SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número31Tutela: Transient or autonomous mechanism for the protection of collective rights of ethnic groups in Colombia?Euthanasia in Colombia: a look towards the new legislation índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Justicia

versão impressa ISSN 0124-7441

Justicia  no.31 Barranquilla jan./jun. 2017

http://dx.doi.org/10.17081/just.22.31.2607 

Artículos

Migraciones electorales interfronterizas: gobernabilidad democrática en la frontera colombo-venezolana del Arauca*

Migration inter-borderelection: democratic governance in the colombo-venezuelan border of the Arauca

Fernando Sánchez Amórtegui1 

1Abogado, Magíster con énfasis en Derecho Administrativo, Universidad Externado de Colombia. Especialista en Derecho Administrativo, Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Especialista en Derecho Público, Universidad Externado de Colombia. Especialista en Alta Gerencia, Universidad Sur Colombiana. Especialista en Docencia Universitaria, Universidad Cooperativa de Colombia. Actualmente adelanta estudios de Doctorado en Ciencia Política, Universidad del Zulia, en Maracaibo, Venezuela. fsanchezamortegui@gmail.com

Resumen

Aportar vías de solución a las diferencias presentadas entre dos Naciones hermanas, la República Bolivariana de Venezuela y la República de Colom bia, las cuales han venido afectando su propio bienestar, dado el manejo de la política interna y exterior ejecutada por los dos gobiernos en los últimos años, especialmente por la inclinación ideológica asumida como Estados soberanos, ahora la perspectiva de una identificación plena de todos los ciudadanos en frontera, pero garantista de los derechos de los conciudadanos de los dos paí ses, representa en este momento el comienzo de una respuesta contundente, efectiva, eficaz, actual y completa a la hasta ahora criticada capacidad de con trolar problemas que amenazan su seguridad interna y la de sus propios gober nados, la buena disposición de los Estados para lograr acuerdos y convenios para trabajar en conjunto, combatiendo los problemas que aquejan a todos, es resolver la identidad de ciudadanos, especialmente ahora que tenemos fronte ras abiertas y mucha movilidad entre países

Palabras-clave: Identificación plena; Política interna y exterior; Gobernabilidad; Seguridad; Convenios internacionales

Abstract

Provide solutions to the differences presented between two sister Nations, the Bolivarian Republic of Venezuela and the Republic of Colombia, which have been affecting their own well-being, given the management of internal politics and foreign policy implemented by the two Governments in recent years, especially by the assumed ideological inclination as sovereign States, now the prospect of a full identification of all citizens in border, but guarantees of the rights of citizens of the two countries, is now the beginning of a strong, effective, efficient, current, and complete response to so far criticized capacity control problems that thre aten its internal security and that of their own gov erned, the willingness of States to achieve agreements and agreements to work together, fighting the problems that affect everyone, is to resolve the identity of citizens, especially now that we have open borders and much mobility between countries.

Key words: Full identificación; Domestic and foreingpolicy; Governance; Security; International Conventions

INTRODUCCIÓN

La experiencia de los países, en las últimas décadas, sugiere que no son precisamente las políticas de antaño las que favorecen los tiem pos de cambio que hoy vivimos, por ello los convenios internacionales, favorecen una mejor inserción internacional de los países en una épo ca caracterizada por una creciente globalización de las relaciones de toda índole, permitiendo alcanzar mayores niveles de especialización en servicios, haciéndolos más eficientes, favore ciendo una mutua apertura de colaboración entre países, así sus gobernados tienen la posibilidad de acceder a servicios de mejor calidad, a los planes y programas diseñados para su bienestar, asegurando de esta manera la gobernabilidad de los países integrantes de los mismos, al posibili tar un mayor grado de desarrollo socioeconómi co y político con equidad distributiva, sin com prometer la democracia y soberanía de sus paí ses, manteniendo en el orden internacional una posición digna y de respeto ante las injerencias, opiniones trascendentales de otros países, los gobiernos se han fijado metas ambiciosas como lograr la justicia social, donde los ciudadanos y ciudadanas disfruten de una estructura social incluyente, solidaria, humanista, con verdadera justicia social para todos.

La consecución y logro de estas metas, es el desarrollo de una política internacional que per mite el afianzamiento social, en pro de una coe xistencia pacífica, fraternal, con confianza en la seguridad jurídica internacional, avanzando en los sistemas de cooperación e integración se for talecen las relaciones bilaterales y las relaciones sociopolíticas entre los países de la región, por tales razones la propuesta de una identificación plena de los conciudadanos en frontera, es la respuesta a la búsqueda de soluciones a la pro blemática nacional e internacional de algunos efectos nefastos que tienen origen en la falta de una política de identificación en frontera, coor dinada y eficaz entre los países, es aquí donde radica la importancia de todos los convenios y tratados producto de la buena voluntad de las naciones por mejorar las condiciones de vida de sus administrados.

Las buenas relaciones de los países vecinos es cada vez más importante para el progreso conjunto de sus asociados y gobernados, es por ello que en zonas de frontera podemos observar a diario como se viven toda clase de situacio nes particulares que afectan de manera directa o indirecta la relación de sus conciudadanos no solo con su propio país, sino además también en zona de frontera con el país vecino, el impacto socioeconómico, jurídico y político de todas sus actuaciones en el fortuito cambiar de los tiem pos.

Los procesos sociales, programas, políticas gubernamentales de cada país, las consecuen cias propias de los factores de transgresión de sus propias normas, hacen pensar que no obs tante lo difícil de la temática a desarrollar en esta reflexión, lo complicado es su efecto nefasto en las distintas connotaciones de tipo particular que van a la deriva, teniendo grandes consecuencias en el ejercicio de los derechos de los involucra dos, si no tenemos claras reglas de entendimien to y manejo de las distintas actividades que la mujer y el hombre desarrollan al interior de los pueblos.

El gran reto que se tiene por afrontar es so lucionar de manera concreta la forma como los ciudadanos de bien puedan ejercer sus derechos, garantizando a estos quienes quieren el progreso, la paz y la justicia social estén debidamente protegidos de quienes se apartan y no la quieren ya que les beneficia fortalecer el caos y el des orden.

Es claro que el contexto suramericano, el ciudadano visibiliza que tanto el Estado como la comunidad están en busca de su propio desa rrollo, el de sus familias, su espacio territorial al que consideran pertenecer u países que le permiten aportar su capacidad productiva y so cial para el desarrollo de los pueblos en que se desenvuelven, si no trabajamos unidos, la propia justicia de cada país, estará en grandes dificulta des para su ejercicio, pues los derechos funda mentales del hombre están en juego, no obstante el fenómeno de la globalización hoy por hoy es cada vez más exigente, haciendo imprescindible tomar las riendas de los problemas fronterizos, buscando soluciones mutuas, en favor de la in dependencia, autonomía, bienestar de los seres humanos en los países comprometidos, en favor de sus gobernados y el entendimiento transpa rente entre los Estados y sus dirigentes.

Colombia y Venezuela, países limítrofes en distintos puntos cardinales, tienen inconvenien tes propios de los países en frontera, existe la ne cesidad de implementar políticas internacionales que reconozcan las diferentes capacidades y ni veles de desarrollo regionales, al interior de los mismos. Lo anterior, con el objetivo de orientar el diseño de estrategias de desarrollo subregio nales y regionales, promover la estructuración y consolidación de ejes y áreas de desarrollo local que movilicen las capacidades endógenas terri toriales en torno a las áreas de influencia cer canas, ya sean de alta capacidad institucional o no, como también las zonas de mayor desarrollo productivo.

La constante crisis internacional con Vene zuela crea un desajuste en los sistemas econó micos, financieros, sociales de ambos países, perneando la actividad social en todas sus fa cetas, Colombia, a pesar de tener una economía sólida en la región, para enfrentar la crisis, no se libró de sus consecuencias y el crecimiento eco nómico de sus conciudadanos se vio afectado rápidamente, pasando a sostener unas relaciones negativas en lo que va corrido del año 2013 has ta la fecha, las cuales tienden a mejorar con los nuevos encuentros binacionales de los presiden tes Santos y Maduro, los cuales sin lugar a dudas debemos respaldar y apoyar para buscar superar los distintos problemas que en común afrontan los dos países.

