SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 issue3Expert Construction of lived space in Medellín. Parques del Río CaseThe South American Games, Medellín 2010: effects and territorial transformations author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Bitácora Urbano Territorial

Print version ISSN 0124-7913

Bitácora Urbano Territorial vol.29 no.3 Bogotá Sep./Dec. 2019

http://dx.doi.org/10.15446/bitacora.v29n3.70143 

Dossier central

Experiencias de diseño participativo en Colombia. Transformación “inteligente” de los territorios1

Participative design experiences in Colombia. “Intelligent” transformation of territories

Experiências de design participativo na Colômbia. Transformação “inteligente” dos territórios

Expériences de conception participative en Colombie. Transformation “intelligente” des territoires

Camilo Rico-Ramírez2  , Freddy Chacón-Chacón3  , Sandra Uribe-Pérez4 

2 Magíster en Arquitectura, Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca camilorico@unicolmayor.edu.co https://orcid.org/0000-0003-3211-5614. Arquitecto y Magíster en Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia. Docente ocasional de tiempo completo del programa Diseño Digital y Multimedia de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, e investigador del grupo de investigación Diseño, Visualización y Multimedia, con el cual ha realizado investigaciones sobre ciudad inteligente, diseño participativo y apropiación social del patrimonio.

3 Magíster en Diseño Urbano: Arte, Ciudad y Sociedad Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca freddychacon@unicolmayor.edu.co https://orcid.org/0000-0003-0027-601. Arquitecto, Especialista en Pedagogía del Diseño y Magíster en Hábitat de la Universidad Nacional de Colombia, y Magíster en Diseño Urbano: Arte, Ciudad y Sociedad de la Universidad de Barcelona (España). Docente de planta de tiempo completo de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca y líder del grupo de investigación Diseño, Visualización y Multimedia.

4 Magíster en Estudios de la Cultura Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca suribep@unicolmayor.edu.co https://orcid.org/0000-0002-3898-1145. Arquitecta de la Universidad Nacional de Colombia, Especialista en Entornos Virtuales de Aprendizaje de la Virtual Educa-OEI (Argentina) y Magíster en Estudios de la Cultura con mención en Literatura Hispanoamericana de la Universidad Andina Simón Bolívar (Ecuador). Docente ocasional de tiempo completo del programa Diseño Digital y Multimedia de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, e investigadora del grupo de investigación Diseño, Visualización y Multimedia.

Resumen

En este artículo se presentan algunos resultados del proyecto de investigación Diseño participativo en el marco de la ciudad inteligente, el cual profundiza en el estudio de procesos de transformación urbana y rural que involucran de manera participativa a los ciudadanos. Los hallazgos surgen de la indagación directa con las comunidades, al intentar entender los actores, intereses y conflictos derivados de estas transformaciones. Para ello se tuvieron en cuenta diversas zonas periféricas, apartadas y/o marginales de ciudades y municipios colombianos con el objetivo de efectuar un contrapunto con las dinámicas de los grandes centros urbanos. A partir de las conclusiones se genera un entendimiento más amplio de estos fenómenos, se resalta la importancia de una participación real y efectiva de los ciudadanos en la planeación e intervención del territorio, y se establecen las posibilidades de la utilización de las TIC para potenciar y optimizar estos procesos.

Palabras-clave: diseño participativo; participación ciudadana; ciudad inteligente

Resumo

Este artigo apresenta alguns resultados da pesquisa "Design participativo no âmbito da cidade inteligente", que aprofunda o estudo de processos de transformação urbana e rural, envolvendo de forma participativa aos cidadãos. Os principais resultados emergem do inquérito direto com as comunidades das áreas estudadas, tentando entender os atores, interesses e conflitos decorrentes destas transformações. Definimos várias áreas periféricas, marginais ou remotas de cidades e municípios na Colômbia, com o objetivo de gerar um contraste com a dinâmica dos grandes centros urbanos. Uma compreensão mais ampla destes fenómenos, é gerado com base nas conclusões, que destacam a importância de uma real e efetiva participação dos cidadãos no planejamento e intervenção do território, e as possibilidades das TIC são para melhorar e otimizar estes processos.

Palavras-Chave: design participativo; participação cidadã; cidade inteligente

Abstract

This article presents some results of the research project "Participatory design within the framework of the intelligent city", which explores in depth the study of processes of urban and rural transformation, involving citizens in a participatory manner. The main findings arise from direct research with the communities in the areas studied, trying to understand the actors, interests and conflicts arising from these transformations. Several peripheral and marginal areas of cities and municipalities were defined in Colombia, with the aim of generating a counterpoint to the dynamics of large urban centers. From the conclusions, a broader understanding of these phenomena is generated, which highlights the importance of real and effective participation of citizens in planning and intervention of the territory and establishes the possibilities of ICTS to promote and optimize these processes.

