SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.17 issue1Risk factors related with pediatric accidents in a children's hospital in BogotáTuberculosis and drug-resistance tuberculosis in prisoners. Colombia, 2010-2012 author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista de Salud Pública

Print version ISSN 0124-0064

Rev. salud pública vol.17 no.1 Bogotá Jan./June 2015

http://dx.doi.org/10.15446/rsap.v17n1.42235 

http://dx.doi.org/10.15446/rsap.v17n1.42235

Artículo/Investigación

Hierbas medicinales utilizadas en la atención de enfermedades del sistema digestivo en la ciudad de Taxco, Guerrero, México

Medicinal herbs used in the care for diseases of the digestive system in the city of Taxco, Guerrero, Mexico

Adrián Urióstegui-Flores

Universidad Autónoma de Guerrero, Taxco el Viejo. México. uagguerrero@yahoo.com

Recibido 21 Febrero 2014 /Enviado para Modificación 10 Junio 2014/Aceptado 12 Agosto 2014


RESUMEN

Objetivo En el presente trabajo se muestra, a. El uso empírico; b. Las propiedades comprobadas de manera científica, y; c. Las dosis de las principales hierbas medicinales que son empleadas en la atención enfermedades del sistema digestivo (y/o sus signos y síntomas) en la ciudad de Taxco, Guerrero, México.

Métodos El estudio fue cualitativo. Se tomaron en cuenta planteamientos respecto al muestreo en investigación cualitativa. Lo anterior específicamente en lo referente a muestras homogéneas. Se entrevistó a seis médicos tradicionales reconocidos y que tenían conocimiento profundo sobre la temática. Se diseñó y aplicó un cuestionario de entrevista (de preguntas abiertas). El cuestionario incluyó interrogantes relacionadas con las características de las principales hierbas, las enfermedades del sistema digestivo más comunes que se atienden, así como las dosis y partes usadas.

Resultados Los principales hallazgos reflejan aproximadamente 20 plantas que se disponen para sanar dichas afecciones, asimismo, se explican sus usos empíricos, y las propiedades curativas comprobadas científicamente.

Conclusiones Las plantas medicinales continúan formando parte de una compleja estructura médica local; cuyos conocimientos, técnicas terapéuticas y tratamientos especializados se encuentran actualmente vigentes.

Palabras Clave: Plantas medicinales, medicina tradicional, sistema digestivo (fuente: DeCS, BIREME).


ABSTRACT

Objective This study shows a) the empirical use, b) the properties proven scientifically and c), doses of the main medicinal herbs that are used in the care for disease of the digestive system (and/or its signs and symptoms) in the city of Taxco, Guerrero, Mexico.

Methods The study was qualitative. Approaches regarding sampling in qualitative research were taken into account. This specifically was with regard to homogeneous samples. We interviewed six recognized traditional practitioners that had deep knowledge of the subject. A questionnaire interview with open questions was designed regarding the characteristics of the major herbs, the most common diseases of the digestive system, and the doses and parts used.

Results The main findings reflect about 20 plants that are used to heal these conditions, as well as their real scientifically proven health properties.

Conclusions Medicinal plants continue to be part of a complex local medical structure. This knowledge and the set of specialized therapeutic techniques and treatments are valid today.

Key Words: Medicinal plants, traditional medicine, digestive system (source: Mesh, NLM).


En el presente trabajo se muestra: a. El uso empírico; b. Las propiedades comprobadas de manera científica, y; c. Las dosis de las principales hierbas medicinales que son empleadas en la atención enfermedades del sistema digestivo (y/o sus signos y síntomas) en la ciudad de Taxco, Guerrero, México.

La postura teórica que adoptamos considera la importancia que tienen los conocimientos ancestrales y su diversa complejidad histórico-cultural derivada, así como, la trascendencia que han ejercido las propuestas experimentales y positivistas enmarcadas en el área de la biomedicina (1).

