SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 issue76INTERGOVERNMENTAL RELATIONS IN COLOMBIA (2002-2010): A REVIEW OF THE COMMUNAL COUNCILS OF GOVERNMENTRHETORICAL CONSTRUCTION OF ARMED CONFLICT THROUGH THE PRESIDENTIAL ADDRESS OF JUAN MANUEL SANTOS author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Análisis Político

Print version ISSN 0121-4705

anal.polit. vol.25 no.76 Bogotá Sept./Dec. 2012

 

APARATO DISCURSIVO DEL EXPRESIDENTE ÁLVARO URIBE VÉLEZ. HORIZONTES MIMÉTICOS DEL PENSAMIENTO HEGEMÓNICO NEOLIBERAL EN COLOMBIA (2002-2010)(1)

DISCURSIVE APPARATUS OF FORMER PRESIDENT ALVARO URIBE. HORIZONS MIMETICS HEGEMONIC NEOLIBERAL THOUGHT IN COLOMBIA (2002-2010)

Felipe Cárdenas-Támara1

1Profesor Asociado de la Universidad de La Sabana. Director Departamento de Ciencia Política y Derechos Humanos, Facultad de Filosofía y Ciencias Humanas. Antropólogo. Ph.D en Antropología. Email: felipe.cardenas@unisabana.edu.co

Fecha de Recepción: 12/07/2012
Fecha de Aprobación: 27/08/2012


RESUMEN

El siguiente artículo desarrolla un análisis del discurso político del expresidente Álvaro Uribe Vélez. El trabajo, centrado sobre el estudio de una pequeña muestra del universo discursivo, buscó captar de manera crítica las posibles equivocidades presentes en la voz discursiva del expresidente, como también las representaciones colectivas de importantes sectores de colombianos, que se identifican con los temas, tramas, acciones e intencionalidades que se proyectan en el discurso político. Los discursos del expresidente proporcionaron los pretextos para identificar los principios de selección y asociación que han marcado la forma del discurso interpretativo dominante, que se plasma en el horizonte neoliberal, que viene incorporándose en la política gubernamental de Colombia.

Palabras clave: Álvaro Uribe Vélez, discurso político, análisis político, neoliberalismo, pensamiento hegemónico


SUMMARY

The following article provides an analysis of the political discourse of former President Alvaro Uribe Velez. The work focused on the study of a small sample of the universe of discourse, critically sought to capture the possible equivocidades discursive voice present in the former, as well as collective representations of important sectors of Colombian, who identify with the themes, plots , actions and intentions that are projected in political discourse. The speeches of former pretexts provided to identify the principles of selection and partnership that marked the shape of the dominant interpretive discourse, which is reflected in the neoliberal horizon, which is incorporated in government policy in Colombia.

Keywords: Álvaro Uribe Vélez, political discourse, political analysis, neo-hegemonic thinking


INTRODUCCIÓN

Voy a presentar los resultados de investigación referidos al análisis del discurso político del expresidente Álvaro Uribe Vélez (EPAUV), ex mandatario de la República de Colombia. El (EPAUV) fue elegido para ocupar la presidencia de Colombia para el periodo (2002-2006). Por primera vez en la historia política de Colombia, llegó al cargo de presidente, un político disidente del partido liberal, que vence las estructuras partidistas del liberalismo en las regiones y en el país; él fue elegido en la primera vuelta con 5.800.000 votos correspondientes al 53% del electorado. Ya en la presidencia, por iniciativa suya, y en un proceso político sumamente controvertido(2), se reformó la Constitución Política de Colombia (Art 127), que no autorizaba la reelección presidencial, permitiéndole bajo la autorización del Congreso de la República y de la Corte Constitucional, ser reelegido para un segundo periodo (2006-2010)(3). El 26 de mayo de 2006, en la primera vuelta, será reelegido para un segundo período con 7.363.297 votos, equivalentes al 62% de los sufragios y contando con las mayorías legislativas en el Congreso. Ya en ejercicio como presidente reelecto, de nuevo, su partido político, lideró la propuesta para reelegir a Uribe para un tercer periodo presidencial, en esta ocasión, la iniciativa no fue aprobada por la Corte Constitucional de Colombia. La figura de Uribe es interesante, pues es una persona apreciada por millones de colombianos; además su actitud frentera, y laboriosa, nos dio a los colombianos la sensación de estar en manos de alguien que estaba dispuesto a enfrentarse contra los agentes de la violencia y el desorden; en ese contexto de hechizo colectivo, que ejerció un político fogoso, no podemos olvidar que su gobierno se caracterizó por sonoros y graves escándalos, como el de la parapolítica, el enfrentamiento personal del presidente con la Corte Suprema de Justicia y los asesinatos de civiles desarmados que se hacían posteriormente pasar por guerrilleros (falsos positivos)(4). Un presidente y gobierno tan polémico, pero que además mantuvo niveles de popularidad de más del 70% y que condujo un polémico proceso de desmonte del paramilitarismo en Colombia, ampliamente cuestionado por su real efectividad, incluso si se acepta que se desmovilizaron unos 31.671 miembros activos de estos grupos(5).

El trabajo, centrado sobre el estudio de una pequeña muestra del universo discursivo, buscó captar de manera crítica las posibles equivocidades presentes en la voz discursiva del expresidente, como también las representaciones colectivas de importantes sectores de colombianos, que se identifican con los temas, tramas, acciones e intencionalidades que se proyectan en el discurso político. Los discursos del expresidente proporcionaron los pretextos para identificar los principios de selección y asociación que han marcado la forma del discurso interpretativo dominante de la política gubernamental de Colombia en los últimos diez años. En ese sentido, el trabajo no es un trabajo sobre la psicología individual del líder político, ni pretende juzgar en lo personal al político, que es entendido por millones de colombianos como un canal "ilustrado", "inteligente", "trabajador", y cuyos rasgos temperamentales y de carácter personal, por diversas circunstancias históricas, sociales y políticas conquistó el voto de millones de colombianos, que vieron en él y se sintieron identificados y representados en un universo discursivo que proyecta significativas configuraciones comunes del pensamiento social y político de los colombianos y de sus instituciones. El enfoque de investigación, se agrupa en lo que se ha definido como el giro cultural en el campo de la investigación social (Springer, 2012). El trabajo de investigación se adelantó como una investigación microscópica centrada en el análisis de los discursos políticos del (EPAUV) pronunciados durante su posesión presidencial, su reelección y en la instalación de las sesiones ordinarias del Congreso todos los años el 20 de julio. En suma, se analizaron dos discursos de posesión presidencial, y ocho discursos de instauración de las sesiones ordinarias del Congreso. Estos discursos los llamaremos Discursos Interpretativos Representativos del Presidente (DIRP). Como es apenas obvio la investigación no pretende agotar el campo discursivo de (EPAUV) y tiene que leerse complementariamente con otros trabajos directamente vinculados al estudio de (EPAUV)(6). Desde la perspectiva microscópica planteada, se justificó el análisis de un número reducido de discursos, buscando reducir la complejidad del universo discursivo de (EPAUV), haciéndolo manejable y por otro lado se asumió el supuesto analítico, referido ha entender que en el universo total de discursos de (EPAUV), los seleccionados, tienen las siguientes características que justificaban su selección y pertinencia: i) representan con cierto nivel de detalle el pensamiento político de (EPAUV), en tanto son discursos formales (modelos mentales), que expresan la intencionalidad política de determinados grupos sociales en el poder y han sido elaborados para ser presentados en un recinto y escenario eminentemente político, como es el Congreso de la República, ii) el escenario donde se desarrollaron contó con presencia de los lideres políticos más representativos del país -representantes y senadores-, iii) fueron discursos transmitidos por los medios masivos de comunicación (radio, Internet, televisión) en un día festivo, iv) durante su lectura, se contó con la atención del cuerpo diplomático acreditado en el país. Asumimos que (EPAUV) elabora estos discursos, si no lo hace, los lee y los corrige antes de pronunciarlos ante la nación. En síntesis, se asume que los discursos políticos analizados, como modelos mentales que son, definen cómo (DIRP) experimenta, interpreta y representa aspectos relevantes y vinculantes que implican al expresidente, como a numerosos actores sociopolíticos, permitiendo aproximarnos a los contextos subjetivos que definen la experiencia de orden de importantes agentes políticos de la realidad colombiana.

EL DISCURSO DE (EPAUV), ESTADO DEL ARTE

En índices como Scopus, Proquest, Jstor, o Isi Web, los trabajos referidos a (EPAUV) tienen una presencia en términos bibliométricos baja o casi nula en su expresión académica (Revistas científicas, tesis de doctorado). Por el contrario, referencias directas en revistas académicas científicas sobre Hugo Chávez pueden superan los cientos de trabajos. Es decir, Uribe académicamente hablando no ha sido objeto de mucho interés en el campo de la academia mundial. Son pocas las referencias académicas, en revistas o journals de prestigio, interesadas en la vida, obra o gobierno de Álvaro Uribe Vélez. Con esa condición en mente, esta sección hará una síntesis de los trabajos publicados, buscando identificar "el clima de opinión" que se tiene sobre Uribe en escritos analíticos. Para ello se hará una breve síntesis de los principales argumentos que se desarrollan en publicaciones científicas, tesis de maestría o libros escritos sobre (EPAUV). También se incluirán los trabajos no -académicos, ya sea propagandístico a favor o libros de opinión crítica o crónicas sobre el expresidente, como también un documento de la oposición política escrito sobre Uribe (Polo Democrático Alternativo).

Una de las primeras referencias académicas y de las pocas en índices de reconocimiento mundial, presenta a Uribe de una manera amigable, y parte de una "examinación cercana de la historia de Uribe y de su estilo de gobernar", mostrándolo como un político talentoso, alejado de las tipologías del populismo (Dugas, 2003). Contrastará esta afirmación, con los demás trabajos académicos que lo definen como un líder populista o neopopulista (Castelblanco, 2011; Galindo, 2011; Palomares, 2009; Castro, 2009). Francisco Leal Buitrago (2006) analizó la política de seguridad del presidente Uribe para el período del año 2002 al año 2005. Afirma Leal que la política en mención fue ambivalente en sus resultados. Leal tomó en cuenta para hacer esa aseveración, el accionar contra las FARC, la "política de paz" con los para-militares, y el grupo de políticas específicas -como los soldados campesinos, los estímulos a la deserción y las redes de informantes. El conjunto de políticas, percibidas como muy positivas por la opinión pública nacional, las enmarca el profesor Leal, en un proceso intensificación del conflicto armado por el accionar de la guerrilla a finales del año 2005. Recordar dicho escenario es muy importante, si se tiene en cuenta, que Uribe en la actualidad mediante su cuenta en Twitter y en las entrevistas que concede a los medios de comunicación, permanentemente intenta criticar la debilidad del actual gobierno de Santos, ante cualquier hecho violento por parte de la guerrilla colombiana, tratando de insinuar falsamente, que durante su gobierno la guerrilla estuvo completamente controlada (2012).

El trabajo de maestría de Marta Inés Fierro Castelblanco (2011), a la luz de los conceptos de populismo y neopopulismo, identificará un presidente carismático que estuvo muy articulado con la utilización de los medios masivos y de las nuevas tecnologías. Carolina Galindo en el articulo "Neopopulismo en Colombia: el caso del gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2011)", identificó algunos rasgos populistas por parte del expresidente Uribe. Sin embargo, el gobierno de Uribe no reuniría todos los elementos que deben caracterizar un gobierno populista (Kenneth 1999, citado por Palomares, 2009). David Palomares (2009), buscando comprender el fenómeno mediático de Uribe, identificó nuevamente al entonces presidente, como un político con rasgos populistas y personalistas. Ahora, la tesis central de Palomares, es que identifica rasgos populistas en Uribe (populismo blando, nuestro concepto) en función de las acciones políticas desplegadas por su utilización de medios como la televisión, y su transmisión de los populares y costosos Consejos Comunales de Gobierno, que fueron emblemáticos durante el gobierno de Uribe y marcaron el 'habitus' de muchas personas y agentes del Estado y del gobierno durante los dos periodos presidenciales. Los Consejos Comunitarios de Gobierno fueron objeto de investigación académica por parte de Luisa Fernanda Castro Pulido (2009). En esa investigación se buscó evaluar los elementos del discurso de Uribe en los consejos comunitarios, buscando identificar tendencias neopopulistas. Concluye Castro: "los discursos políticos analizados de Álvaro Uribe, en los consejos comunitarios que se caracterizan por ser hegemónicos y antagónicos, y que lo identificaron como neopopulista, son entre otras la consolidación de un modelo de democracia personal. Democracia que ha estado marcada por: los consejos comunitarios, el referendo y la reelección presidencia" (p.48).

Desde otro interés intelectual, no centrado en descubrir rasgos populistas en el presidente, Francisco Gutiérrez Sanín (2004), analiza la dinámica antiparlamentaria y moralizadora de (EPAUV), en un trabajo de caracterización más del contexto político que referido al análisis de la acción política directa de Uribe o su discurso. El profesor Ricardo Sánchez (2005), realizó un análisis sumamente crítico del primer año de gobierno de Uribe. Dice Sánchez, elaborando el concepto de bonapartismo: "El bonapartismo presidencial propicia un golpe de estado permanente contra las libertades, el precario Estado de Derecho y la Constitución de 1991...Ha intentado diluir los alcances de la acción de tutela, los poderes de la Corte Constitucional y reorganizar el Consejo de Estado y la Corte Suprema a la medida de la reingeniería presidencial" (p. 74). Más adelante dice el profesor Sánchez: "El presidencialismo bonapartista que nos rige es ortodoxamente derechista, subordinado a los intereses del águila imperial norteamericana y opera como partido del orden" (p. 76). En el año 2006, Fernán González hizo un análisis de lo que el denominó el fenómeno político de Uribe y lo entendió como parte de la profunda crisis política de los partidos tradicionales en Colombia. Para González, "el estilo político del presidente Uribe Vélez parece adecuarse a la diversidad de tipos de legitimidad política que coexisten en el contexto político colombiano: la manera como un personaje como Uribe se mueve en medio de dicha diversidad demuestra que en realidad, las prácticas modernas y tradicionales, o ciudadanas y clientelistas de hacer política no son tan incompatibles". (7) Uribe, combinó a lo largo de sus dos mandatos, diversas estrategias políticas y comunicativas que se adaptaron a las circunstancias políticas cambiantes que las relaciones con los políticos tradicionales le impusieron a su discurso moralizador. En un trabajo sobre coaliciones de gobierno en el segundo periodo presidencial de Uribe, Santiago Olivella y Cristina Vélez (2006) analizan las condiciones de gobernabilidad del segundo periodo presidencial a la luz de la debilidad de la coalición de gobierno. Con base en investigación teorética sobre coaliciones de gobierno y teoría de juegos, postularon la indisciplina que se viviría en la coalición de gobierno, como la posible desintegración de la alianza uribista debido a pujas políticas regionales y repartición burocrática. En el año 2009, Alexandra Álvarez e Irma Chumaceiro realizaron un análisis comparativo de los discursos de posesión presidencial de Álvaro Uribe Vélez (Segunda posesión, 7 de agosto de 2006) y del presidente venezolano Hugo Chávez (10 de enero de 2007). El marco comparativo desde donde enfocan su estudio se inscribe en el horizonte de los estudios performativos, que entienden el discurso como parte de un ritual. Uribe, en el discurso analizado por Álvarez y Chumaceiro (2009) destaca el concepto de democracia. En el discurso de Chávez hay un énfasis sobre la importancia del socialismo. Partiendo del reconocimiento de las diferencias retóricas entre los dos autores, como de las diferencias conceptuales que le otorgan a la noción de nación, en lo programático las autoras identifican en Uribe un mandatario con un lenguaje más universal y menos polarizado que el de Chávez. Según ellas, Uribe reconoce una nación plural y unida en su diversidad. Chávez es mucho más directo y confrontador con sus enemigos políticos. En los medios no académicos, las referencias escritas sobre Uribe, oscilan entre trabajos propagandísticos y obras críticas sobre su labor. El primer grupo de trabajos, han sido escritos por personas cercanas el círculo de poder del expresidente (Gaviria, 2004; Holguín, Escamilla, 2009; Giraldo, Restrepo, 2009). El libro Así gobierna Uribe (2004) de María Jimena Duzán, es una crónica periodística imparcial y anecdótica que se refiere la forma de gobernar de Uribe. Se apoya en entrevistas y testimonios de los más cercanos allegados al círculo de poder del expresidente. Con base en datos anecdóticos se reconstruyen genealogías de políticos y personajes allegados a Uribe, como las biografías de la cúpula de jóvenes asesores, viceministros y congresistas que hicieron parte de la llamada 'nomenclatura' palaciega. En el grupo de trabajos críticos, se encuentra en primer lugar, la Biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez (2002), escrita por los periodistas Joseph Contreras y Fernando Garavito. En el libro se hace un recuento histórico de los supuestos vínculos de Uribe con el paramilitarismo y el narcotráfico. El libro da cuenta de la vida pública de Uribe antes de ser presidente. Y otro libro escrito en tono polémico y de denuncia, es el libro de Iván Cepeda y Jorge Rojas, A las puertas de "El Ubérrimo" (2008). El libro hace una minuciosa recopilación histórica de la constitución del proyecto paramilitar en el departamento de Córdoba, región territorial en Colombia, donde el presidente Uribe tiene su más importante hacienda, llamada El Uberrimo. El texto investigativo, da cuenta del accionar de las autodefensas, sus masacres y relaciones con los terratenientes y dirigentes de la región. El trabajo establece de una manera clara, con documentación y registros históricos, la cercana relación entre la clase dirigente cordobesa, los líderes políticos regionales, militares y paramilitares desde la década de los ochenta con el fenómeno del paramilitarismo. En relación con la obra, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz se hizo una serie de preguntas que demandan del Ex -presidente Uribe su respuesta, ya que el desarrollo del paramilitarismo en Córdoba, el desplazamiento forzado, las masacres que se sucedieron, y la participación de la Brigada II y los vínculos de congresistas, alcaldes, rectores y fiscales son campos o auditorios de actuación que en un personaje tan informado como Uribe se asume que tuvieron que ser conocidos por él.(8) Las fuerzas de oposición, en concreto el Polo Democrático Alternativo, publicaron una cartilla en el año 2007 titulada: Sobre el paramilitarismo y la parapolítica en Colombia. Álvaro Uribe Vélez es el jefe del ocultamiento. El trabajo en mención hace una crítica seria al proceso de paz adelantado durante el gobierno de Uribe con los paramilitares de Colombia. Se afirma en el documento, como el fenómeno del paramilitarismo, ha buscado presentarse como un fenómeno político surgido al margen de sus alianzas con el Estado colombiano y con la penetración del Estado por el poder paramilitar. Señala lo siguiente el trabajo del PDA sobre las relaciones del paramilitarismo con el Uribismo: "Los datos dicen que trece de los catorce congresistas presos o prófugos son uribistas, es decir, partidarios del presidente Álvaro Uribe Vélez. También es un hombre del Presidente, como es obvio, el jefe de su policía Secreta (preso por paramilitarismo). Son uribistas los dos gobernadores y los seis alcaldes encarcelados, al igual que casi todos los otros quince altos dirigentes políticos recluidos en las cárceles. Y militan en fuerzas uribistas el 87 por ciento de los 83 congresistas señalados..." (PDA, 2007: 6).

En términos generales, en los trabajos académicos realizados sobre Uribe nos encontramos que sus conclusiones apuntan a identificar a un líder político autoritario, populista y personalista. La lectura académica de Uribe contrasta con el clima de opinión reinante en Colombia, donde Uribe fue visto como un salvador de la institucionalidad democrática del país. Me parece, que si bien el interés teórico por captar e identificar a Uribe, en el marco del populismo o neopopulismo es válido, se hace más importante enmarcar la vida, obra y pensamiento de Uribe en categorías analíticas con mayor poder interpretativo. Pienso, como se desarrollará en el escrito, que la trama de vida de Uribe no se puede separar del análisis del pensamiento hegemónico, del discurso interpretativo dominante o de una conexión analítica que le de continuidad al estudio del modelo neoliberal.

A continuación buscaré dar las bases teóricas que justifican la anterior aseveración. La demarcación es importante, ya que las obras referidas a Uribe, deben precisar una línea de investigación sobre el discurso político, que en el caso de Colombia, en su expresión hegemónica se ha configurado desde hace más de dos décadas en torno al modelo neoliberal.

EL DISCURSO DE URIBE COMO PROBLEMA TEÓRICO EN EL ANÁLISIS DEL NEOLIBERALISMO

El análisis que ha realizado esta investigación coincide con el modelo analítico propuesto por Springer (2012) y Sparke et al. (2005: 359), donde se entiende que en la actualidad la economía política, como la geografía política deben visualizar y reconocer en sus modelos aspectos sociales, culturales y ambientales, como también incluir, lecturas geopolíticas, como formas de interpretación científica con mayor poder crítico interpretativo de los procesos de la globalización neoliberal, de sus poderosas interdependencias internacionales y capacidad de articulación. El análisis debe situarse desde la perspectiva de la inclusión de sujetos, espacios y esferas económicas informales que no son tenidas en cuenta por el (DID) en su lectura neoliberal de la realidad.

Estas nociones son implícitas en la visión tradicional crítica post estructural, donde se entiende que el poder/conocimiento esta en función de personas, que sirve a propósitos y que cualquier noción de objetividad desinteresada del discurso es ilusoria incluida la referida a la indagación científica (Wright, citado por Springer, 2012). En referencia a Foucault, Springer nos recuerda como la obra de dicho pensador francés, demuestra que el autoconocimiento y la autonomía del actor tienen límites. La realidad humana es multifacética, se produce bajo el concurso de diversas y variadas actividades significantes, cuyos orígenes no son del todo rastreables desde la indagación histórica, filosófica o científica (Springer, 2012:2). El neoliberalismo es una forma particular de discurso de poder, interesado en reconstituir el poder de clase (Adaptado por Springer, 2012, con base en varios autores). El núcleo no visible del poder neoliberal en un mundo globalizado que vive procesos acelerados de internacionalización de la economía, tiene que ver con la movilización del gran capital. Esa es la nota básica del proceso neoliberal; dicha dinámica para ser efectiva tiene que realizarse sobre espacios geográficos y culturales. Según nuestra opinión, el dilema es cómo mover capital y reproducirlo especulativamente, desde una lógica monocultural, cuyas reglas del juego son simples, e irradiar esa lógica "exitosa" e imparable en espacios geográficos y culturales diversos. La urgencia analítica del discurso y narrativa neoliberal cobra vigencia en el contexto de la crisis financiera desencadenada desde el año 2008, que obliga a que este discurso se reacomode y maquille mostrando nuevos rostros y desplegando nuevas estrategias adaptativas, justificatorias y defensivas de su lógica, en respuesta a la crisis financiera mundial. Con base en una revisión exhaustiva de la literatura científica que viene analizando el neoliberalismo, Springer (2012: 5) identifica los principales tipos o dinámicas que se expresan sobre el mismo en la literatura académica:

  1. El neoliberalismo como un proyecto hegemónico. Marco explicativo centrado en el papel de las élites y los grupos dominantes organizados alrededor de de alianzas de clases transnacionales y con capacidad de proyectar y circular un programa coherente de interpretaciones e imágenes del mundo en el público. No es simplemente la subordinación de un programa impositivo, la dinámica se articula alrededor del consenso. El foco de atención se centra en las personas y las ideas que articulan los orígenes del neoliberalismo en tanto adopción e incorporación, sus actores y el rango geográfico de entornos.
  2. Neoliberalismo como políticas y programas. El marco de referencia analítico se centra sobre las transferencias de propiedad del estado o sector público al sector privado o a los intereses corporativos, lo que implica necesariamente una reconceptualización sobre el significado que estas categorías tienen. La premisa se trabaja sobre la idea que la apertura económica sobre bienes colectivos, mediante la mediación del mercado engendra mayor eficiencia. Las políticas y programas incluyen privatización, desregulación, liberalización, despolitización y monetización.
  3. El neoliberalismo como forma estatal. El neoliberalismo es entendido como un proceso de transformación del Estado, dirigido a mantener su competitividad económica, en una arena de juego transnacional de Estados que han asumido dicha ideología.
  4. El neoliberalismo como una forma de gubernamentalidad. El neoliberalismo se entiende como parte de un proceso procesual, caracterizado por su articulación con las circunstancias presentes, en su proceso sin fin de éxitos y fracasos, en las relaciones con la gente, con sus realidades socialmente construidas, y como son (re) imaginadas y (re) interpretadas y (re) ensambladas para influir en formas de conocimientos mediante la "conducta de la conducta". Esta forma de comprensión, se refiere al poder, como una forma específica y compleja de producción de conocimiento, mediante ensamblajes de racionalidades, estrategias, tecnologías y técnicas relativas al mandato de mentalidades que permiten el descentramiento del gobierno a través del rol activo de sujetos auto-regulados y auto-corregidos que facilitan la gobernanza en la distancia.

El neoliberalismo, es una fuerza discursiva con múltiples significantes que a su vez pueden ser comprendidos desde enfoques teóricos particulares. Para el post-estructuralismo, el discurso neoliberal es un proyecto ideológico hegemónico. Se debería esta atento a su análisis en el marco de la lógica del capitalismo y las formas de su evolución.

Hipotéticamente se puede plantear que el (DIRP) va a negar a reconocerse como discurso neoliberal y discurso interpretativo dominante (DID). El (DIRP), como pensamiento hegemónico, coincidirá con lo analizado por Pablo González Casanova (2004: 407) en relación al pensamiento hegemónico, caracterizándose por ser un discurso que descalificará de manera i) expresa y/o ii) subliminal, toda referencia a la realidad de la explotación, la opresión, y su vinculación a las categorías de capitalismo, de los modos de producción y acumulación, como cualquier reconocimiento explícito y abierto a las diferencias de clase, etnicidad, cultura y presencia del conflicto histórico y sincrónico en la realidad colombiana. El (DIRP) negará o mimetizará sus vínculos con megaempresas, las redes de apropiación de riquezas y la maximización de utilidades. El (DIRP), desde un mimetismo tecnocrático del efectivismo, centrado en el presidente, aparentemente neutro, se estructura con base en jerarquías que imponen un "orden" a la realidad, ejerciendo una invisibilización sutil, que excluye, subordina y esconde la existencia de significados, sentidos, grupos sociales e interacciones alternativas, conflictivas, producidas por la compleja realidad social existente en Colombia, que puede llegar a ser invisibilizada por las tramas narrativas dominantes al utilizar estrategias neo populistas "blandas" y esquemas comunicativos personalistas/caudillistas.

ANÁLISIS DE DEL DISCURSO POLÍTICO DE URIBE (DIRP)

Una vez codificados los discursos, el proceso analítico arrojó los siguientes resultados: Gráfico 1

Gráfico 1. Categorías más representativas del discurso

En el gráfico 1 se observan los códigos con mayor resonancia en el discurso. El (DIRP) es un discurso efectivista. Su discurso habla de resultados, logros y hechos realizados durante su mandato. El código Efectivismo se repite 93 en todos los discursos, con un porcentaje del 16% en términos de la extensión del total interlineado de todos los discursos. Le sigue el código Estado conuna repetición de 80 veces y un porcentaje del 10% correspondiente a todo el interlineado de los discursos. El reconocimiento de Actores Sociales se presenta 146 veces, con un porcentaje del 8% en la extensión de todo el discurso. El código orden representa el 8% en la extensión del discurso y se expresa 105 en todos los discursos. El código retórica se identifica 103 veces y tiene un peso del 4% en todos los discursos. La referencia a Actores Políticos se identifica 77 veces con un 4% de peso en todo el discurso. El código Contradicciones se identifica 147 veces con un peso total correspondiente 6% en el universo total de discursos. El código Principios se marca 86 veces y equivale al 4% del peso total de los discursos. El código Conflictos se marca 75 veces y equivale al 7% del peso total de los discursos. Para el código Contradicciones el peso total es del 6% Diagnóstico 5%, Región 4% y Privatización 2%.

La tabla 1 permite visualizar el resultado de la categorización de los códigos más representativos en el (DIRP).

La tabla 1. Categorización de los códigos más representativos

Gráfico 2. Categorías menos representativas del discurso

El gráfico 2 representa las categorías con menos peso en el discurso político de (DIRP). Son conceptos visibles en el discurso pero no tienen mayor desarrollo o relevancia, pero son conceptos que dan cuenta de la plurisignificación del discurso político contemporáneo que se construye en el marco del pragmatismo inaugurado por Nicolás Maquiavelo. Por motivos de espacio no voy a presentar el resultado numérico de los datos, simplemente voy a mencionar que hay temas que tienen poco desarrollo o expresión en el discurso y que deben profundizarse en el marco de las categorías que la economía política contemporánea reclama en el horizonte del pensamiento ambiental y social. Dichas categorías son: lo ambiental, lo rural, lo urbano y la infraestructura. El horizonte de lo internacional tiene poco expresión en el discurso. Merece también destacarse, que el código de militarismo, si bien esta presente en el discurso, no tiene el peso que tienen otros códigos, lo que hace que se tengan que mirar con más cuidado lo que ciertos círculos intelectuales dicen o opinan sobre Uribe y de la visión que se tiene de Uribe como la de un presidente militarista o caudillista. Lógicamente, el (DIRP) no abarca todo el discurso de Uribe y queda abierto para futuras investigaciones triangular la baja presencia del código militarista con su expresión en medios como los Twitter del expresidente. La retórica del expresidente hace poco uso de expresiones simbólico-históricas que sirvan para legitimar su discurso. Las referencias existen, particularmente al comenzar sus alocuciones o al finalizarlas, pero a diferencia de Hugo Chávez o de otros presidentes, el uso retórico de imágenes, conceptos o códigos histórico-simbólico-fundacionales es moderado.

A continuación se presentará, mediante tablas analíticas, una síntesis de la definición de los principales códigos y sus memorandos significativos. Los memorandos significativos son la expresión interpretativa derivada y sintética del significado de los códigos identificados en el discurso. La derivación interpretativa se podría conducir ad infinitum. Se opta por la intuición sintética abierta a la calibración. Tabla 2

Tabla 2. Definición de códigos y sus significaciones discursivas(9) (10)

CONCLUSIONES

La moral discursiva de Uribe contiene elementos de la moral liberal y de la moral neoliberal. El género discursivo de Uribe se sitúa en los contenidos del discurso interpretativo dominante del nuevo capitalismo que tiene que articularse permanentemente en un horizonte que permita vender un programa de gobierno, bajo la bandera de la confianza inversionista. Los gobiernos en función del nuevo capitalismo tienen que generar terrenos que le permitan a los flujos del capital constituirse y anclarse con base en condiciones de seguridad jurídica que permitan la inversión del capital transnacional en primer lugar.

El discurso de Uribe ha sido un gran impulsor del neoliberalismo; como líder carismático, en una lectura weberiana, él ha continuado aplicando la doctrina neoliberal al pie de la letra: i) fortalecimiento y concentración del poder en el Ejecutivo, ii) Pérdida de autonomía de las otras dos ramas del poder público, iii) reforzamiento de la capacidad represiva del Estado "con el fin de confrontar la protesta y la movilización social". iv) políticas lesivas para los sectores populares, trabajadores, campesinos e indígenas. v) políticas de privatización de empresas estatales y políticas favorables a los intereses de empresas extranjeras en sus operaciones en el territorio nacional. Es clara la continuidad de la llamada Política de Seguridad Democrática con las propuestas del modelo neoliberal.

El discurso de Uribe, marcado por el sello neoliberal, no puede entenderse al margen del proceso de globalización del Estado. Uribe como político, no puede separarse de sus concepciones filosóficas, ancladas en el juego neoliberal. Sus fórmulas, códigos morales y modelos mentales, son compartidas por millones de colombianos que contribuyen, se enriquecen y definen su identidad con base en una política instituida, que imprime bajo mecanismos muy sutilices, el carácter y el temperamento de nuestro ser neoliberal y estatal. Es decir, el Estado neoliberal, persuade mediante su lenguaje técnico y tecnócrata nuestros deseos e imaginarios en el contexto de la hegemonía planetaria del Estado-Empresa transnacional que hoy no se puede comprender sin sus vínculos con los complejos industriales militares contemporáneos que transformaron la concepción de todos los liberales clásicos (J.Locke, A. Smith) que entendieron que la guerra era tanto inmoral, como perniciosa; conclusión basada en el sentido común, si se consideran variables de tipo costo-beneficio, que en las voces de los clásicos del liberalismo, tenían la virtud de reconocer los enormes gastos que implicaba la guerra en términos de vidas humanas, impactos ambientales, destrucción de capitales, aumento de la presión fiscal, deudas estatales y empobrecimiento general de la nación.

La investigación ha permitido ver, en la voz del caudillo político, la expresión dominante de un inconsciente social (representaciones colectivas) que domina el estado de ánimo y el accionar de importantes sectores y grupos de la nación colombiana, que se pliegan a los principios e intereses del modelo neoliberal, aun cuando niegan su vinculación con esta forma del capitalismo avanzado y de un liberalismo que ha corrompido los ideales antibélicos de los liberalismos clásicos.

Uribe es para muchos un personaje heroico, marcado por el sino anacrónico de los discursos decimonónicos del progreso y el desarrollo. Como político profesional, viviendo en una de las sociedades latinoamericanas más injustas e inequitativas, su discurso se enmarca desde una función caritativa y asistencialista, que de manera consciente o inconsciente ignora la acción del Estado como uno de los mayores promotores de la violencia en la historia de Colombia y en el mundo. Una paradoja, si pensamos que el estado democrático liberal debería ser el gran impulsor de los derechos humanos y de los derechos civiles. Sin embargo, las formas de la violencia en Colombia, no pueden entenderse al margen del accionar partidista, que paradójicamente no es reconocido en los discursos analizados, y del manejo gubernamental realizado por los principales partidos, sus coaliciones y disidencias en el manejo del aparato de Estado colombiano, que aún no ha construido un concepto de paz integrado, que incluya la evolución conceptual de la noción de Estado Social de Derecho; es decir, la constitucionalidad de los principios, deberes y derechos que trazaron los constituyentes de 1991. Ese proceso no puede eludir, como lo hizo el gobierno de Uribe, el tratamiento estructurado del tema de la paz y la violencia en Colombia.


COMENTARIOS

1. Las ideas expuestas en el artículo no expresan la filosofía ni posición oficial de la Universidad de La Sabana. Las ideas, conceptos y argumentos expuestos son independientes y propios del autor.

2. La Silla Vacía brinda una síntesis clara de cómo se "cocinó" la aprobación por parte del Congreso de la primera re-elección de Uribe. http://www.lasillavacia.com/historia/2251, Fecha consulta: 8 de febrero de 2012.

3. Los voceros del Comité de Promotores para la Reelección Presidencial, se acogieron al artículo 378 de la Constitución, que dispone que los ciudadanos, mediante firmas, en número igual al 5% del censo electoral, puedan presentar un proyecto de ley, el cual disponga, la reforma a la Constitución propuesta. El Congreso de la República, con mayorías uribistas, aprobó la Ley 1354 de 2009, por medio de la cual se convocaba a un referendo constitucional, sometiendo la iniciativa a la consideración del pueblo, en el marco de una reforma constitucional". Mediante la sentencia C/141 de 2010, la Corte Constitucional de Colombia, después de identificar serios problemas de fondo y forma de la mencionada Ley, la declaró inexequible en su totalidad de la mencionada Ley.

4. Algunos de los exfuncionarios emblemáticos que participaron en el gobierno de Uribe se encuentran en condiciones judiciales muy graves: el exsecretario general de la Presidencia Bernardo Moreno en la cárcel; la exdirectora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) María del Pilar Hurtado en el "exilio"; y el ex - Alto Comisionado de la Paz, Luís Carlos Restrepo, huyendo de la justicia.

5. La desmovilización se amparó en la llamada ley de Justicia y Paz o Ley 975 de 2005 por la cual se desmovilizaron unos treinta mil efectivos de los grupos paramilitares en Colombia.

6. Véase supra: El discurso de (EPAUV), estado del arte.

7. Institut de recherche et débat sur la gouvernance. http://www.institut-gouvernance.org/fr/analyse/fiche-analyse-245.html, Consultado EL 10 de febrero de 2012.

8. Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. A las Puertas del Ubérrimo, 2008, http://justiciaypazcolombia.com/A-las-Puertas-del-Uberrimo, consultado el 12 de febrero de 2012.

9. Convención: Trama subjetiva (TS).

10. Convención: Conflicto social, económico, político (CSEP).


BIBLIOGRAFÍA

1. CASTRO Luisa Fernanda ( 2009), Análisis del discurso político de Álvaro Uribe Vélez, en los Consejos comunitarios del periodo 2002- 2006, desde un marco Neopopulista, (Monografía de Grado) Bogotá, Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, Facultad de Ciencia Política y Gobierno.         [ Links ]

2. CEPEDA Iván y Rojas Jorge (2008), A las puertas de "El Ubérrimo", Bogotá, Editorial Random House Mondadori.         [ Links ]

3. COMISIÓN Intereclesial de Justicia y Paz (2008).A las Puertas del Ubérrimo, Url: http://justiciaypazcolombia.com/A-las-Puertas-del-Uberrimo, Consultado: 12 de febrero de 2012.         [ Links ]

4. DUZÁN María Jimena (2004), Así gobierna Uribe, Bogotá, Planeta.         [ Links ]

5. FIERRO Marta (2011), Álvaro Uribe Vélez: neopopulismo, retórica y asimilación de su discurso por los bogotanos, (Tesis de Maestría-Estudios Políticos), Bogotá, Universidad Nacional de Colombia.         [ Links ]

6. GALINDO Carolina (2007), Neopopulismo en Colombia: el caso del gobierno de Álvaro Uribe Vélez, Quito, FLACSO.         [ Links ]

7. GARAVITO Fernando y Contreras Joseph (2002), Biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez, Bogotá, Oveja Negra.         [ Links ]

8. GAVIRIA José Obdulio ( 2004), Reelección: que el pueblo decida, Bogotá, Planeta.         [ Links ]

9. GAVIRIA José Obdulio (2006), A Uribe lo que es de Uribe, Bogotá,Planeta.         [ Links ]

10. GONZÁLEZ Fernán (2006), El fenómeno político de Álvaro Uribe Vélez, ¿De dónde proviene la legitimidad de este líder elegido por segunda vez como presidente? Institut de recherche et débat sur la gouvernance. Url:http://www.institut-gouvernance.org/fr/analyse/fiche-analyse-245.html, Consultado: 10 de febrero de 2012.         [ Links ]

11. GONZÁLEZ Pablo (2004), Las Nuevas Ciencias y las Humanidades. De la Academia a la Política, Barcelona, Anthropos.         [ Links ]

12. GUTIÉRREZ Sanín Francisco (2004), "Ilegalidad y sistema político en Colombia: la agenda de Uribe Vélez", en Nueva Sociedad, # 192, julio-agosto.         [ Links ]

13. HOLGUÍN Paola y Escamilla Carolina (2009), Uribe de carne y hueso, Bogotá, Grupo Editorial Norma.         [ Links ]

14. LA SILLA Vacía, 2009, "Con las últimas condenas a Teodolindo Avendaño y a Iván Díaz Mateus se confirma cómo se cocinó la primera relección". Url: http://www.lasillavacia.com/historia/2251, Consultado: 8 de febrero de 2012.         [ Links ]

15. LEAL Francisco (2006), La política de seguridad democrática (2002-2005), Análisis Político, 57, mayo-agosto, Bogotá, Universidad Nacional de Colombia.         [ Links ]

16. OLIVELLA Santiago y Vélez Cristina (2006), ¿Sobrevivirá la coalición de Uribe? Colombia Internacional, Bogotá, Universidad de los Andes, 64, jul-dic, pp. 194-205.         [ Links ]

17. PALOMARES David (2009), Televisión, poder y dramaturgía: El caso del presidente Álvaro Uribe Vélez, (Tesis de Maestría en Comunicación), Bogotá, Pontificia Universidad Javeriana.         [ Links ]

18. POLO Democrático Alternativo (2007), Sobre el paramilitarismo y la parapolítica en Colombia. Álvaro Uribe Vélez es el jefe del ocultamiento.Bogotá, PDA. http://www.moir.org.co/URIBE-ES-EL-JEFE-DEL-OCULTAMIENTO.html        [ Links ]

19. SÁNCHEZ Ricardo (2005), Bonapartismo presidencial en Colombia. El gobierno de Álvaro Uribe Vélez, Bogotá, Uniediciones.         [ Links ]

20. SPRINGER Simon (2012), Neoliberalism as discourse: between Foucauldian political economy and Marxian poststructuralism, Critical Discourse Studies, Routledge, 1-15.         [ Links ]

21. SPARKE, M; Brown E; Corva D; Day H; Faria, C; Sparks T; & Varg K (2005), The World Social Forum and the lessons for economic geography, Economic Geography, 81, 359-380.         [ Links ]

22. URIBE Álvaro (2002), Discurso de posesión presidencial, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

23. URIBE Álvaro (2003), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

24. URIBE Álvaro (2004), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

25. URIBE Álvaro (2005), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

26. URIBE Álvaro (2006), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

27. URIBE Álvaro (2006), Discurso de posesión presidencial-reelección, Bogotá, Presidencia de la República de Colombia.         [ Links ]

28. URIBE Álvaro (2007), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

29. URIBE Álvaro (2008), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

30. URIBE Álvaro (2009), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

31. URIBE Álvaro (2010), Discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República de Colombia, Bogotá, Presidencia de la Republica de Colombia.         [ Links ]

32. WEYLAND Kurt, 2004, Neoliberalism and Democracy in Latin America: A Mixed Record, Latin American Politics and Society, Vol. 46, No. 1 pp. 135-157.         [ Links ]