Son tiempos de retos exigentes, en los cuales tenemos que ser muy innovadores, creativos e imaginativos, para buscar dar soluciones claras y efectivas al gran conglomerado social en de fensa de sus libertades sociales, pero muy es pecialmente la de sus pueblos, sin desmedro de sus propias instituciones, la innovación permite el mecanismo óptimo para garantizar la sostenibilidad del crecimiento, la competitividad y la seguridad de los dos países en el largo plazo, ello consiste en crear nuevas formas de organi zar, gestionar, producir, entregar, comercializar, vender y relacionarse con los hermanos veci nos; logrando, en última instancia, generar va lor agregado a través de toda la cadena social, la innovación y la inversión en investigación y de sarrollo no son exclusivas a los sectores de alta tecnología, son parte importante y vital de todos los sectores y grupos de interés, para lograr el progreso social, la gobernabilidad, la consolida ción de la paz, los cuales enlazados generaran impactos económicos y sociales de largo alcan ce, consolidando una cultura de innovación en las organizaciones sociales, en las institucio nes públicas y territoriales, en las distintas fuer zas, los niños, jóvenes, mayores y ancianos, en las zonas rurales y en toda la sociedad.

La debilidad institucional entre países, el in suficiente uso de los mecanismos de protección de los derechos de los ciudadanos que garanti cen su seguridad jurídica en frontera, el limitado acceso a instrumentos de protección de los de rechos individuales, hace indispensable integrar las necesidades regionales Colombo venezola nas para buscar el bien común de sus asociados, facilitando trámites de identificación, con el ob jeto de fortalecer la nacionalidad y apoyo mutuo concretando el ejercicio real de los derechos de los ciudadanos, dentro del marco de los acuer dos que se logren entre los dos pueblos, obvia mente de ser necesario con el apoyo del derecho internacional, es decir trabajando por construir países realmente hermanos con condiciones ins titucionales, económicas y sociales favorables al crecimiento de su propia sociedad, sostenido de la productividad de todos los sectores eco nómicos. Existen otros problemas que frenan el crecimiento y la productividad, afectando la competitividad de las empresas tanto en el sec tor púbico como el privado, la seguridad ciuda dana, constituyéndose en uno de estos cuellos de botella la identificación de los ciudadanos de lado y lado de las fronteras, pese a los múlti ples esfuerzos y reformas institucionales de cada país, han sido de manera individual y los recur sos destinados al sector en los últimos años no obstante las mejoras logísticas existentes, toda vía subsisten cuellos de botella en la regulación de algunas actividades que permitirían un con trol más efectivo a fraudes de todo tipo, lograble con instrumentos de identificación compartidos, evitando duplicidad de funciones y la falta de coordinación institucional entre países, además buscando un marco normativo compartido de protección a la sociedad, con fundamento en la necesidad de garantizar su propia seguridad de mocrática e iniciativa pública y privada en pro cura del desarrollo de los dos países, logrando reglas de juego claras que incentiven la genera ción de confianza, como también la seguridad que están obligados a brindar los Estados a sus gobernados y consecuentemente permitirá el de sarrollo de negocios, con fácil acceso a un siste ma financiero competitivo y profundo, alianzas público-privadas sólidas.

En los pasos de frontera es fundamental la inversión involucrando una responsabilidad compartida, crear verdaderos centros logísticos en identificación, que promueva la agilidad en la verdadera obtención de la identidad e indivi dualización de las personas, creando confianza entre las naciones, bajo los principios del respe to a los derechos de las personas, la tolerancia, neutralidad, protección al ciudadano de bien, se guridad jurídica e informática, uso eficiente de tecnología para estos fines, la infraestructura y los recursos en pro de una sociedad con igual dad de oportunidades, dando avances significa tivos en el derecho a la identificación plena sin contratiempos en su uso racional, con efectos de movilidad social efectiva, en condiciones lega les ventajosas no perpetuar condiciones de in seguridad a lo largo de la vida, es fortalecer que los dos Estados acudan eficazmente para garan tizar que cada colombiano y Venezolano tenga acceso a las herramientas fundamentales que le permitirán labrar su propio futuro y destino, en condiciones de seguridad consolidadas per mitiendo mayores avances en el fortalecimiento institucional, el desarrollo económico y el bien estar social.

Generar y obtener las condiciones para con solidar la coordinación interinstitucional, es paso prioritario entre las dos naciones, haciendo de esta manera posible proteger a la población, con base en la consolidación de alianzas estra tégicas, con el objeto de promover el desarrollo e integración fronteriza, garantizando la seguri dad fronteriza, la soberanía de las dos naciones al establecer una visión integral y compartida entre nación y territorio fronterizo.

El conflicto armado en Colombia influye di rectamente sobre el desarrollo del país, un análi sis regional para el caso colombiano en su rela ción directa con Venezuela no puede excluir del progreso económico y social de las zonas más afectadas por la violencia, las denominadas zo nas de frontera, también en ellas se viven efec tos negativos consecuencia de la misma, ellas requieren especial atención en la consolidación de la seguridad de ambas Naciones, el acceso a la justicia, el desarrollo económico y social, responsabilidad social compartida entre los dos estados beneficia a los mismos, es tiempo opor tuno para diseñar un programa para la genera ción y fortalecimiento de campañas de capaci tación y sensibilización en zonas de frontera, en temas derecho internacional, de registro civil, identificación, cedulación, doble nacionalidad y renovación de los documentos de identidad, for taleciendo las competencias y capacidades ins titucionales en las entidades estatales e iniciar su implementación, de esta manera se dan pasos importantes para brindar seguridad de todo or den a ciudadanos colombo Venezolanos, esfuer zos mancomunados de diversas fuentes para el logro de la prosperidad anhelada.

Son ya muchos los desaciertos en el manejo de la seguridad, si hacemos una reflexión estra tégica sobre el presente y futuro de la seguridad de los dos países, concebir una justicia apoyada por elementos técnicos y humanos que la per mitan individualizar efectivamente a quienes delinquen y lograr Estados prósperos, entregan do sus ayudas a través de planes y programas a quienes realmente corresponde, pues con bases de identificación sólidas, los primeros y real mente beneficiados son sus conciudadanos.

Una vez terminado el conflicto en Colombia por el cual propende el mundo entero el cual ya se prolonga por más de 50 años, al tiempo que retos derivados de la delincuencia común con su capacidad criminal y violenta, los cuales le son preocupantes en común a los dos países ya que causan graves daños a su alma social, desgastan do sus gobiernos, se hace imprescindible propi ciar condiciones superiores de seguridad a través de la identificación plena, para que en medio de la globalización, crezcan la inversión privada, la economía y la prosperidad de sus asociados, todo dentro del más absoluto respeto hacia los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Humanitario, y la observancia ejemplar de to dos los Estados del mundo, con la seguridad de que no será un esfuerzo solitario de la sociedad, Fuerza Pública, ni siquiera de los dos gobiernos o del Estado mismo, alcanzar las metas ambi ciosas que debemos proponernos, mejorar con tinuamente nuestro desempeño en seguridad y hacer irreversible cada logro, serán posibles sólo si constituyen un propósito colectivo de las dos naciones y de la comunidad internacional, in dividualmente está probado no podemos, ya en muchas oportunidades los gestores del mal han ganado, pero juntos sí, la Unidad y el respaldo mutuo de la gente buena serán las claves, no po demos perder de vista que la unión hace la fuer za, consolidando el funcionamiento eficaz de la justicia en los dos países, la mejora sustancial de la seguridad ciudadana, su propia defensa na cional, neutralizando oportunamente cualquier nueva amenaza que busque afectar nuestros pue blos, con lo cual se pretende alcanzar condicio nes de seguridad y prosperidad óptimas.

