SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.10 issue27Accounting education in the English-speaking context: An insight into the years of community building author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Cuadernos de Contabilidad

Print version ISSN 0123-1472

Cuad. Contab. vol.10 no.27 Bogotá July/Dec. 2009

 

Editorial


Producción intelectual e interdisciplinariedad


La Conferencia Mundial sobre Educación Superior Nuevas dinámicas de la educación superior y de la investigación para el cambio social y el desarrollo, celebrada en París, Francia, entre el 5 y el 8 de julio de 2009, en la cual se dieron cita docentes, estudiantes, rectores, ministros y demás actores para la discusión de temas que atañen a la educación superior, propuso a los Estados que hicieron parte del encuentro, entre otros desafíos, desarrollar sistemas de investigación que promovieran la interdisciplinariedad con el ánimo de alcanzar el desarrollo de una sociedad del conocimiento integradora.1

La interdisciplinariedad se ha convertido en un reto al que la educación debe dar respuesta para contribuir al desarrollo social. Es entonces un nuevo desafío para instituciones, educadores y educandos, que no fue planteado a la educación hace 10 años, cuando se llevó a cabo laanterior versión de la conferencia en mención y que definió los retos en materia de educación superior para los años previos a 2009.

Como nuevo reto para la educación superior, la interdisciplinariedad busca que todos los agentes que intervienen en el proceso de formación, incluyendo a los mismos estudiantes, puedan optar por nuevas formas de conocer la realidad por medio de la interacción entre las diferentes disciplinas, de tal forma que obtengan una visión global de los sucesos y no una posición dogmática basada en una sola arista del desarrollo social.

Para el caso de la educación superior, un proceso de enseñanza-aprendizaje interdisciplinar hace posible vislumbrar nuevos matices de la formación profesional, si se tiene en cuenta que precisamente esta nueva forma de concebir y abordar la realidad permite -en la medida en que docentes, estudiantes e instituciones se lo propongan- eliminar las barreras y unificar los bloques rígidos construidos por las diferentes disciplinas, de tal suerte que la comprensión de los fenómenos sociales se dé desde perspectivas mucho más flexibles y áreas de conocimiento diversas.

Este proceso de cambio requiere universidades que se transformen en espacios propiciadores de relaciones interdisciplinares, educadores facilitadores y coautores de su desarrollo, y educandos que estén conscientes de que este tipo de formación les permite evidenciar la necesidad de desarrollar habilidades para comprender y enfrentar la realidad de forma interdisciplinar. Así, los estudiantes se convierten en un mecanismo de control coincidente dentro de su proceso formativo en la medida en que exijaninstituciones y docentes con las características de un modelo interdisciplinar.

Sin embargo, esto implicaría además un proceso previo en el que los estudiantes hubieran podido ser partícipes de actividades o experiencias que trazaran el derrotero para modificar la forma como asume su proceso de aprendizaje y en el que los docentes asumieran su rol de manera distinta, de manera que ya no sólo su disciplina vértice marque los lineamientos para comprender la realidad sino que, a partir de las interrelaciones con los demás saberes, estudiantes y docentes logren un acercamiento con el entorno social de manera holística.

Lo anterior forma un ciclo cerrado en el cual las características de uno dependen del otro. El estudiante, como control, exigirá en su proceso de formación y a sus docentes una educación de carácter interdisciplinar en la que primen el saber, el pensar, el reflexionar, el comprender y el proponer por encima del hacer y del obligar. Sin embargo, al mismo tiempo o, en el mejor de los casos, previo a esto, el docente debe haber propiciado espacios y herramientas de aprendizaje que concienticen a los estudiantes de la importancia de este tipo de enseñanza para el ejercicio de la Contaduría Pública como profesión con alto impacto social.

No obstante, esta interrelación no puede ser concebida sin un cambio de visión, de estilo y de forma de concebir la disciplina contable, el profesional y la profesión. El cambio de paradigma es el punto de partida para que la comunidad contable -de la que estudiantes y docentes hacen parte- y la sociedad en general conciban la contabilidad, al contador público y la Contaduría como profesión, ya no sólo desde una perspectiva técnica y funcionalista con características netamente positivistas, sino como agentes propiciadores del desarrollo social.

Más allá de las condiciones físicas o de la estructura curricular que pueda ofrecer la Universidad para la formación de los profesionales en Contaduría Pública, el cambio de enfoque únicamente puede ser una realidad en la medida en que los agentes formadores y en formación así lo decidan. Al ofrecer un programa multidisciplinar, las universidades permiten que las herramientas -por lo menos en cuanto al currículo- estén dadas para conseguir que la formación del profesional sea interdisciplinar. La diferencia de estar en un enfoque multidisciplinar o interdisciplinar radica en la forma como los diferentes agentes que intervienen en este proceso asumen la formación profesional, que no es más que el resultado de la concepción que cada uno tenga sobre la disciplina y la profesión en cada caso particular.

El problema no es entonces la búsqueda de puntos específicos en los cuales las disciplinas puedan converger para dar una comprensión global de la realidad, porque -de hecho- la naturaleza compleja de ésta en sí misma ya supone muchos campos y visiones desde los cuales se puede abordar y necesariamente implica la comprensión de más de uno para lograrlo. El problema es el hecho de encontrar docentes y estudiantes que aún vean la contabilidad sólo como una herramienta para medir y dar cuenta de beneficios económicos sin importar las repercusiones sociales o ambientales que eso tenga, por mencionar alguno de los campos, y en la profesión una posibilidad de desarrollar habilidades netamente técnicas para obtener el dinero suficiente que justifique el esfuerzo, el tiempo y los recursos económicos invertidos en su formación o para cumplir exigencias legales.

Tal como lo afirma Adela Cortina en su artículo El futuro de las humanidades, los problemas sociales rebasan todo lo que una única disciplina pueda solucionar y en esa medida, cada vez más proyectos, investigaciones y estudios requieren el acompañamiento de otras disciplinas complementarias.

Para esta misma autora es fundamental contar con "auténticos profesionales" que no sólo sean grandes conocedores de la técnica sino que de manera intrínseca sean individuos preocupados por la sociedad en general, por las metas y no sólo por los medios.2

Lograr la interdisciplinariedad implicaría entonces un ejercicio de reflexión en el cual tanto docentes como estudiantes replanteen los paradigmas e imaginarios adoptados como ciertos a lo largo de su proceso de formación y durante el ejercicio de su profesión, en el caso de los primeros. Una ruptura epistemológica que propicie el ambiente necesario para el desarrollo del pensamiento.3

De no ser así, el pensamiento tradicional y el entendimiento de la contabilidad como sinónimo de la técnica, unidos a la creciente automatización de los procesos, entendida ésta como el proceso que permite el desarrollo de un mayor número de actividades instrumentales con un menor uso del recurso humano, abrirían un camino cuyo fin último sería el estancamiento de nuestra profesión.

Las revistas, propiciadoras de enfoques interdisciplinares

Parte fundamental para el desarrollo de un enfoque interdisciplinar dentro de la comunidad contable es el hecho de generar espacios que lo propicien. Nuestra revista y muchas otras existentes en materia contable y en otros campos del saber han permitido, mediante el desarrollo de sus objetivos, la conjugación de diferentes perspectivas y visiones desde las cuales se abordan los diferentes fenómenos sociales contables.

Se dan cita profesionales con formaciones diferentes, desarrolladas en contextos sociales diversos, con estudios complementarios en diferentes áreas del conocimiento y no únicamente en aquellas que generalmente ofrece el área contable y con ideas y propósitos que, aunque no asuman la realidad desde una misma perspectiva, logran ser complementarios entre sí.

Las revistas como Cuadernos de Contabilidad permiten a la comunidad contable construir su profesión. Proceso que en ningún caso puede ser excluyente; por el contrario, debe ser receptivo a las nuevas o distintas formas de pensamiento en aras de enriquecer y alimentar constantemente la profesión, la disciplina y los profesionales contables y conseguir así su evolución dando respuesta a cada vez más necesidades dentro de nuevos y cada vez más complejos contextos.


Paula Andrea Grajales-Sánchez
Asistente editorial



Pie de página

1Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO. Documento de la Conferencia Mundial de Educación Superior 2009 -Las nuevas dinámicas de la educación superior y de la investigación para el cambio social y el desarrollo. París, 5-8 de julio de 2009. Disponible en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina: http://www.unc.edu.ar/institucional/noticias/2009/julio/documento-de-la-conferencia-mundial-de-educacion.
2Adela Cortina (2010). El futuro de las humanidades. Madrid: Ediciones El País S.L. Disponible en El País: http://www.elpais.com/articulo/opinion/futuro/Humanidades/elpepuopi/20100404elpepiopi_5/Tes.
3Sergio Luis Ordóñez-Noreña (mayo de 2008). Contra el adiestramiento contable. Invitación a la ruptura epistemológica en la formación del Contador Público. Ponencia presentada en el seminario internacional Perspectivas críticas de la contabilidad. Reflexiones y críticas contables alternas al pensamiento único. Comisión 2, Educación Contable. p. 118.

Para citar este artículo

Grajales-Sánchez, Paula Andrea (2009). Editorial, producción intelectual e interdisciplinariedad. Cuadernos de Contabilidad, 10 (27), 205-208.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License