Actualmente la ciudad de Taxco, cuenta con una población de aproximadamente 52 217 habitantes (2). Se ubica en la Región Norte del Estado de Guerrero, México.

La herbolaria ha sido un recurso fundamental de atención en ciudades y regiones de México; sin embargo, a pesar de contar con ésta amplia riqueza farmacológica, numerosas propiedades curativas son aún desconocidas; lo que refleja la necesidad de su examen detallado tomando en cuenta métodos científicos integrales.

Existe una amplia variedad de estudios que se han realizado sobre herbolaria (a distintas escalas territoriales y en diversos periodos cronológicos) que evidencian la importancia que ha tenido ésta particular alternativa en el marco de atención a la salud en el país.

Como antecedente, existen trabajos como los de Urióstegui (3) que analizan las principales hierbas medicinales y su eficacia científicamente comprobada en la comunidad de Taxco, o bien, escritos que confirman cómo los remedios tradicionales son tomados en cuenta por personal que ha aplicado el programa de parteras empíricas en esta misma comunidad (4).

Para el caso del Estado de Guerrero se registran obras tales como las de Herrera (5), que describen usos y costumbres referentes a terapias que incluyen plantas medicinales en la Costa Chica, así como tesis que abordan cuestiones de etnobotánica en poblaciones tales como La Estacada, Guerrero (6).

A nivel nacional existen aportaciones de Linares (7) que muestran la gran cantidad de plantas curativas que se consideran en cada uno de los Estados de la República Mexicana, su agrupación por familia botánica, así como el provecho terapéutico específico; esquema que abarca desde trastornos del aparato digestivo, de las vías urinarias, afecciones respiratorias, sedantes y analgésicos, hasta los considerados en el rubro de síndromes de filiación cultural.

También se encuentran los escritos de Cervantes (8), los cuales parten de contextos biológicos y geográficos, y definen características de hierbas de importancia económica en zonas áridas y semiáridas de México, así como sus aplicaciones en medicina.

En un contexto histórico es posible confirmar cómo dentro de las diversas formas de curar, la herbolaria continuó siendo una vía importante de atención en las comunidades conquistadas. Autores como Viesca (9) llegan a destacar un vasto cúmulo de trabajos del siglo XVI, desde el Códice De la Cruz-Badiano, donde se pintaron plantas medicinales mexicanas representativas, la Historia general de las cosas de Nueva España de fray Bernardino de Sahagún (que incluía enfermedades, tratamientos, herbolaria y su respectivo uso), hasta los escritos de Francisco Hernández, donde se estudiaron cerca de 2 000 plantas con efectos medicinales que eran bien conocidas por los médicos y curanderos "indígenas" y que fue denominada como Historia natural de Nueva España.

Otros trabajos reconocidos de corte antropológico e histórico (10), consideran la influencia que esta disyuntiva tuvo en el periodo de desarrollo de los sistemas médicos modernos: "Las innovaciones que la medicina indígena introduce en la medicina occidental -galénica primero, positivista después- en su mayoría se producen en la materia médica constituida fundamentalmente por las plantas medicinales nativas".

También destaca la mención de cómo "…los soldados conquistadores y los misioneros mendicantes [hablaban] con asombro de las bondades de las plantas, animales y minerales usados en el tratamiento de ciertos males" (11), el análisis sobre la complejidad de la medicina étnica y su herbolaria derivada (12) o bien, la documentación de este tipo de alternativa entre los grupos étnicos mesoamericanos: "El uso de plantas, con propiedades curativas reales o atribuidas, fue sin duda la técnica terapéutica más extendida entre los grupos indígenas, producto de milenios de observación empírica y de experiencia repetida" (13).

METODOLOGÍA

El estudio utilizado fue cualitativo. Se tomaron en cuenta los planteamientos de Hernández (1) respecto al muestreo en investigación cualitativa. Lo anterior específicamente en lo que respecta a muestras homogéneas. Se entrevistó a seis médicos tradicionales reconocidos y que tenían conocimiento profundo sobre la temática. Se diseñó y aplicó un cuestionario de entrevista (de preguntas abiertas).