Resulta pertinente destacar el análisis de Vargas A. (2010). P.16 "Seguridad democrática, conflicto interno armado y su regionalización". En: Vargas, A. (editor). Seguridad en democra cia; un reto a la violencia en América Latina. Buenos Aires: CLACSO, Colección Grupos de Trabajo en su parte introductoria "Toda sociedad requiere un orden para que la convivencia entre sus miembros pueda desarrollarse. Pero en una democracia ese orden es democrático y necesi ta de unos niveles de seguridad. Ahora bien, la seguridad está en relación con las amenazas que pongan en riesgo la vida en sociedad y esto es directamente proporcional a la vulnerabilidad que la misma tenga. Pretender niveles de seguri dad total, es decir, de riesgo cero no es realista. Es decir la búsqueda de seguridad se puede con vertir en una utopía, en una obsesión, si no se concibe la seguridad como parte de un proceso social"

Así como la situación de la seguridad es determinada y se transforma constantemente, dadas las novedosas prácticas delincuenciales e ilegales utilizadas, en múltiples ocasiones se valen de identificaciones falsificadas o a través de medios ilegítimos obtienen dobles identida des, lo más grave las alianzas entre las organi zaciones criminales y armadas tanto al interior de los países como también con influencia en los dos territorios, a ello se une en oportunidades el desconocimiento normativo de algunos ciudada nos en cuanto a identidad se refiere, llevándo los a cometer errores en su consecución muchas veces para escapar de la propia violencia, son escenarios determinantes para proyectar la res puesta correcta y completa a la problemática en frentada por la sociedad en su conjunto, máxime si observamos que mientras la criminalidad hace alianzas, nuestros gobiernos aún no se ponen de acuerdo.

Tenemos que ser conscientes y reconocer que existen zonas del territorio nacional colombo venezolano que no han podido ser controladas, en consecuencia existe la influencia de grupos al margen de la ley llámense como se llamen, afectando la seguridad de los habitantes de esas áreas, son fenómenos con arraigos regionales particulares que requieren una respuesta oportu na y diferenciada, un ejemplo claro de esto son las zonas de frontera, donde se ha concentrado el accionar de las bandas criminales, organizacio nes armadas ilegales, amenazando la seguridad de las dos naciones, evolucionando hacia otras manifestaciones que involucran e inquietan la gobernabilidad, en asuntos regionales y del or den nacional de lado y lado del país fronterizo, dando origen al despertar de una conciencia ciudadana sobre la necesidad de alcanzar están dares de colaboración mutua en identificación y seguridad de calidad, pues la preocupación ciu dadana no es solo por lo que ocurre actualmente frente a este flagelo, es la percepción también de un profundo cambio de la economía criminal, la intensificación de delitos como la extorsión, la microextorsión, el microtráfico, el hurto, la esta fa, entre otros propios de la delincuencia común y los enemigos de los Estados, requiriendo ya medidas inmediatas, por el bienestar de sus go bernados.

Es importante reconocer el impacto determi nante que la corrupción genera sobre el conjunto de la seguridad en las regiones y en el ámbito de control de los Estados, convirtiéndose en dinamizadores de la violencia armada y del debili tamiento de los Estados, como consecuencia de los fenómenos delincuenciales, desde entonces es prelación para Naciones hermanas construir espacios de entendimiento para la lucha con junta contra su incubación, haciendo un deter minante esfuerzo por recuperar la legalidad y el control de sus propios territorios, para garantizar la seguridad y la prosperidad.

Llegó la hora, no se puede esperar más, si se hacen las cosas en el momento indicado, empe zamos por el principio, dotando a nuestros Esta dos de herramientas que le permitan, recuperar la confianza entre conciudadanos, especialmen te si organizamos una estricta verificación y cruce de base de datos que permitan neutralizar el fraude a la identificación de Colombianos y Venezolanos víctimas hoy de la delincuencia en todas sus modalidades.

Todo lo anterior involucra un esfuerzo com pleto y mancomunado, en el cual la coordina ción sostenida de los dos Estados, despejando el camino de una identificación plena de sus conciudadanos en territorios de frontera, en el cual el sector de identificación cumple un rol de liderazgo, para que los demás sectores como por ejemplo defensa y seguridad cumplan con los objetivos estratégicos, con los cuales se concre te neutralizar cualquier amenaza proveniente de los grupos armados al margen de la ley, los deli tos contra los ciudadanos, las amenazas externas y los electorales que afectan la gobernabilidad.

Es ahora cuando se hace más evidente la presencia de los ciudadanos, se abren espacios para un accionar integrado y creciente en los que todas las ramas del poder público, los organis mos de control, los sectores productivos y la co munidad en general asuman responsabilidades concordantes con la consolidación de las herra mientas necesarias para que los estados logren el desarrollo integral que tanto necesitamos.

El reto es grande pero alcanzable, de las es trategias que se implementen en el futuro inme diato no solo depende la irreversibilidad de los logros alcanzados por las dos naciones, sino la superación definitiva de los obstáculos que no permiten concertar las medidas tendientes a concretar la verdadera identidad de los conna cionales de cada país, el cruce de datos permiti rá observar con claridad la legalidad o no de la doble nacionalidad, el doble registro civil, ver daderos nombres de quienes permanente o tran sitoriamente realizan actividades u operaciones en áreas de frontera o que por alguna razón de ben transitar por ella, cooperación de la cual sin duda no solo permitirá tranquilidad y seguridad a los dos países, además contribuirá a frenar a quienes se aprovechan de la falta de estrategias de control, amparándose en la falsedad de docu mentos para ser invisibles frente a su capacidad de generar el delito, la violencia, maldad y des estabilización social y política.

Se requiere, sin lugar a dudas, fortalecer a las Entidades del Estado encargadas de la identifi cación, ello facilita fortalecer la justicia que se complementa con dicho esfuerzo, de igual ma nera la fuerza policial, investigación criminal e inteligencia y tecnología en zonas consolidadas de frontera, caracterizadas por niveles adecua dos de institucionalidad, inversión y gobernabilidad, dando presencia estatal en la totalidad del territorio de la naciones, ya con un marco gene ral de política pública para el sector, con ello se impulsa el diseño de un conjunto de estrategias que apuntan a disuasión interna y externa, que permita blindar a las naciones frente a la diná mica escalada de actuaciones contra los gobier nos y su Estado Social de Derecho. Trabajar una estrategia de diplomacia, buscando aumentar al máximo la efectividad en la lucha contra cada uno de los males que afecta a la política y la sociedad, contribuyendo a disminuir al mínimo la posibilidad de crisis de seguridad nacional o regional.

Es fortalecer a la ciudadanía para el goce de sus derechos y libertades, es esa razón de ser de los gobiernos, ser apoyo esencial en conjunto con la Policía de los dos países, atacar los fe nómenos más críticos de seguridad ciudadana, así como impulsar la convivencia, enfocados en mejorar el nivel de vida de los Colombo Venezo lanos, neutralizando y aislando la población de los factores desestabilizadores hasta ahora vis tos, los cuales directamente la han convertido en víctima dada su intimidación por décadas.

Los Estados de Colombia y Venezuela con medidas de control que permitan imprimirle se guridad en la identificación a sus propios conna cionales, sin duda robustecerán los procesos de construcción de tejido social y apoyarán unidos el fortalecimiento de la legitimidad de las Na ciones, de igual manera fortalecerán las organi zaciones civiles, militares y policiales, pues la última década está llena del clamor de una ciudanía que pide a gritos protección, pues se sien te lesionada, amedrantada, desprotegida, por lo tanto el control y la protección de estas áreas de frontera, evitara que se sigan convirtiendo en es pacios propicios para originar asesinatos, hurto de vehículos, contrabando de armas de fuego, municiones entre otra clase de bienes, extorsión, secuestro y demás delitos propios del repliegue y supervivencia de los grupos al margen de la ley y las organizaciones criminales.

Se requiere una respuesta efectiva y compro metida de todos, con eficiente administración de los recursos existentes y el funcionamiento de un sistema completo e integral de Control y Seguridad Fronteriza, desarticulando al crimen transnacional en relación directa con la protec ción interna, asegurando la presencia efectiva y unida de los dos Estados, podrán así dar res puesta a ese clamor, protegiendo esa población, aislándola de la influencia de actores violentos, consolidando así una estrategia propia y com pleta para crear gobernabilidad democrática y consolidar la seguridad.

El mejoramiento de las condiciones de se guridad ciudadana será una realidad si es lide rada y coordinada por los entes especializados en identificación y por las nuevas especialida des de seguridad que respondan a necesidades que se han hecho visibles propias para la supe ración de la violencia y la delincuencia en sus distintas facetas, redundando en la salvaguarda de los intereses políticos, económicos y sociales Colombo Venezolanos y continuar el proceso de fortalecimiento de la seguridad internacional, avanzando en el diseño e implementación de un sistema creíble, integrado y operable propio de los dos países, para cumplir con los propósitos de seguridad interna.

