SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 issue2Validity and reliability of the spanish version of the rating scale of family functionality (ASF-E-20)Association of risk and family dental caries in Boquilla school, Cartagena author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Avances en Enfermería

Print version ISSN 0121-4500

av.enferm. vol.31 no.2 Bogotá July/Dec. 2013

 

av.enferm., XXXI (2): 30-42, 2013

Artículo de Investigación

Salud y trabajo de docentes de instituciones educativas distritales de la localidad uno de Bogotá.

Health and work of district schools faculty of the district one of Bogotá.

Saúde e trabalho dos educadores das instituições distritais de ensino na comunidade 1 de Bogotá.

Constanza María García Castro1, Alba Idaly Muñoz Sánchez2

1Enfermera. Magíster en Salud y Seguridad en el Trabajo. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá (Colombia) Correo: enfermeracm@hotmail.com.

2 Docente titular. Doctora en Enfermería. Universidad Nacional de Colombia. Departamento Salud de Colectivos. Facultad de Enfermería, Universidad Nacional de Colombia. Bogotá (Colombia). Correo: aimunozs@unal.edu.co.

Recibido: 27/03/2012 Aprobado: 11/09/2013.


Resumen

Las instituciones educativas constituyen un escenario importante para la promoción de la salud de docentes, estudiantes, personal administrativo e, incluso, las familias; pero para utilizarlo eficazmente, en particular para el caso de los(as) docentes, es necesario conocer sus condiciones de trabajo y salud.

Objetivo: describir algunas de las condiciones de trabajo y salud del personal docente que labora en las Instituciones Educativas Distritales de la Localidad uno (I) de Usaquén, Bogotá, en el 2010.

Metodología: Estudio de abordaje cuantitativo, descriptivo transversal. Se inició después de la obtención de la autorización por parte de las directivas de las instituciones y del aval del Comité de Ética de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional; posteriormente se procedió a la presentación del estudio ante los docentes directivos de estas Instituciones, se inició la recolección de información. El tamaño de la muestra fue de 230 docentes.

Resultados: El 68.7% del personal docente era de sexo femenino; el 51.7% realizaba extensión del trabajo docente; 37.8% reportó presencia del ruido dentro del aula, situación que les exigía elevar el volumen de la voz para lograr la atención de los estudiantes. En relación con las condiciones de salud, refirieron que la causa de mayor frecuencia en la consulta médica era el estrés, con un 40.9%; seguido de los problemas vasculares y várices en miembros inferiores, con un 29.1%; de colon irritable, 28.3, y disfonías o afonías, con un 27.8%.

Conclusiones: En este contexto se ratifica la necesidad de comprender la actividad docente como un proceso laboral de interés para el área de la salud y seguridad en el trabajo, por el alto valor social que representa y el fuerte impacto que tiene en el desarrollo de la sociedad. Se plantea la necesidad de continuar con estudios de intervención en la población que participó del estudio.

Palabras clave :condiciones de trabajo, docente, trabajo, condiciones de salud, salud laboral (DeCS BIREME)


Abstract

Educational institutions are an important scenario for promoting faculty, students, administrative staff, and even families health. However, in order to use it effectively, particularly in the case of the faculty, it is necessary to know their work conditions and health status.

Objective: To describe some of the working and health status of the staff working in the educational institutions of the District One (I) of Usaquén, Bogotá, in 2010.

Methodology: Quantitative, cross-sectional and descriptive study that was started after obtaining authorization of the schools administrations and the endorsement of the Ethics Committee of the Nursing School of the National University. The study was then introduced to the schools principals, and the data collection was started. 230 teachers made up the sample.

Outcomes: 68.7% of the faculties were female teachers; 51.7% perform extension activities; 37.8% reported that students made so much noise in the room, so they had to speak louder in order to get students` attention. Regarding health status, 40.9% reported that the main reason to see a doctor was stress, followed by vascular problems and varicose veins in lower limbs, with 29.1%; irritable bowel, 28.3, and dysphonias or aphonias, with 27.8%.

Conclusions: on this basis, it was confirmed the need to understand teaching activities as a labor process of interest to the health field and work safety, due to the high social value it represents and its strong impact on the society`s development. It raises the need to carry out further studies of intervention on population participating in the trial.

Key words : working conditions, faculty, work, wealth status, occupational health (DeCS BIREME)


Resumo

As instituições de ensino são cenário importante para a promoção da saúde dos professores, estudantes, pessoal administrativo e até mesmo das famílias. No entanto, a fim de usá-lo de forma eficaz, especialmente no caso dos professores, é necessário conhecer suas condições de trabalho e nível de saúde.

Objetivo. Descrever algumas das condições de trabalho e nível de saúde do pessoal que trabalhava nas Instituições de Ensino do Primeiro Distrito de Usaquén, Bogotá, em 2010.

Metodologia: o estudo foi apresentado aos docentes diretores dessas instituições, e a coleta dos dados iniciou-se. A amostra foi composta de 230 docentes.

Resultados: 68.7% do pessoal eram mulheres; 51.7% faziam trabalho de extensão; 37.8% indicaram que tinha muito barulho na sala de aulas, o que fez com elas falassem mais alto para chamar a atenção dos alunos. No que diz respeito ao nível de saúde, indicaram que o principal motivo para visitar o médico era estresse, com 40.9%; seguido dos problemas vasculares e varizes nas pernas, com 29.1%; de cólon irritável, 28.3, e disfonias ou afonias, com 27.8%.

Conclusões: nesse contexto, verifica-se a necessidade de entender a atividade docente como um processo laboral de interesse para a área da saúde e segurança no trabalho, pelo elevado valor social que representa, bem como o forte impacto sobre o desenvolvimento da sociedade. Coloca-se a necessidade de continuar levando em diante pesquisas de intervenção na população que participou do estudo.

Palavras-chave: condições de trabalho, docentes, trabalho, nível de saúde, saúde do trabalhador (Fonte: DeCS, BIREME).


Introducción

El análisis de las condiciones de trabajo y salud del personal docente, en un ambiente como el de las instituciones educativas, presenta características especiales, dado que en este escenario confluyen diversas dimensiones sociales, individuales y biológicas. Las condiciones de trabajo integran aspectos del ambiente físico y aspectos individuales y biopsicosociales del trabajador, así como condiciones de la organización del trabajo y de la tarea; además, se incluyen aspectos extralaborales, como la familia, la recreación y el transporte, entre otros.

El objetivo del estudio fue describir algunas de las condiciones de trabajo y salud del personal docente que labora en las Instituciones Educativas Distritales de la Localidad uno (I) de Usaquén, Bogotá, en el 2010.

A pesar de la importancia del rol del docente, la promoción de la salud en sus lugares de trabajo no ha alcanzado su desarrollo. Se destaca que la investigación en salud y seguridad en el trabajo es fundamental para la planeación y desarrollo de programas de promoción y prevención en el ambiente de trabajo, la cual debe ser coherente con las necesidades reales de este sector laboral (1, 2).

La docencia es considerada una actividad generadora de múltiples y específicas condiciones de exposición laboral que incide sobre el perfil salud-enfermedad, y que se pueden expresar en diversos momentos en el desgaste físico o mental de los profesores. Dentro las características de las condiciones de trabajo de los(as) docentes se identifican la sobrecarga de trabajo, la inseguridad dentro y fuera de los planteles educativos, las relaciones interpersonales, la falta de motivación y la baja remuneración, que no corresponde con la responsabilidad de los docentes. Así mismo, el docente, en el desarrollo de su función, se expone a diario a grupos numerosos, con una metodología de enseñanza generalmente tradicional, con escasez de recursos pedagógicos tecnológicos innovadores y avanzados, lo cual hace que aún el marcador, el tablero y la voz continúen siendo los instrumentos por excelencia en la actividad pedagógica (3).

En la docencia, igual que en otros sectores productivos, existe limitación en el sistema de información sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (4); esto fundamenta un cuestionamiento sobre el reconocimiento o no de esta actividad como trabajo, con sus respectivas implicaciones en relación con la salud y seguridad profesional de los(as) docentes, teniendo en cuenta que el trabajo representa una de las principales funciones del ser humano, una vez que ocupa gran parte del tiempo de las personas.

El sector educativo se encuentra incluido en el sector terciario de la economía, o de servicios, que agrupa actividades que no producen ni transforman materias primas, como las sociales, incluida la educación; se han encontrado diferentes estudios en este sector que refieren que la docencia no se reconoce como una profesión, sino como una vocación, para la cual algunos se encuentran preparados y, por lo tanto, no se percibe que requieran esfuerzos o condiciones especiales para su desempeño, concepciones que pueden afectar el desarrollo y la calidad de vida de los(as) docentes (5). La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) define las condiciones de trabajo de los(as) docentes como; un amplio escenario donde convergen un conjunto de dimensiones sociales, personales y físicas, en la cuales laboran los docentes, y la salud, como un concepto social, psicológico y biológico que influye fuertemente en la manera como los docentes acuden a trabajar (6).

Estudios internacionales muestran que el desgaste de la salud mental es una de las principales alteraciones que afectan a los docentes en su ejercicio profesional; también se ven expuestos a diferentes peligros que pueden generar problemas vocales y osteomusculares, entre otros (7). De acuerdo con Stolkiner, los principales diagnósticos obtenidos en Argentina; a través de diferentes encuestas aplicadas a la población docente de Buenos Aires durante los años 1994, 2004 y 2005 fueron: resfriado frecuente, con un 40.6%; disfonía, 33.7%; estrés, 37.7%; problemas visuales, 32.1%; lumbago, 28.2%; várices en miembros inferiores, 37.4%, y disfonía o afonía, con un 34.7% (8).

La Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (Orealc), y la Unesco desarrollaron en el año 2005, un estudio sobre condiciones de trabajo y salud docente en Chile, Argentina, Ecuador, Perú, Uruguay y México; algunos de los resultados encontrados fueron el predominio de formas de trabajo tradicionales, como “hablar mucho, forzando la voz” y “estar de pie mucha horas”, que reflejan típicamente el manejo de metodologías frontales y poco participativas (6).

En Colombia, en el departamento de Antioquia, se reveló que para el primer trimestre del año 2004, las enfermedades más prevalentes en profesores fueron: los trastornos cardiovasculares (hipertensión arterial, infartos), los osteomusculares (lumbago), gastrointestinales (gastritis, enteritis), infecciosas y, finalmente, las enfermedades mentales, grupo que incluyó diagnósticos de depresión leve y diversos trastornos de adaptación, mixtos de ansiedad con depresión, pánico, personalidad emocionalmente inestable, ansiedad y reacción al estrés agudo (10). En Medellín, particularmente, se encontraron manifestaciones de desgaste emocional y físico, o síndrome de Burnout, en estudio realizado con docentes en el año 2005, y se analizó la posible relación del síndrome y variables personales, familiares y sociales (9).

Otro estudio, realizado en la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, indicó que la docencia se considera un factor de riesgo para la salud; pero a pesar de que estos profesionales constituyen una importante fuerza laboral del trabajo del país, las acciones de salud y seguridad en el trabajo se han desarrollado solo en acciones puntuales, sin impacto significativo en las condiciones de trabajo. Adicionalmente, se analizó que el docente no se reconoce como trabajador, ni considera la actividad que desarrolla como fuente generadora de potenciales riesgos para su salud y seguridad (2). Así mismo, un estudio realizado con docentes vinculados a la Secretaría de Educación en Bogotá encontró que los docentes describieron las instalaciones locativas como deficientes, en especial las salas de profesores, las paredes y la infraestructura sanitaria; se describieron también los aspectos de bienestar docente, expresando apatía a la realización de actividades y programas enfocados a mejorar el bienestar, aunque reconocieron que cuando se realizaban acciones medibles y verificables en el tiempo, esta actitud mejoraba (11).

Conjuntamente, el sector educativo en América Latina ha enfrentado nuevas demandas laborales, básicamente, por el cambio en los enfoques pedagógicos generados por las exigencias del contexto, expresadas en presión por los rendimientos estandarizados, aumento en las brechas de desigualdad socioeducativa, incorporación de la lógica gerencial en la educación, sobrecarga de trabajo, falta de apoyo desde instituciones externas a la escuela y desvalorización social de la profesión, entre otros (12).

Se destaca que en el sector educativo se han realizado estudios, pero han sido poco explorados desde la perspectiva de la salud y seguridad en el trabajo, tornándose en un área que amerita unificar esfuerzos, puesto que el Sistema Educativo es un eje esencial para obtener el óptimo desarrollo del saber, la dignidad humana, la solidaridad colectiva y la conciencia social y ecológica de un país (13). El estudio sobre las condiciones de trabajo y salud en población docente permite identificar situaciones laborales adversas y condiciones de salud alteradas, que pueden estar relacionadas entre sí a causa de múltiples factores de riesgo, permitiendo el establecimiento de medidas de prevención y control.

Aunque algunos autores destacan el lugar de trabajo como un escenario que ofrece múltiples ventajas para la promoción de la salud (14, 15), es ampliamente reconocido, en diversos eventos y documentos de organismos internacionales (16, 17, 18), que las acciones son puntuales y no contribuyen al aseguramiento de condiciones de trabajo dignas; por tanto, el desarrollo del presente proyecto contribuye al desarrollo del conocimiento, identificando las condiciones de trabajo y salud de docentes en instituciones públicas de los niveles de primaria y secundaria, dada la limitación de estudios en este grupo, específicamente en la localidad estudiada; así mismo, esta población representa un grupo de gran importancia para el área de la Salud y Seguridad en el Trabajo, pues se ha explorado muy poco en relación con el ejercicio docente de estos niveles. La identificación de las condiciones de trabajo y salud de este grupo de trabajadores se convierte en insumo para plantear intervenciones futuras tendientes a la solución de problemas propios del sector. Para el área de salud y seguridad en el trabajo, el tema es relevante, y se espera fortalecer la línea de investigación de Promoción de la Salud en los Lugares de Trabajo y Prevención de los Efectos Adversos, de la Maestría en Salud y Seguridad en el Trabajo, de la Universidad Nacional de Colombia, como institución académica que aporta a la generación de conocimiento y contribuye a mejorar la gestión en salud y seguridad en el trabajo de las organizaciones y sus trabajadores.

La Organización Internacional del trabajo (OIT), destaca como principios fundamentales en la salud y seguridad en el trabajo (19), que el trabajo debe realizarse en un ambiente seguro y saludable, que las condiciones de trabajo deben favorecer el bienestar y la calidad de vida de los trabajadores, y, en este sentido, que deben ofrecer posibilidades reales de desarrollo y realización personal y de servicio a la sociedad.

Diseño metodológico

Estudio de abordaje cuantitativo con alcance descriptivo transversal, en las Instituciones Educativas Distritales de la Localidad (I) de Usaquén. Se solicitó autorización a las directivas de las instituciones, y aval al Comité de Ética de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional. Se inició con la presentación del estudio ante los docentes directivos de estas instituciones, y enseguida se dio comienzo a la recolección de información. Muestra: Se estableció como tamaño de la muestra un total de 230 docentes, que fueron seleccionados teniendo en cuenta los criterios de inclusión del estudio, y luego de depurar la base de datos de las 11 Instituciones Educativas Distritales (IED), de la localidad en mención. Para la recolección de datos se utilizó una versión adaptada del instrumento que usó Orelac-Unesco en el estudio de características similares titulado: “Condiciones de trabajo y salud docente: otras dimensiones del desempeño profesional. Estudios de casos en Argentina, Chile, Ecuador, México, Perú y Uruguay” (6); se contó con la autorización para utilizar el instrumento; la adaptación del instrumento se hizo mediante una encuesta piloto a un grupo de docentes y directivos docentes (15 encuestados), con el objetivo de obtener la retroalimentación de ellos sobre la comprensión, claridad y contenido del instrumento; se introdujeron algunos cambios mínimos al instrumento. Para el análisis de los datos se ingresó la información a una base de datos elaborada en SPSS® versión 19, año 2010.

Resultados

A continuación se describen algunas variables en relación con las características sociodemográficas de la población que participó en el presente estudio.

El 68.7% de la muestra (158) fueron mujeres, y el 31.3% (72), hombres, de un total de 230 docentes evaluados(as); el 56.5% de los(as) participantes desarrollaban sus actividades docentes en el nivel de secundaria y el 31.3% lo hacían en el nivel primaria, seguidos por quienes realizaban su labor docente en primaria y secundaria (7.8%) y cargos del nivel directivo 1.7%, y otros, 2.6%; la edad predominante se localizó en el rango de los 50-59 años (34.8%), seguida por el rango de 40-49 años (27.4%), y por el de 60 años o más, donde se obtuvo un 6.1% de aportación; el 27.3% de los(as) docentes encuestados(as) manifestaron tener otra labor adicional, como la docencia en institución privada (6.3%) y en universidades (8.7%), y otras labores (12.2%); el 25.7% dedicaban 30 horas semanales adicionales a su jornada (fuera del horario de trabajo) a tareas docentes, realizando labores escolares en casa, como corrección de trabajos, preparación de material, preparación de clases y de otras actividades (tabla 1).

Es de destacar que el 84.3% de los(as) docentes encuestados(as) realizaban en horario de trabajo la actividad de atención a padres o alumnos; el 67.4% de los docentes efectuaban trabajos administrativos; el 79.6% desarrollan fuera del horario de trabajo cursos de perfeccionamiento o de actualización, y el 10.9% los realizan en ambos horarios. Sumado a lo anterior, una gran proporción de docentes, durante el desarrollo de la tarea, refieren una frecuencia de “casi siempre” en actividades relacionadas con el contenido, la organización y la carga de trabajo (tabla 2).

El 37.8% de la población encuestada reportó presencia de ruido dentro del aula, condición que se debe, en muchas ocasiones, a la indisciplina de los estudiantes, y al ruido ambiental, factor que entorpece el desarrollo de las actividades; así mismo, revelaron que el ambiente de trabajo con ruido les exige elevar el volumen de la voz para lograr la atención de los estudiantes.

Para este estudio, el grado de satisfacción con el trabajo es una condición que interviene en la salud de los docentes, y se midió con aspectos como el acceso sin dificultad a los superiores (el 42.2% respondieron que “casi siempre”) y el mantenimiento de relaciones cordiales con los superiores (el 42.6% afirmaron que “siempre”); dato concordante con Cornejo, quien refiere que los(as) docentes perciben las condiciones de trabajo como precarias y representan altos niveles de demanda laboral, lo cual afecta su grado de bienestar o malestar (60).

En relación con las condiciones medioambientales de trabajo, que están constituidas por ruido, vibraciones, fuentes de iluminación y condiciones termo- higrométricas, se encontró que se cuenta con iluminación de tipo natural y artificial adecuada, y no se percibieron situaciones de reflejo en superficies que produzcan destellos, brillos o deslumbramientos, condición que favorece el desarrollo de las labores docentes. Los(as) docentes abordados(as) en el presente estudio, mencionaron que en sus actividades académicas no se encontraban expuestos a temperaturas extremas, aunque sí refieren un disconfort térmico debido a los cambios climáticos, y el 31.7% reportaron presencia de bajas temperaturas, factor que influye en el desarrollo de su proceso laboral, y afecta la salud, debido a que los ambientes fríos alteran el equilibrio térmico local de las extremidades, la piel y en general todo el cuerpo, sensación que genera disminución del riego sanguíneo superficial y disminución del rendimiento muscular y de su productividad (45).

Finalmente, en relación con las condiciones de salud, la afección por la que con mayor frecuencia consultaron los docentes es el estrés, con un 40.9%; seguido de los problemas vasculares (várices en las piernas), con un 29.1%; colon irritable, con un 28.3%, y disfonías o afonías, con un 27.8%. En cuanto a si han presentado algún síntoma en el último año, el 42.6% refirió dolor de espalda; el 25.7%, insomnio; el 20%, enfermedad relacionada con la columna; y el 18.3%, dificultad para concentrarse, e igual porcentaje refirió gastritis.

Discusión

Esta discusión se inicia abordando la caracterización sociodemográfica de los(as) docentes participantes. El hecho de que el 34.8% esté en el rango de 50-59 años, que el 27.4% esté en el de 40-49 años y que el 6.1% esté en el de más de 60 años indica, que la mayor parte de los trabajadores (68.3%) se encuentran en adultez madura (20), y que es muy poca la participación de la población joven; este dato coincide con el reportado por el grupo de trabajo PREAL (21), que refiere que de un total de docentes del sector oficial evaluados en Santiago de Chile, el 46% se encuentra en un rango de edad comprendido entre 45 y 59 años; sobre este hallazgo, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), refiere que el envejecimiento del contingente docente, dado que más del 30% de los docentes en servicio son mayores de 50 años en Ecuador (22). A ese respecto, Córdoba menciona que la adultez, como etapa del ciclo vital, implica un mayor grado de madurez personal que permite al docente asumir la tarea evolutiva en la cual se va consolidando su carrera, y avalar la estabilidad de determinadas características de personalidad que se manifiestan en esta etapa, y, a su vez, una mayor autorrealización en el ámbito laboral (23). Adicionalmente, el CIDE (24) y Rodríguez (25) refieren que el envejecimiento de los(as) docentes no representa mayor problema para el desarrollo de su labor, y que existe un equilibrio entre docentes jóvenes y maduros; sin embargo, esta población puede estar en proceso de formación o desarrollo de alguna patología, que podría llegar a exacerbarse debido a las condiciones laborales.

Ossa refiere que los docentes expresan las alteraciones de salud como simples molestias (26), síntomas o signos aislados que pasan inadvertidos, que no son reconocidos como manifestaciones tempranas de enfermedad de origen laboral; no obstante, las instituciones deben contemplar estas informaciones para la planeación y desarrollo de acciones de PSLT.

La gran mayoría de la población participante pertenecía al sexo femenino es consistente con que tradicionalmente la docencia ha sido una profesión orientada a la prestación de servicios, y, por ende, predominantemente femenina, especialmente en preescolar, básica y media. Betancourt (27), menciona que la mujer docente ha estado vinculada a actividades en las que se encuentran profundos nexos de afectividad, las cuales desarrolla simultáneamente con actividades que debe realizar en la casa, pues es soporte familiar y, en particular, se debe dedicar al cuidado de los hijos, condición que puede incidir en mayor desgaste de la salud de estas trabajadoras; así mismo, Betancourt plantea que las características patogénicas de las condiciones del trabajo, sumadas a inconvenientes de trabajo y fatiga que puede sufrir la mujer por la doble jornada, incrementa la posibilidad de enfermar. Un estudio realizado a nivel latinoamericano evidenció que el trabajo docente, dada su organización por jornadas de medio tiempo, vincula una gran participación de la mujer; Torres y Paravic concuerdan con este concepto, tras analizar la influencia del componente social, en especial el doble rol otorgado por la sociedad a la mujer, que le implica sobrecarga de trabajo y mayor exposición a factores de riesgo de distinta índole, y, en consecuencia, la presencia de patologías (28). En concordancia con este dato, otros autores (29, 30, 31), coinciden en la relación existente entre las condiciones laborales de la mujer trabajadora y su impacto en la salud. Históricamente, se evidencia gran participación de la mujer en la labor docente, que se percibe como una labor sencilla, pero que necesariamente debe articular con las actividades domésticas y el cuidado a la familia (32); en este sentido, las mujeres docentes soportan, muchas veces, una doble invisibilidad en la sociedad, en parte por el trabajo docente y el trabajo doméstico (33).

Respecto a los datos sobre el nivel de formación en el que los(as) docentes se desempeñan (56.5% en secundaria y 31.3% en primaria) se encontró que este marca grandes diferencias que van a influir en su salud (34); dato que concuerda con Sandoval (35), quien refiere que el alto número de estudiantes y las situaciones de indisciplina generadas por estos agravan las condiciones de trabajo de los(as) docentes. Así, los(as) docentes, en su proceso cotidiano de interacción con sus estudiantes deben enfrentar problemas de conducta o actitudes que llegan a afectar su salud mental, al punto que, como afirma Claro (36), esta situación se constituyó en un tema de interés para el estudio de las condiciones de salud de los docentes (6). Por otra parte, menciona Betancourt que el trabajo docente en el caso de los niños más pequeños hace necesario realizar mayor esfuerzo de la voz, coincidiendo con Escalona (37), quien encontró alteraciones de la voz en maestros de educación primaria, y que estos carecen de programas de promoción de la salud y, en este caso, de formación para el uso de la voz.

El 27.8 % de los docentes encuestados manifestaron presentar disfonía o afonía, conforme a lo expresado por otros autores, que reconocen la disfonía como un problema de salud en los docentes, y que las condiciones de trabajo inciden negativamente, afectando el desarrollo de sus actividades de trabajo. A su vez, Salas (35) y Cantor (38) mencionan que la prevalencia de disfonía en docentes es alta, debido a esfuerzo de la voz por condiciones que dificultan la comunicación, como el ruido y el gran número de estudiantes por aula. El promedio de estudiantes es de 40 por aula, situación que pone en riesgo la salud del docente. De la misma manera, Barbero indica que los trastornos de la voz representan en los docentes un problema de gran relevancia (39). Así, y teniendo en cuenta que la voz es una herramienta vital en el trabajo docente, es importante destacar la necesidad de detectar tempranamente sus alteraciones y establecer medidas protectoras y oportunas; por ello es importante empoderar a todos los estamentos en el diseño de programas de bienestar respecto a las condiciones de salud en los(as) docentes, y así lograr generar ambientes de trabajo saludables, que faciliten el desarrollo de la labor.

En relación con los factores de riesgo para el desarrollo de alteraciones osteomusculares, se observó que la posición que adopta habitualmente la (el) docente con los niños más pequeños, de los primeros ciclos, inclinando el tronco hacia adelante, conlleva fatiga en el desarrollo de las actividades, y posiblemente problemas osteomusculares y circulatorios. En investigación realizada en escuelas católicas de Madrid (España) (40), los docentes señalan que nunca, o con poca frecuencia, las condiciones de trabajo son adecuadas, y refieren que el tamaño de las aulas es inadecuado, situación que dificulta el desarrollo de la labor; hallazgos corroborados por Restrepo et al. y Moreno et al. (41), Medellín - Colombia, quienes señalaron que los profesores de primaria manifestaron un mayor número de quejas relacionadas con menor reconocimiento y mayor deterioro físico, mientras que los profesores de secundaria refirieron sentir mayor presión por el grado de supervisión ejercida sobre ellos.

Kohen, en un estudio realizado en Argentina por medio de la encuesta CTERA, demostró que existe un alto sacrificio en la profesión docente, un gran desgaste físico y psíquico de los maestros, que subraya la necesidad de generar una intervención más protagónica en el control de las condiciones del medioambiente y del cuidado de su salud, ya que el Estado retira de sus funciones las acciones de regulador y controlador, quedando estas en manos de las aseguradoras, las cuales sostienen otra concepción de salud (42). Es importante mencionar que los docentes deben participar en la implementación de programas de salud ocupacional; por tanto, esta responsabilidad debe ser compartida, interviniendo en los aspectos por mejorar dentro de su proceso laboral e impactando en la salud de este grupo de trabajadores estudiado.

Algunos estudios en relación con este tema señalan que el espacio de trabajo puede conllevar algunos efectos sobre la salud de los docentes, ya que la deficiencia en las estructuras puede generar situaciones de riesgo; sin embargo, cabe destacar que el espacio por excelencia del docente es el salón de clase, lugar que se encuentra en el interior de la institución educativa y en muchos casos no cuenta con los diseños adecuados para optimizar la acústica, condición que deteriora la salud del docente, pues puede relacionarse con fatiga vocal, dato que para este estudio reporta un 27.8%, y se menciona en varios estudios, como lo reportado por Escalona (37), Reyes (43) y Salas (44), anteriormente mencionados.

En relación con el ritmo de trabajo de los docentes que participaron en este estudio, el cual se relaciona con las demandas cuantitativas y cualitativas que genera el trabajo en un tiempo establecido, hay que anotar que el trabajo docente no se caracteriza por ser producción en serie, y que se enmarca dentro de una jornada escolar de seis horas diarias presenciales de clase, con una intensidad de 50 minutos cada hora, que se evidencia como factor protector del docente, pues está clara la distribución de tiempos dentro de su jornada laboral. La sobrecarga de trabajo de tipo cualitativa se da por la variedad de tareas por realizar, como la corrección de exámenes y trabajos presentados por los estudiantes, la actualización y las actividades curriculares anexas a su desempeño profesional, que demandan tiempos extras y generan agotamiento psíquico (46), dato que concuerda con Maslach (47) y Jackson, quienes señalan que el síndrome de Burnout es un cuadro progresivo que se establece por efecto de exposición a estresores laborales, y que se expresa con agotamiento emocional, despersonalización y bajo sentido de logro junto con alto índice de incapacidad laboral, física y psicológica (2). De la misma manera, Román expone que la docencia ha sido considerada una de las ocupaciones con alta susceptibilidad de desarrollar este síndrome, en el cual constituyen un papel importante la presión del trabajo y el ambiente físico que rodea a la persona, por lo que se puede definir también como un estrés laboral prolongado, no resuelto, que demanda atención especializada en las dimensiones médica, psicológica y organizacional (48).

Otros estudios a nivel nacional sobre las condiciones de trabajo y salud en el personal docente (9,49), hacen notar que las problemáticas se relacionan con las condiciones del medioambiente físico de trabajo, con contaminantes químicos y biológicos, con condiciones de inseguridad, carga física y mental, aspectos psicosociológicos y organización del trabajo, a lo que se suman las actividades extracurriculares, la carga mental, la complejidad en el desarrollo de las tareas y los niveles de responsabilidad (50).

Autores como Travers y Cooper, referidos en un estudio de la docencia en las escuelas (51), evidencian que el estrés en los(as) docentes se relaciona con las condiciones del trabajo, la presión bajo la cual están sometidos(as), la influencia del estilo personal y las estrategias defensivas utilizadas. Igualmente, Esteve (52), reseña el malestar docente, que se manifiesta en ausentismo laboral o abandono de la profesión, consecuencias negativas en la labor docente. Coinciden con este dato otros autores como Pithers y Fogarty (53), quienes reportan, en un estudio realizado en Australia, que la profesión docente está vinculada con estrés laboral; dato similar al de Martínez (46), Lozada (2), Kohen (54), Bellingrath (55) y Codo (56), quienes encontraron que las condiciones asociadas a las actividades laborales pueden ser calificadas como agentes nocivos para la salud de los docentes.

De igual manera, Freudenberger argumenta que el Síndrome de Burnout, o agotamiento profesional (57), es una respuesta al estrés laboral crónico que se presenta en algunas actividades ocupacionales y profesionales en las que fundamentalmente se brinda atención o asistencia a personas, como ocurre en la docencia; definición que es apoyada en un estudio de Prag (58), que clasifica a los(as) docentes como población de riesgo; a la par, Sartorius (59), describe que los(as) docentes podrían disminuir la calidad que brindan a sus estudiantes por un deterioro en la interacción docente-alumno, el cual podría afectar el proceso enseñanza-aprendizaje.

Comenta además Guerrero, que las actividades fuera del aula de clase aumentan su carga laboral y mental (61, 62). En cuanto al estilo de mando y supervisión de los directivos, Cooper menciona que las buenas relaciones en un ambiente de trabajo son un elemento esencial de la salud en los trabajadores y la organización (63), y agrega además que las buenas relaciones entre directivos y docentes generan un alto grado de confianza, niveles de apoyo adecuados y estilo de mando incluyente, ya que se tiene en cuenta la opinión del docente en el momento de toma de decisiones.

Los factores psicosociales (64), presentan gran influencia en la población docente y constituyen una condición de riesgo para su salud; dentro de los de mayor influencia están: el desempeño de una actividad laboral adicional, ya que consideran que lo devengado no es suficiente para garantizar una buena estabilidad económica —esto conlleva fatiga mental y grado de estrés elevado—, y la ubicación geográfica de la institución educativa, cuando se distingue por las situaciones de violencia y deterioro social y económico.

Los hallazgos encontrados permiten concluir que las condiciones de trabajo y salud de los(as) docentes de las instituciones educativas estudiadas son determinantes directos de su salud y bienestar, y que deben ser tenidas en cuenta para mejorar la calidad de vida de este sector y fortalecer su capacidad para lograr el desarrollo de respuestas emocionales y humanas que favorezcan el buen desempeño profesional.

La función del docente como labor social, está definida y reconocida, en el marco de los estados modernos, como una profesión con todo lo que esto implica en el ámbito sociocultural y sociopolítico. La docencia es una profesión que se expresa como correlato de los imaginarios y las comprensiones que las sociedades y comunidades nacionales y regionales tienen de la educación (65). Del mismo modo, la demanda social sobre la escuela pública, actualmente, se constituye en una alta exigencia de responsabilidad social sobre los docentes, ante la carencia de respuesta oportuna y efectiva de los organismos de gobierno de la educación que no se responsabilizan (66). Es decir, que los docentes representan además del trabajador de la salud, uno de los principales colectivos laborales con mayor participación en lo público y en lo social. Respecto a la participación de los docentes, se evidencia como un grupo numeroso dentro del sector público. En cuanto a la función social, implica la formación y educación de las nuevas generaciones. De ahí que resulte esencial un estado adecuado de su salud para el desarrollo de las labores que la sociedad le tiene encomendadas (67).

Un estudio realizado en Andalucía (España) con una muestra de 122.000 licencias por enfermedad de personal docente en el período entre 1999-2004 mostró que las principales enfermedades que afectaban al profesorado eran: las enfermedades respiratorias altas, trastornos de la voz, osteomusculares y alteraciones de salud mental (69). En esta relación la salud debe entenderse como un estado que siempre es posible de mejorar y que implica considerar la totalidad de los individuos, relacionados entre sí y con el medioambiental en que viven y trabajan (31).

Actualmente los docentes pasan por una etapa de crisis histórica social en muchos países, en la que se encuentran como sujetos protagónicos de cambios avasalladores que los comprometen, pues las exigencias sociales y económicas del contexto están en constante tensión entre la cobertura y la calidad de la producción del conocimiento; este sector educativo en el que están inmersos los expone de forma constante al avance globalizador del capitalismo en crisis (70). La mayoría de las investigaciones sobre la incidencia de las enfermedades en el profesorado citan también estos procesos entre los más frecuentes (71, 72, 73).

La profesión docente es siempre una actividad ambivalente. Nos presenta, como en el mito de Jano -el de las dos caras-, una puerta abierta por la que podemos entrar o salir. Por una parte, la enseñanza puede vivirse con optimismo, y convertirse en una forma de autorrealización profesional, ya que en ella podemos darle sentido a toda una vida. Por otra parte, no es posible esconder la otra cara de la profesión docente: una profesión exigente, a veces físicamente agotadora, sujeta siempre al juicio de un público que con sus preguntas nos pone a prueba, no sólo en nuestros conocimientos, sino también en nuestra propia coherencia personal (74).

En la cita anterior, se asume que la profesión docente es una actividad socialmente reconocida, en la que se encuentran constantemente su juicio personal con su autorrealización como labor gratificante, pero también con exigencias y desgaste de los implicados en su cotidianidad.

Se deben mencionar las políticas que orienta el Estado hacia la modernización, donde la educación se convierte en un producto que debe garantizar mayor cobertura y calidad. Las instituciones educativas ofrecen sus servicios a la localidad, ajustadas a las políticas nacionales, y en este intento no son priorizadas las condiciones de trabajo y salud para los docentes, lo cual lleva al incremento del desgaste físico y mental y al deterioro de su salud.

Por otro lado, se encuentran algunas recomendaciones a nivel mundial sobre la modernización de las políticas educativas (44), donde se sugiere que las instituciones educativas deben garantizar el acceso masivo y equitativo a la educación; Igualmente mencionan que es responsabilidad del Estado generar condiciones educativas, sociales y económicas que garanticen un funcionamiento equilibrado de estas instituciones.

Conclusiones

Es importante mencionar que los(as) docentes no reconocen su profesión como una labor que pueda generar riesgos, pues atribuyen las enfermedades profesionales a otras actividades distintas a su proceso laboral. De acuerdo con los resultados hallados, es conveniente desarrollar estrategias que fomenten la participación de los docentes en la gestión de la salud y seguridad en el trabajo. Es necesario empoderar a los docentes de las instituciones educativas distritales en el manejo de procesos de trabajo seguro y estilo de vida laboral saludable.

Es necesario continuar trabajando en esta área para fortalecer las estrategias para la intervención y el mejoramiento de las condiciones de trabajo y salud de los docentes, vistas como una oportunidad de mejora continua en el proceso de trabajo, y como un valor agregado para generar bienestar en la población docente.

Es pertinente que en la formación profesional de los docentes se vinculen aspectos sobre las formas de promoción y protección de la salud en la vida laboral, reconociendo situaciones potenciales de riesgo en su labor.

En cuanto a la organización del trabajo, es necesario replantear nuevos esquemas administrativos, en los cuales se generen espacios de descanso y reposición de la capacidad laboral del docente.

Es oportuno que la oficina de salud ocupacional de la Secretaría de Educación del Distrito (SED) dé a conocer la información suficiente y clara para dar respuesta a las situaciones de salud presentadas en los lugares de trabajo, y oriente la elaboración de programas de promoción de la salud, que deben ser planteados individualmente, pues cada establecimiento educativo conserva características específicas.


Referencias

( 1 ) Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la Unesco. Condiciones de trabajo y salud docente-Estudios de caso en Argentina, Chile, Ecuador, México, Perú y Uruguay. Chile; 2005.         [ Links ]

( 2 ) Lozada, A. La docencia: un riesgo para la salud. Av. Enferm., 2005; XXIII (1):18-30.         [ Links ]

( 3 ) Ossa, L. A. La salud ocupacional en el trabajo docente en Risaralda, Colombia. Síntesis de una experiencia de investigación colectiva. Fundación Ambiental Grupos Ecológicos de Risaralda -Fundager-; 1997.         [ Links ]

( 4 ) Colombia. Ministerio de la Protección Social. Primera Encuesta Nacional de Condiciones de Salud y Trabajo en el Sistema General de Riesgos Profesionales. Bogotá: Diciembre de 2007.         [ Links ]

( 5 ) Onu-Unesco. Organización para las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Condiciones de Trabajo y Salud Docente; 2005.         [ Links ]

( 6 ) Orelac-Unesco. Condiciones de trabajo y salud docente: otras dimensiones del desempeño profesional. Estudios de casos en Argentina, Chile, Ecuador, México, Perú y Uruguay. De la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe- Orelac. Santiago de Chile; 2005.         [ Links ]

( 7 ) Seire, Araujo, Reis. Condiciones de trabajo y salud de los docentes de las escuelas privadas. Rio de Janeiro. Rev. Panam Salud Pública. 2004; 20(1):87-196.         [ Links ]

( 8 ) Stolkiner, A. et al. Tiempos modernos, ajuste y salud mental. Disponible: Cohen H. de Santos A. Políticas en salud mental. Buenos Aires; 1994.         [ Links ]

( 9 ) Restrepo, A. et al. Desgaste emocional en docentes oficiales de Medellín: Colombia, 2005. Rev. Salud Pública. 2006; 8(1):63-73.         [ Links ]

( 10 ) Fundación Médico Preventiva. Perfil epidemiológico del magisterio de Antioquia. Medellín: FMP; 2004.         [ Links ]

( 11 ) Vargas, A. El trabajo como factor de influencia en el proceso salud-enfermedad de los docentes de la Secretaría de Educación del Distrito. SED. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Medicina. Instituto de Salud Pública; 2007.         [ Links ]

( 12 ) Cornejo, C.R. Condiciones de trabajo y bienestar docente en profesores de enseñanza media de Santiago de Chile; 2009.         [ Links ]

( 13 ) Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo. Colombia al filo de la oportunidad; 1996.         [ Links ]

( 14 ) Warshaw, León, Messite, J. Protección y Promoción de la Salud: Visión General. Enciclopedia OIT; 1998.         [ Links ]

( 15 ) Generalitat Valenciana -Conselleria de Sanitat-. Empresas Generadoras de Salud. Valencia; 2005.         [ Links ]

( 16 ) Declaración de Jakarta. Nuevos actores para una nueva era: direccionando la promoción de la salud al siglo 21. Pan Am J Public Health. 1998;3(1).         [ Links ]

( 17 ) OMS. The Health-Promoting Workplace. European Network for Workplace Health. Promotion ENWHP. Luxemburgo Declaratión. Luxemburgo; noviembre, 1997.         [ Links ]

( 18 ) Forastieri, V. Manual de capacitación en cumplimiento de deberes y derechos laborales. 2008. p. 29. Disponible en: http://pdf.usaid.gov/pdf_docs/PNADO167.pdf        [ Links ]

( 19 ) Zavala, G. Funcionamiento social del adulto mayor. Cienc. enferm. [online]. 2006, vol. 12, n 2 [citado 2011-05-13], pp. 53-62. Disponible: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-95532006000200007&lng=es&nrm=iso. ISSN 0717-9553.         [ Links ]

( 20 ) Vaillant, D. "Construcción de la profesión docente en América Latina. Tendencias, temas y debates". PREAL. Serie Documentos (31), 2004. Santiago de Chile: PREAL: Disponible; http://www.preal.org/docs-trabajo/VaillantN31.pdf.         [ Links ]

( 21 ) OEI -Organización de Estados Iberoamericanos-. Avances y perspectivas de la política de formación docente en Iberoamérica. Ecuador. 2005.         [ Links ]

( 22 ) Córdoba, S. Percepciones de los educadores sobre sí mismos y repercusiones en el desempeño docente. Ponencia Programa de Doctorado de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universitat de Valencia; II Seminario Nacional SIEP; 2010.         [ Links ]

( 23 ) Cide. Diez años de investigación sobre el profesorado. Ministerio de Educación y Ciencia. Madrid; 1993.         [ Links ]

( 24 ) Rodríguez, R. Edad, producción académica y jubilación en la Universidad de Sonora: una primera exploración. Revista Mexicana de Investigación Educativa. 2009; 14 (41): ISSN 1405-6666. RMIE.         [ Links ]

( 25 ) Montero. A. Pensamiento y creencias de los profesores. Alcalá de Guadaira: Ed. CEP; 1994.         [ Links ]

( 26 ) Betancourt, O. Para la enseñanza e investigación de la salud y seguridad en el trabajo. FUNSAD-OPS/OMS. Quito; 1999.         [ Links ]

( 27 ) Torres, A., Paravic, T. Morbilidad de la mujer trabajadora, servicio de salud. Concepción. Chile. Ciencia y Enfermería XI (1): 2005;73-84.         [ Links ]

( 28 ) Breilh, J. Género, poder y salud. Quito: Ibarra; 1994.         [ Links ]

( 29 ) Carrasco, C. El trabajo doméstico y la reproducción social. Madrid: Instituto de la Mujer; 1994.         [ Links ]

( 30 ) Parra, M. Conceptos básicos en salud laboral. Eje para la acción sindical. Santiago, Oficina Internacional del Trabajo; 2003.         [ Links ]

( 31 ) Jaureguiberry, L. Las condiciones de trabajo y salud de los docentes privados. Sindicato Argentino de Docentes Privados, SADOP. Seccional provincia de Buenos Aires; 2010.         [ Links ]

( 32 ) Birgin, A. El trabajo de enseñar. Entre la vocación y el mercado: las nuevas reglas del juego. Buenos Aires, Argentina: Ed. Troquel; 1999.         [ Links ]

( 33 ) Gavidia, V. Salud, educación y calidad de vida. De cómo las concepciones del profesorado inciden en la salud. Bogotá: Cooperativa Editorial del Magisterio; 1998.         [ Links ]

( 34 ) Sandoval, E. Ser maestro de secundaria en México: Condiciones de trabajo y reformas educativas. Revista Iberoamericana de Educación. OEI- Ediciones; 25.         [ Links ]

( 35 ) Claro T, S., Bedregal G, P. Aproximación al estado de salud mental del profesorado en 12 escuelas de Puente Alto, Santiago, Chile. Rev. méd. Chile [online]. 2003, vol. 131, n.º 2 [citado 2011-05-13], pp. 159-167. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-9872003000200005&lng=es&nrm=iso. ISSN 0034-9887. doi: http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95532006000200007.         [ Links ]

( 36 ) Escalona, E. Alteraciones de la voz condiciones de trabajo en maestros de enseñanza primaria. Aregua. La Habana. Cuba: Tesis. Ministerio de Salud Pública. Escuela Nacional de Salud Pública; 2007.         [ Links ]

( 37 ) Cantor L., Muñoz A. Salud vocal de docentes universitarios y condiciones acústicas en una universidad pública en Bogotá. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Enfermería. Salud trab. (Maracay), 2009; 17(2):97-105.         [ Links ]

( 38 ) Barbero, F. Incapacidad vocal en docentes de la provincia de Huelva. Med Segur Trab. 2010; 56 (218): Madrid. ene-mar.         [ Links ]

( 39 ) De Frutos. Condiciones de trabajo y satisfacción laboral de los docentes en las escuelas católicas de Madrid; Educación y futuro: 2007; 17:9-42.         [ Links ]

( 40 ) Moreno, B., Garrosa, E.; González, J. Evaluación específica de los procesos de Burnout: de Profesorado y de Enfermería. Revista Interamericana de Psicología Ocupacional. 2001; 20(1):36-54.         [ Links ]

( 41 ) Kohen, J. Nuevas relaciones laborales y salud de los trabajadores en Argentina: desafíos y perspectivas para la investigación. Cad. Saùde Pública. [on line]. 1997, vol. 13, suppl. 2 (cited 2011-05-01), pp. 547-557. Availablem from: http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0102-311X1997000600005&script=sci_arttext.         [ Links ]

( 42 ) Reyes, M. Morbilidad por laringitis nodular crónica profesional en educadores cubanos. La Habana. Cuba. Unidad Ambiental del Ministerio de Salud Pública; 2005.         [ Links ]

( 43 ) Salas, W. Prevalencia de disfonía en profesores del distrito de Pampas. Tayacaja. Huancavelica. Rev Med Hered, 2004; 15(3):125.         [ Links ]

( 44 ) Martínez, D. Factores de riesgo psíquico en el trabajo docente. Instituto de Investigaciones Pedagógicas "Marina Viste", Confederación de Trabajadores de la Educación de la República de Argentina-CTERA-. Desarrollo de dimensiones observables de los factores de riesgo psíquico. Buenos Aires. Noviembre de 2006.         [ Links ]

( 45 ) Cebriá-A, J. Comentario: El síndrome de desgaste profesional como problema de salud pública. Gac Sanit. 2005; 19(6):463-70.         [ Links ]

( 46 ) Román, J. "Burnout" o síndrome del estrés asistencial. Protección y Seguridad, Bogotá. 2001; 47(2): 7-14.         [ Links ]

( 47 ) Oramas, A. Estrés laboral y el síndrome de Burnout en docentes venezolanos. Salud de los Trabajadores. 2007; 15(2):1-87.         [ Links ]

( 48 ) Chaparro, P. Condiciones de trabajo y salud en el personal docente y administrativo de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia. Tesis de grado de Especialización en Salud Ocupacional, Facultad de Enfermería; 1997.         [ Links ]

( 49 ) Escalona, É. La docencia en escuelas primarias: una tarea compleja y de múltiples condiciones peligrosas. Comunidad y Salud, jun. 2009; 7(1): 29-37. ISSN 1690-3293.         [ Links ]

( 50 ) Esteve, J. M. El malestar docente. Barcelona: Editorial Laia; 1992.         [ Links ]

( 51 ) Friedman, I. A. Burnout in teachers. Shattered dreams of impeccable professional performance. J Clin Psicol: 2000 May; 56(5):595-606.         [ Links ]

( 52 ) Kohen, J. Salud y trabajo docente: elementos teóricos metodológicos de la investigación al monitoreo epidemiológico / Faculty Health and Work Theoretical Methodology Elements of the Research the Epidemiologic Monitoring. Salud trab. Maracay. 1999; 7(2):51-67.         [ Links ]

( 53 ) Bellingrath, S. Chronic work stress and exhaustion is associated with higher allostatic load in female school teachers. Stress, 2009; 12(1): 37-48.         [ Links ]

( 54 ) Codo, W. "Educación, cariño y trabajo". Burnout o síndrome de desistencia en el educador. Rio de Janeiro: Vozes; 1999.         [ Links ]

( 55 ) Padilla A. Prevalencia y características del síndrome de agotamiento profesional (SAP) en docentes de tres colegios públicos de Bogotá. Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría 2009; 38(1): Print. ISSN 0034-7450.         [ Links ]

( 56 ) Prag, PW. Stress, Burnout and Social Support: A review and call for research. Air Med J. 2003; 22(5):18-22.         [ Links ]

( 57 ) Sartorius N. An epidemic is threatening healthcare worldwide. Croat Med J. 2005; 46(1):152-321.         [ Links ]

( 58 ) Cornejo, C. R. Condiciones de trabajo y bienestar/malestar docente en profesores de enseñanza media de Santiago de Chile: Educ. Soc., Campinas, 2009; 30 (107): 409-426.         [ Links ]

( 59 ) Guerrero, E., Vicente F. Síndrome de Burnout o desgaste profesional y afrontamiento del estrés en el profesorado. Universidad de Extremadura. Cáceres; 2001.         [ Links ]

( 60 ) Ramírez, T. Características socio-profesionales de los docentes y su percepción de "estresores" en la educación básica en Venezuela. Revista de Pedagogía. 2010; 31(88): 133-157.         [ Links ]

( 61 ) Cooper, D. Is teaching a health hazard? Education Australia Online 2001. Disponible en http://www.oocities.org/ctl1013aw/health.htm        [ Links ]

( 62 ) Ministerio de la Protección Social. Resolución 2646/2008. Factores Psicosociales: Colombia.         [ Links ]

( 63 ) Ibarra, O. (n.d.) La función del docente: entre los compromisos éticos y la valoración social. Universidad Pedagógica Nacional de Colombia. Obtenida el 25 de mayo de 2011. Disponible: http://www.psicopedagogia.com/rol-docente.         [ Links ]

( 64 ) Martínez, D. et al. Dimensiones del trabajo docente: una propuesta de abordaje del malestar y el sufrimiento psíquico de los docentes en la Argentina. Educ. Soc., Campinas, vol. 30, n.º 107, Aug. 2009. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/es/v30n107/05.pdf. [consultado el 30 de mayo de 2011]         [ Links ].

( 65 ) Ranchal A., Vaquero, M. Protocolo para la vigilancia de la salud del profesorado con atención a la enfermedad profesional. Med Segur Trab online- 2008; vol. 54, n.º 211. Citado 23-05-2011. Pp. 47-60. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0465-546X2008000200007&script=sci_arttext. doi: http://dx.doi.org/10.4321/S0465-546X2008000200007.         [ Links ]

( 66 ) Prevención de Riesgos Laborales. 1999. Madrid- España. Las enfermedades profesionales. Madrid: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; 1999.         [ Links ]

( 67 ) Consejería de Educación España Acuerdo de 19 de septiembre de 2006, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el I Plan Andaluz de Salud Laboral y Prevención de Riesgos Laborales del personal docente de los centros públicos dependientes de la Consejería de Educación España. (2006-2010).         [ Links ]

( 68 ) SEPA Documento de la Conferencia Idea, Quito, Ecuador, septiembre- octubre de 1999. Red Social para la Educación Pública en las Américas-Red SEPA.         [ Links ]

( 69 ) García C, M. Enfermedades del profesorado: análisis y prevención. Cuad Pedag. 1989; 192:67-72.         [ Links ]

( 70 ) Esteve, José M.; Franco, S; Vera, J. Los profesores ante el cambio social: repercusiones sobre la evolución de la salud de los profesores. 1995. Anthropos; 1995.         [ Links ]

( 71 ) Sevilla, U; Villanueva, R. La salud laboral docente en la enseñanza pública. 2000. Madrid. Federación de Enseñanza. CCOO; 2000. Situación sobre los docentes en América Latina. GTD-PREAL-ORT. Montevideo, agosto 2004.         [ Links ]

( 72 ) Esteve, JM. Estudio exploratorio sobre condiciones de trabajo y salud docente; Orelac / Unesco; 2005.         [ Links ]

( 73 ) Miretti, l. G. Modernidad y políticas educativas. Informe de avance presentado en el Segundo Congreso Argentino de Administración Pública. Sociedad, Estado y Administración. Argentina; 2003.         [ Links ]