El cuestionario incluyó interrogantes relacionadas con las características de las principales hierbas, las enfermedades del sistema digestivo más comunes que se atienden, así como las dosis y partes usadas.

Se acudió con los médicos tradicionales, se explicó el objetivo del trabajo y se aplicaron las entrevistas previa autorización. La identidad taxonómica de las hierbas se estableció tomando en cuenta la información de las personas consideradas.

Finalmente, se realizó una revisión de las obras reconocidas en el país, y se confrontó el uso empírico de dichos remedios con respecto a las propiedades que se han descubierto de manera científica.

RESULTADOS

Las observaciones reflejaron aproximadamente 20 hierbas que se toman en cuenta para la atención de enfermedades del sistema digestivo (y/o sus signos y síntomas) de incidencia común. Resulta interesante confirmar cómo algunos de estos remedios presentan propiedades antibacterianas, antifúngicas, antihelmínticas, antiulcerígenas, diuréticas, antiinflamatorias o hepatoprotectoras, por citar sólo algunos ejemplos (Cuadro 1).

Tal es el caso de Ajenjo (Artemisia absinthium L.) usado para el dolor de estómago y parásitos. Dicha planta mostró cualidades antibioticas ante Bacillus subtilis, Staphylococcus aureus, Aerobacter aerogenes, Klebsiella pneumoniae y Pseudomonas aeruginosa, así como actividad antifúngica frente a Candida albicans (14).

También se distinguen atributos de la Albahaca (Ocimum basilicum L.) la cual "…contiene una esencia rica en estragol, eugenol y timol, el eugenol se emplea como anestésico local y desinfectante" (15).

La actividad antibiótica que ejercen el aceite esencial del O. basilicum, así como sus extractos clorofórmico, metanólico y acuoso sobre diversos microorganismos patógenos ha sido plenamente evidenciada en múltiples estudios. Bacterias como Escherichia coli, Staphylococcus aureus, Bacillus subtilis, Pseudomona aeruginosa, los hongos, Candida albicans, Trichoderma viridens y diversas especies de Aspergillus y Fusarium son particularmente susceptibles. Es importante destacar la actividad del extracto clorofórmico de las ramas sobre Mycobacterium phei, causante de la tuberculosis (14).

Anteriormente en la comunidad era común comer ajo (Allium sativum) para curarse de los parásitos e infecciones intestinales. El ajo se cortaba en pequeños pedazos, se combinaba con leche para atenuar su fuerte sabor y se comía durante tres días seguidos o una semana, sobretodo en ayunas. La papaya (Carica papaya) también se recomienda para el estreñimiento. Actualmente se le han comprobado propiedades como antidispéptico y antibacteriales: "su papaína es útil como antidispéptico y para disolver coágulos post operatorios" (15).

Las fracciones proteicas obtenidas de hojas, semillas, pulpa y cáscara del fruto, ejercieron una actividad antibiótica contra Bacillus cereus, Escherichia coli, Pseudomona aeruginosa, Staphylococcus aureus y Shigella flexneri. Contra Proteus vulgaris, Salmonella typhimurium y Streptococcus faecalis, sólo la fracción obtenida de la pulpa del fruto (14).

El epazote del perro (Chenopodium graveolens) se aplica contra parásitos e infecciones. Específicamente para este tipo de alternativa: "Se comprobó actividad antihelmíntica frente a Fasciola hepatica, Ascaridia galli y larvas de Stomoxys calcitrans del compuesto activo pinocembrine (5,7-dihydroxiflavanona), aislado por el fraccionamiento en cromatografía de capa fina (TLC) de un extracto de partes aéreas de la planta, obtenido con acetona" (14).