Colombia y Venezuela han desarrollado una gran capacidad para enfrentar desafíos que la so ciedad les encarga, pero hoy por hoy la seguri dad de las dos naciones depende de la seguridad regional y ésta a su vez de la seguridad hemisfé rica, debemos concientizarnos de que sus esfuer zos contra las distintas situaciones que afectan el marco social, electoral y el crimen transna cional, requieren la exigencia de la cooperación, acciones regionales y hemisféricas articuladas, complementarias, con negociación de acuerdos para el desarrollo de estrategias coordinadas que permitan concretar gobernabilidad en favor de la seguridad Estatal.

Es pertinente comprender que si tenemos una institucionalidad fuerte y dinámica, respondien do a los requerimientos de los connacionales, se hacen posibles las metas, fortaleciendo las re laciones bilaterales con seguridad fronteriza a través de acuerdos que permitan identificación de confianza, en ese sentido y dado la necesidad de sostener las instituciones, hacerlas flexibles y adaptarlas a la estrategia, requiere una revi sión minuciosa de su estructura, con el objeto de adaptar el esquema a las cambiantes necesidades y los retos del inmediato presente y del futuro, así como el empleo de alianzas público privadas para una gestión sectorial más eficiente, con siderando un fin común dar prioridad asegurar que no quede en la impunidad ninguna acción reprochable e implique una violación de derechos democráticos, humanos e infracción al De recho Internacional Humanitario o transgresión a la ley.

La creatividad, la imaginación y el talento en el manejo de las actividades de inteligencia de Estado requiere ser mejorada, su logro es per fectamente alcanzable, la unión de los países los hace más fuertes, implementando sistemas eficaces de inteligencia cuantitativa y cualitati va mancomunada, fusionando fortalezas, depu rando, focalizando, analizando la información recolectada, serán medidas estratégicas funda mentales para convertir éstas en el fundamento del éxito operacional interestatal.

Mayor tecnificación de los procesos y me dios de seguimiento, el mejoramiento de calidad y velocidad de la llegada de las tarjetas de iden tificación y demás datos necesarios en el ciclo de comprobación y ejecución de medidas eficaces, intensificando el proceso de trabajo conjunto y coordinado de las entidades de identificación y las Fuerzas del orden, eliminando conflictivas duplicidades, se implementará al tiempo con la identificación de patrones que deben desmon tarse y de cambios estructurales conjuntos que deben adoptarse.

Se debe buscar la recuperación de la gobernabilidad, ganando legitimidad y confianza de la población, acción consolidable especialmente si iniciamos en las zonas de frontera, llegando a esas zonas con la institucionalidad y las fuerzas del orden, para quedarse; protegiendo a la pobla ción y brindando seguridad; para que la respete y le sirva; que le provea servicios sociales bási cos o cree las condiciones esenciales para que la institucionalidad democrática lo haga aislando a los delincuentes, a los corruptos y violentos de cualquier posibilidad de influir sobre la po blación, con la implementación integral de la política sectorial y componentes como defensa jurídica, atención, cooperación y promoción de los derechos de los ciudadanos, obrar en estricta sujeción a la Constitución, las leyes y plena ob servancia de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

Es un gran reto para nuestras naciones con solidar la seguridad, no me queda duda las estra tegias planteadas y aquellas propias de la crea tividad permitirán hacer países más justos, para que los incentivos y programas de los gobiernos, realmente lleguen a sus clases más desprotegi das destinatarios reales y no sean suplantados con falsas identidades quedando en manos ines crupulosas, eliminar la pobreza no obstante di fícil, parece ahora más probable cuando se está trabajando por lograr la paz tan anhelada en Co lombia, momento especial de la historia que no podemos desaprovechar, oportunidad de superar adversidades comunes y recientes, encaminando los dos países hacia la prosperidad de sus demo cracias, soñar con países de futuro autentico en favor de los ciudadanos y su progreso.

El sueño de países seguros y en paz, conquis tadores de la confianza internacional, gestores de mayor bienestar y progreso social, sintien do orgullo por las instituciones que manejan la identificación del Estado, acompañadas de insti tuciones guiadas por postulados del bien común, que cumplan a cabalidad compromisos ineludi bles de transparencia, equidad, pluralismo, efi ciencia, la eficacia, la austeridad, que procuren la convergencia de las capacidades de desarro llo.

Se Lograra la relevancia internacional, apo yando desde todas las aristas la entidad que re genta la identificación en Colombia, me refiero a la Registraduria Nacional del Estado Civil, ella viene cada vez más moderna y bien direccionada, solo requiere ese apoyo mancomunado de todas las entidades del Estado Colombiano, especialmente del Ministerio de Hacienda y Crédito Público para los ajustes presupuestales, de igual forma Venezuela de manera completa adquiera no solo los elementos de juicio necesa rios para ver en conciencia, las bondades de un trabajo integral para beneficio de los venezola nos y todo el conglomerado social, su esfuerzo redundara también en la fortaleza que adquirirá con las bondades de la integración y la seguri dad compartida.

Los Estados son quienes despejan el camino, fijan las reglas de juego y dirimen los conflictos, pero es la sociedad en general y en su conjunto quienes lo construyen y lo recorren, razón sufi ciente para abonar el mismo desde ahora para transitar a tono con los avances de los demás países, en los cuales la participación ciudadana y la responsabilidad social, se fortalecen cuando las medidas de protección están direccionadas a garantizar su individualidad, en articulación di recta con su espíritu colectivo, garantista de pre sente y futuro de cada una de sus colectividades, pues al integrar las necesidades regionales, hace que los países con condiciones limítrofes comu nes, viabilicen las alternativas de cooperación, con reglas de juego claras, logrando en conse cuencia el apoyo interinstitucional, económico y social favorable a los propósitos de garantizar una identidad plena a todos sus asociados, como también influye directamente en la seguridad de los Estados comprometidos.

Desarrollar la infraestructura tecnológica necesaria, ampliando la conectividad interna cional, impulsar la aplicación de redes de fibra óptica, facilitando una eficiente gestión con un eficaz trabajo producto de la unidad de los dos países, compartiendo información y avances propios, mejorando su capacidad de respuesta ante el inmenso universo de peligros de toda ín dole al que están expuestos los Estados.

Es pertinente fortalecer los esquemas institu cionales de supervisión, vigilancia y control de calidad en cada una de las Entidades responsa bles de la identificación de los ciudadanos, las cuales en ejercicio de sus funciones, de ellas de pende directamente una buena identificación de quienes por alguna razón se involucran en sus procedimientos, entonces resulta imprescindible una estrategia para seguir fortaleciendo la Regis traduria Nacional del Estado Civil en Colombia y al Servicio Administrativo de identificación, migración y extranjería (SAIME) en Venezuela, en especial para mejorar la eficiencia en el con trol de los derechos de los conciudadanos, es tablecer un sistema centralizado de información y riesgos, un sistema armonizado unificado en línea, actualizado de Protección al Ciudadano.

Existe la oportunidad de realizar alianzas público privadas, asegurar la adecuada asigna ción y valoración de riesgos, realizar procesos interactivos de socialización de los proyectos sensibilizando en zonas de frontera los temas de identificación, convocar a reuniones con las autoridades Registrales y Consulares de los dos países, con el fin de compartir los acuerdos y ex periencias que han logrado otros países, viabilizando de ésta manera la invitación a suscribir un acuerdo bilateral en consonancia con los buenos propósitos y resultados obtenidos por esos países vecinos, con miras a constituirse en instrumento baluarte de apoyo y base fundamental para lo grar obtener la gobernabilidad y la prevalencia del Estado de Derecho en todo el territorio, la tan anhelada seguridad jurídica de los conciu dadanos, buena justicia y eficaz persecución de los transgresores de la constitución y las leyes, como de los desestabilizadores de la libertad, la paz y el orden, garantizando la observancia ple na de los derechos humanos.

La inseguridad social requiere respuestas efectivas para enfrentarla, concientizar a los ciu dadanos de la necesidad de hacer equipo contra la misma a través del fortalecimiento de la cul tura ciudadana en los distintos frentes especial mente en derechos humanos, los derechos a la vida, la libertad e integridad personal, la lucha contra la discriminación y el respeto a las iden tidades, el concurso de la Fuerza Pública dentro de los mismos parámetros, establecer sinergias para la coordinación entre las instituciones del Estado y la sociedad civil, unidos todos con las entidades encargadas de la identificación plena, facilitando y permitiendo un real goce de los derechos ciudadanos, además reduce las posibi lidades de la impunidad, permitiendo mayores avances en el fortalecimiento institucional, el desarrollo económico y el bienestar social.

De acuerdo con la consolidación de los ob jetivos propuestos se deben generar las condi ciones y consolidar la coordinación interinstitu cional, para que sea posible proteger la seguri dad e intensificar la lucha contra los principales males que aquejan a los Colombo Venezolanos, impulsar programas de inversión para mejorar los medios de identificación plena, protección de los connacionales y extranjeros, en particu lar los medios destinados a generar seguridad en las áreas de frontera terrestre y marítima, avan zando en la modernización gerencial y adminis trativa del sector, actualizando las capacidades estratégicas, la capacidad de reacción para ga rantizar la integridad del territorio y la defensa de la soberanía.

Es fundamental garantizar la protección del ciudadano frente a los riesgos y amenazas a su seguridad, especialmente por el aumento de fal sificación de documentos públicos y privados, situaciones que ponen en riesgo a los ciudada nos de bien, los cuales son vulnerables ante el aumento indiscriminado de dicha conducta para cometer delitos y ejecutar acciones que ponen en riesgo la seguridad del Estado y la de sus ad ministrados al afrontar estos hechos producto de la temeridad de la delincuencia, reducir, neutra lizar y controlar los riesgos de la ocurrencia de éste tipo de delitos entre otros que golpean fuer temente el estamento social en las ciudades y zo nas de frontera, exigen una política coordinada de prevención, cuyo objeto es invertir y apoyar las actividades de identificación fortaleciendo las entidades cuya misión y visión le imprimen el deber de trabajar por su eficacia. Es por ello racional apoyar a las instituciones y los funcio narios habilitados para ejercer dichas funciones pues es una necesidad sentida, todo ello influye directamente para contribuir en mejorar la segu ridad en la actuación de la Policía, el fortaleci miento de los sistemas judiciales vinculados a la seguridad ciudadana, los sistemas de denuncia hacia una justicia más eficiente y respuesta insti tucional oportuna, desarrollo de programas para una cultura ciudadana, con normas de conviven cia ajustadas a nuestros entornos.

Una buena y completa identificación, permi te asegurar el desarrollo de una política criminal coherente, desarrollar estrategias en áreas en las cuales se han identificado altos índices de crimi nalidad, fortalecerá la capacidad investigativa y técnico-científica de las entidades, sin olvidar el gran compromiso de defender ante todo los prin cipios de los Derechos Humanos en constante prevención de violaciones e infracciones a los mismos y al Derecho Internacional Humanita rio, el problema a enfrentar es un fenómeno casi global, su solución no solo depende del compro miso de Colombia y de la hermana República Bolivariana de Venezuela , sino de la acción coordinada y conjunta de todos los países.

La consolidación de alianzas estratégicas, la negociación, firma y entrada en vigencia de acuerdos, convenios y de ser necesario tratados Internacionales, están a la orden del día, son he rramientas valiosas de los propósitos Nacionales e Internacionales comunes, en favor de los cien tos de compatriotas esperanzados en un futuro próspero y mejor para todos.

La política migratoria es crítica, los Estados deben tener claro el concepto de la misma "está constituida por todo acto, medida u omisión institucional (leyes, decretos, resoluciones, di rectrices, actos administrativos, etc.) que versa sobre la entrada, salida o permanencia de población nacional o extranjera dentro de su territorio" (Corte Interamericana de Derechos Humanos 2003, p.131). al respecto se han logrado algu nos avances importantes en los últimos años, no obstante en no pocas oportunidades sus regla mentaciones caprichosas causan inconvenientes a los ciudadanos, es necesaria una política in tegral migratoria con la participación de todos los estamentos, pues la información sobre este segmento de la población la cual ha crecido con siderablemente en los últimos años, represen tando un alto porcentaje, sienten la urgencia de una nueva política migratoria con énfasis en la seguridad humana y no enfocada en la seguridad nacional, que cuente con presupuesto suficiente para llevarla a cabo, estimulando la misma en fundamentos como la prevención y seguridad humana, desarrollo económico integral y pro tección a grupos vulnerables.

La política internacional es fundamental en el desarrollo de fronteras, ellas pueden ser aé reas, terrestres, marítimas, constituyen una im portante fuente de desarrollo e integración para los países, Colombia y la república bolivariana de Venezuela cuentan con grandes desafíos del desarrollo fronterizo, la falta de una visión estra tégica de fronteras, la precaria integración física entre los dos países, la debilidad institucional de las entidades territoriales fronterizas, la creciente problemática de violencia, vulneran y menos caban su gobernabilidad.

Es conducente afianzar los vínculos econó micos, sociales, culturales y políticos entre las dos naciones, si empezamos a trabajar unidos con base en diagnósticos fundados de la proble mática expuesta, los buenos propósitos florece rán, podemos ganar mucho y beneficiaremos a todos, obtendremos el respaldo esperado para las iniciativas que permitirán consolidarse como un gran apoyo al esquema hoy propuesto, procurar la consecución de la paz y seguridad internacio nales, punto de partida desde el cual seguro es toy no tardaran los espaldarazos desde la socie dad civil a través de organismos internacionales.

La meta incluye el desarrollo e integración fronteriza, garantizar la seguridad interfronteri za y la soberanía nacional, una visión estratégica integral y compartida entre nación y territorio, asignando recursos para su ejecución, mediante el fortalecimiento de capacidades institucionales para el desarrollo en las entidades territoriales fronterizas, promoviendo proyectos, convenios y acuerdos necesarios de cooperación, dadas las enormes secuelas del conflicto armado muchos ciudadanos han tenido que refugiarse por ejem plo en el "Amparo" territorio de la República Bolivariana de Venezuela, limítrofe con la ciu dad de Arauca Departamento de Arauca, situa ción que se repite en distintas zonas limítrofes con la República Bolivariana de Venezuela con Colombia, por ello un análisis regional para el caso colombo Venezolano no puede excluir el progreso económico y social de las zonas de frontera, son zonas que requieren especial aten ción en la consolidación de la seguridad, el acce so a la justicia, el desarrollo económico y social, el desarrollo de infraestructura y conectividad, la protección de los derechos de cada uno de sus conciudadanos, ya que la experiencia revela como en múltiples ocasiones encontramos ciu dadanos con documentos de identificación tanto Venezolanos como Colombianos, acreditándo les uso de la doble nacionalidad, haciendo nece sario el establecimiento de esquemas de segui miento, diagnóstico, comprensión y evaluación de cada caso concreto, fortalecer el marco legal para promover dinámicas flexibles de identidad Nacional.

Las bondades de buenos acuerdos y conve nios entre países, permiten preparar proyectos para establecer gradualmente, competencias compartidas, articular tareas, compromisos dife renciados y flexibles entre los distintos niveles de gestión conjunta, todo en procura de avanzar en soluciones completas y trabajar en moderni zar las normas de llegar a ser necesario.

La patriótica labor conjunta permitirá a fu turo obtener como resultado que los dos países hermanos puedan ser más democráticos, prós peros y seguros, con estabilidad y oportunidad para sus ciudadanos.

La cooperación internacional, debe tener vocación de anfitriona y una organización ade cuada para recibir a los suyos o visitantes ex tranjeros, estar en condiciones de preparar y ofrecer un programa o plan detallado de práctica y perfeccionamiento profesional y de disponer de funcionarios responsables de la actividad de la identificación de propios y extraños, tanto en la solución de problemas menores, como en la preparación, realización y seguimiento de cada caso, con base en el plan de trabajo que se esta blezca para ello en los acuerdos logrados.

Es la evidencia de los resultados alcanzados por los acuerdos de cooperación, la identifica ción de resultados a nivel cuantitativo y cualita tivo los que permiten fortalecer la coordinación y coherencia de los esfuerzos por parte de los Estados participantes, gobernabilidad democrá tica, prosperidad económica y seguridad que se refuerzan de manera mutua con visión de largo plazo.

El establecimiento de metas permitirá final mente a los beneficiarios, Colombianos y Vene zolanos medir el progreso de los programas res pecto a las metas esperadas, evitando duplicar programas y esfuerzos, alinearlos con los objeti vos de desarrollo de los dos países de modo que haya un verdadero impacto positivo y la orienta ción por resultados, en consideración a la cruda realidad de ser parte de los países que tenemos mayores necesidades en la reducción de la po breza y desigualdad, razón que nos compromete a lograr resultados sostenibles y duraderos.

La seguridad y la estabilidad de las Nacio nes, es muy importante para el mundo moderno, por ello cuando con hechos concretos y propues tas de soluciones completas, internacionalmente se pueden buscar y encontrar apoyos y respal dos con la consecución de recursos de organis mos internacionales los cuales al evidenciar en estos proyectos, bases importantes de identidad nacional que influyen directamente para el man tenimiento de la paz, se convertirán en apoyo fundamental de los propósitos aquí planteados, obviamente sin excluir el gran respaldo que po demos recibir tanto de las misiones diplomáti cas, consulares de los dos países, como de paí ses aliados, a fin de dar una respuesta oportuna a la situación o riesgo de crisis, viabilizando las posibilidades de desarrollo para países como los nuestros, dada la prioridad otorgada a temas de seguridad.

La cooperación bilateral de la República Bolivariana de Venezuela y la República de Co lombia desarrollarían objetivos de promoción de valores democráticos, fortalecimiento de re laciones para atención a nuevos retos de seguri dad en la región.

Mejorar los sistemas de registro civil en zo nas de frontera, es un avance significativo de los dos países, favorece la identificación para niños, jóvenes, adultos, permitiendo desarrollar pro gramas y políticas que faciliten la participación de ciudadanos en temas de su interés, implemen tar estrategias de comunicación para aumentar la toma de conciencia sobre los derechos subjeti vos los cuales desde que se nace le pertenecen son innatos a cada ser.

Las actividades bilaterales Fortalecen así la flexibilidad del programa de asistencia al desa rrollo de la identificación limítrofe, permitien do apoyar y cubrir las necesidades de la mane ra más efectiva y rápida, además permite a las Naciones responder de manera más directa a los distintos estamentos, grupos locales como por ejemplo campesinos, minorías culturales, niños en riesgo y a personas de escasos recursos en zonas de frontera. El reto está en promover una mayor parti cipación de los actores gubernamentales y no gubernamentales en las corrientes sociales y de inversión, para aprovechar las oportunidades que se brindan al lograr convenios y acuerdos a través de organismos internacionales como la OEA, de ello tenemos un gran ejemplo, positi vo antecedente internacional, hago referencia al convenio logrado entre las repúblicas de Ecua dor, Perú y Colombia firmado recientemente al cual me referiré más adelante.

El objetivo es grande, incluye salvar vidas, aliviar el sufrimiento de muchos conciudada nos y mantener la dignidad de aquellas personas afectadas por conflictos, al proveerles los me dios de identificación de manera efectiva, apro piada y oportuna, con base en una previa verifi cación de antecedentes, en consideración a las zonas con alta densidad de población, hacen a estos países más vulnerables, conflictos caracte rizados por violencia extrema, ausencia de Esta do de derecho y desplazamientos masivos tam bién afectan de manera desproporcionada a los países más pobres, razón mayor para trabajar el tema unidos, en atención a que las necesidades de las comunidades afectadas en muchas opor tunidades exceden las capacidades de los go biernos para poder responder efectivamente con recursos propios, no obstante se puede efectuar la evaluación de necesidades, junto a un buen instrumento determinante de identidad plena, permitiendo consolidar una población debida mente identificada, se asegura que las poblacio nes afectadas ya sea por conflictos o las distintas situaciones posibles, puedan establecerse en lu gares seguros, tener acceso a servicios de salud, programas sociales, así como a alimentos, agua y otros servicios.

Resulta entonces de gran ayuda hacer el acercamiento para establecer una agenda temá tica conjunta con el Servicio Administrativo de identificación, migración y extranjería (SAIME) de la República Bolivariana de Venezuela y La Registraduria Nacional del Estado Civil en Co lombia, acorde con las necesidades de desarrollo interfronterizo, ello implicaría elevar el diálogo de la cooperación entre los dos Estados, para establecer una agenda más puntual que permita también al sector fronterizo sumar prioridades, así como sus propios esfuerzos en el desarrollo de programas de cooperación, con el fin de crear condiciones apropiadas y conducentes para el fortalecimiento de la relación de cooperación mutua.

Para lograr fortificar la cooperación, es con veniente un inventario de las experiencias de cooperación hoy vigentes, ellas pueden ser un punto de partida, sistematizando los proyec tos realizados hasta la fecha con información sobre sus resultados, indicadores verificables de impacto sobre el desarrollo de las zonas de frontera, es recomendable inicialmente la orga nización de seminarios para el intercambio de experiencias que permitan abrir el camino de la cooperación en la región.

Teniendo el inventario de experiencias, faci lita para que los analistas de política pública ten gan mayor claridad sobre las áreas de frontera a intervenir, también en donde se puede y debe complementar los esfuerzos Nacionales o de la cooperación internacional, sugiero y es aconse jable, la realización de talleres y seminarios con el propósito de sensibilizar, dando a conocer las áreas prioritarias para desarrollar programas de cooperación nacional e internacional.

El avance en la Cooperación puede lograrse inicialmente con la realización de un encuentro entre los representantes legales de las entidades responsables de la identificación de Colombia y Venezuela respectivamente, a fin de realizar un intercambio de información y propuestas por parte de los dos países. Ello tendría que resul tar en el desarrollo de una agenda temática, así como en propuestas de vías de acción y colabo ración, lo cual les permitiría acercarse más cada uno de los países.

Definir áreas temáticas prioritarias o de inte rés para desarrollar con Venezuela, como tam bién identificar áreas potenciales para maximizar aún más la cooperación, requiere el desarrollo de propuestas sobre zonas de frontera bien defi nidas, por ejemplo, una buena forma de acercar se sería definiendo una serie de áreas de interés particular tales como garantizar el derecho a la identidad de Colombianos y los extranjeros hi jos de Colombianos nacidos en cualquier parte del mundo, con fundamento en el artículo 96 de la Constitución Política de Colombia, la ley 43 de 1993 "por medio de la cual se establecen normas relativas a la adquisición, renuncia, per dida y recuperación de la nacionalidad Colom biana y se desarrolla el numeral 7 del artículo 40 constitucional", aplicables en la zona de frontera del Arauca, el impulso a la seguridad de los dos países a través de la identificación plena, por mencionar uno de algunos temas que son claves para el desarrollo de los dos países, definición de áreas temáticas y proyectos permitirán sumar las ventajas para el éxito de los buenos propósitos perseguidos, estableciendo alternativas técni cas y legales para desarrollar cooperación, entre otros temas el de registro civil e identificación, todo dentro del marco permitido a los países ar tífices del acuerdo, ello permitirá desarrollar sus capacidades propias, apropiarse de los proyectos e impactar positivamente sobre las comunidades involucradas y más vulnerables de la sociedad

Una vez identificados los sectores de aten ción prioritaria, en nada se contraponen a los planes y programas que tengan los dos gobier nos, pues es claro como cierto las necesidades del desarrollo en aún están presentes, por ello la agenda de cooperación de los dos países se pue de enriquecer para promover aún más la pros peridad económica, la salud y la educación, así como la gobernabilidad democrática, los países si se lo proponen, pueden desarrollar una agenda más rica a través de nuevas formas de colabora ción conjunta.

Con base en antecedentes de servicios pres tados por la Registraduria Nacional del Estado Civil Colombiana, en lo corrido del año 2012, aproximadamente remitió 103.231 documentos de identidad a diferentes consulados de Colom bia en el exterior, de los cuales 36.681 fueron cédulas de ciudadanía. El lugar al que más do cumentos de identidad se han enviado es Cara cas (Venezuela) con 5.991, seguido por Miami con 2.315 y Nueva York con 2.097. Maracaibo (Venezuela) y Madrid (España) son las otras dos ciudades donde también se reporta un gran nú mero de envíos de documentación colombiana con 2.000 y 1.877 respectivamente (Colprensa. 2013). Son los ciudadanos que solicitaron su documento en Colombia, pero que ahora viven en el exterior o viceversa, es un indicador de la importancia de tener acuerdos en favor de los conciudadanos de los dos países limítrofes, pues en territorio colombiano también son múltiples las necesidades de identificación de ciudadanos Venezolanos.

El reto ahora es enfocar de manera positiva hechos y situaciones comunes, respecto de la importancia de aportar vías de solución a las diferencias presentadas entre dos naciones her manas, realizando un acercamiento trasparente y eficaz, entre la República Bolivariana de Ve nezuela y la Republica de Colombia, el cual sin duda se ha visto afectado por el manejo de la política exterior dado por las dos naciones espe cialmente por la inclinación ideológica asumida por sus gobiernos en las últimas décadas, ello implica la necesidad de fortalecer los lazos de fraternidad y respeto, planteando soluciones a los problemas, desde la perspectiva de una iden tificación plena de todos los ciudadanos en fron tera, pero garantista de los derechos de los con ciudadanos de los dos países, representando la misma una respuesta contundente, efectiva, ac tual y completa a la hasta ahora criticada capaci dad de controlar problemas que amenazan su se guridad interna, como lo son: el narcotráfico, el conflicto armado, el terrorismo, la delincuencia en todas sus facetas, los cuales han hecho que se fracturen las relaciones internacionales, como también al interior de cada país influyen negati va y directamente en su actividad socio política, consecuencia de no tomar decisiones oportunas de beneficio mutuo.

Luis Fernando Trejos Romero (2012) en su investigación "La política exterior del Estado colombiano (1958-2002). Muchas continuida des con pocas rupturas", expresa que puede afir marse que si bien la política exterior colombiana ha buscado la universalización de su diplomacia, la relación con los Estados Unidos ha sido el eje sobre el cual ha gravitado el grueso de su activi dad internacional, ya sea limitándola o condicio nándola, recientemente en temas de seguridad interna. Las consecuencias más directas de esta situación fueron: El marcado distanciamiento de la región y la desconfianza de sus vecinos, im pactando directamente las condiciones migrato rias de sus nacionales y a un sector importante de sus exportaciones, como también lo sucedi do en el ataque al campamento del comandante guerrillero Raúl Reyes, en la selva ecuatoriana.

No obstante las anteriores consideraciones, importa resaltar que las circunstancias de distanciamiento y desconfianza antes vistas, se han venido superando gracias al entendimiento y la buena voluntad de funcionarios responsables de la identificación entre países, quienes han dado pasos gigantescos para ser artífices de solucio nes que generan confianza y herramientas para el bienestar y la paz de todos, contribuyendo con su experiencia y capacidad para forjar una vía de esperanza, fraternidad y seguridad para sus conciudadanos y del mundo entero.

En Colombia se viene gestando un verdade ro avance de identificación en fronteras, el cual marca un hecho histórico sin precedentes, la forma seria, respetuosa, patriótica, desprendida de toda arrogancia o manipulación de intereses distintos a los del bienestar común de las nacio nes, para ello se realizaron reuniones previas, se resalta la del 20 y 21 de marzo de 2013 en Bogotá, Colombia, en la que participaron repre sentantes de Ecuador, Perú y Colombia con el fin de señalar los mecanismos técnicos y legales que permitan desarrollar procesos de coopera ción de las tres naciones, durante el encuentro se dio especial connotación al compromiso por lo grar que cada habitante de cada país obtenga sus documentos de identidad y puedan gozar de los derechos que le otorga cada uno de los Estados, con los cuales compartimos frontera utilizando programas de cooperación. (Registraduria Na cional del Estado Civil. Nuestra huella Edición N° 78 Año VII - agosto de 2013 P 10).

La última reunión se realizó del 19 al 20 de junio en las ciudades de Ipiales, Nariño y Tulcán, Ecuador, zona de frontera entre Colombia y Ecuador para garantizar derecho a la identidad, participaron entre otros Carlos Ariel Sanchez Torres, entonces Registrador Nacional del Es tado Civil en Colombia, Maria Dolores Granja Ruales, Delegada de Registro Civil en Carchi, Tulcán, del Registro civil de Ecuador, Jorge Montaño Prado, Director General de Registro Civil en Ecuador; Steven Griner, Coordinador del programa de Universalización de la Iden tidad Civil en las Americas de la Organización de Estados Americanos, OEA; Clara Ximena Hoyos, Secretaria de Asuntos Políticos del Departamento para la Gestión Pública efectiva de la Organización de Estados Americanos, OEA; las reuniones tuvieron como principal objetivo señalar mecanismos técnicos y legales que per mitan desarrollar procesos de cooperación en temas de registro civil e identificación, princi palmente para:

La identificación plena de las personas que habiten en zonas de frontera.

Desarrollar mecanismos de interoperabilidad que permitan la conformación de información correspondiente a la identificación de las perso nas.

El intercambio de recursos humanos, capa citación e información dentro del marco de los principios constitucionales y legales de cada uno de los dos países.

La Organización de Estados Americanos (OEA), avalo los compromisos y tareas estable cidas por las entidades encargadas del registro civil y la identificación de Colombia y Ecuador. Ofreció sus oficios para garantizar la transparen cia de la información y apoyo constante para la realización de campañas, capacitaciones y sen sibilizaciones binacionales en zona de frontera sobre los temas de identificación, registro civil, cedulación y renovación de los documentos de identidad (Registraduria Nacional del Estado Civil. Nuestra huella Edición N° 78 Año VII - agosto de 2013 P 10).

Vemos como una agenda bien llevada y con certada entre naciones con intereses comunes, puede tener éxito, pues el antecedente y el ob jetivo propuesto hoy es una realidad concreta, para beneplácito de las Naciones que se propusieron luchar por tan nobles ideales, ahora el propósito es una realidad avalada por prestantes entidades internacionales, llevada a un convenio interadministrativo de cooperación interinstitu cional entre la Dirección General de Registro Civil, Identificación y Cedulación - DIGERCIC de la República de Ecuador, La Registraduria Nacional del Estado Civil de la Republica de Colombia y el Registro Nacional de Identifica ción y Estado Civil - RENIEC de la Republica del Perú, se suscribió y firmó el documento entre Colombia, Ecuador y Perú, el cual a través de los mecanismos de cooperación entre institu ciones registrales son apoyados por organismos internacionales como la OEA, y promovidos por el Consejo Latinoamericano y del Caribe de Registro Civil, Identidad y Estadísticas Vitales (CLARCIEV), que actualmente preside el Perú, representado por el Jefe Nacional del RENIEC. Durante las reuniones, las Entidades han conta do con el respaldo y la compañía de la Orga nización de Estados Americanos, OEA, entidad que avala los compromisos y tareas establecidas por las Entidades encargadas del registro civil y la identificación en Colombia, Ecuador y Perú.

El 6 de agosto de 2013, en Washington D.C, Estados Unidos, se firmó convenio de coope ración para identificación en zonas de frontera con entidades de Perú y Ecuador entre: la Di rección General de Registro Civil, Identificación y Cedulación de Ecuador, el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil de Perú (RE- NIEC), y la Registraduria Nacional del Estado civil de Colombia, Convenio Interadministrati vo de Cooperación interinstitucional para aunar esfuerzos entre las autoridades de registro civil firmantes a fin de garantizar el derecho a la iden tidad plena de las personas localizadas en las zo nas de frontera.

Las instituciones se comprometieron a direccionar sus objetivos en establecer e implemen tar mecanismos de cooperación que permitan la identificación plena y segura de las personas que se encuentren en las zonas de frontera, en cum plimiento de los de los fines que asisten a las entidades registrales de los países suscriptores del instrumento aprobado.

El acuerdo contempla la coordinación de apo yo para mejorar los servicios en las zonas fron terizas especialmente desarrollo de programas en conjunto, así como distintas modalidades de intercambio de experiencias y conocimientos.

La identificación de las personas junto con la confirmación de sus datos registrales, se efec tuará a través de servicios Web con enlaces dedi cados que permitan la seguridad y confidenciali dad de la información de las personas. Estudio y propuesta de soluciones tecnológicas para el uso de web service y biometría en la validación de la identidad de ciudadanos de Ecuador, Colombia y Perú.

Estructurar entre las partes los mecanismos técnicos y legales para intercambio de recursos humanos, capacitación, de información, tecno lógicos, estadísticos, documentales y bibliográ ficos en materia de registro civil, identidad y de población, dentro del marco y principios consti tucionales, legales y reglamentos de cada país e institución.

La finalidad, en cumplimiento de los fines que asisten a las entidades regístrales, es pre venir y evitar registros tardíos de los hechos y actos civiles de las personas con datos inexactos y duplicaciones de inscripciones.

Entre otras formas de cooperación que in cluye el convenio, se encuentran intercambio de visitas, programas de capacitación y formación, cursos y pasantías de formación especializada, intercambio de experiencias en procesos de mo dernización y seguridad para los documentos, coordinación para mejorar los servicios de fron tera, intercambio de documentos, información, reuniones (Registraduria Nacional del Estado Civil, Oficina de comunicaciones - Comunicado de prensa N° 552 de 2013).

La identificación plena de las personas que habitan en las inmediaciones de las fronteras que separan a Ecuador, Colombia y Perú se fa cilitará gracias al convenio interadministrativo de cooperación interinstitucional suscrito por los organismos registrales de los tres países, mecanismo de cooperación entre instituciones registrales apoyado por la OEA, y promovidos por el Consejo Latinoamericano y del Caribe de Registro Civil, Identidad y Estadísticas Vitales (CLARCIEV), la buena disposición de los Es tados para lograr la interoperabilidad de los tres sistemas de biometría con los que cuentan Perú, Ecuador y Colombia, es ejemplo para que otros países logren trabajar en equipo combatiendo los problemas que más aquejan a la sociedad, tal es el caso de identificación y subregistro, resolver el doble registro de identidad de nuestros ciuda danos, especialmente ahora que el mundo abre sus fronteras y mucha movilidad entre países.

Es formidable observar la buena disposición y acompañamiento de la Organización de Esta dos Americanos, OEA, entidad que ofreció sus oficios para contribuir a garantizar la trasparen cia de la información y su apoyo constante para la realización de campañas, capacitaciones y sensibilizaciones binacionales en zona de fron tera, sobre los temas de identificación, registro civil, cedulación y renovación de los documen tos de identidad.

Son tiempos de paz, fraternidad, solidaridad, equidad, respeto, pulcritud, honestidad, probi dad y sentido de justicia con cambios muy pro fundos enmarcados en la necesidad de un nuevo enfoque del Derecho, con énfasis en la parti cipación ciudadana, luchar con firmeza contra los sistemas que atentan contra la vida, unidos vemos como si se pueden hacer las cosas, ejem plos hay muchos, el traído aquí es el comienzo y punto de partida para cambios sorprendentes en el presente y futuro de América del sur, es ahora cuando debemos preguntarnos como queremos vivir, por qué y el cómo, es el momento muy especial para que la hermana República Bolivariana de Venezuela se vincule a estos buenos propósitos, la frontera Colombo Venezolana es núcleo de graves problemas que unidos pode mos resolver.

El presidente Maduro Ordeno cerrar las fron teras que comunican con Colombia, los proble mas sociales no se han resuelto y por el contrario vienen empeorando la situación social en fron tera.

Los avances en común se pueden hacer a través del Servicio Administrativo de identificación, migración y extranjería (Saime) o la Entidad que consideren sea conveniente y com petente, pues con la colaboración mutua en iden tificación articulados con los de los países que ya iniciaron el camino de la cooperación en esta área, fortalecerán la lucha, para continuar el pro ceso de solución del cumulo de problemas inter fronterizos que tienen origen en las regiones de frontera, especialmente por no tener una identi ficación plena de sus habitantes en estos secto res, es tiempo de una humanidad que trabaja en colectivo, con la certeza de que todo es posible, paso a paso creamos nuestra propia realidad has ta lograr las soluciones sociales.

El mundo está abriendo sus puertas, debemos concientizarnos de ser mujeres y hombres del mundo, como tales debemos estar preparados y organizados, respaldando a todos los ciudadanos de bien en cada una de sus iniciativas que contri buyen y benefician la relación entre congéneres, aspectos a tener en cuenta por que redundara en Estados más fuertes, permitiendo la recupera ción de la gobernabilidad y bienestar esperado por los ciudadanos de bien.

El principal problema a tratar con la Repú blica Bolivariana de Venezuela es el de la doble nacionalidad, el artículo 96 de la constitución Nacional de Colombia 1991 estableció "Son nacionales colombianos: 1. Por nacimiento: a) Los naturales de Colombia, con una de dos condiciones.: que el padre o la madre hayan sido naturales o nacionales colombianos o que siendo hijos de extranjeros, alguno de sus pa dres estuviere domiciliado en la República en el momento del nacimiento. B) Los hijos de padre o madre colombianos que hubieren nacido en tierra extranjera y luego se domiciliaren en la República" y el segundo problema es el de la doble cedulación de aquellos extranjeros que a pesar de no tener derecho a la doble nacio nalidad han tramitado cedula de ciudadanía. De igual forma las modalidades delictuales utiliza das por nacionales extranjeros para identificarse como colombianos.

Por lo expuesto resulta didáctico traer a cola ción la definición de Nacionalidad de Jose Alde mar Mosquera Lara (1994) en su obra pedagogía de la constitución expresa "Vinculo jurídico que determina la pertenencia de una persona a un Estado, que le da derecho a reclamar la protec ción de éste y que le impone el cumplimiento de obligaciones y deberes consagrados por las leyes" (Mosquera, 1994).

Las vías diplomáticas de las cancillerías de los dos países y las distintas autoridades involu cradas, tenemos la gran oportunidad de diseñar un plan de trabajo que resuelva los problemas presentes y futuros en frontera, ya está claro que las medidas de choque como el cierre de fronte ra no solucionan las reales necesidades sociales, sigue el contrabando y las dificultades no solo de identificación de connacionales y extranjeros, además todos los problemas que consecuente mente vienen abrazados por la falta de control y es el momento de un verdadero esfuerzo de unidad de Estados, convenir el intercambio de conocimientos e información plena, unido al in tercambio y uso de conocimientos y tecnologías avanzadas de identificación y seguridad podre mos contrarrestar las falencias detectadas.

REFERENCIAS

Colombia. Constitución Política de 1991. [ Links ]

Corte Interamericana de Derechos Humanos. (2003). Opinión Consultiva OC-18/03 de 17 de septiembre de 2003, solicitada por los Estados Unidos Mexicanos. Condi ción Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados [ Links ]

Mosquera Lara, J. (1994) Pedagogía de la Cons titución. Tercera edición, canal Ramirez, autores ltda. Organización Electoral, Registraduria Nacional del Estado Civil. [ Links ]

Trejos Romero, L. (2012). La política exterior del Estado colombiano (1958-2002). Mu chas continuidades con pocas rupturas. En Revista Justicia. Núm. 22 - pp. 154-173. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla. [ Links ]

Vargas, A. (2010). "Seguridad democrática, conflicto interno armado y su regionalización". En: Vargas, A. (editor). Seguridad en democracia; un reto a la violencia en América Latina. Buenos Aires: CLAC- SO, Colección Grupos de Trabajo. [ Links ]

Vargas, R. (1999). Drogas, máscaras y juegos. Narcotráfico y conflicto armado en Co lombia. Bogotá: Tercer Mundo Editores [ Links ]

*El artículo pretende reflexionar sobre la situación en zonas de frontera y como en la diferencia podemos ser parte de la solución, con políticas de transformación social, llevar progreso y bienestar a los gobernados.

Referencia de este artículo (APA): Sánchez, F. (2017). Migraciones electorales interfronterizas: gobernabilidad democrática en la frontera colombo-venezolana del Arauca. En Justicia, 31, 203-225. http://dx.doi.org/10.17081/just.22.31.2607

Recibido: 11 de Octubre de 2015; Aprobado: 27 de Mayo de 2016

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons