SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 issue1Birds Associated to a Gallery Forest Immersed in a Modified Landscape, in the Department of Sucre, ColombiaMultivalued Usco Functions and Stegall Spaces author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista de Ciencias

Print version ISSN 0121-1935

rev. cienc. vol.22 no.1 Cali Jan./June 2018

http://dx.doi.org/10.25100/rc.v22i1.7098 

Artículo de investigación

Primer registro de Scleroderma verrucosum (Boletales, Sclerodermataceae) para Colombia

First Report of Scleroderma verrucosum (Boletales, Sclerodermataceae) for Colombia

César Augusto Pinzón-Osorio1  , Andrea Castiblanco-Zerda2  , Jonás Pinzón-Osorio3 

1 Línea de Investigación Enseñanza y Aprendizaje de la Botánica. Departamento de Biología. Herbario. Universidad Pedagógica Nacional. Sede Bogotá, Colombia. capinzono@unal.edu.co

2 Línea de Investigación Ecología de Sistemas Acuáticos de la Región Andina. Grupo de Investigación CASCADA. Departamento de Biología. Universidad Pedagógica Nacional. Sede Bogotá, Colombia. andreacastiblanoz@gmail.com

3 Program Human Ecology. Bachelor of Science. College of the Atlantic. COA. Maine, U.S.A. jpinzonosorio@coa.edu

Resumen

Se presenta el primer registro de Scleroderma verrucosum para Colombia, un hongo gasteroide hallado en un bosque húmedo montañoso bajo (bh-MB) de los Cerros Orientales de la ciudad de Bogotá, departamento de Cundinamarca. La especie es descrita e ilustrada y se aporta información sobre su distribución, ecología y sustrato de crecimiento. Además, se presenta una clave taxonómica para las especies del género registradas para Colombia. Con este reporte, el género queda representado en el país por cuatro especies: S. albidum, S. areolatum, S. citrinum y S. verrucosum.

Palabras-clave: Cundinamarca; Gasteromycetes; hongo exótico; nuevo registro; Scleroderma

Abstract

Scleroderma verrucosum is established as a new record for Colombia. S. verrucosum is a gasteroid fungi that occurs on a lower mountain humid rainforest (bh-MB) of the eastern hills of the city of Bogota, DC., department of Cundinamarca. The species is described, illustrated and information on distribution, ecology and growth substrate is provided. In addition, a taxonomic key species of the genus registered for Colombia is presented. Thus, the genus Scleroderma is represented in the country by four species, S. albidum, S. areolatum, S. citrinum y S. verrucosum.

Key words: Cundinamarca; Gasteromycetes; new report; Scleroderma; taxonomic key

1 Introducción

El género Scleroderma Pers., comprende un grupo de hongos gasteroides de la familia Sclerodermataceae Corda, suborden Sclerodermatineae Binder & Bresinsky, orden Boletales E.J. Gilbert, 1-5.

Este género descrito por Persoon en 18016 y revisado por Guzmán 7. contiene especies comúnmente conocidas como bejines, hongos polvera o bolas de tierra 8,9. Estas se caracterizan por poseer basidiomas globosos, subglobosos o piriformes; sésiles, pseudostipitados o con estípite bien desarrollado; de hábito epígeo a subepígeo, raramente hipógeo y con basidiosporas globosas reticuladas o equinuladas 7,10-15.

De acuerdo con Guzmán et al.15, la ornamentación de las basidiosporas y la presencia o ausencia de fíbulas permite dividir al género en tres secciones: Reticulatae (esporas reticuladas), Scleroderma (esporas equinuladas) y Sclerangium (esporas subreticuladas). Esta clasificación ha sido validada por los estudios moleculares de Phosri et al.16) y Rusevska et al (17.

Scleroderma contiene aproximadamente 25 especies ectomicorrízicas (ECM) 4,10,18 por lo que se consideran de gran relevancia en el mantenimiento y función de los ecosistemas forestales ( 8. Son capaces de proteger de lesiones de patógenos y de enfermedades a las raíces de los árboles 19,20 y permiten el desarrollo y crecimiento de algunas especies arbóreas de Eucalyptus L'Hér., y Pinus L., 8,21-30.

Si bien, el grupo posee una distribución amplia en todo el mundo, desarrollándose en ecosistemas templados, tropicales y subtropicales 15,31,32, en Colombia, según 33 ) solo se reconocen tres especies: Scleroderma albidum Pat. & Trab., hallada en el departamento de Cundinamarca 34; Scleroderma areolatum Ehrenb., descrita para los departamentos de Antioquia, Boyacá y Scleroderma citrinum Pers., reportada para el departamento del Caquetá 33. Hasta la fecha, no se conoce nueva información sobre la diversidad y distribución geográfica del género. Por lo tanto, el objetivo de este trabajo es presentar, por primera vez para Colombia, a S. verrucosum (Bull.) Pers., a partir de basidiomas colectados en los Cerros Orientales de la ciudad de Bogotá.

2 Materiales y métodos

2.1 Área de estudio

Se realizaron dos exploraciones micológicas el 5 julio y el 15 octubre del año 2016 en la quebrada La Vieja, un ecosistema forestal que se localiza a 2761 m.s.n.m., en los Cerros Orientales, noreste de Bogotá, departamento de Cundinamarca, coordenadas 4º 38' 49.78" N y 74º 02' 43.95" W (Figura 1).

Figura 1 Localidad donde se recolecto a S. verrucosum. A. Colombia, departamento de Cundinamarca (●). B. Ubicación de la quebrada La Vieja, Bogotá (●). C. Zona de recolección.  

De acuerdo con la clasificación de las zonas de vidas de Holdridge et al.35 el área muestreada corresponde a un bosque húmedo montañoso bajo (bh-MB), cuya temperatura promedio anual y precipitación promedio anual es de 1100 mm y 14 °C, respectivamente, con un régimen de distribución bimodal ( 36, en el cual los meses de abril y octubre presentan las mayores precipitaciones, mientras que enero y julio, las menores ( 37.

El bosque posee suelos ácidos, poco fértiles, pobres en nutrientes, pero con un buen desarrollo de la vegetación 38, que de acuerdo con Pinzón-Osorio et al. (2017) ( 37 ) está representada por los géneros Barnadesia (Asteraceae), Cavendishia (Ericaceae), Clusia (Clusiaceae), Drimys (Winteraceae), Eucalyptus (Myrtaceae), Miconia (Melastomataceae), Ophrys (Orchidaceae), Oreopanax (Araliaceae), Palicourea (Rubiaceae), Passiflora (Passifloraceae), Siparuna (Monimiaceae) y Weinmannia (Cunoniaceae).

2.2 Recolección y determinación

Se recolectaron y describieron macroscópicamente cuatro basidiomas maduros siguiendo lo propuesto por Brundrett et al.39, teniendo en cuenta el tamaño, la forma, el color y la textura de la superficie del basidioma. La citación de los colores se basó en el atlas de Kornerup y Wanscher ( 40 ) . El análisis microscópico se realizó con un microscopio de luz Olympus CX31 y DMS 653 (sistema digital) donde las muestras se acompañaron de KOH al 5%, rojo Congo al 1% y azul de lactofenol 13 , 15 , 41. Se midieron mínimo 25 basidiosporas por basidioma, incluyendo la ornamentación. La estadística de las basidiosporas incluyó las siguientes abreviaturas: (n) que correspondió al número de esporas medidas al azar, (x) media, (±) desviación estándar del diámetro y altura de las basidiosporas, (Qm) cociente de la longitud/anchura media. Para la determinación del espécimen, se revisaron los trabajos de Guzmán 7, Sims et al.10, Nouhra et al.13 y Guzmán et al.15 Cunningham 42, Domínguez de Toledo 43. La citación del nombre científico correspondió a la información aportada por el sistema de clasificación Index Fungorum (http://www.indexfungorum.org) 44. El material estudiado fue depositado en el Herbario de la Universidad Pedagógica Nacional (HUPN), sede Bogotá, acompañado de los datos de localidad, fecha, colector y número de colección.

3 Resultados

Scleroderma verrucosum (Bull.) Pers., Syn. meth. fung. (Göttingen) 1: 154 (1801) (Figura 2) = Lycoperdon errucosum Bull., Hist. Champ. Fr. (Paris) 1: 24 (1791)

Basidioma: 2.2-3.3 cm de diámetro, 1.9-3.1 cm de alto, epígeo, globoso, subgloboso a piriforme, carnoso a ligeramente duro, con algunas grietas en la parte superior, quebradizo cuando seco, con pseudoestipite corto. Peridio: menor a 0.1 cm de grosor, delgado, coriáceo a membranoso, color marrón amarillento (2A4) a marrón oscuro, recubierto por pequeñas escamas conspicuas, planas, irregulares, menores a 0.1 cm de diámetro, color marrón oscuro (6E8) a negruzcas. Dehiscencia: de forma irregular por la parte apical. Gleba: carnosa, marrón grisáceo (5E3), consistencia polvorienta, con filamentos delgados blanquecinos. Contexto: ligeramente rubescente. Pseudoestipite: 1.0-1.7 cm de longitud, rugosos longitudinalmente, corto, solido, carnoso, bien desarrollado, color marrón amarillento (2A4), con una pequeña masa de micelio color blanco amarillento. Basidiosporas: (8.1-) 9.6-11.9 (-14.2) µm de diámetro incluyendo ornamentación [x = 10.2 ± 0.5 x 11.1 ± 0.5 μm, Qm= 1.1, n= 141], globosas, equinuladas, color marrón amarillentas en KOH, espinas de 0.7-1.5 µm de largo. Basidios: no observados. Peridio: compuesto por dos capas; capa externa con hifas entretejidas, marrón amarillentas a ligeramente rojizas, lisas, no fibuladas, 3.4-7.0 µm de diámetro; capa interna con hifas entretejidas, hialinas, lisas, no fibuladas, pared ligeramente gruesa, 3.1-6.8 µm de diámetro.

Figura 2 S. verrucosum. A. Basidioma maduro con detalle del peridio. B. Basidioma maduro con detalle de la gleba. C. Basidiosporas. Líneas A, B= 3.0 cm. C= 10 µm. Fotografías realizadas por César Pinzón-Osorio. 

3.1 Material examinado

COLOMBIA, Cundinamarca. Bogotá D.C. Quebrada La Vieja. 4º 38' 49.78" N, 74º 02' 43.95" W, 2789 m, 5 Jul. 2016, C. Pinzón-O. 205 (HUPN). 04º 38' 54.79" N, 74º 02' 47.14" W, 2754 m, 5 Jul. 2016, C. Pinzón-O. 206 (HUPN). 04º 38' 53.51" N, 74º 02' 45.79" W, 2765 m, 15 Oct. 2016, C. Pinzón-O. 207 (HUPN). 04º 38' 55.21" N, 74º 02' 45.41" W, 2755 m, 15 Oct. 2016, C. Pinzón-O. 210 (HUPN).

3.2 Hábito y hábitat

Solitario a gregario sobre tierra húmeda, próximo a vegetación de Eucalyptus lo que indicaría la posible asociación simbiótica con esta especie, aspecto que ya ha sido confirmada por los estudios de Marx y Bryan 19, Trappe 21, Chu-Chou 22, Richter y Bruhn 23, Dell et al.24, Lu et al.25, Chen et al.26, Rincón et al.27 . Malajczuk et al. 45, Garbaye et al. 46, Burgess et al. 47,

3.2 Uso tradicional o práctico

La mayoría de las especies del género Scleroderma al ser ectomicorrízas (ECM), posibilitan el desarrollo y crecimiento de algunas especies arbóreas (8,28-30, por lo tanto, son utilizadas a nivel comercial como inóculo en plantaciones de Eucalyptus y Pinus19,21-27.

S. verrucosum puede prosperar en bosques deciduos, jardines y parques (9 creciendo como ectomicorriza debajo de plántulas de Pseudoglessula acutissima Verdcourt, Quercus acutissima Carruth (17,48, Eucaliptos globulus Labill. 49, Pinus22, Afzelia Sm. (50, Fagus L., Cornus L., Corylus L., Castanea Mill., y Carpinus L. 17 y ha sido usada como inoculo en explotaciones forestales comerciales de Eucalyptus ya que mejora significativamente el crecimiento de los arboles con los que se asocia (42-44. Si bien, para Colombia no se reporta el uso de este grupo de hongos gasteroides, no se descarta que a futuro sean utilizados en el sector agro-productivo.

De acuerdo con Robles et al.51S. verrucosum es comestible y tiene propiedades medicinales al ser un buen cicatrizante de heridas, disminuyendo el sangrado cuando se deposita el polvo del hongo sobre las partes afectadas. No obstante, Wright y Albertó (9 consideran a S. verrucosum una especie toxica, por lo que no se recomienda su ingesta.

3.3 Distribución

S. verrucosum tiene una distribución cosmopolita 7, no obstante, predomina en bosques hacia el sur de Europa y zonas tropicales (Sims et al. 1995). En África se registró en Burkina Faso 52. En Asía se halló en China 53 e India (De y Debasmita 2007) ( 54. Se ha observado en Europa 55. En Norteamérica se ha descrito para Hawaii 55 y México ( 7,56-64. En Suramérica se ha observado en Brasil 7,12,65--67 ) y Argentina 9. Este es el primer reporte de la especie para Colombia con basidiomas colectados en los cerros orientales de Bogotá, departamento de Cundinamarca.

4 Discusión

S. verrucosum fue descrito inicialmente como Lycoperdon verrucosum por Pierre Bulliard en 1791 68. No obstante, fue transferido al género Scleroderma en 1801 por Christian Hendrik Persoon con el epíteto verrucosum que significa "verrugas" 62,69,70) .

Los caracteres taxonómicos diagnósticos, que delimitan y diferencian a esta especie de otras, son la presencia de un basidioma con un pseudoestipite bien desarrollado; peridio delgado (menor a 0.5 cm de grosor), con escamas pequeñas, irregulares a piramidales, color marrón oscuro; basidiosporas equinuladas de 9-11 μm de diámetro y un sistema hifal efibulado (7,15.

S. verrucosum podría confundirse con S. areolatum Ehrenb., S. albidum Pat., y S. nitidum Berk debido a sus similitudes morfológicas macroscópicas y microscópicas. Sin embargo, el tamaño de las basidiosporas es el carácter que permite separar a las tres especies de S. verrucosum, ya que para esta última, las basidiosporas tienen dimensiones que oscilan entre (8-) 9-12 (-14) μm, siendo más pequeñas con respecto a S. areolatum (9-) 10-15 (-18) μm 9,15, (10-) 11-16 (-17) μm 13 o 11-15 (-16) μm 17 y S. albidum con dimensiones de (10-) 13-17 (-19) μm 15 o (10.5-) 12-14.5 (-16.5) 13.

Para el caso de S. nitidum, las basidiosporas son más pequeñas (6-) 7-11 (-12) μm 15 que en S. verrucosum. Adicionalmente, Cortez et al.12 indica que las pequeñas escamas del peridio de S. verrucosum pueden confundirla con S. citrinum Pers., pero esta última posee basidiosporas reticuladas y no equinuladas como S. verrucosum70.

Las descripciones y las medidas de las estructuras macroscópicas y microscópicas de los basidiomas colombianos concuerdan muy bien con las realizadas por Wright y Albertó 9 y Guzmán et al.34 para Argentina y México, respectivamente. No obstante, las basidiosporas del nuevo registro son superiores (9.6-11.9 μm) a las señalas por Wright y Albertó 9 (7-12 μm). Aun así, las dimensiones de éstas se encuentran dentro de los rangos señalados por Guzmán et al.34.

5 Conclusión

Para concluir, este trabajo reporta por primera vez a S. verrucosum e incrementa a cuatro el número de especies que representan al género en Colombia (S. albidum, S. areolatum, S. citrinum y S. verrucosum). Se espera que el número de especies de Scleroderma sea mayor en la medida en que aumenten las exploraciones micológicas.

Clave de identificación taxonómica para las especies del género Scleroderma, reportadas en Colombia.

Tomada y adaptada de Guzmán (7), Nouhra et al. (13) y Guzmán et al. (15).

1. Basidiosporas con ornamentación equinulada……...…..…...……..................3

2. Basidiosporas con ornamentación reticulada.................................................7

3. Basidiosporas de (10-) 11-16 (-17) μm de diámetro ....................................4

3´ Basidiosporas de (10.5-) 12-14.5 (-16.5) μm de diámetro................…....5

3* Basidiosporas de (8) 9-12 (-14) μm de diâmetro .....................................6

4. Basidioma 2-4 cm de diámetro, subgloboso a piriforme, sin pseudoestipite. Peridio delgado (menor a 0.5 cm de grosor), membranoso y escamoso, color blanco amarillento a amarillo vivo, pálido al madurar. Escamas poligonales. Color marrón a ligeramente oscuras...........................................S. areolatum

5. Basidioma 2-6 cm de diámetro, globoso a subgloboso, en algunas ocasiones con pseudoestipite bien desarrollado. Peridio grueso (mayor a 0.5 cm de grosor), escamosa a agrietada en la parte apical. Color marrón amarillento, pálido, con áreas marrón rojiza. Escamas irregulares, mayores a 6 mm de diámetro.…......................................................................................S. albidum

6. Basidiomas 2.2-3.3 cm de diámetro, pseudoestipite bien desarrollado. Peridio delgado (menor a 0.5 cm de grosor), con escamas pequeñas, irregulares a piramidales. Color marrón oscuro. Basidiosporas equinuladas y sistema hifal efibulado………….……………….………………………………..S. verrucosum

7. Basidiomas de 2-8 cm diámetro, globosos a subglobosos, algunas veces aplanados en la parte apical superior. Sésiles, raramente con pseudoestipe bien desarrollado. Peridio liso, escamoso a agrietado. Escamas irregulares a triangulares, agrupadas o individuales. Color amarillo pálido, amarillo vivo a marrón. Basidiosporas con ornamentación reticular poco intrincado, con espinas……...…………………………………….…...…………..........S. citrinum

Agradecimientos:

Los autores agradecen al Herbario de la Universidad Pedagógica Nacional (HUPN), sede Bogotá, por la ayuda logística. A los evaluadores anónimos por las sugerencias y comentarios críticos al manuscrito.

Referencias bibliográficas

1. Hughey BD, Adams GC, Bruns TD, Hibbett DS. Phylogeny of Calostoma, the gelatinous-stalked puffball, based on nuclear and mitochondrial ribosomal DNA sequences. Mycologia. 2000; 92:94-104. [ Links ]

2. Binder M, Bresinsky A. Derivation of a polymorphic lineage of Gasteromycetes from boletoid ancestors. Mycologia. 2002; 94(1): 85-98. [ Links ]

3. Louzan R, Wilson AW, Binder M, Hibbett DS. Phylogenetic placement of Diplocystis wrightii in the Sclerodermatineae (Boletales) based on nuclear ribosomal large subunit DNA sequences. Mycoscience. 2007; 48(1):66-69. [ Links ]

4. Kirk PM, Cannon PF, Minter DW, Stalpers JA. Ainsworth and Bisby's Dictionary of the Fungi. 10th ed. Wallingford: CABI Publishing; Oxford; 2008. 640. [ Links ]

5. Wilson AW, Binder M, Hibbett DS. Effects of gasteroid fruiting body morphology on diversification rates in three independent clades of fungi estimated using binary state speciation and extinction analysis. Evolution. 2011; 65(5): 1305-322. [ Links ]

6. Persoon CH. Synopsis methodica fungorum. Göttingen; 1801. Pp 1-706 [ Links ]

7. Guzmán G. Monografía del género Scleroderma Pers. emend. Fr. (Fungi-Basidiomycetes). Darwiniana. 1970; 16, 233-407. [ Links ]

8. Jeffries P. Scleroderma. In: Cairney JWG, Chambers SM (eds). Ectomycorrhizal Fungi Key Genera in Profile. Canterbury: Springer Berlin Heidelberg; 1999. 200 pp. [ Links ]

9. Wright JE, Albertó E. Hongos de la región Pampeana II: Hongos sin laminillas. Buenos Aires: Editorial L.O.L.A; 2006. 336 pp. 10 Sims KP, Watling R, Jeffries P. A revised key of the genus Scleroderma. Mycotaxon. 1995; 56, 403-420. [ Links ]

10 Sims KP, Watling R, Jeffries P. A revised key of the genus Scleroderma. Mycotaxon. 1995; 56, 403-420 [ Links ]

11. Giachini A, Castellano M, Trappe J. Ectomycorrhizal fungi in Eucalyptus and Pinus plantations in southern Brazil. Mycologia. 2000; 92(6): 1166-1177. [ Links ]

12. Cortez VG, Baseia IG, Silveira RMB. Gasteroid mycobiota of Rio Grande do Sul, Brazil: Boletales. J Yeast Fungal Res. 2011; 2(4): 44-52. [ Links ]

13. Nouhra ER, Hernández-Caffot ML, Pastor N, Crespo EM. The species of Scleroderma from Argentina, including a new species from the Nothofagus forest. Mycologia. 2012; 104 (2): 488-495. [ Links ]

14. Yousaf N, Khalid AN, Niazi AR. New records of Scleroderma species (Sclerodermataceae, Agaricomycetes) from Pakistan. Mycotaxon. 2012; 122: 43-50. [ Links ]

15. Guzmán G, Cortés-Pérez A, Guzmán-Dávalos L, Ramírez-Guillén F, Sánchez-Jácome MR. An emendation of Scleroderma, new records, and review of the known species in Mexico. Rev Mex Biodivers. 2013; 84: 173-191. [ Links ]

16. Phosri C, Martín MP, Watling R, Jeppson M, Sihanonth P. Molecular phylogeny and reassessment of some Scleroderma spp. (Gasteromycetes). An Jard Bot Madr. 2009; 166: 83-91. [ Links ]

17. Rusevska K, Karadelev M, Phosri C, Dueñas M, Watling R, Martín MP. Rechecking of the genus Scleroderma (Gasteromycetes) from Macedonia using barcoding approach. Turk J Botany. 2014; 38: 375-385. [ Links ]

18. Hawksworth DL, Kirk PM, Sutton BC, Pegler DN. Ainsworth & Bisby´s Dictionary of the Fungi. Wallingford: CAB International; 1995. 784 pp. [ Links ]

19. Marx DH, Bryan WC. Scleroderma bovista, an ectotrophic mycorrhizal fungus of pecan. Phytopathology. 1969; 59: 1128-1132. [ Links ]

20. Dighton J. Fungi in Ecosystem Processes. New York: Marcel Dekker Inc; 2003.119 pp. [ Links ]

21. Trappe JM. Fungus associates of ectotropic mycorrhizae. Bot Rev. 1962; 28(4): 538-606. [ Links ]

22. Chu-Chou M. Mycorrhizal fungi of Pinus radiate in New Zealand. Soil Biol Biochem. 1979; 11(6): 557-562. [ Links ]

23. Richter DL, Bruhn JN. Pinus resinosa ectomycorrhizae: seven host-fungus combinations synthesized in pure culture. Symbiosis. 1989; 7: 211-228. [ Links ]

24. Dell B, Malajzuk N, Bougher NL, Thomson G. Development and function of Pisolithus and Scleroderma ectomycorrhizas formed in vivo with Allocasuarina, Casuarina and Eucalyptus. Mycorrhiza. 1994; 5 (2): 129-138. [ Links ]

25. Lu XH, Malajczuk N, Dell B. Mycorrhiza formation and growth of Eucalyptus globulus seedlings inoculated with spores of various ectomycorrhizal fungi. Mycorrhiza. 1998; 8(2): 81-86. [ Links ]

26. Chen YL, Gong MQ, Wang FZ, Zhang MQ, Chen Y. Diversity and colonization of putative mycorrhizal fungi in Eucalyptus plantations in Southern China. For Stud China. 2000; 2(2): 34-42. [ Links ]

27. Rincón A, Álvarez IF, Pera J. Inoculation of containerized Pinus pinea L. seedlings with seven ectomycorrhizal fungi. Mycorrhiza. 2001; 11(6): 265-271. [ Links ]

28. Binder M, Hibbett DS. Molecular systematics and biological diversification of Boletales. Mycologia. 2006; 98(6): 971-981. [ Links ]

29. Watling R. The Sclerodermatoid fungi. Mycoscience. 2006; 47(1): 18-24. [ Links ]

30. Newbound M, Mccarthy MA, Lebel T. Fungi and the urban environment: a review. Landsc Urban Plan. 2010; 96(3): 138-145. [ Links ]

31. Kumla J, Suwannarach N, Bussaban B, Lumyong S. Scleroderma suthepense, a new ectomycorrhizal fungus from Thailand. Mycotaxon. 2013; 123: 1-7. [ Links ]

32. Montagner DF, Coelho G, Silveira AO, Baldoni DB, Antoniolli ZI. Morphological and molecular analyses in Scleroderma (Basidiomycota) associated with exotic forests in Pampa biome, southern Brazil. Mycosphere. 2015; 6(3): 337-344. [ Links ]

33. Vasco-Palacios AM, Franco-Molano, A.E. Diversity of Colombian Macrofungi. (Ascomycota-Basidiomycota). Mycotaxon. 2013; 121: 1-58. [ Links ]

34. Guzmán G, Varela L. Los hongos de Colombia III. Observaciones sobre los hongos, líquenes y mixomicetos de Colombia. Caldasia. 1978; 7: 309-338. [ Links ]

35. Holdridge LR, Grenke W, Hatheway WH, Liang T, Tosi JA. Forest environments in tropical life zones: A pilot study. Oxford: Pergamon Press; 1971. 747 pp. [ Links ]

36. Rodríguez-Barrios J, Ospina R. Retención de materia orgánica partículada gruesa en una quebrada de montaña tropical. Acta Biolo Colomb. 2007;12 (2): 33-46. [ Links ]

37. Pinzón-Osorio CA, Castiblanco-Zerda A, Pinzón-Osorio J. Laternea pusilla (Phallales, Phallaceae) una nueva especie para Colombia. Acta Biolo Colomb. 2017; 22 (1):101-104. [ Links ]

38. Vargas JP. Análisis de un bosque Altoandino con énfasis en la precipitación del mantillo: quebrada La Vieja, Bogotá Colombia. (Trabajo de grado). Facultad de Ciencias, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá; 2003; 20-25 pp. [ Links ]

39. Brundrett M, Bougher N, Dell B, Grove T, Malajczuk N. Working with mycorrhizas in forestry and agriculture. Canberra: ACIAR Monographs; 1996; 374 pp. [ Links ]

40. Kornerup A, Wanscher JH. Methuen handbook of color. 3rd ed. London: Eyre Methuen Ltd. 1983; 252. [ Links ]

41. Baseia IG, Silva BDB, Ishikawa NK, Soares JVC, França IF, Ushijima S , et al. Discovery or extinction of new Scleroderma species in Amazonia? PLoS One. 2016; 11(12): e0167879. [ Links ]

42. Cunningham GH. The Gasteromycetes of Australia and New Zealand. Vaduz: J. Cramer. 1979; 236 pp. [ Links ]

43. Domínguez de Toledo LS. Gasteromycetes (Eumycota) del Centro y Oeste de la Argentina. (Tesis de doctorado). Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba. 1989; 262 pp. [ Links ]

44. Index Fungorum. Scleroderma verrucosum. The Royal Botanic Gardens Kew, CAB International. 2017; Acceso 22 de junio de 2017, en: http://www.indexfungorum.org/names/names.asp. [ Links ]

45. Malajczuk N, Trappe JM, Molina R. Interrelationships among some ectomycorrhizal trees, hypogeous fungi and small mammals: Western Australian and northwestern American parallels. Aust J Ecol. 1987; 12: 53-55. [ Links ]

46. Garbaye J, Delwaulle JC, Diangana D. Growth response of eucalypts to mycorrhizal inoculation in the Congo. For Ecol Manage. 1988; 24: 151-157. [ Links ]

47. Burgess LW, Forbes C, Nelson PE, Marasas WFO, Gott KP. Characterization and distribution of Fusarium acuminatum Subsp. Armeniacum Subsp. Nov. Mycologia. 1993; 85: 119-124. [ Links ]

48. Jung NC, Tamai Y. Anatomical observation of polyphenol changes in epidermal cells during the development of Quercus acutissima-Scleroderma verrucosum ectomycorrhizae. Trees. 2012; 26: 301-310. [ Links ]

49. Putra DP, Berredjem A, Chalot M, Dell B, Botton B. Growth characteristics, nitrogen uptake and enzyme activities of the nitrate utilising ectomycorrhizal Scleroderma verrucosum. Mycol Res. 1999; 103: 997-1002. [ Links ]

50. Bâ A, Thoen D. First synthesis of ectomycorrhizas between Afzelia africana and native fungi of West Africa. New Phytol. 1990; 114(1): 99-103. [ Links ]

51. Robles L, Huerta G, Andrade RH, Ángeles HM. Conocimiento tradicional sobre los macromicetos en dos comunidades Tseltales de Oxchuc, Chiapas, México. Etnobiología. 2007; 5: 21-35.. [ Links ]

52. Sanon KB, Bâ AM, Dexheimer J. Mycorrhizal status of some fungi fruiting beneath indigenous trees in Burkina Faso. For Ecol Manage. 1997; 98: 61-69. [ Links ]

53. Jian-Zong L. Studies of Scleroderma from China. Hunan Shifan Daxue Ziran Kexue Xuebao. 2003; 26 (4): 60-4. [ Links ]

54. De AB, Debasmita R. Scleroderma verrucosum (Bull.) Pers. An addition to the fungi of West Bengal, India. J Nat Hist. 2007 3(1): 31-3. [ Links ]

55. Dickinson C, Lucas J. VNR Color Dictionary of Mushrooms. New York: Van Nostrand Reinhold. 1982; 160 pp. [ Links ]

56. Guzmán G. Identificación de los hongos. México City: Limusa; 1977; 445 pp. [ Links ]

57. Frutis I, Guzmán G. Contribución al conocimiento de los hongos del Estado de Hidalgo. Rev Mex Micol. 1983. 18: 219-265. [ Links ]

59. Laferriére JE, Gilbertson RL. Fungi of Nabogame, Chihuahua, México. Mycotaxon. 1992; 44: 73-87. [ Links ]

60. Díaz-Barriga H, Guevara-Fefer F, Valenzuela R. Contribución al conocimiento de los macromicetos del estado de Michoacán. Acta Bot Mex. 1998; 2 (1): 21-44. [ Links ]

61. Esqueda-Valle M, Pérez-Silva E, Herrera T, Coronado-Andrade M, Estrada-Torres A. Composición de gasteromicetos en un gradiente de vegetación de Sonora, México. An Inst Bio. 2000; 71: 39-62. [ Links ]

62. Moreno G, Lizárraga M, Esqueda M, Coronado ML. Contribution to the study of gasteroid and secotioid fungi of Chihuahua, Mexico. Mycotaxon. 2010; 112 (1): 291-315. [ Links ]

63. Canseco-Zorrilla E. Estudio de la diversidad de macromicetos silvestres en el municipio de San Gabriel Mixtepec, Oaxaca. (Trabajo de grado). Facultad de Biología, Universidad del Mar, Campus Puerto Escondido, Oaxaca. 2011;73 pp. [ Links ]

64. Cortés-Pérez A. Diversidad del género Scleroderma Pers.emend. Fr. (Fungi, Basidiomycotina, Sclerodermatales) en Veracruz. (Trabajo de grado). Facultad de Biología, Universidad Veracruzana, Xalapa. 2011; 78 pp. [ Links ]

65. Sobestiansky G. Contribution to a macromycete survey of the States of Rio Grande do Sul and Santa Catarina in Brazil. Braz Arch Biol Technol. 2005; 48: 437-457. [ Links ]

66. Meijer AAR. Macromycete survey from Brazilian State of Paraná. Bol Mus Bot Mun Curitiba. 2006; 68: 1-59. [ Links ]

67. Trierveiler-Pereira L, Baseia IG. A checklist of the Brazilian gasteroid fungi (Basidiomycota). Mycotaxon. 2009; 108: 441-444.. [ Links ]

68. Bulliard P. . Histoire des champignons de la France. I . Paris, France. 1791. 154 p. [ Links ]

69. Arora D. Mushrooms Demystified: A Comprehensive Guide to the Fleshy Fungi. Berkeley, California: Ten Speed Press. 1986. 912 p. [ Links ]

70. Pegler DN, Laessoe T, Spooner BM. British Puffballs, Earthstars and Stinkhorns: an account of the British gasteroid fungi. Kew: Royal Botanic Gardens; 1995; 255 pp. [ Links ]

Recibido: 13 de Abril de 2018; Aprobado: 19 de Junio de 2018

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons