicativo: conversación

Lugar: casa y negocio de mujer santarroseña en Tabatinga

Hora: 9:30 a.m.

Participantes: mujer santarroseña investigadora cliente tabatinguense

Sistema de convención:

M: mujer santarroseña

I: investigadora

C: cliente

i: Y... ¿quién es la señora Rita?

m: Es una señora que nos ayudó cuando llegamos, a encontrar el negocio y eso. Es una mujer muy trabalhadora. Eu goste de ella porque nos ayudó a poner este negocio y cuando nació minha filha me ayudó también. (Llega un cliente tabatinguense) C: Tem ovos?

m: Tengo.

C: Sete por favor.

m: Tengo rojos pequeños.

C: mmm... (observa como sin comprender).

m: Sólo tengo vermelhos, no hay más.

C: Sim, sete por favor.

m: Mire (le entrega los huevos).

C: Obrigada.

m: De nada [d?i`naða] (patrones de pronunciación portuguesa).

Como se puede observar en el ejemplo anterior, la hablante santarroseña utiliza frecuentemente alternancias intraoracionales en su intervención: "Eu goste de ella porque nos ayudó a poner este negocio y cuando nació minha filha me ayudó también" o "Sólo tengo vermelhos, no hay más". El discurso de la hablante santarroseña también se caracteriza por un ejemplo de interferencia sintáctica propia del fC. A la pregunta "Tem ovos?", la hablante contesta con el verbo principal en primera persona "tengo", como se haría en portugués, pero con fonética española. De igual forma, se puede comentar que la despedida en portugués es una muestra de solidaridad por parte de la hablante santarroseña frente a su cliente tabatinguense.

4.6.3.3 Caracterización de evento comunicativo:

Evento comunicativo: conversación

Lugar: negocio de un peruano en Tabatinga

Hora: 7:30 p.m.

Participantes: hombre peruano mujer tabatinguense

Sistema de convención:

H: hombre peruano

M: mujer tabatinguense

m: Onde mora sua filha?

h: Ela moraba aquí en Tabatinga mais não quería ficar aquí entonces se fue para Manaus. Ela está estudando lá.

m: O que ela estuda em Manaus?

h: Eu não sé, mais acho que es algo con sistemas.

m: Então, ela vai ficar lá looooonge, ne?

h: va, eu acho.

Al igual que el ejemplo anterior, este también se caracteriza por alternancias tanto interoracionales ("Ela moraba aquí en Tabatinga mais não quería ficar aquí entonces se fue para Manaus") como intraoracionales ("Ela está estudando lá"), así como, un ejemplo de interferencia en el discurso del hablante peruano al contestar en español pero con la forma verbal de la pregunta propia de la sintaxis portuguesa (C: Então, ela vai ficar lá looooonge, ne? h: va, eu acho).

4.7 La discriminación lingüística

Otra forma de manifestación conductual de las actitudes es la discriminación lingüística, entendida como toda aquella actitud hacia las lenguas o formas de habla que se basa en la idea de que estas se pueden clasificar en tipos y que existen diferencias entre esos tipos, que pueden justificar la concepción de que unas son superiores a otras total o parcialmente. (Moreno & Cabrera, 2000, p. 15)

Este fenómeno se observa a través de valoraciones que dejan ver claramente una estigmatización de las formas de habla locales frente a las formas estándar de los centros de poder de los respectivos Estados y, en consecuencia, también niveles de autovaloración negativas, como lo muestran las siguientes manifestaciones:

"Aquí el acento es cantadito, los del interior hablan normal", "Aquí se maltratan las palabras", "Nossa pronuncia não é boa", "En el interior de los países las lenguas son más agradables, se oyen mejor", "El idioma de las ciudades es mucho más bonito", "En Lima el español es menos arrastrado", "O português aqui é muito mais feio", "Eu não gosto da língua de aquí", "Las formas de habla del interior son más importantes, esas sí son las propias formas", "En Perú los de la orilla son más ordinarias, desbocadas, menos decentes, por ejemplo", "Los capitalinos son más sofisticados", "Este es un español no avanzado".

De igual manera, y ya entre las formas de habla objeto de estudio, la discriminación se observa frente al esr. Dicha discriminación se manifiesta a través de valoraciones que dejan de ser puramente lingüísticas y tienen matices más sociales, económicos o políticos, con lo cual dicha discriminación lingüística se convierte en un ingrediente más de la discriminación social hacia los habitantes de Santa Rosa, su poblado y su forma de habla. Las siguientes son valoraciones frente al espacio geográfico, los hablantes y la forma de habla:

Frente a Santa Rosa -

"Casi no voy por allá, es descuidada", "no me llama la atención", "es caserío, no me gusta", "es un pantano", "es pobre", "no hay nada que ver ni que hacer", "esa isla es pequeña pero como agradable", "es una islita, un lugar ahí, feito", "estamos atrasados, quedados", "a mí no me gusta esta isla pero aquí tengo trabajo", "no hay electricidad, falta servicios públicos, no hay luz", "é regular", é mais ou menos", é muito pequena e eu gosto das cidades grandes", "a gente não encontra nada lá".

Frente a los Santarroseños -

"son refugiados", "vienen a buscar nuevas oportunidades, pobrecitos", "no sé cómo decir, no me gustan", "no los conozco", "sufren mucho en todo", "muy dejados y no se esfuerzan por las cosas", "tramposos", "mentirosos", "son raros", "cochinos", "feos", "aprovechados", "son atrevidos", "algunos son malos y bandidos", "são desajeitados (torpes)", "são um pouco atrapalhados (aturdidos, atolondrados)", "são mal-educados", "são terriveis, não tenho confiança", "são enganadores", "hay malos y buenos, como todo", "são mais ou menos bem".

Frente al - esr

"se pronuncia como mal", "tiene palabras que no se entienden", "fastidiosa", "vulgar", "incivilizada", "no me gusta", "não é agradável", "es la forma de hablar de ellos, está bien".

5. Discusión

El área urbana trifronteriza Brasil-Colombia-Perú cuenta con formas de habla que aunque no han sido estudiadas en profundidad, sin duda generan valoraciones de diversa naturaleza. Este trabajo no ha buscado desentrañar las actitudes frente a cualidades lingüísticas específicas de dichas formas, sino describir y analizar los pensamientos, sentimientos y comportamientos relacionados con ellas como formas vivas de comunicación en la zona.

Trabajos encaminados a crear políticas de promoción lingüística significarían un gran aporte para combatir la discriminación lingüística en el área trifronteriza. Es importante que existan mecanismos, no solo para conocer y valorar todas las formas de habla propias, sino también para convertirlas en focos de interés académico local. Y ya que es a través de los medios de comunicación y la escuela que se pueden gestar condiciones para apoyar el respeto por los lenguajes y sujetos, valorar todas las formas de habla como patrimonio y marca de identificación, entender que así como no existe alguna justificación para escoger una raza y estigmatizar otras o escoger un pueblo y estigmatizar otro, tampoco existe justificación alguna para escoger unas formas de habla y estigmatizar otras; son estos espacios a los que se podrían dirigir los primeros esfuerzos.

En la actualidad, los medios de comunicación existentes en el área trifronteriza dan absoluta prioridad a las formas "cultas" y "correctas" de Lima, Río de Janeiro y São Paulo o Bogotá y, de igual manera, ni la educación media ni la superior generan mecanismos que permitan explorar y valorar las formas de habla propias. Por esto, el fomento de iniciativas de aproximación a la producción literaria local a través de la radio, la prensa o la televisión y el impulso de proyectos de investigación en la escuela relacionados con el lenguaje propio podrían, eventualmente, convertirse en herramientas para promocionar las formas de habla locales y motivar su valoración.

Es importante volver a anotar, sin embargo, que la aproximación al fenómeno de discriminación no deja de ser complejo, ya que la dinámica social de la trifrontera es el resultado, como bien lo anota el profesor Goulard (2003, p. 90), de una historia de cohabitación poblacional marcada por reglas estrictas que reflejan la auto percepción y la percepción de los demás. Una historia poscolonial en la que las oleadas migratorias peruanas, especialmente las más recientes, han sido contundentemente rechazadas por la población local tanto colombiana como brasilera (Goulard, 2003, p. 93). Una historia en la que la denominación de "peruano" pasó a ser una marca negativa, aún entre la población indígena, como es el caso de los uitotos y los cocamas, quienes se percibían como peruanos y "han tenido que cambiar su discurso en relación con ese aspecto de su identidad" (Goulard, 2003, p. 100). Una historia de fragmentación social y estigmatización. No obstante, también es necesario insistir que si bien es cierto el reconocimiento de las formas de habla, la complejidad del fenómeno no garantiza, por lo menos a corto plazo, que se transforme lo que ha sido una constante histórica y que la actitud frente a ellas y sus hablantes se modifique. La promoción de dichas formas como parte del patrimonio y señales vivas y valiosas de identidad es una búsqueda ineludible y una inversión en la equidad social del área.

Anexo 1

Referencias

Appel, R. & Muysken, P. (1996). Bilingüismo y contacto de lenguas. Barcelona: Ariel.        [ Links ]

Beckford, A. (1999). Historic low prestige and seeds of change: Attitudes toward Jamaican Creole. Language and Society, 28, 57-92.        [ Links ]

Bikandi, U. & Tusón A. (2001). Las actitudes lingüísticas: Textos de didáctica de la lengua y de la literatura. Barcelona: Grao.        [ Links ]

Bradac, J., Cargile, A. & Hallet, J. (2001). Language attitudes: Retrospect, conspect, and prospect. En P. Robinson & H. Giles (eds.), The new handbook of language and social psychology 3 (pp. 137-158). California: John Wiley & Sons.        [ Links ]

Cargile, A., Giles, H., Ryan, E. & Bradac, J. (1994). Language attitude as a social process: A conceptual model and new directions. Language and Communication, 14 (3), 211-236.        [ Links ]

Coupland, N. & Jaworski, A. (Eds.) (1997). Sociolinguistics: A reader and a coursebook. London: Macmillan Press.        [ Links ]

De Campos Barbosa, G. (2005). El contacto Lingüístico-cultural en el área de frontera Colombia-Brasil. Tesis de Maestría para la obtención del título de Máster en Lingüística, Faculdade de Letras, Universidade Federal do Río de Janeiro, Río de Janeiro, Brasil.        [ Links ]

Colombia, DepartameNto Nacional de Estadística (Dane) (2005). Censo 2005. Bogotá: Autores.        [ Links ]

Edwards, J. (1995). Multilingualism. New York: Penguin.        [ Links ]

Fishman, J. (1979). Sociología del lenguaje. Madrid: Cátedra.        [ Links ]

Garrett, P., Williams, A. & Evans, B. (2005). Attitudinal data from New Zealand, Australia, the usa and uk about each other´s Englishes: Recent changes or consequences of methodologies. Multilingua, 24, 211-235. Amsterdam: Mouton de Gruyter.        [ Links ]

Goulard, J. P. (2003). Cruce de identidades. El trapecio amazónico colombiano. En: C. I. García (comp.), Fronteras, Territorios y Metáforas (pp. 87-101). Medellín: Hombre Nuevo Editores.        [ Links ]

Hohenthal, A. (2005). Measurement Techniques: What is a Language Attitude? Turku, Finlandia: University of Turku.        [ Links ]

Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (ibge). Cidades@ [herramienta web]. Extraído el 23 de junio, 2006, en http://www.ibge.gov.br/cidadesat        [ Links ]

kristiansen, T., Garret, P. & Coupland, N. (2004). Introducing subjectivities in language variation and change. Language Awareness, 10, 9-34. Universidad de Copenhagen y Cardiff.        [ Links ]

López, H. (1989). Sociolingüística. Madrid: Gredos        [ Links ]

Moreno, J. C. (2000). La dignidad e igualdad de las lenguas: Crítica de la discriminación lingüística. Madrid: Alianza Editorial.        [ Links ]

Moreno, F. (1998). Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje. Barcelona: Ariel.        [ Links ]

Moreno, F. (2001, octubre). El español en la frontera amazónica (Brasil-Colombia). Ponencia presentada en el ii Congreso Internacional de la Lengua Española. Centro Virtual Cervantes. Extraído el 3 de junio, 2006, de http://cvc.cervantes.es/obref/congresos/valladolid/ponencias/unidad_diversidad_del_espanol/5_espanol_y_portugues/moreno_f.htm        [ Links ]

Soler Castillo, S. (2003). Bilingüismo y actitudes lingüísticas de la comunidad indígena Inga ante el español y el Inga. Confines culturales y mestizaje: perspectiva histórico-geográfica. Cultura e intercultura en la enseñanza del español como lengua extranjera, monográfico de Espéculo. Facultat de Filologia, Universitat de Barcelona. Extraído el 6 de abril, 2007, de http://www.ub.es/filhis/culturele/inga.html        [ Links ]

Von Herausgegeben et al. (2004). Attitude measurements. En Sociolinguistics: An international handbook of the science of language and society (2.a ed.). vol. 2 (pp. 1251-1260). Berlin, New York, Ny: Walter de Gruyter.        [ Links ]

Zimmermann, K. (1995). Lenguas en contacto en Hispanoamérica. Madrid: Vervuert Iberoamericana.        [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License