Las dosis y partes empleadas de las hierbas se observan con detalle en el Cuadro 2. Básicamente, se considera toda la parte de la hierba, desde el tallo, hojas, fruto, hueso, semillas y ramas, hasta la corteza y el tronco. Las cantidades abarcan desde "un puño", por piezas (2 flores, 1 tallo grande y/o 5 semillas), o por su longitud (un tallo grande de 10 a 15 cms.).

Como fue posible observar, a nivel local la información específica obtenida demuestra cómo esta opción medicinal tiene suma importancia en la atención de afecciones endémicas del sistema digestivo. También destacó el conocimiento empírico que tienen los sanadores tradicionales sobre las propiedades de dichas plantas, y la confrontación, aceptación y complementación que estos médicos ancestrales han tenido ante la expansión de la medicina moderna a nivel local.

DISCUSIÓN

Las publicaciones analizadas en el presente trabajo han resaltado (directa o indirectamente) el impacto e importancia histórica, cultural, farmacológica, biomédica, ecológica o química que dicha disyuntiva herbolaria ha tenido a nivel regional y/o nacional (8-10,14,16,17).

La experiencia empírica que tienen los médicos tradicionales entrevistados sobre muchos de los remedios herbolarios registrados, presentan cierta compatibilidad con propiedades y atributos que han sido comprobados de manera científica por métodos experimentales y químicos; estas propiedades reales ya han sido explicadas a profundidad en las obras de Cervantes (8), Martínez (16), Rivera (17), o bien, por instituciones tales como la Universidad Nacional Autónoma de México (14); está última ampliamente reconocida en Latinoamérica.

Trabajos muy citados de Aguirre (10,11,12) y Viesca (9) de corte antropológico e histórico, llegan a mencionar la importancia que tuvo la herbolaria medicinal como opción de atención a la salud en la época de la conquista de México. Relacionado con lo anterior, y como fue posible observar en el este estudio, aún hoy en día esta disyuntiva médica sigue siendo una de las primeras alternativas de curación que utilizan médicos tradicionales en la ciudad de Taxco, cuando se presentan enfermedades del sistema digestivo.

En los estudios de Urióstegui (3,4) se llega a señalar la trascendencia y envergadura de los conocimientos que se tienen acerca de la medicina tradicional y las plantas curativas, así como el papel que juegan las parteras empíricas y sus métodos ancestrales en el municipio de Taxco. Es desde estos trabajos de los cuales hemos partido para resaltar la significación y peso que continúa teniendo dicha disyuntiva tradicional en la comunidad en cuestión.

De acuerdo a Sepúlveda (13), las plantas curativas eran la técnica de curación más extendida entre la gran diversidad de grupos étnicos de la República Mexicana; actualmente en la comunidad de Taxco también se sigue utilizando parte del conocimiento étnico médico (que ha derivado sobretodo de las étnias nahua, matlazinca, tlahuica y chontal), y cuya ideología y tratamientos han sido resguardados y difundidos por algunos de estos médicos tradicionales locales.

Se ha confirmado inclusive, como el uso de herbolaria medicinal es aceptada por personal biomédico que trabaja en instituciones gubernamentales de salud en México. Esta aceptación está cimentada sobretodo, en la efectividad del tratamiento comprobado de manera científica (18).

Ante el marco del constante aumento de precios en los productos básicos, pobreza, desempleo, subempleo y bajos salarios que percibe una amplia población en México, hoy en día las plantas se encaminan (con el debido conocimiento en cuanto a administración y efectos tóxicos) como un recurso económicamente viable para el cuidado de enfermedades que se presentan cotidianamente.

Vale la pena resaltar cómo esta opción tradicional continúa formando parte de una compleja estructura médica local (3); cuyos conocimientos, técnicas terapéuticas y tratamientos especializados se encuentran actualmente vigentes. Finalmente, en estudios reconocidos se ha comprobado como dicha opción presenta cualidades novedosas (18), mismas que podrían ser consideradas en el ámbito de planeación de la medicina preventiva y salud pública del país.*


REFERENCIAS

1. Hernández R, Fernández C, Pilar B. Metodología de la investigación. México: McGraw-Hill; 2010.         [ Links ]

2. Gobierno del Estado de Guerrero-Secretaría de Desarrollo Social. [Internet]. Disponible en: http://www.microrregiones.gob.mx/zap/datGenerales.aspx?entra=nacion&ent=12&mun=055. Consultado noviembre de 2014.         [ Links ]

3. Urióstegui A, Díaz A, Solano I. Principales plantas curativas empleadas en comunidad guerrerense. En: Sánchez A, León L (Coord.). El futuro del desarrollo regional sustentable, territorio, sociedad y gobierno. México: Universidad Veracruzana-Asociación Mexicana de Ciencias para el Desarrollo Regional-Universidad Nacional Autónoma de México; 2011.         [ Links ]

4. Urióstegui A. El programa de parteras empíricas en Taxco de Alarcón, Guerrero. En: Sinergia. Revista de divulgación científica y tecnológica. México: Universidad Autónoma de Guerrero-Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Estado de Guerrero; 2008. p. 2.         [ Links ]

5. Herrera N. Contribución al conocimiento de plantas medicinales en una comunidad guerrerense: estudio etnobotánico. México: Universidad Autónoma de Guerrero; 1986.         [ Links ]

6. Barrera E. Estudio etnobotánico de plantas medicinales en La Estacada, Guerrero. México: Universidad Autónoma de Guerrero; 1990.         [ Links ]

7. Linares E, Flores B, Bye R. Principales plantas de uso medicinal. En: Atlas Nacional de México. México: Instituto de Geografía-Universidad Nacional Autónoma de México; 1990.         [ Links ]

8. Cervantes MC. Plantas de importancia económica en las zonas áridas y semiáridas de México. México: Instituto de Geografía-Universidad Nacional Autónoma de México; 2002.         [ Links ]

9. Viesca C. Usos de las plantas medicinales mexicanas. En: Arqueología mexicana. Plantas medicinales prehispánicas. México: Editorial Raíces-Consejo Nacional para la Cultura y las Artes- Instituto Nacional de Arqueología e Historia. 1999; VII (39): 30-35.         [ Links ]

10. Aguirre G. Programas de salud en la situación intercultural. México: Fondo de Cultura Económica; 1994.         [ Links ]

11. Aguirre G. Antropología Médica. México: Universidad Veracruzana- Instituto Nacional Indigenista-Gobierno del Estado de Veracruz-Fondo de Cultura Económica; 1994.         [ Links ]

12. Aguirre G. Medicina y magia. El proceso de aculturación en la estructura colonial. México: Instituto Nacional Indigenista; 1980.         [ Links ]

13. Sepúlveda MT. La medicina entre los purépechas prehispánicos. México: Universidad Nacional Autónoma de México; 1988.         [ Links ]

14. Universidad Nacional Autónoma de México [editorial]. [Internet]. Disponible en: http://www.medicinatradicionalmexicana.unam.mx/indice_alfa.php?letra=A&dato=a. Consultado octubre de 2009.         [ Links ]

15. Gobierno del Estado de Guerrero [editorial]. Plantas medicinales de Guerrero, 2a parte. En: Así somos. Órgano quincenal de información cultural, Centro de Investigación y Cultura de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Guerrero. México: Gobierno del Estado de Guerrero; 2001.         [ Links ]

16. Martínez M. Las plantas medicinales de México. México: Editorial Botas; 1993.         [ Links ]

17. Rivera E. Investigación reciente sobre plantas medicinales mexicanas. En: Arqueología mexicana, plantas medicinales prehispánicas. México: Editorial Raíces-Instituto Nacional de Arqueología e Historia. 1999; VII (39).         [ Links ]

18. Taddei GA, Santillana MA, Romero JA, Romero M. Aceptación y uso de herbolaria en medicina familiar. Salud Pública de México. 1999; 41: 216-220.         [ Links ]