Key words: participatory design; citizen participation; intelligent city

Résumé

Cet article présente quelques-uns des résultats du projet de recherche Conception participative dans le cadre de la ville intelligente, qui étudie les processus des transformations urbaine et rurale, qui impliquent de manière participative les citoyens. Les résultats sont le fruit d'une recherche directe auprès des communautés, en essayant de comprendre les acteurs, les intérêts et les conflits découlant de ces transformations. Plusieurs zones périphériques, isolées et/ou marginales des villes et municipalités de Colombie ont été prises en compte dans le but d'effectuer un contrepoint avec les dynamiques des grands centres urbains. Les conclusions permettent de mieux comprendre ces phénomènes, soulignant ainsi l'importance d'une participation réelle et effective des citoyens à la planification et à l'intervention du territoire, et établit les possibilités d'utilisation des TIC pour renforcer et optimiser ces processus.

Key words: conception participative; participation citoyenne; ville intelligente

Introducción

A partir de la Constitución Política de 1991 (República de Colombia, 2015) se crearon y reglamentaron diversas instancias y mecanismos de participación democrática en Colombia, con las cuales se hizo partícipes a los ciudadanos de la toma de decisiones, y del control público de los recursos y de las obras ejecutadas para su beneficio.

Dichos procesos, cuando resultan eficaces, inciden positivamente en la solución de problemáticas y necesidades comunitarias y, en términos de planeación y diseño, significan el mejoramiento de viviendas y espacios públicos y privados, así como la construcción de infraestructura en sectores urbanos y rurales. No obstante, estas instancias participativas no siempre pueden calificarse como efectivas debido, entre otros, a la desarticulación entre instituciones, al desinterés de la comunidad y, en muchos casos, a la corrupción.

En este artículo nos interesa mostrar los resultados de la investigación Diseño participativo en el marco de la ciudad inteligente, llevada a cabo en el año 2017 y cuyo objetivo fue establecer un marco de referencia que permitiera entender cómo ha sido el rol del diseño participativo en el contexto actual de la implementación cada vez más profusa de las TIC en la ciudad. En la investigación, el concepto de ciudades inteligentes o smart cities se amplía al de "territorios inteligentes", dado que, además de las urbes, abarca zonas rurales y poblaciones vulnerables. En cuanto a "inteligente", consideramos el concepto como derivado de las capacidades del capital humano, es decir, más en el sentido de intelligent que de smart, como plantean Rico, et al. (2016: 40).

Las "ciudades inteligentes" se han enfocado más en el smart, es decir, en la practicidad y agilidad. No obstante, para un mayor impacto de las políticas enfocadas en unas mejores ciudades del futuro, hace falta un enfoque más centrado en el intelligent, en otras palabras, en el razonamiento y la comprensión de las diversas realidades, necesidades y problemáticas de los entornos urbanos, y los ciudadanos juegan un papel determinante en esta nueva visión.

Desde nuestra perspectiva, para una transformación territorial realmente "inteligente" no es suficiente implementar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en busca de tecnificación, eficacia y optimización, sino que es fundamental propiciar una comprensión amplia, diversa y participativa para consolidar un razonamiento colectivo, operativo e influyente.

Así, desde la investigación se observa la necesidad de conocer de primera mano, a partir del contacto directo con entes gubernamentales, ciudadanos y comunidades, cómo se implementan los procesos participativos y revisar si las dinámicas, estrategias, metodologías, políticas y/o mecanismos aplicados, en especial, los de diseño participativo, son realmente efectivos e inciden en la transformación de los territorios, y en la calidad de vida de sus habitantes. De igual modo, se analiza hasta qué punto se ha involucrado la digitalización, enmarcada en procesos de ciudad inteligente, y cuáles han sido sus implicaciones y resultados.

A continuación, presentamos varias experiencias concentradas en zonas periféricas/marginales de ciudades y municipios de los departamentos de La Guajira, Cauca, Magdalena y Valle del Cauca. Para documentarlas, visitamos cada lugar y entrevistamos a personas involucradas en procesos participativos y en experiencia comunitaria para conocer cómo fueron los procesos y resultados de estas dinámicas. Los casos estudiados se enmarcan en procesos de transformación, con intervención de particulares y comunidades, como parte de un desarrollo de origen formal, o por intervención directa y espontánea, pudiendo determinar que dichas intervenciones han impulsado significativamente las dinámicas de transformación del territorio y la cohesión social.

Conceptualización

Los procesos de diseño participativo tienen una amplia tradición desde la década de 1970, especialmente en los países escandinavos. Allí se empezaron a implementar metodologías de diseño colaborativo que involucraban a los trabajadores para mejorar sus condiciones laborales. En esa década se destacan proyectos como UTOPIA (Noruega), el cual utilizaba sistemas informáticos para potenciar la participación de los usuarios, marcando un antecedente clave de la implementación de las TIC en los procesos de diseño participativo (Sundblad, 2011).

Así mismo, es necesario explicar a qué nos referimos cuando hablamos de diseño participativo. De acuerdo con Martínez y Correa (2015: 40) es

definir colectivamente propuestas integrales de proyectos para el desarrollo de la vida y, a partir de ellas, los espacios físicos que facilitarán su desarrollo. El proceso se enriquece por diversos saberes (técnicos y populares) y se basa en el derecho de todo individuo o la comunidad a decidir sobre cómo quiere vivir, expresarse en el espacio y contar con asistencia técnica.

También es preciso tomar en cuenta a Romero y Mesías (2004: 56) que, desde una aproximación epistemológica a la producción del hábitat, consideran el diseño participativo como

la construcción colectiva entre diversos actores que [...] se verán implicados con la solución arquitectónica y que tienen el derecho a tomar decisiones consensuadas, para alcanzar una configuración física espacial apropiada y apropiable a sus necesidades, aspiraciones y valores, que sea adecuada a los recursos y condicionantes [...] necesarios y suficientes para concretar su realización.

Esto implica redefinir "el papel del diseño y del diseñador", y el "desarrollo y transferencia de tecnologías sociales participativas de diseño" (Romero y Mesías, 2004: 56).

De igual modo, es necesario enmarcar la investigación en el concepto de network society, desarrollado por autores como Manuel Castells (2000), el cual identifica la importancia e impacto de las redes en las estructuras sociales y la transformación espacial en la era de la información. Hoy en día dichas redes se ven potenciadas por la implementación de las TIC y pueden ser un campo fértil para favorecer procesos de participación.

Estas teorías marcan un acento importante en el valor de la colectividad con el objetivo de respetar el derecho a decidir sobre las formas de vida y la configuración del territorio. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, el diseño participativo también se relaciona con la inteligencia colectiva y con poner en escena la innovación social, de modo que se posibilite la toma de decisiones frente a las problemáticas y necesidades desde el conocimiento profundo de los beneficiarios/participantes/usuarios de estos procesos de diseño y el surgimiento de un sentido de pertenencia fuerte por parte de los mismos. Consideramos que sólo así las ideas de diseño que emerjan en la realidad serán sostenibles.

Involucramos aquí el modelo de innovación social dado que propende por construir

nuevas formas de relación entre la sociedad civil y las instituciones para la generación de valor público compartido [...] La Innovación Social busca conformar [...] respuestas que atiendan a las demandas ciudadanas y que redunden a su vez en una activación de las capacidades de innovación en un territorio o comunidad. Y todo ello mediante el desarrollo y promoción de espacios de discusión, interacción y de aprendizaje social compartido, con el claro objetivo de generar nuevas perspectivas, nuevas alianzas y nuevas soluciones (Bernaola, 2016: 24).

Una mirada a las experiencias de diseño participativo en el país

Como parte de la investigación realizamos un mapeo de proyectos, buscando que estos involucraran estrategias de diseño participativo, innovación social o participación directa de la comunidad. Esto nos permitió tener un panorama general, determinar el tipo de iniciativas (estatales, privadas, académicas y/o comunitarias) desarrolladas en Colombia y, a partir de las salidas de campo5, recolectar información sobre sus condiciones, promotores/actores, ubicación/contexto, nivel de participación y metodologías, y posteriormente, analizar las dinámicas y sus posibles impactos/ resultados en los espacios intervenidos y en las comunidades. Se evidenció una alta concentración de iniciativas participativas efectivas en zonas rurales, mientras que en los sectores urbanos existe prelación de soluciones tecnológicas, pero con un bajo nivel de participación ciudadana.

A continuación, presentaremos los ejemplos más significativos, comenzando por los estatales, pasando por los privados, académicos y comunitarios.

Iniciativas estatales

Inicialmente, abordaremos algunas iniciativas desarrolladas por las alcaldías de Bogotá y Medellín a través de plataformas digitales, y la estrategia De cero a siempre (atención integral a la primera infancia) de la Presidencia de la República, cuyas políticas se ejecutan por medio del Plan Padrino.

Bogotá Abierta y Mi Medellín. Plataformas de cocreación ciudadana

Bogotá Abierta y Mi Medellín son iniciativas que buscan mecanismos de participación ciudadana por medio de herramientas digitales (plataforma web). Con el objeto de canalizar las ideas ciudadanas para involucrarlas en la transformación de la ciudad, Mi Medellín ha actuado en escenarios a pequeña escala, cuya repercusión se ha experimentado, por ejemplo, en la implementación de un sistema de bicicletas públicas en el corredor del barrio El Jazmín. Bogotá Abierta funciona bajo el mismo modelo y creó una línea para la participación ciudadana en la construcción del Plan de Desarrollo de Bogotá 2016-2020 y el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Ambas propuestas han incentivado la participación de algunos sectores ciudadanos, sin embargo, para ampliar su cobertura es necesario articularlas con otras iniciativas que no dependan sólo de la tecnología.

Plan Padrino

El Plan Padrino elaboró una Guía metodológica para el desarrollo de proyectos de infraestructura para la atención integral a la primera infancia que ha generado numerosos procesos en todo el país, en particular, para la creación de Centros de Desarrollo Infantil (CDI) en lugares con una presencia débil del Estado, como Villa Rica (Cauca), Uribia (La Guajira), Sibundoy (Putumayo), entre otros (Presidencia de la República, s.f.; 2015).

Su éxito radica en el modus operandi de la metodología aplicada con las comunidades. En palabras del Plan Padrino, esta

se desarrolla de manera articulada con los municipios que apoya en la formulación de infraestructura para atención integral a la primera infancia, haciendo partícipe a la comunidad, materializando en diseños arquitectónicos sus costumbres, sueños e imaginarios, y viabilizándolos a través de la gestión de recursos (Presidencia de la República, s.f.: 12).

Eugenio Ortiz, arquitecto del programa, comenta que antes de generar dicha metodología el Plan Padrino simplemente gestionaba recursos (con empresas privadas y cooperación internacional), sin generar procesos comunitarios ni sentido de pertenencia frente a los espacios o la infraestructura, y tampoco incidía en la sostenibilidad (E. Ortiz, comunicación personal, octubre 12 de 2017).

Algo que llama la atención son los talleres de diseño participativo tanto para adultos como para niños, niñas y jóvenes. Al implicar a los pequeños en el proceso se logra recopilar información con respecto a sus costumbres e imaginarios en torno a los espacios, para posteriormente representarlos con dibujos. Con los adultos, por su parte, se logra la participación y el consenso de familias, líderes y madres comunitarias, quienes elaboran un listado de los espacios que debería tener el CDI (Presidencia de la República, s.f.).

Enseguida, se procede al diseño del anteproyecto arquitectónico, según "las tradiciones constructivas locales, los recursos locales disponibles, las condiciones ambientales, las necesidades y los sueños de la comunidad" (Presidencia de la República, s.f.: 29). Cuando está listo se socializa con la comunidad para su aprobación y ajustes, y sólo se construye cuando la comunidad aprueba todos los cambios (E. Ortiz, comunicación personal, octubre 12 de 2017).

Este proceso hizo que, además de estar al tanto del diseño y la construcción, la comunidad generara un sentido de apropiación y pertenencia bastante alto. El Centro ha beneficiado a la población del municipio, azotada por la violencia, la pobreza, la desnutrición y el abandono estatal.

Como se observa, la metodología propone un proceso incluyente que busca que las comunidades se sientan a gusto tanto con los espacios/infraestructura, como con los beneficios adicionales para los niños, niñas y jóvenes, y sus familias (alimentación de los menores, atención de calidad, y apoyo a las familias) e, incluso, abre la posibilidad para que la comunidad participe en la construcción. A futuro, esto puede generar sentido de pertenencia, sostenibilidad y cuidado de los espacios construidos.

CDI El Guadual (Villa Rica, Cauca)

El CDI El Guadual (Figura 1), uno de los lugares visitados, se creó a partir de un hecho de violencia: un atentado a la estación de policía de Villa Rica (Cauca) que dejó destruido el sector. Entre los líderes comunitarios, según comentó Karina Ochoa, una de las docentes encargadas, surgió la idea de generar un proyecto que ayudara a la reconstrucción y reconfiguración social del municipio (K. Ochoa, comunicación personal, octubre 23 de 2017).

Fuente: archivo personal.

Figura 1 CDI El Guadual (Villa Rica, Cauca) 

Iniciativas privadas (organizaciones y academia)

Luego de ver cómo las sinergias entre los planes de gobierno y la cooperación de diferentes organizaciones producen resultados exitosos y de impacto, se revisará el caso de aquellas desarrolladas desde la academia y las organizaciones no gubernamentales (ONG).

Colores por la vida. Trabajo colaborativo en escuelas públicas

En entrevista con los docentes de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, Andrea Medina y Diego Bermúdez, conocimos que este proyecto inició en 2010 como un ejercicio de clase del programa académico de Diseño de Comunicación Visual, el cual involucraba el desarrollo de un proyecto de diseño más allá del aula y que enfrenta a los estudiantes a requerimientos concretos de la sociedad (A. Medina y D. Bermúdez, comunicación personal, octubre 24 de 2017).

Con el aporte de varias entidades como la Embajada del Japón y el gobierno colombiano surgieron las reuniones (entre ellas, sesiones de conciliación) con la comunidad para conocer cómo les gustaría que fuera el Centro, el cual fue construido en la antigua cancha de fútbol (K. Ochoa, comunicación personal, octubre 23 de 2017).

Inicialmente se adelantó en plazas de mercado y luego en colegios de primaria y secundaria a partir de herramientas sencillas como el dibujo. De modo paulatino, los niños y las niñas comenzaron a realizar ejercicios de dibujo mural. Dicha actividad transformó completamente la visión de los universitarios con respecto al diseño porque entendieron la importancia del trabajo colaborativo con las comunidades. Después, diseñaron más de cien libros infantiles ilustrados con los dibujos hechos en conjunto con los niños y niñas, involucrando también a los padres y madres.

Más adelante, los estudiantes propusieron juegos didácticos que requerían hacer más interdisciplinario el proceso, vinculando a psicólogos educativos y a estudiantes de la Maestría en Educación de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali. El resultado fue un producto didáctico para el aprendizaje significativo de los niños y las niñas en las escuelas llamado Colores por la vida y la configuración de una metodología propia de trabajo para la clase y otros escenarios de aprendizaje.

Este proceso impactó de manera positiva a las comunidades, a los centros educativos y, de igual forma, al programa de Diseño de Comunicación Visual, en el que se consolidó un enfoque más social, principalmente en la formulación de trabajos de grado, los cuales empezaron a apuntar de manera más decidida al beneficio de las comunidades vulnerables. Las nuevas dinámicas transformaron de forma evidente los diferentes escenarios en los que se ejecutó la propuesta y a los actores que intervinieron.

Fundación Tras la Perla de la América

Entre las iniciativas en las cuales confluyen varias organizaciones y empresas privadas se encuentra la Fundación Tras la Perla de América (s.f.), "creada por Carlos Vives para promover activamente el mejoramiento de la calidad de vida en la ciudad de Santa Marta y en su región de influencia".

De aquí surgen varios proyectos en el barrio Pescaíto de Santa Marta (Magdalena) (Figura 2), entre ellos, los que involucran la asistencia a la primera infancia como el programa AeioTÚ, Fútbol con corazón,6 que trabaja con niños, niñas y adolescentes para desarrollar habilidades comunitarias y sociales por medio del deporte, y Planos vivos, de cartografía social.

Fuente: archivo personal.

Figura 2 Barrio Pescaíto (Santa Marta, Magdalena) 

Planos vivos. Cartografía social digital

El arquitecto Simón Hosie (2017) propone realizar Planos vivos, una plataforma interactiva que permite enlazar la información histórica, antropológica y urbana del territorio. La recolección de los datos se hace mediante un modelo de aproximación y trabajo con las comunidades creado por el arquitecto.

Nos interesa destacar de este proyecto, sobre todo, la fundamentación metodológica, ya que plantea principios de sostenibilidad, inclusión social y participación comunitaria, buscando encontrar respuestas innovadoras y respetuosas de las tradiciones. Para que sea efectiva debe plantearse de manera sensible a las formas de organización comunitaria, a los liderazgos y a las dinámicas locales de poder (Hosie, 2017).

Una parte esencial de la metodología es la fase de la investigación participativa, dado que la mayoría de los proyectos dan prelación a las etapas de diseño y ejecución, descuidando la indagación, lo que no permite aprovechar los potenciales y saberes locales, ni afincar la propuesta urbanística en el contexto ambiental, socioeconómico y cultural en el que se desenvuelve la vida de la comunidad (Hosie, 2017).

Finalmente, cabe resaltar el impulso que la tecnología le da al proyecto, debido a que la fase de investigación se vuelve operativa y de consulta abierta, al consignarse en una plataforma digital interactiva. Esta última, por sí misma, adquiere un valor histórico, cultural y antropológico, a la vez que se torna en un insumo importante para cualquier intervención futura en el territorio. Además, ayuda al reconocimiento y apropiación de los habitantes de su cultura y su territorio.

Iniciativas ciudadanas y comunitarias

Las siguientes propuestas revelan algunos matices del empodera-miento y la organización comunitaria para responder a las problemáticas de su entorno y forjar las transformaciones necesarias para el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes.

Huerta urbana pública de Palmira (Valle del Cauca). Un caso de innovación social espontánea

Según el diseñador industrial Phanor Mondragón de la Universidad Nacional de Colombia, sede Palmira, el proyecto es un ejemplo de innovación social espontánea, dado que la iniciativa surge de la comunidad y se autogestiona con recursos propios, en principio, sin ayuda de entidades públicas o privadas, y sin metodologías o herramientas previas. En este caso, la comunidad empezó a configurar una huerta urbana (Figura 3) con la asesoría de Mondragón (P. Mondragón, comunicación personal, octubre 21 de 2017).

Fuente: archivo personal.

Figura 3 Huerta urbana pública de Palmira (Valle del Cauca) 

El proyecto inició en un lote privado (usado antes como escombrera), en el cual no se puede construir, ya que hace parte de una cesión por afectación de infraestructura eléctrica de la ciudad. Después de un acuerdo con su dueño actual, la comunidad está autorizada para utilizarlo.

Hoy, la huerta se sostiene con los recursos y la mano de obra de los vecinos, es totalmente pública (no tiene cerramientos ni aislamientos) y cualquier persona del barrio puede aprovechar lo que se produce allí.

El proyecto incentivó a los vecinos a crear cultivos tanto en esta huerta, como en otras zonas verdes públicas del barrio, como separadores y parques. Incluso, algunas familias han desarrollado cultivos urbanos en sus propios antejardines o terrazas para el autoconsumo, o para la generación de ingresos económicos extra por medio de la venta.

Resaltamos que los resultados para las familias van más allá de lo económico, pues al ser gestionados por la misma comunidad, hacen que el sentido de pertenencia e identificación sea muy alto, que los vecinos cuiden y defiendan el proyecto, y que se den procesos de mejoramiento y sostenibilidad del entorno urbano barrial. Así, la integración, identidad y cohesión social se incrementan, lo que genera más colaboración, seguridad y amabilidad entre ellos.

Aunque este proceso se consolida poco a poco, debido a que depende en gran parte de las iniciativas comunitarias, aún es disperso y no tiene un apoyo decidido de la academia o del Estado. Sería interesante que, por medio de una estrategia de implementación de las TIC, procesos de esta índole pudieran, en una primera etapa, documentarse y divulgarse para darlos a conocer en otras comunidades y, en una segunda fase, contribuir a la construcción, y consolidación de estos saberes y técnicas populares para posibilitar su ejecución en otros territorios por medio de desarrollos digitales como aplicaciones o plataformas web.

Murales colectivos. Arte, participación y conflicto armado en Colombia

Este trabajo es llevado a cabo por el artista Jafeth Gómez de Popayán (Cauca), quien ha participado en un sinnúmero de proyectos que involucran a las comunidades. Su relevancia va más allá del valor artístico de la obra, ya que su objetivo es "comunicar las vivencias de la gente". Uno de sus proyectos clave y en el que la participación es fundamental es el trabajo de murales colectivos realizado con jóvenes en zonas de conflicto armado, cuya temática, hasta ese momento, no era común en los murales de la ciudad (J. Gómez, comunicación personal, octubre 21 de 2017).

Su metodología abierta y variable según el contexto y la comunidad se basa, principalmente, en hablar de manera inclusiva con las personas (líderes, ancianos, niños, niñas, jóvenes, madres, entre otros) sobre temas como la historia, la realidad y el entendimiento del territorio. Posteriormente, los habitantes hacen bocetos individuales y colectivos y, en un primer filtro, se integran y funden las ideas, haciendo que no se pierda lo individual y se consolide lo colectivo. Aunque hay desacuerdos, se intenta no excluir a nadie, para que el boceto final sea el resultado del trabajo y el consenso de todos.

La función didáctica del ejercicio implica el fortalecimiento de la comunidad mediante su participación en el proceso, así como la visibilización de historias cuyo mensaje perdura, se multiplica y se reinterpreta a través de obras abiertas, dinámicas y cambiantes con un nivel de apropiación muy alto. De paso, constituyen un reconocimiento cultural a las comunidades afrodescendientes e indígenas.

Biblioteca pública La Casa del Pueblo (Guanacas, Cauca). Diseño participativo y trabajo comunitario

Este proyecto (Figura 4), ganador en la categoría de proyecto arquitectónico en la Bienal Colombiana de Arquitectura en 2004 y del Premio Nacional de Bibliotecas Públicas en 2017, se gesta con recursos de la Embajada del Japón y es liderado por el arquitecto Simon Hosie, quien generó un diseño participativo con la comunidad campesina de Guanacas (Inzá, Cauca).

Fuente: archivo personal.

Figura 4 Biblioteca Pública La Casa del Pueblo (Guanacas, Cauca) 

Según Jimena Polanco, exbibliotecaria de La Casa del Pueblo, la obra es fruto del trabajo de la comunidad sólidamente organizada (alrededor de 300 personas), cuyo mérito es compartido con el arquitecto. Allí, las decisiones se toman entre todos los habitantes de Guanacas, quienes funcionan como una gran familia. Estas condiciones, no muy habituales en los municipios colombianos, permiten que un proyecto de esta naturaleza funcione tan bien como lo hizo (J. Polanco, comunicación personal, octubre 22 de 2017).

Hasta los más mínimos detalles del proyecto (forma, uso y ubicación del espacio, mesa central, ventanas) son definidos y discutidos con la comunidad y, al ser comprendidos, adquieren un sentido que responde a las vivencias campesinas y remite a elementos del territorio ancestral de la región de Tierradentro, del cual hace parte Guanacas, así como a las personas destacadas del pueblo (líderes y personas del común que han ayudado a construir y transmitir sus propias tradiciones). Destacamos que tanto hombres como mujeres, niños y niñas participaron en la construcción, desde la cimentación hasta los acabados finales.

Actualmente, el sentido de pertenencia hacia la biblioteca es excepcional. Cualquier persona puede utilizarla a la hora que lo prefiera, tanto para realizar consultas, como para reuniones e integración comunitaria. Su consolidación como referente del pueblo y de la zona ha facilitado el reconocimiento de la organización comunitaria de Guanacas, impulsando el espíritu de cooperación e integración, y el hecho de otorgarle importancia suprema a la educación. Es así como este territorio lejano de la región de Tierradentro se configura como un ejemplo digno de seguir.

Experiencias de artesanas y tejedoras de la comunidad indígena wayúu (La Guajira)

Esta región del país ha sido azotada por una problemática fuerte de corrupción, lo cual impide que las iniciativas de autogestión y participación sean efectivas. Actualmente no existen mecanismos de veeduría ni de control a la gestión de los recursos por parte de las comunidades, esto hace, por ejemplo, que las regalías que deberían beneficiarlas terminen en manos de políticos corruptos, o que se construyan proyectos de infraestructura inservibles, y de alto costo que no responden a las necesidades de la región y de sus habitantes.

A pesar de esto, las comunidades de los resguardos indígenas wayúu7 (Figura 5) están organizadas para generar emprendimientos, sobre todo, sustentados en la artesanía del tejido. Estas organizaciones, como la Federación Nacional de Artesanos Wayúu, cuentan con el reconocimiento de los miembros de las comunidades, y son un motor importante para el desarrollo económico y cultural.

Fuente: archivo personal.

Figura 5 Ranchería Makú, cerca de Cuatro Vías (La Guajira) 

En la organización indígena existen aspectos que fortalecen la identificación y la apropiación cultural. Por ejemplo, las decisiones de intervenciones nuevas en el territorio se realizan de manera colectiva y comunitaria y, actualmente, están germinando cada vez más proyectos como escuelas de tejidos para niños, niñas y adolescentes que ellos mismos planean, gestionan y financian.

Finalmente, cabe decir que, al evidenciar las necesidades de la población de esta zona, también se identifican múltiples oportunidades de diseño. Así, por medio de la innovación social y con el apoyo de las TIC se podría contribuir en la ordenación del territorio y a la visibilización de la corrupción, con el fin de fortalecer los procesos de planeación, desarrollo e implementación de manera participativa y transparente para beneficio de sus habitantes.

Conclusiones

A pesar de que los procesos de diseño participativo empezaron a teorizarse y a tomar auge desde la década de 1970, en las dinámicas de transformación actual se ve cada vez más la participación directa de las comunidades. Si bien es cierto que, en la práctica, estos procesos, sobre todo en las zonas urbanas, se terminan politizando y haciéndose de manera ineficaz, y sólo por cumplir un requisito legal, se encuentran varias iniciativas espontáneas y no gestionadas por el Estado que impulsan el cambio de zonas vulnerables y periféricas en las ciudades. Estas dinámicas comunitarias contrarrestan muchas veces el abandono del Estado, y resultan más eficaces en la cohesión social y la transformación inteligente del territorio.

Los proyectos revisados tuvieron aproximaciones diferentes en la forma de gestionar, planear e incluir a las comunidades, lo que demuestra que existe un espectro variado y no solo una vía válida para propiciar la participación. De estas experiencias se puede aprender que, sin importar de dónde vengan las iniciativas, lo que realmente puede aumentar su porcentaje de éxito es el valor que se le da a la colectividad en la toma de decisiones.

Entre los factores que han determinado algunos de estos procesos se cuenta la integración con las TIC, lo cual, en algunos casos, ha potencializado la participación de las personas y ha dado la posibilidad de ampliar la cobertura. Sin embargo, estos procesos siguen siendo más lentos en las zonas periféricas y rurales, donde, a pesar de que existe una cohesión social más fuerte, la implementación de nuevas tecnologías, con el objetivo de propiciar la participación, sigue siendo esporádica.

Bibliografía

BERNAOLA, G. (2016). "Prólogo". En: D. Domanski, et al. (eds.), Innovación social en Latinoamérica. Bogotá: Corporación Universitaria Minuto de Dios, pp. 21-26. [ Links ]

CASTELLS, M. (2000). "Materials for an exploratory theory of the network society". The British Journal of Sociology, 51 (1): 5-24. https://doi.org/10.1111/ j.1468-4446.2000.00005.xLinks ]

FUNDACIÓN TRAS LA PERLA DE AMÉRICA. (s.f.). http://www.traslaperla.org/Links ]

HOSIE, S. (2017). Planos Vivos Pescaíto. Investigación participativa y diseño sostenible. Bogotá: Findeter. Consultado en: https://issuu.com/impresolediciones/docs/planos_vivos_pescaitoLinks ]

MARTÍNEZ, C. F. y CORREA, É. N. (2015). "Diseño participativo de espacios urbanos bioclimáticos. Experiencia en Mendoza (Argentina)". Cuadernos de Vivienda y Urbanismo, 8 (15): 36-55. Consultado en: http://revistas.javeriana.edu.co/index.php/cvyu/article/view/12434Links ]

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. (2015). Equidad para la primera infancia. Espacios de paz 'De cero a siempre. Bogotá: Presidencia de la República, ICBF, Fundación Plan. Consultado en: http://www.deceroasiempre.gov.co/Documents/Equidad-Primera-Infancia.pdfLinks ]

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. (s.f.). Guía metodológica para el desarrollo de proyectos de infraestructura para la atención integral a la primera infancia. Consultado en: http://www.deceroasiempre.gov.co/Apoyo/Documents/Guia-Metodologica-Plan-Padrino.pdfLinks ]

REPÚBLICA DE COLOMBIA. (2015). Constitución Política de Colombia de 1991. Bogotá: Imprenta Nacional. [ Links ]

RICO, C., et al. (2016). "Ciudades inteligentes en Colombia: aportes desde el diseño digital". Informe de investigación. Bogotá: Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, documento inédito. [ Links ]

ROMERO, G. y MESÍAS, R. (2004). La participación en el diseño urbano y arquitectónico en la producción social del hábitat. México: CYTED. [ Links ]

SUNDBLAD, Y. (2011). "UTOPIA: participatory design from Scandinavia to the world". En: J. Impagliazzo, P. Lundin y B. Wangler. (eds.), History of Nordic computing 3. HiNC 2010. IFIP Advances in Information and Communication Technology, 350. Berlin, Heidelberg: Springer, pp. 176-186. Consultado en: https://link.springer.com/content/pdf/10.1007% 2F978-3-642-23315-9_20.pdfLinks ]

1 El artículo se deriva de la investigación financiada por la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, denominada Diseño participativo en el marco de la ciudad inteligente.

5Las salidas de campo se efectuaron a los departamentos de Valle del Cauca, Cauca, Magdalena y La Guajira.

6Ambos proyectos fueron visitados durante la investigación.

7 En los municipios de Uribia y Manaure, y en la ranchería Makú se entrevistó a María Teresa Fernández, Cristina Gómez e Iris Aguilar Ipuana, líderes y artesanas wayúu.

Cómo citar este artículo: RICO-RAMÍREZ, C., CHACÓN-CHACÓN, F. y URIBE-PÉREZ, S. (2019). "Experiencias de diseño participativo en Colombia. Transformación "inteligente" de los territorios". Bitácora Urbano Territorial, 29 (3): 117-126. https://doi.org/10.15446/bitacora.v29n3.70143

Received: January 31, 2018; Accepted: March 20, 2018

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons