SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 issue2Characterization of histopathological findings from colorectal tumors from patients in TolimaIn defense of endoscopic management of achalasia author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista Colombiana de Gastroenterologia

Print version ISSN 0120-9957

Rev Col Gastroenterol vol.27 no.2 Bogotá Apr./June 2012

 

Manejo mínimamente invasivo de la acalasia: la cirugía como la opción más efectiva

Surgery as the most effective option for minimally invasive treatment of achalasia

Evelyn Astrid Dorado A., MD. (1)

(1) Cirujana general y mínimamente invasiva, Universidad CES, Hospital Universitario San Ignacio. Profesora Asistente pre- y posgrado, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Javeriana.

Fecha recibido:    29-02-12  Fecha aceptado:  15-05-12

Resumen

El tratamiento de la acalasia es controversial. Diferentes opciones se han propuesto: desde el manejo médico, los procedimientos endoscópicos, hasta, finalmente, el manejo quirúrgico. Con el advenimiento de la laparoscopia y todas las ventajas que trajo consigo la mínima invasión, Cushieri, en los años 90, fue el primero en realizar una miotomía de Heller por mínima invasión.

Son numerosos los artículos y metaanálisis que han comparado las técnicas disponibles en cuanto a la mejoría de los síntomas y la calidad de vida, y la opción quirúrgica ha sido superior en todos los casos.

En el servicio de mínima invasión del Hospital San Ignacio se llevó a cabo una cardiomiotomía por vía laparoscópica y endoscopia intraoperatoria para evaluar y determinar si hay perforaciones en la mucosa esofágica. Por ultimo con calibración de 50F se realizó una fundoplicatura parcial posterior tipo Toupet.

Palabras clave

Acalasia, miotomía laparoscópica, dilatación con balón.

INTRODUCCION

La acalasia es una enfermedad poco frecuente en nuestro medio, con una incidencia de 1/100 000. Se caracteriza por ser un trastorno neurovegetativo que afecta al plexo mientérico del esfínter esofágico inferior con hipertonía y trastorno motor del cuerpo esofágico (1, 12, 21). Es común en pacientes que se encuentran entre los 20 y los 40 años de edad (17).

Se han descrito diferentes tipos de manejos para esta enfermedad: endoscópicos, como la utilización de la toxina botulínica; dilatación con balón; médicos, con el uso de nitratos y calcioantagonistas; y quirúrgico, que consiste en la miotomía del esfínter esofágico inferior y, en la misma cirugía, la realización de un procedimiento antirreflujo (15, 19).

El manejo quirúrgico ha demostrado ser el tratamiento más efectivo, con una mejoría de los síntomas hasta del 90% (2). Cuando se asocia con un procedimiento antirreflujo, hay un impacto positivo en la calidad de vida del paciente (10, 16).

Diferentes técnicas han sido descritas para llevar a cabo este procedimiento: desde cirugía tradicional abierta hasta los abordajes mínimamente invasivos, ya sea por toracoscopia o laparoscopia (9, 24).

Un metaanálisis que revisó 39 artículos de estudios que incluyeron 3086 pacientes en total y que hicieron un seguimiento promedio de 35,4 meses (3), demostró la superioridad del abordaje laparoscópico sobre el toracoscópico (89,3% frente a 77,6%; odds ratio[OR] 1,9; IC: 95%: 0,8-2,9; p = 0,3). Estos abordajes fueron acompañados de un procedimiento antirreflujo parcial, ya sea una fundoplicatura anterior tipo Dor o posterior tipo Toupet. El índice de reflujo gastroesofágico en los procedimientos laparoscópicos fue menor que en el toracoscópico (2, 11).

El European Achalasia Trial Investigators group reunió 15 centros de 5 países europeos y comparó el manejo endoscópico con dilatación con balón y el manejo quirúrgico. Para determinar el éxito terapéutico se usó el puntaje de Eckardt (Eckardt score) en el primer año de seguimiento, que en consecuencia debería ser <3 (3). Los 201 pacientes fueron aleatorizados y se les hizo seguimiento durante 43 meses. Los resultados demostraron un éxito terapéutico del 90% para la dilatación en el primer año, el cual fue del 86% a los dos años. En el grupo de cirugía dicho éxito fue del 93% al año y del 90% al segundo año. Ambos procedimientos presentaron eventos adversos como: perforación (4%) y dilatación (12%) en el grupo quirúrgico (14, 20-23).

Dentro de los factores que conducen a falla de la cardiomiotomía, Ellis describe los siguientes: enfermedad de larga data, megaesófago con diámetro mayor a 4 centímetros, reflujo gastroesofágico, fundoplicaturas muy apretadas y miotomías inadecuadas (4, 18).

DISCUSION

La acalasia es una enfermedad neurodegenerativa rara. La finalidad del tratamiento es mejorar los síntomas de disfagia y regurgitación, mejorar el vaciamiento esofágico, prevenir el desarrollo de megaesófago y el reflujo patológico (5).

La miotomía de Heller con procedimiento antirreflujo parcial ha demostrado ser el tratamiento más efectivo en cuanto a resolución de los síntomas y alivio a largo plazo. Se ha comprobado que a los 5 años la persistencia de la mejoría sintomática es de un 80%-90% (6)y del 70% a los 10 años (9, 13).

La ventaja del procedimiento quirúrgico es la corrección de la hipertonía del esfínter esofágico inferior mediante cardiomiotomía, al tiempo que se realiza la cirugía para evitar el reflujo patológico secundario a la miotomía. El éxito en el manejo laparoscópico dado por la mejoría de los síntomas y unas mínimas complicaciones está dado por un entrenamiento avanzado que permita ofrecer la mayor seguridad al paciente. Es de aclarar que la cirugía no alivia el trastorno de la motilidad esofágica. Hacia el futuro cabe entender mejor los mecanismos de la enfermedad y desarrollar una terapia que permita recuperar la función del esófago y proporcionar una cura al paciente (8, 14).

REFERENCIAS

1. Campos GM, Vittinghoff E, Rabl C, Takata M, Gadenstätter M, Lin F, et al. Endoscopic and surgical treatments for achalasia: a systematic review and meta-analysis. An Surg 2009; 249(1): 45-57.        [ Links ]

2. Zaninotto G, Rizzetto C. Endoscopic and surgical management of achalasia. Eur Surg 2008; 40(4): 146-53.        [ Links ]

3. Gockel I, Sgourakis G, Dreschser D, Lang H. Impact of minimally invasive surgery in the spectrum of current achalasia treatment options. Scand J Surg 2011; 100(2): 72-7.        [ Links ]

4. Eckardt VF, Gockel I, Bernard G. Pneumatic dilation for achalasia: late results of prospective follow up investigation. Gut 2004; 53(5): 629-33.        [ Links ]

5. Ellis FH Jr. Oesophagomyotomy for achalasia: a 22-year experience. Br J Surg 1993; 80(7): 882-5.        [ Links ]

6. Richter JE. Achalasia - an update. J Neurogastroenterol Motil 2010; 16(3): 232-42.        [ Links ]

7. Howard JM, Mongan AM, Manning BJ, Byrne P, Lawler P, Ravin N, et al. Outcomes in achalasia from a surgical unit where pneumatic dilatation is first-line therapy. Dis Esophagus 2010; 23(6): 465-72.        [ Links ]

8. Wu J. Pneumatic Dilatation versus Laparoscopic Heller´s Myotomy for Idiopathic Achalasia. J Neurogastroenterol Motil 2011; 17(3): 324-6.        [ Links ]

9. Lesquereux L, Parada P, Puñal J. Papel del tratamiento quirúrgico por vía laparoscópica de la acalasia del cardias: análisis de 50 casos. Cir Esp 2011; 89(10): 657-62.        [ Links ]

10. Yu L, Li J, Wang T, Zhang Y, Krasna MJ. Functional analysis of long-term outcome after Heller´s myotomy for achalasia. Dis Esophagus 2010; 23(4): 277-83.        [ Links ]

11. Di Martino N, Brillantino A, Monaco L, Marano L, Schettino M, Porfidia R, et al. Laparoscopic calibrated total vs partial fundoplication following Heller myotomy for oesophageal achalasia. World J Gastroenrol 2011; 17(29): 3431-40.        [ Links ]

12. Eckardt AJ, Eckardt VF. Current clinical approach to achalasia. World J Gastroenterol 2009; 15(32): 3969-75.        [ Links ]

13. Wright AS, Williams CW, Pellegrini CA, Oelschlager B. Long term outcomes confirm the superior efficacy of extended Heller myotomy with Toupet fundoplication for achalasia. Surg Endosc 2007; 21(5): 713-8.        [ Links ]

14. Little VR. Laparoscopic Heller myotomy for achalasia: a review of the controversies. Ann Thorac Surg 2008; 85(2): 743-6.        [ Links ]

15. Kostic S, Johnsson E, Kjellin A, Ruth M, Lönroth H, Andersson M, et al. Health economic evaluation of therapeutic strategies in patients with idiopathic achalasia: result of a randomized trial comparing pneumatic dilatation with laparoscopic cardiomyotomy. Surg Endosc 2007; 21(7): 1184-9.        [ Links ]

16. Balaji NS, Peters JH. Minimally invasive surgery for esophageal motility disorders. Surg Clin North Am 2002; 82(4): 763-82.        [ Links ]

17. Richards WO, Torquati A, Lutfi R. The current treatment of achalasia. Adv Surg 2005; 39: 285-314.        [ Links ]

18. Ritcher JE. Update on the management of achalasia: balloons, surgery and drugs. Expert Rev Gastroenterol Hepatol 2008; 2(3): 435-45.        [ Links ]

19. Finley R, Rattenberry J, Cliffon JC, Finley CJ, Yee J. Practical approaches to the management of achalasia. Am Surg 2008; 74(2): 97-102.        [ Links ]

20. Torquati A, Richards WO, Holzman M, Sharp KW. Laparoscopic myotomy for achalasia: predictors of successful outcome after 200 cases. Ann Surg 2006; 243(5): 587-91.        [ Links ]

21. Francis DL, Katzka DA. Achalasia: update on the disease and its treatment. Gastroenterology 2010; 139(2): 369-74.        [ Links ]

22. Boeckxstaens GE, Annese V, des Varannese SB, Chaussade S, Constantini M, Cuttitta A, et al. Pneumatic dilatation versus Laparoscopic Heller´s myotomy for idiopathic achalasia. N Engl J Med 2011; 364: 1807-16.        [ Links ]

23. Eckardt VF, Hoischen T, Bernhard G. Life expectancy, complications, and causes of death in patients with achalasia: results of a 33 years follow-up investigation. Eur J Gastroenterol Hepatol 2008; 20(10): 956-60.        [ Links ]

24. Oelschlager B, Chang L, Pellegrini CA. Improved outcomes after extended gastric myotomy for achalasia. Arch Surg 2003;138(5): 490-5.        [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License