SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 número1“Juarez não é quartel: fora militares!”. Juventude organizada contra a militarização e a violência na Cidade de JuarezNíveis de literacidade em jovens universitários: entrevistas qualitativas e análise sociolinguística índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud

versão impressa ISSN 1692-715X

Rev.latinoam.cienc.soc.niñez juv vol.16 no.1 Manizales jan./jun. 2018

http://dx.doi.org/10.11600/1692715x.16118 

Estudios e Investigaciones

Trayectorias de militancia y procesos de socialización política de estudiantes universitarios/as de Córdoba (Argentina)*

Trajectories of militant and political socialization processes for university students in Córdoba (Argentina)

Trajetórias de Militâncias e processos de socialização política de estudantes universitarios de Córdoba (Argentina)

Alejandro Bazán 1   , Joaquín De la Vega 2   , Matías Dreizik 3   , Débora Imhoff 4  

1Licenciado Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Licenciado en Psicología, Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Orcid: 0000-0003-4231-7017. Correo electrónico: alejandromarbazan@gmail.com

2Licenciado Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Licenciado en Psicología, Facultad de Psicología, UNC. Argentina. Orcid: 0000-0002-4469-6316. Correo electrónico: joacodlv@hotmail.com

3Profesor Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Licenciado en Psicología, Equipo de Psicología Política del Centro de Investigaciones de la Facultad de Psicología (Cipsi), grupo vinculado al Centro de Investigaciones sobre Cultura y Sociedad (Ciecs [Conicet y Universidad Nacional de Córdoba]), Argentina. Orcid: 0000-0002-1140- 4225. Índice H5: 2. Correo electrónico: matiasdreizik@gmail.com

4Profesora Universidad Nacional de Córdoba. Investigadora Conicet, Argentina. Doctora en Psicología, Equipo de Psicología Política del Centro de Investigaciones de la Facultad de Psicología (Cipsi), grupo vinculado al Centro de Investigaciones sobre Cultura y Sociedad (Ciecs [Conicet y Universidad Nacional de Córdoba]), Argentina. Orcid: 0000-0002-2276- 1893. Índice H5: 5. Correo electrónico: dimhoff@psyche.unc.edu.ar

Resumen (descriptivo):

En esta investigación indagamos las características que adquiere el proceso de socialización política entre estudiantes-militantes de tres unidades académicas de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Hicimos un estudio cualitativo de alcance descriptivo. Recuperamos la perspectiva biográfica de los relatos de vida a través de la realización de 18 entrevistas a personas universitarias que participan con más de tres meses de antigüedad en agrupaciones estudiantiles o centros de estudiantes. Estudiamos los datos mediante análisis de contenido cualitativo, considerando los ejes de indagación de las entrevistas. Los resultados nos permitieron reflexionar sobre la articulación de aprendizajes latentes y manifiestos basados en experiencias políticas previas. A su vez, identificamos tres tipos de trayectorias de militancia en la narrativa de estos/as estudiantes, que dan cuenta de la pluralidad y diversidad del fenómeno.

Palabras clave autores: trayectorias de militancia, biografías militantes.

Palabras-clave: jóvenes; socialización política; psicología política (Tesauro del repositorio digital del Iteso).

Abstract (descriptive):

This research investigated the characteristics of a political socialization process in a group of student activists from three academic areas of the National University of Córdoba, Argentina. An empirical and descriptive qualitative study was conducted as part of the research process and the biographical perspective of students’ life stories was recovered. 18 interviews were conducted with university students who had been involved in student political organizations or student unions for at least three months. The data was analyzed using qualitative content analysis. The results led to a reflection on the articulation of latent and evident political learning that was based on previous political experiences. It was also possible to recognize three different types of political activism trajectories in the narratives of these students, accounting for the plurality and diversity of this phenomenon.

Authors key words: activism trajectories, activist biography.

Key words: youth; political socialization; political psychology (Thesaurus of the Iteso digital repository).

Resumo (descritivo):

A investigação pesquisou as características que possui o processo de socialização política em estudantes-militantes de três unidades académicas da Universidade Nacional de Córdoba, Argentina. Um estudo empírico qualitativo de alcance descritivo foi feito. Recuperou-se a perspectiva biográfica dos relatos de vida a través da realização de 18 entrevistas a universitários/ as que participam há mais de três meses em agrupações estudantis ou grêmios de estudantes. Os dados foram analisados mediante uma análise de conteúdo qualitativo, considerando os eixos de indagação das entrevistas. Os resultados permitiram refletir sobre a articulação das aprendizagens latentes e manifestas baseadas nas experiências políticas prévias. Ao mesmo tempo, se identificaram três tipos de trajetórias de militância na narrativa dos/as estudantes, que dão conta da pluralidade e diversidade do fenómeno.

Palavras-chave autores: trajetórias de militância, biografias militantes.

Palavras-Chave: jovens; socialização política; psicologia política (Tesauro do arquivo digital do Iteso).

1. Introducción

Para el presente trabajo nos propusimos como objetivo conocer las características que adquieren las trayectorias de militancia y el proceso de socialización política de un grupo de militantes universitarios/as. Para ello, indagamos los relatos de vida de personas que participan políticamente dentro de la Universidad Nacional de Córdoba desde su rol de estudiantes. Se trata de un estudio de corte cualitativo y alcance descriptivo, a través del cual intentamos recuperar la validez del enfoque biográfico para la indagación de la socialización política. Llevamos a cabo la investigación en Córdoba, Argentina, durante los años 2014 y 2015.

A continuación presentamos diversa dimensiones teóricas en torno a la socialización política, así como antecedentes empíricos específicos referidos a la indagación de este fenómeno. Posteriormente detallamos los aspectos metodológicos que guiaron el trabajo de campo, y los resultados concretos de la investigación. Finalmente, articulamos los elementos del marco referencial y las investigaciones previas con los hallazgos del presente trabajo.

1.a. Elementos centrales del proceso de socialización política

La socialización política puede ser comprendida como parte fundamental del proceso de socialización general (Benedicto, 1995; Imhoff & Brussino, 2015). Alvarado, Ospina y Luna (2005) entienden la socialización política como un proceso mediante el cual las personas se relacionan con el pacto social y sus normas. Asimismo, enfatizan las diferencias interindividuales que implica tal proceso en términos de la particular manera de apropiación que las personas efectúan y la injerencia de las condiciones sociohistóricas. En esta línea, definen la socialización política como el proceso mediante el que se construyen concepciones en función de las cuales “emergen actitudes y comportamientos como ciudadanos y ciudadanas (...) como disposiciones subjetivas para construir nuevos pactos de convivencia y nuevas formas de organización social” (Alvarado et al., 2005, p. 6).

Según Funes-Rivas (1994, 1999), es posible identificar diversos niveles de análisis propios de la socialización política. Un primer nivel lo constituye el macro-contexto, que fundamentalmente hace referencia a los factores -tanto estructurales como coyunturales- procedentes del sistema político. Un segundo nivel remite al micro-contexto, el cual se refiere a las personas y sus características psicológicas personales, su edad, su género y los condicionamientos propios de su círculo social más íntimo.

Finalmente, podríamos caracterizar el meso-contexto como aquel nivel de análisis que daría cuenta de la vinculación entre el macro y el micro-contexto, encontrando en este las redes sociales y subculturas que facilitarían la comunicación.

Por otra parte, existe una distinción relevante entre la transmisión manifiesta y latente de los contenidos de la socialización política. En esa línea, aquellas acciones destinadas intencionalmente a trasmitir conocimientos o actitudes políticas tendrán un carácter manifiesto, mientras que, aquéllas que indirectamente repercutan sobre las posturas políticas de las personas, serán latentes (Imhoff & Brussino, 2015; Rodríguez, 1988).

En otro orden, en cuanto a los contenidos de la socialización política existen tres factores/ guías principales que podrían ayudar a focalizar qué se trasmite. Estas son: a) identificación con el sistema político; b) preferencias político-ideológicas; c) percepciones sobre la actividad política. Estos contenidos devendrán de la interrelación dialéctica entre los modelos transmitidos y las experiencias vividas, lo cual resultará en una manera particular de percibir los fenómenos políticos y de reaccionar ante ellos (Benedicto, 1995). A su vez, cabe considerar que la construcción del universo de interpretación político remite a una elaboración intersubjetiva (Lechner & Güell, 2006). En consonancia, las percepciones sobre la actividad política construidas socialmente no remiten tanto a los hechos cronológicos del pasado, sino a sus significaciones en el presente.

Otro aspecto de relevancia concierne a las diferentes etapas vitales en las cuales se produce la socialización política. En esa línea, una primera clasificación distingue entre socialización primaria y secundaria para dar cuenta de este aspecto. La socialización primaria se produce en las primeras etapas de la vida, dando lugar a la inserción de las personas en posteriores procesos de socialización. La socialización secundaria, por su parte, apunta a la internalización de “submundos” institucionales. A diferencia de la socialización primaria, no sería necesario que existiese una identificación emocional o atribuciones subjetivas marcadas (Berger & Luckmann, 1968; Cortez & Parra, 2009). A su vez, Loeza-Reyes (2007) especifica que durante la socialización secundaria se puede dar un proceso de re-socialización que en muchas ocasiones supone una ruptura biográfica y una crisis identitaria.

Asimismo, es pertinente la distinción entre procesos de socialización política que ocurren de manera unilateral -desde las generaciones más viejas a las más nuevas-, hacia visiones que conciben la socialización política como un proceso bilateral, en el marco del cual también las generaciones más jóvenes pueden socializar a las más antiguas. Este último tipo de socialización podría denominarse inversa (Grusec & Hastings, 2007; Imhoff & Brussino, 2015).

A su vez, hay diferentes posiciones teóricas en cuanto al momento de mayor impronta y prevalencia de la socialización política. Por un lado, hay posiciones que enfatizan los efectos persistentes de las experiencias tempranas. Aquí encontramos dos posturas: en primer lugar, el modelo de persistencia (persistence model), en el que los residuos de aprendizaje pre-adulto persisten a través de la vida, tal vez incluso aumentados con el tiempo. El segundo modelo es una variante del primero, denominado modelo de los “años impresionables” (impresionable years) o modelo generacional, en el cual se comprende que ciertas actitudes son particularmente susceptibles de influir en la adolescencia tardía y en la adultez temprana, las cuales tienden a persistir (Sears & Levy, 2002). Estos modelos son normalmente contrastados con otro muy difundido: el modelo de apertura permanente (lifelong openness) o modelo del cambio continuo, en el cual se destaca la potente influencia de socialización del entorno. Este modelo se apoya en la capacidad de las personas para optar por las diferentes posturas posibles que sus nuevas experiencias le posibiliten asumir. Así, propone que las personas permanecerían susceptibles de ser influenciadas a lo largo de toda la vida. Por último, el modelo del ciclo vital (life cycle) propone que las personas se sentirían atraídas por ciertas actitudes en etapas específicas de la vida, como las ideas radicales en la juventud y el conservadurismo en la vejez (Sears & Levy, 2002).

1.b. Agentes y agencias de socialización política

En otro orden, en el análisis de los procesos de socialización política se torna necesario el abordaje de los agentes/agencias de socialización, es decir, el quién lleva adelante la tarea socializadora. La primera agencia que ineludiblemente actuará en el proceso de socialización es la familia (Benedicto, 1995; Funes-Rivas, 1999; Moral de la Rubia, 2010). La familia transmite orientaciones básicas hacia la política y la formación de un conjunto de predisposiciones que influirían de manera más o menos directa en las reacciones individuales frente a situaciones políticas. El potencial de la socialización política manifiesta, sería puesto en práctica solo ocasionalmente, y esto quizás se deba a la escasa centralidad que la temática política ocuparía en la dinámica familiar (Funes-Rivas, 1999). Por su parte, Núñez (2008) destaca que al momento de decidir la participación política activa, son los familiares más cercanos -con los que la persona ha conformado su conciencia política- quienes tomarán relevancia.

Otra agencia central es la escuela, la cual posee una íntima relación con el ámbito familiar en tanto ambas operan durante un periodo de manera simultánea (Funes-Rivas, 1999; Benedicto, 1995). Según Funes-Rivas (1994), en dicha relación familia-escuela, la primera establecería un cierto condicionamiento de carácter estructural, por el hecho de que la elección de un determinado tipo de escuela ofrece información sobre la posición social de la que se parte, y a su vez determina el contexto social en que se vive. Al respecto, Benedicto (1995) plantea que la escuela aparece más bien como una fuente de socialización complementaria, cuya eficacia va a tener mucho que ver con el grado de consistencia o contradicción que manifieste respecto a los contenidos transmitidos por otras instancias.

No obstante, otros autores y autoras otorgan más relevancia a la institución escolar. Así, para Ospina y Alvarado (2001, p. 3), esta “sigue siendo uno de los escenarios de socialización básico en el que las niñas, los niños y los jóvenes gastan la mayor parte de su tiempo y desarrollan procesos significativos de interacción como mediadores de su socialización política”. En esa línea, hay incluso quienes indican que la influencia de los maestros y maestras es mayor que la de los padres y madres en la adopción de posturas políticas en los niños y niñas (Ibarra, 2003), y que estos/as no reportan como su primera fuente de discusión política a los padres o madres sino a pares, con quienes interactúan de manera prioritaria en el contexto escolar (Tapia, 2003).

Fairbrother (2003) sostiene que la escuela logra transmitir eficazmente a sus estudiantes las actitudes políticas que el Estado le encomienda. La escuela es así comprendida como una institución social encargada de transmitir de forma orientada y planificada a los individuos una serie de conocimientos e informaciones que le permitan identificarse con el sistema e incluirse en la cultura política dominante (Fernández, 2004).

También Malafaia, Fernandes-Jesus, Ribeiro, Neves, Fonseca y Menezes (2012) enfatizan la importancia de la escuela en el proceso de socialización política, indicando tres posibles fuentes de influencia: por una parte, las oportunidades para discutir temas sociales y políticos de relevancia, ofrecidas por los contextos escolares; una segunda posible fuente de influencia la constituye el aprendizaje de competencias participativas en el marco del involucramiento de niños, niñas y jóvenes en “dinámicas escolares relevantes” (2012, p. 60), tales como los centros de estudiantes; y en tercer lugar, la inclusión de contenidos curriculares que giren en torno a la participación social y política de los ciudadanos y ciudadanas. No obstante, en torno a este último punto, sus entrevistas con docentes señalan que, para estos/as, un obstáculo para la promoción de la participación infantil y juvenil en la escuela es la poca flexibilidad del currículo escolar para la inclusión de asuntos cívicos y políticos de actualidad.

Por otro lado, Loeza-Reyes (2007) recupera la centralidad de la religión como agencia de socialización política, al analizar la identidad política de militantes de ONG. Sus hallazgos señalan que “los dirigentes que vivieron una socialización religiosa durante la socialización primaria, sostienen valores y percepciones de lo político diferentes de aquéllos que, no habiendo vivido tal socialización, se declaraban ‘ateos’” (2007, p. 11). En esa línea, la identidad política se anida a la identidad religiosa, efectuándose una asociación entre ateísmo y marxismo. Otro aspecto relevante es que quienes fueron socializados/as en una religión particular y concurrían a escuelas confesionales, asistieron tempranamente a una sensibilización hacia los problemas sociales, lo cual impactó en su posterior participación política. No obstante, algunos datos indican que a lo largo del siglo XX, los mecanismos de control establecidos por la familia y la religión han ido perdiendo eficacia (Moral de la Rubia, 2010).

Además de las mencionadas, también otras agencias poseen impacto en el proceso de socialización política, tales como los medios de comunicación (Jorge, 2010), los partidos políticos (Malamud, 2003), los movimientos sociales, los grupos de pares (Funes-Rivas, 1999, 2003) y la universidad (Paz, 2010).

2. Análisis de las militancias desde la perspectiva biográfica

La perspectiva biográfica es recuperada por numerosos autores y autoras que intentan comprender las trayectorias de militancia y los procesos de socialización política de distintos actores. Al respecto, Gutiérrez-Crocco (2010) analiza las trayectorias de militancia de sindicalistas en Chile. En su abordaje, sostiene que este tipo de perspectiva le permitiría conocer cómo evolucionan en el tiempo los procesos que llevan a un trabajador o trabajadora a convertirse en dirigente sindical y, a su vez, conocer la información que esas trayectorias brindan con respecto a la inserción de las personas en diferentes contextos. Dicho abordaje ofrecería ventajas importantes, permitiendo preguntarse por las trayectorias de vida de las personas desde una mirada longitudinal.

A su vez, Bonvillani (2012) analiza la trayectoria de militancia de jóvenes de sectores populares en movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil, enfatizando la riqueza metodológica del enfoque biográfico para abordar estos procesos. La autora sostiene que en la reconstrucción del registro subjetivo de la politización juvenil, se posibilitaría “una lectura procesual y longitudinal: transformaciones, avances, redireccionamientos y rupturas que va sufriendo el compromiso militante, entrelazados con el ciclo de vida” (p. 77).

Vázquez y Vommaro (2012) analizan las trayectorias de jóvenes que militan en la organización kirchnerista argentina La Cámpora. Sus resultados señalan que a partir de la construcción de un relato histórico se habría logrado mostrar rasgos y propiedades de los grupos de jóvenes militantes. Esta metodología permitiría recabar datos que manifiesten diferentes momentos de integración a la militancia en general y a la participación, particularmente en La Cámpora, reconociendo las singularidades en los procesos de socialización política.

También Vázquez (2009) analiza las experiencias militantes de jóvenes en un Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) de Argentina, desde una perspectiva biográfica. Su análisis supone una lectura longitudinal que concibe el activismo como un proceso. En cuanto a las trayectorias identificadas, la autora señala la presencia de diversos perfiles en función de cómo se inicia la participación, y del origen social de los/as participantes. A su vez, enfatiza el rol de socialización política fundamental que cumple la organización. Esto se vincula con la diferenciación efectuada por Funes-Rivas (2003) respecto de la “socialización previa” a la participación política y la “socialización sobrevenida” que remite a aquellos aprendizajes y efectos socializadores producto de la participación en grupos políticos.

En consonancia, Loeza-Reyes (2007) rescata la importancia del método biográfico para la comprensión de las trayectorias militantes. La autora trabaja con militantes de organizaciones no gubernamentales, y señala que “los relatos de sus trayectorias de participación política, constatan que, a lo largo de ellas, los militantes vivieron diferentes dinámicas de socialización que dieron forma a su identidad política” (2007, p. 114). Rescata que tanto los individuos militantes con formación religiosa, como quienes carecían de ella, poseían padres y madres sin experiencias de participación política o asociativa, y en consecuencia señala que “la participación política no es un aprendizaje adquirido en la familia” (2007, p. 128). No obstante, la adquisición de ciertos valores en el seno familiar -como el valor de la justicia social- sí tuvo impacto significativo sobre las trayectorias de estos/as militantes. Afirma que “la historia familiar fue un factor de transmisión de valores más bien morales que políticos, que se politizaron durante el activismo” (2007, p. 134).

Seidl (2009) recupera el método biográfico para analizar las trayectorias de militancia de dirigentes y ex-dirigentes de asociaciones de Aracaju (Brasil). Sus resultados indican que el itinerario político individual, hasta el momento de la experiencia asociativa, está marcado por una conjugación de aspectos vinculados a la socialización familiar y escolar durante la juventud. De esta forma, la transmisión de factores ideológicos y la propensión al activismo, se asocian con la presencia de personas con cargos políticos en el grupo familiar, familiares especialmente interesados/ as en la política, padres o madres de profesión docente, y una fuerte socialización religiosa.

Cabe destacar que no hallamos en el ámbito local trabajos específicos sobre las trayectorias de militancia de estudiantes de universidad desde esta perspectiva, lo cual señala la importancia del presente estudio. Por ende, en función de los antecedentes reseñados, para esta investigación nos propusimos explorar las trayectorias políticas de estudiantes-militantes en la Universidad Nacional de Córdoba y su relación con los procesos de socialización política.

3. Precisiones sobre la militancia Universitaria

Si bien no registramos estudios sobre la militancia universitaria desde esta perspectiva, en diversos trabajos se intenta dar cuenta de aspectos vinculados con las características que adquiere la participación política de las personas jóvenes en el ámbito universitario. Al respecto, Zubiri-Rey (2008, p. 85) señala que “el activismo estudiantil transforma la vida cotidiana de las universidades y altera las biografías de los jóvenes que deciden libremente tomar parte en colectivos y movilizaciones”. Kandel (2005) afirma que los/as participantes activos/as de la vida política universitaria poseen una mirada particular sobre esta institución, que los/as distingue del resto del estudiantado.

Coincidentemente, Dreizik y Peralta (2008) afirman que los estudiantes y las estudiantes que se encuentran movilizados/as de alguna manera por lo que pasa en la sociedad, desarrollarían otro tipo de prácticas que van más allá de lo académico, de lo profesional, y son, de hecho, independientes de la disciplina que se estudie.

Algunos estudios dentro de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) han logrado especificar las variables psico-sociales y psico-políticas asociadas a la participación política de los individuos estudiantes de esta Casa de Estudios. En ese sentido, por ejemplo, Imhoff, Gutiérrez y Brussino (2011) hallaron que el interés por el debate político y la eficacia política interna se encuentra asociado de manera directa a la acción política estudiantil. Issa, Correa, Paz-García y Sorribas (2014) analizaron la participación política de estudiantes universitarios/as de la Facultad de Psicología de la UNC, con y sin militancia en organizaciones gremiales estudiantiles. Sus resultados indican que no existiría un repertorio variado de acciones políticas efectuadas por el estudiantado, lo cual se vincularía con la presencia de cierto desinterés generalizado por las cuestiones políticas.

Más allá de la utilidad de estos abordajes, consideramos que resta la indagación sobre los procesos de socialización política que atravesaron las personas que han decidido participar de forma activa en la vida universitaria desde el rol estudiantil. En esa línea, un abordaje desde la perspectiva biográfica, como el que procuramos en el presente estudio, puede ayudar a elucidar algunos aspectos relevantes sobre dicho proceso.

4. Metodología

Efectuamos un estudio empírico cualitativo con alcance descriptivo (Montero & León, 2007), recuperando la perspectiva biográfica de los relatos de vida. El método biográfico remite al conjunto de técnicas basadas en la indagación no estructurada sobre las historias y relatos de vida (Kornblit, 2004). Aquellas historias que han sido relatadas en la biografía remiten a un conjunto de interpretaciones de quien narra sobre sus procesos existenciales (Aceves, 2001).

Participantes

Participaron estudiantes de ambos sexos de la Universidad Nacional de Córdoba que pertenecen hace tres meses o más a agrupaciones estudiantiles o centros de estudiantes, seleccionados/as a través de un muestreo teórico. La pauta de contar con al menos tres meses de participación en las organizaciones, se inspira en estudios previos (Imhoff, Gariglio, Ponce, Díaz, & Pilatti, 2014) y se vincula con la necesidad de que las personas compartan un cierto tiempo con el grupo de pertenencia, a fin de apropiarse de sus pautas, permitiendo al grupo un proceso de inducción de sus miembros.

Los criterios de inclusión en la muestra fueron cuatro: ser estudiante de universidad, participar activamente desde hace tres meses o más en alguna agrupación estudiantil, pertenecer a alguna de las unidades académicas seleccionadas para el estudio, y manifestar la voluntad de participar. Respecto de las Facultades escogidas, contactamos a estudiantes de la Facultad de Filosofía y Humanidades, de la Facultad de Ciencias Económicas y de la Facultad de Psicología. La selección de estas unidades académicas responde a un criterio específico. En el Informe estadístico de la encuesta “Calidad de Vida y Estado de Salud de la Población Estudiantil de la UNC”, realizado por la Secretaría de Asuntos Estudiantiles de la U. N. C (SAE), Secretaría de Asuntos Académicos (SAA) y Programa de Estadísticas Universitarias (PEU) (2009), es posible identificar tres perfiles institucionales: facultades con bajos niveles de militancia universitaria (por debajo del promedio de la UNC situado en 9%), unidades académicas con altos niveles de militancia (es decir, más altos que la media universitaria), y facultades con porcentajes de participación política estudiantil similares a la media general de la universidad. En función de ello, consideramos relevante seleccionar tres unidades académicas, cada una perteneciente a uno de estos perfiles detectados.

Cabe aclarar que durante el análisis de datos surgieron particularidades al interior del grupo de estudiantes entrevistados/as que, si bien no constituyeron un criterio inicial de muestreo, aportaron mayor variabilidad a los datos obtenidos. Así, por ejemplo, identificamos participantes que asistieron a escuelas secundarias pre-universitarias, mientras que otros/as fueron a instituciones provinciales (públicas o privadas). A su vez, algunos individuos entrevistados provienen del interior provincial o de otras provincias, mientras que otros han vivido siempre en la ciudad de Córdoba; por otra parte, algunos poseen militancia partidaria y otros no.

Finalmente, de forma intencional intentamos que las personas pertenecieran a diferentes agrupaciones estudiantiles, a los fines de garantizar cierta heterogeneidad en la muestra. Realizamos un total de 18 entrevistas a estudiantes universitarios/as de edades entre 18 y 30 años. Del total, ocho son mujeres y 10 son varones.

Recolección de información

La técnica de recolección de la información fue la entrevista abierta y en profundidad, utilizando la perspectiva de los relatos de vida (Kornblit, 2004) o biografías militantes (Martínez, 2010). Es posible establecer una diferencia entre historias de vida y relatos de vida. Las primeras “implican un rastreo detallado de la trayectoria vital de una persona, al modo de un estudio de caso” (Kornblit, 2004, p. 15). Por su parte, los relatos de vida consisten en narraciones biográficas acotadas al objeto de estudio definido por el/la investigador/a, en este caso las trayectorias de militancia y procesos de socialización política. Por ello, pueden ser definidas como biografías militantes, técnica cuyo objetivo es recopilar solo aquella parte de la experiencia relativa a la militancia (Martínez, 2010).

Los ejes de indagación que orientaron las entrevistas se basaron en los elementos analíticos propios del proceso de socialización política, presentados en la Introducción. Esto es, exploramos las distintas etapas del ciclo vital de los/as participantes, focalizando en los contenidos y aprendizajes políticos relevantes de cada momento, en los agentes y agencias de socialización más significativos de cada etapa, y en las formas específicas que adquieren los procesos de socialización (manifiesta, latente, inversa, etc.)

Análisis de datos

Efectuamos un análisis de contenido cualitativo, temático (Piñuel, 2002).

5. Resultados

Las trayectorias de militancia y socialización política identificadas entre los individuos participantes son diversas, y lo procesual de la socialización política se pone en juego de formas particulares en cada caso. No obstante, sería posible postular, a modo de hipótesis de trabajo, la existencia de tres tipos de trayectorias de militancia en la narrativa de estos/as estudiantes:

    A continuación exponemos los aspectos y características principales de cada una de estas trayectorias.

    5.a. Continuidad Biográfica, o de cómo lo político estuvo siempre explícitamente presente

    La trayectoria de militancia de Sol1 se enmarca en una narrativa vital que aparece como una historia de continuidades, donde lo político y la política2 estuvieron siempre presentes de forma explícita en su vida. Sus padres -ambos profesionales- tienen una posición política definida, y su madre participa activamente de diferentes actividades políticas en las cuales Sol se involucró desde muy pequeña. Su padre militó en un partido político -ya no participa orgánicamente- y ella fue testigo de esta participación durante su infancia. Su madre (quien en su juventud participó de la Juventud Peronista y actualmente se define como kirchnerista) continúa militando en uno de los gremios de docentes universitarios/as. Los ámbitos de socialización política de los que Sol participó durante su vida estuvieron teñidos por una presencia fuerte de lo político en su familia (a la cual define como de clase media e ideológicamente de izquierda), no sólo a través de las trayectorias militantes de su madre y padre, sino también mediante las conversaciones y discusiones que se mantenían en al ámbito familiar. También en el marco de su familia extensa, a través de debates políticos con su abuelo y abuela maternos. Respecto de estos/as últimos/as, Sol señala la constante disidencia que siempre tuvo -en consonancia con la posición de su madre- con sus posiciones políticas, de índole conservadora y sionista.

    En la escuela, Sol realizó sus estudios primarios en una institución privada, a la cual hoy califica como progresista; sin embargo, esto remite más al reconocimiento de algunos/ as docentes que de la institución en sí. La escuela secundaria supuso un momento de relevancia en su trayectoria. Cursó la escuela secundaria en una institución preuniversitaria, donde reconoce el comienzo de su militancia. Dicha escuela promueve el involucramiento y participación política de sus estudiantes, caracterización que ha sido compartida por otros individuos entrevistados que concurrieron a la misma institución. El contenido de los actos escolares en esta institución es indicado por Sol como momentos clave en su formación política, al igual que el tratamiento de temas de actualidad por parte de algunos/as docentes. En el marco de esta institución también participó de otro espacio asociativo: el Grupo Juvenil, un ámbito de recreación donde se discutían temas sociales.

    Finalmente, en la universidad Sol se inserta desde temprano en un espacio político, aunque su apropiación política del mismo fue gradual y progresiva. En él emerge como actor político protagónico de su tiempo histórico. Comienza participando de un espacio colectivo no organizado, y progresivamente pasa de la participación en ese espacio a la generación - junto a otros compañeros y compañeras- de una organización estudiantil de límites más precisos y con mayor nivel de organicidad. En esa organización fue asumiendo diversos roles y tomando paulatinamente mayores responsabilidades. Así, a pesar de tratarse de una historia de continuidades en torno a la presencia de lo político en su vida, Sol identifica dos momentos de cambio vital significativo: cuando empezó a militar en la secundaria, y cuando comenzó su “militancia organizada” -en sus palabras-, al fundarse la agrupación universitaria de la cual hoy forma parte. A su vez, si bien es posible leer su narrativa como una historia de continuidades, su vivencia se estructura en dos capítulos en su biografía: un antes y un después de su ingreso a la universidad.

    Esta trayectoria de continuidades es la de muchos otros de los individuos aquí entrevistados. Es también la historia de José, quien milita en la Facultad de Psicología. Su madre y su padre poseen trayectorias de militancia activa: durante la década de 1970 su padre militó en el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), motivo por el cual fue preso político. Más adelante mantuvo una militancia gremial relacionada con su profesión. Por su parte, su madre ha tenido una trayectoria de militancia cercana a la Iglesia. Ambos son kirchneristas. En esta familia también la política y lo político han formado parte central de la dinámica familiar, marcando la historia de cada uno de sus miembros. José también se encontró con experiencias de aprendizaje político en la escuela y, al igual que Sol, adquirió herramientas discursivas y valores políticos que luego fueron desarrollados en sus ámbitos de participación política. En la primaria participó junto con sus compañeros y compañeras en actividades por la paz. Luego, en la secundaria, José transitó por diferentes tipos de escuelas, entre las que se encuentran una escuela militar, una provincial técnica, una privada religiosa y finalmente una privada religiosa agro-técnica.

    Durante dichas experiencias José mantuvo una actitud crítica hacia las diferentes modalidades institucionales, especialmente al identificar la transmisión de valores conservadores o individualistas. Para José, su participación en diversas iniciativas, especialmente en aquéllas relacionadas con la organización con sus compañeros y compañeras y con la promoción de valores solidarios, constituye un hecho políticamente relevante en su trayectoria.

    En este caso la universidad fue, como para Sol, un espacio de continuidad de su contacto con lo político. José se incorporó a la vida política universitaria durante su primer año decursado. Dicha práctica lo llevó al encuentro con otros actores políticos organizados. Es así como, transitando por diferentes espacios políticos, pasó a integrar finalmente el espacio donde desarrolló un mayor protagonismo, y en el cual sucesivamente fue asumiendo diferentes responsabilidades.

    Tanto José como Sol han sido activos participantes de la vida política universitaria, y de su narración y su accionar emana su intención de trascender el espacio de militancia estudiantil y realizar una continuidad en sus trayectorias que se proyecte en el tiempo, y más allá del ámbito universitario.

    Pero además de Sol y José, muchos otros individuos narran historias similares; historias donde no parece haber una ruptura biográfica en la cual lo político aparezca de repente con una centralidad que antes no poseía, en un quiebre que desestabilice los aprendizajes políticos previos. Sin embargo, esa sí es la historia de Dolores.

    5.b. Rupturas biográficas, o cómo lo político adquiere súbita centralidad

    Dolores milita en la Facultad de Ciencias Económicas. En su casa no se hablaba de política, su padre y madre no militaban, y en su narración explicita que en la actualidad no poseen una posición política definida o, al menos, ella no logra identificarla. Tanto durante su infancia como durante su adolescencia, Dolores no realizó una lectura política de los hitos que fueron marcando su trayectoria personal.

    Es recién en su ingreso a la Universidad cuando se presentó un marcado interés en la militancia a partir de la convivencia con pares estudiantes que habían comenzado a militar. La movilización estudiantil que se dio en el año 2010 en Córdoba en relación con la modificación de la ley de educación,3 generó diálogos políticos con su grupo de pares y abrió una perspectiva de discusión e interés en el ámbito de la política universitaria. Dolores narra que hasta ese momento desconocía tal modalidad de organización política, ya que en su ciudad de origen no existían o no habría logrado identificar movimientos políticos que no fueran meramente eleccionarios.

    Así como la historia de Dolores, que presenta una ruptura biográfica en lo cual lo político parece adquirir una repentina centralidad, Fernanda nos narra una historia similar. Fernanda presentó una ruptura biográfica anterior a la universidad: ella comenzó a discutir y a participar en el ámbito político en la escuela secundaria. Actualmente milita en una organización estudiantil del Partido Obrero en la Facultad de Psicología. En su casa no se hablaba de política, sus padres no militaban, y en la actualidad poseen una posición política definida que guarda relación directa con la militancia de Fernanda. En la escuela primaria se presentaron situaciones aisladas que no tuvieron un peso políticamente significativo para ella.

    La escuela secundaria, no obstante, adquiere especial relevancia en su relato. Fernanda transitó la secundaria en una escuela pública preuniversitaria y, al igual que Sol, caracteriza la institución como un espacio que promueve el involucramiento y la participación política. Es dentro de ese marco que comienza a interesarse y a discutir sobre eventos políticos, y en el cual es contactada por una militante del Partido Obrero. Hacia la finalización del secundario, ella ya realizaba una militancia activa dentro de la estructura del partido, la cual, mediante los mecanismos internos del espacio, continuó en la universidad sin que fuera necesaria otra mediación.

    5.c. La dialéctica entre ruptura y continuidad

    Un tercer tipo de trayectoria es la que se evidencia en el relato de Lucas, quien milita en una agrupación de la Unión Cívica Radical en la Facultad de Ciencias Económicas. La trayectoria de Lucas es a la vez una historia de continuidades y rupturas, en la cual se narra una ruptura ideológica tanto con la familia nuclear, como con su familia extensa. Lo político siempre estuvo explícitamente presente en su vida. Hoy él le da continuidad a la impronta familiar, pero lo hace desde una adscripción ideológica contrapuesta a la de su núcleo de origen, evidenciando una ruptura generacional relevante.

    Lucas ha estado rodeado de familiares con una fuerte identidad ideológico-política, en su mayoría cercanos/as o afiliados/as al Partido Justicialista. Destaca especialmente la militancia partidaria de su abuelo y de su abuela, con quienes compartió desde pequeño espacios como unidades básicas, campañas electorales, mítines políticos, fiscalizaciones electorales, etc. Lucas plantea no sentirse representado por esa modalidad de militancia ejercida por su abuelo y su abuela, ya que la considera “asistencialista” y vinculada a lo que clasifica como “clientelismo político”.

    Durante su adolescencia, Lucas transitó los primeros años de la escuela secundaria en una institución preuniversitaria (distinta a la de los casos anteriormente expuestos) con un tinte, a su entender, “conservador”. A los 16 años realiza un intercambio con una escuela situada en Gales (Reino Unido), que exhibía una currícula explícitamente política, en la cual los alumnos y alumnas se formaban para ejercer roles relevantes de cambio social en las regiones del mundo de las cuales provenían. Según Lucas, era una “usina de activistas” donde pudo entablar relaciones con personas de diferentes culturas, lo cual generó una búsqueda activa de sus aspiraciones políticas. Al regreso a Argentina, Lucas decidió indagar sobre la filiación de la Unión Cívica Radical y el Partido Socialista a la Internacional Socialista, hecho que lo había movilizado durante su estancia en Gales. Hoy milita en una agrupación relacionada explícitamente con la Unión Cívica Radical, histórico contrincante del Partido Justicialista.

    En síntesis, las historias presentadas denotan transiciones que permitieron a cada uno de sus participantes ir construyendo y complejizando una identidad política y una concepción sobre lo político y la política a lo largo de sus ciclos vitales. No todas las trayectorias son iguales, presentan por momentos similitudes y, por otros, grandes diferencias; sin embargo, deconstruir narrativamente dichas trayectorias posibilita pensar en quiénes son las personas que habitan y se involucran en el ámbito político universitario, y en cuáles podrían ser sus motivaciones, intereses y proyecciones. En el próximo apartado intentamos tensionar estos hallazgos con los aportes teóricos y antecedentes empíricos presentados al inicio de este artículo.

    6. Conclusiones

    En este trabajo nos propusimos explorar las trayectorias de militancia de estudiantes universitarios/as que participan políticamente en la Universidad Nacional de Córdoba y su relación con los procesos de socialización política, a fin de conocer las características particulares que adquiere dicho proceso. En esa línea, hemos ratificado que las trayectorias de militancia y de socialización política de los individuos participantes son variadas. En cada una de las narraciones, la indagación nos permitió observar que los/as participantes han ido construyendo y complejizando una identidad y una concepción sobre lo político y la política.

    Al respecto, identificamos tres tipos de trayectorias. En primer lugar, narrativas que dan cuenta de continuidades biográficas, en el marco de las cuales las personas entrevistadas refieren que lo político estuvo siempre presente en la dinámica familiar, ya sea a través de discusiones, experiencias compartidas o bien porque sus padres o madres han sido o son militantes de diferentes organizaciones políticas. Las temáticas políticas fueron abordadas familiarmente, lo cual facilitó que sus integrantes adquirieran herramientas discursivas y argumentativas.

    Paulatinamente, el ejercicio de una actitud crítica reflexiva les permitió incorporarse en actividades políticas en los ámbitos por los que transitaban, hasta llegar a la universidad. En estos casos, dichos individuos participantes coincidían ideológicamente con al menos uno de sus padres, lo que daría cuenta de una continuidad intergeneracional en el proceso de socialización política.

    En segundo lugar, identificamos historias marcadas por rupturas biográficas. En estas trayectorias la dimensión política adquirió centralidad de manera abrupta. Los/as entrevistados/as refieren que en sus hogares no se hablaba de política, y a diferencia de quienes presentan una continuidad biográfica, sus padres o madres no tenían experiencias de militancia o participación política. De hecho, los individuos entrevistados que se encuadran bajo este tipo de trayectoria no lograron identificar los posicionamientos ideológicos de sus padres y madres. Por lo general, son estudiantes-militantes que toman contacto con lo político a partir de su inserción en otros ámbitos, tanto durante su adolescencia como durante el ingreso a la universidad.

    Finalmente, un tercer tipo de historias vitales remiten a narrativas doblemente atravesadas por la continuidad y el cambio. En estos casos, en el núcleo familiar la política y lo político toman dimensiones centrales, y se presentan antecedentes de militancia partidaria y de participación política. La ruptura se realiza a partir de que la persona entrevistada toma distancia y de forma crítica se posiciona ideológicamente de manera opuesta a la impronta familiar. Aquí observamos una continuidad en la militancia y en la participación política y, a su vez, una historia de quiebre y de cambio en relación con los espacios donde esa militancia se realiza y las adscripciones partidarias o ideológicas concomitantes.

    Estas trayectorias diversas dan cuenta de lo plural del proceso de socialización política, denotando que no se trata de un camino unívoco. Es más bien un proceso singular, marcado por las experiencias particulares de cada agente social, en consonancia con las presunciones de Vázquez y Vommaro (2012). La socialización política se presenta así como un proceso complejo, en el cual los determinismos no tienen lugar.

    A su vez, las historias dan cuenta de que los aprendizajes políticos significativos se producen en diferentes contextos, y no es siempre el micro-contexto el que ejerce influencias definitivas. Al respecto, tal como señala Funes- Rivas (1999), tanto el macro como el meso y el micro-contexto, se tornan relevantes en el proceso de socialización política.

    Por otra parte, las narrativas que remiten a rupturas biográficas denotan lo que Loeza- Reyes (2007) enuncia como re-socialización, esto es, una crisis identitaria en el marco de la socialización secundaria que reconfigura los aprendizajes de las etapas previas. En estas experiencias vitales se tornan centrales los procesos de socialización sobrevenida (Funes- Rivas, 2003), esto es, los aprendizajes producto de la participación en grupos políticos.

    La existencia de múltiples trayectorias que conviven permite sostener que tanto un modelo de persistencia como un modelo de apertura permanente o cambio continuo (Sears & Levy, 2002) serían útiles para pensar estos procesos. En el marco del primer modelo teórico señalamos la importancia de los conocimientos y las adquisiciones que se producen en la primera etapa de la vida, principalmente en el seno familiar, las cuales persisten en la vida adulta. Esta primera forma de concebir el proceso de socialización política parece aplicable al caso de aquellas narrativas que dan cuenta de continuidades biográficas. No obstante, en las otras dos narrativas identificadas, los aprendizajes previos se reestructuran por completo. En un caso (narrativa 2), porque lo político no aparecía con fuerza en las trayectorias previas al comienzo de la militancia y, en el segundo caso (narrativa 3), porque la orientación ideológica se reestructura radicalmente durante la juventud. En estos casos, un paradigma más orientado al modelo de cambio continuo permitiría comprender con un mayor grado de complejidad estas nuevas experiencias vitales.

    Estos aspectos, a su vez, dan cuenta de ciertas particularidades de las socializaciones primaria y secundaria (Berger & Luckmann, 1968; Loeza-Reyes, 2007). En nuestro estudio hemos ratificado que la importancia de uno u otro proceso de pende de las trayectorias específicas de las personas entrevistadas. Aun así, ratificamos la importancia de la familia en la socialización primaria y la relevancia de los pares y demás agencias de socialización política en la socialización secundaria. En esa línea, la escuela -sobre todo la de nivel secundarioadquiere particular importancia en el marco de la socialización secundaria, ratificando la presunción de Malafaia et al. (2012) en torno a las múltiples fuentes de influencia de la institución escolar en la socialización política. Por otra parte, vemos que la socialización primaria sólo adquiere relevancia para los propios individuos entrevistados como momento de aprendizajes políticos significativos en el marco de las trayectorias que dan cuenta de continuidades biográficas (aun cuando estas continuidades convivan con procesos de ruptura, como en la narrativa 3).

    En otro orden, en el estudio logramos identificar las características propias del proceso de socialización política previo a la militancia universitaria entre los estudiantes-militantes. En esa línea, hemos advertido que, en su mayoría, los relatos de las personas participantes evidencian la existencia de experiencias organizativas de participación política previas a la militancia universitaria. Dichas experiencias organizativas han tomado formas muy diversas, entre las cuales se encuentran la militancia en partidos tradicionales, la participación en centros de estudiantes de la escuela secundaria, o la colaboración en organizaciones sociales tanto laicas como religiosas. Es decir, una vez más la pluralidad de experiencias fue la nota distintiva.

    Por otra parte, nos interesó identificar cómo se produjo la articulación de aprendizajes latentes y manifiestos (Rodríguez, 1988) en el proceso de socialización política de las personas participantes. Al respecto, observamos que ambos tipos de aprendizajes conviven a lo largo de todo el ciclo vital y atraviesan todos los ámbitos/agencias de socialización política. En relación con los aprendizajes latentes, el abanico es diverso y plural. Tanto integrantes de la familia nuclear como de la familia extensa, a través de determinados comportamientos y actitudes políticas repercutieron indirectamente en las posturas políticas de las personas entrevistadas. Así, por ejemplo, observamos que en aquellos casos en que la familia nuclear no ha participado de espacios de militancia u organización partidaria, sino más bien de otros espacios no tan “prototípicamente políticos”, tales como el trabajo social dentro de un club de barrio, el individuo entrevistado reconoce una transmisión de valores o actitudes políticas, como por ejemplo el interés genuino por personas que atraviesan dificultades.

    En cuanto a los aprendizajes manifiestos, vemos un claro ejemplo de ellos en aquellos casos en que los/as participantes asistían desde pequeños con su familia a actividades partidarias. En estos casos, los entrevistados y entrevistadas entienden la participación política a partir de un anclaje en dichas experiencias. Respecto de este punto, generalmente se afirma que los aprendizajes políticos en la familia se producen prioritariamente de forma latente, mientras que lo manifiesto aparecería solo ocasionalmente (Funes-Rivas, 1999). No obstante, en nuestro estudio esto fue solo tangible en los casos de las personas entrevistadas que evidenciaron narrativas del tipo 2, en las cuales la ausencia de discusión política en el seno familiar obturó la generación de aprendizajes manifiestos de lo político. Sin embargo, en las otras trayectorias la presencia de debates políticos, la manifestación expresa de las posiciones políticas de los padres y madres, incluso la activa militancia de algunos miembros familiares, tornaron más frecuentes los aprendizajes políticos manifiestos al interior del seno familiar. Lo mismo se aplica al ámbito escolar, en donde las posiciones de algunos profesores y profesoras, o la emergencia de ciertos hechos coyunturales que atraviesan la cotidianeidad escolar, impulsan los aprendizajes manifiestos al primer plano. Ello coincide con los hallazgos de Seidl (2009) quien identificó la importancia de la socialización familiar y escolar en el itinerario político de los/as activistas entrevistados/as. A su vez, esto se contrapone a las presunciones de Moral de la Rubia (2010), quien sostiene que la familia ha ido perdiendo eficacia en el proceso de socialización política.

    Por último, es preciso señalar que más allá de las trayectorias de militancia identificadas, hay otra trayectoria al interior de cada historia de militancia en agrupaciones estudiantiles universitarias. Se trata de otro proceso de socialización política, aquel que acontece al interior de las agrupaciones estudiantiles. En esa línea, todos los individuos entrevistados señalan que su participación y aprendizaje político al interior de estos espacios tuvieron diferentes modalidades. En algunos casos fue progresivo, tomando al principio roles con menores niveles de responsabilidad y avanzando hacia otro tipo de roles poco a poco, mientras que en otros, las necesidades de las agrupaciones y las coyunturas requirieron la asunción de roles con grandes responsabilidades en los primeros momentos de sus militancias universitarias. Este aspecto es coincidente con los hallazgos de Vázquez (2009) en torno al rol de socialización política fundamental que cumplen las organizaciones. A futuro, resultaría relevante profundizar la indagación de este aspecto.

    En síntesis, con el presente trabajo intentamos contribuir, desde el campo de la Psicología Política, a la comprensión de las dinámicas que adquiere el proceso de socialización política en las trayectorias de estudiantes-militantes de la Universidad Nacional de Córdoba. Al respecto, destacamos una limitación del trabajo: las indagaciones efectuadas sugieren que quizás los procesos de socialización política de las personas participantes adquieren matices diferenciales en función del tipo de agrupación estudiantil específica en la cual se insertan. No obstante, en el presente estudio no profundizamos en este aspecto, sobre el que, en futuros estudios, sería interesante indagar.

    Más allá de esta limitación, creemos que la potencialidad del trabajo reposa en ser un abordaje inicial de un fenómeno de suma relevancia para la comprensión de las dinámicas ciudadanas actuales, esto es, el proceso de socialización política que atravesaron quienes hoy se involucran de manera activa en los destinos públicos, al menos en el ámbito universitario. Ello quizás abra la puerta a pensar dispositivos y proyectos futuros de intervención educativa que potencien el involucramiento social y político de los jóvenes y las jóvenes.

    Listado de referencias

    Aceves, J. E. (2001). Experiencia biográfica y acción colectiva en identidades emergentes. Espiral: Estudios sobre Estado y Sociedad, 7(20), 11-37. [ Links ]

    Alvarado, S. V., Ospina, H. F., & Luna, M. T. (2005). Concepciones de justicia en niños y niñas que habitan contextos urbanos violentos. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 3(2), 213-255. [ Links ]

    Benedicto, J. (1995). La construcción de los universos políticos de los ciudadanos. En J. Benedicto, & M. L. Morán (Eds.), Sociedad y política: temas de sociología política (pp. 227- 268). Madrid: Alianza. [ Links ]

    Berger, P. L., & Luckmann, T. (1968). La construcción social de la realidad. Buenos Aires: Amorrortu. [ Links ]

    Bonvillani, A. (2012). Roma y Maxi: dos biografías de militancia. Utopía y Praxis Latinoamericana, 17(57), 75-89. [ Links ]

    Cortez, D. A., & Parra, G. (2009). La ética delcuidado: hacia la construcción de nuevas ciudadanías. Psicología desde el Caribe, 23, 183-213. [ Links ]

    D’Aloisio, F., & Bertarelli, P. (2012). Ni adolescentes ni alumnos: jóvenes estudiantes secundarios en defensa de sus derechos. El reclamo estudiantil en Córdoba (2010) . Revista Novedades Educativas, 257, 18-24. [ Links ]

    Dreizik, M., & Peralta, M. I. (2008, julio). Reflexiones sobre el movimiento estudiantil, sus prácticas y el pensamiento crítico, desde las responsabilidades de la gestión en la UNC. Ponencia presentada en el II Encuentro Argentino y Latinoamericano. Escuela de Trabajo Social, Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba, Argentina. [ Links ]

    Fairbrother, G. (2003). The effects of political education and critical thinking on Hong Kong and Mainland Chinese University student’s national attitudes. British Journal of Sociology and Education, 24(5), 605- 620. [ Links ]

    Fernández, J. (2004, mayo). La educación política, su papel en la robustez del sistema político. Conferencia presentada en la II Conferencia Internacional “La obra de Carlos Marx y los desafíos del siglo XXI”, La Habana, Cuba. [ Links ]

    Funes-Rivas, M. J. (1994). Procesos de socialización y participación comunitaria: estudio de un caso. Reis, 67, 187-205. [ Links ]

    Funes-Rivas, M. J. (1999). Jóvenes y acción voluntaria: la edad como factor condicionante en la acción participativa. Estudios de Juventud, 45(99), 87-92. [ Links ]

    Funes-Rivas, M. J. (2003). Socialización políticay participación ciudadana. Jóvenes en dictadura y jóvenes en democracia. Revista de Estudios de Juventud , ( especial), 57-76. [ Links ]

    Grusec, J. E., & Hastings, P. (2007). Handbook of socialization: Theory and research. New York: Guilford Press. [ Links ]

    Gutiérrez-Crocco, F. (2010). Militantismo sindical en Chile: subjetivación, estrategia y socialización en trayectorias individuales. Revista de Psicología, 19(1), 108-128. [ Links ]

    Ibarra, A. (2003). Televisión y socialización política de escolares en la zona metropolitana. (Tesis doctoral no publicada). Universidad de Guadalajara, Guadalajara, México. [ Links ]

    Imhoff, D., & Brussino, S. (2015). Estudio cuasi-experimental acerca de la influencia de experiencias de socialización política sobre variables psico-sociales y psicopolíticas en niñas y niños cordobeses. (Tesis doctoral no publicada). Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba, Argentina. [ Links ]

    Imhoff, D., Gariglio, C., Ponce, V., Díaz, B., & Pilatti, A. (2014). Activismo ambiental: relación con variables psicosociales y psicopolíticas en activistas y no activistas de Argentina. Psyecology: Revista Bilingüe de Psicología Ambiental, 5(2-3), 350-374. doi: 10.1080/21711976.2014.957541 [ Links ]

    Imhoff, D., Gutiérrez, J., & Brussino, S. (2011). Jóvenes y ciudadanía: indagación acerca del modo de ejercicio de la ciudadanía de los/as jóvenes a partir de la relación de las orientaciones psicológicas de la politización juvenil con la participación política. Revista Tesis, 1, 21-38. [ Links ]

    Imhoff, D., Gutiérrez, J., & Brussino, S. (2012). Categorías cognitivas sobre ‘lo político’ en jóvenes cordobeses/as. Actualidades en Psicología, 26, 87-107. [ Links ]

    Issa, A., Correa, Y., Paz-García, A. P., & Sorribas, P. (2014). Participación política e identidad social en estudiantes universitarios de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba. (Tesis de licenciatura no publicada). Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba, Argentina. [ Links ]

    Jorge, J. E. (2010). Impacto de los medios de comunicación sobre el interés y el activismo político de los argentinos. Un análisis a partir de encuestas nacionales y regionales. Question, 1(27), pp. 1-26. [ Links ]

    Kandel, V. (2005). Participación estudiantil y gobierno universitario: nuevos actoresviejas estructuras. (Tesis de Maestría no publicada). Flacso, Buenos Aires, Argentina. [ Links ]

    Kornblit, A. L. (2004). Historias y relatos de vida: una herramienta clave en metodologías cualitativas. En A. L. Kornblit (Coord.), Metodologías cualitativas en ciencias sociales: modelos y procedimientos de análisis (pp. 15-33). Buenos Aires: Biblos. [ Links ]

    Lechner, N., & Güell, P. (2006). La construcción social de las memorias en la transición chilena. En E. Jelin, & S. Kaufman (Comps.), Subjetividad y figuras de la memoria (pp. 17-46). Buenos Aires: Siglo XXI. [ Links ]

    Loeza-Reyes, L. (2007). Identidades políticas: el enfoque histórico y el método biográfico. Perfiles Latinoamericanos, 29, 111-136. [ Links ]

    Malafaia, C., Fernandes-Jesús, M., Ribeiro, N., Neves, T., Fonseca, L., & Menezes, I. (2012). Perspetivas e subjetividades sobre a participação política e cívica: jovens, família e escola. En I. Menezes, N. Ribeiro, M. Fernandes-Jesus, C. Malafaia, & P. Ferreira (Eds.), Agência e participação cívica e política: jovens e imigrantes naconstrução da democracia (pp. 59-94). Porto: Livpsic. [ Links ]

    Malamud, A. (2003). Partidos políticos. En J. Pinto (Comp.), Introducción a la ciencia política (pp. 321-350). Buenos Aires: Eudeba. [ Links ]

    Martínez, M. (2010, julio). Identidades de género-identidades colectivas: trayectorias militantes en los feminismos contemporáneos. Trabajo presentado em el X Congreso Español de Sociología, Pamplona, España. [ Links ]

    Montero, I., & León, O. (2007). Guía para nombrar los estudios de investigación en Psicología. International Journal of Clinical and Health Psychology, 7(3), 847- 862. [ Links ]

    Moral de la Rubia, J. (2010). Religión, significados y actitudes hacia la sexualidad: un enfoque psicosocial. Revista Colombiana de Psicología, 19(1), 45-59. [ Links ]

    Núñez, P. F. (2008). La redefinición del vínculo juventud-política en la Argentina: un estudio a partir de las representaciones y prácticas políticas juveniles en la escuela secundaria y media. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 6(1), 149-190. [ Links ]

    Ospina, H. F., & Alvarado, S. V. (2001). Los niños, las niñas y los jóvenes recuperan su voz en la construcción de procesos de paz (experiencia en 32 instituciones educativas oficiales e instituciones de protección en Colombia). Informe de Investigación. Centro de Estudios Avanzados en Niñez y Juventud del Cinde y la Universidad de Manizales, Manizales, Colombia. [ Links ]

    Paz, A. P. (2010). La universidad latinoamericana como ámbito de aprendizaje de la participación política: el desafío de educar para una ciudadanía más protagonista y una democracia más inclusiva. Argumentos, 23(62), 107-128. [ Links ]

    Piñuel, J. L. (2002). Epistemología, metodología y técnicas del análisis de contenido. Sociolinguistic Studies, 3(1), 1-42. [ Links ]

    Rodríguez, A. (1988). Socialización política. En J. Seoane, & A. Rodríguez (Eds.), Psicología política (pp. 133-164). Madrid: Pirámide. [ Links ]

    Sears, D. O., & Levy, S. (2002). Childhood and adult political development. En D. O. Sears, L. Huddy, & R. Jervis (Eds.), Oxford handbook of political psychology (pp. 60- 109). Nueva York: Oxford University Press. [ Links ]

    Secretaría de Asuntos Estudiantiles de la UNC (SAE), Secretaría de Asuntos Académicos (SAA), & Programa de Estadísticas Universitarias (PEU). (2009). Informe sobre “Calidad de Vida y Estado de Salud de la Población Estudiantil de la UNC”. Córdoba: Universidad Nacional de Córdoba. Recuperado de: http://www.unc.edu.ar/estudios/programas-saa/estadisticas/estudiantes/encuesta-calidadde-vida-estudiantil/Presentacion%20Informe%20Calidad%20de%20Vida.pdfLinks ]

    Seidl, E. (2009). Disposições a militar e lógica de investimentos militantes. Pro-Posições, Campinas, 20(2), 21-39. [ Links ]

    Tapia, E. (2003). Socialización política y educación cívica en los niños. México, D. F.: Instituto Mora. [ Links ]

    Vázquez, M. (2009). La política desde abajo: narrativas militantes de jóvenes desocupados y desocupadas en Argentina. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 7(1), 423-455. [ Links ]

    Vázquez, M., & Vommaro, P. (2012). La fuerza de los jóvenes: aproximaciones a la militancia kirchnerista desde La Cámpora. En G. Pérez, & A. Natalucci (Eds.), Vamos las bandas: organizaciones y militancia kirchnerista (pp. 149-187). Buenos Aires: Nueva Trilce. [ Links ]

    Zubiri-Rey, J. B. (2008). Una propuesta de acción-reflexión crítica en las universidades. En J. B. Zubiri-Rey (Ed.), Movimientos estudiantiles: resistir, imaginar, crear en la Universidad: Asamblea de ciencias sociales por una universidad crítica (pp. 75-102). Donostia-San Sebastián: Gakoa Liburuak. [ Links ]

    * Este artículo de investigación científica y tecnológica deriva de un estudio de mayor escala realizado durante 2014-2015 (Meses de inicio y finalización de la investigación: Febrero de 2014 a Diciembre de 2015. Nombre: Militar en la universidad: trayectorias militantes y procesos de socialización política de estudiantes universitarios/as) en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Argentina (Código: RHCD Nº 1/2014). Área: Psicología; Sub-área: Psicología Política.

    Referencia para citar este artículo: Bazán, A., De la Vega, J., Dreizik, M., & Imhoff, D. (2018). Trayectorias de militancia y procesos de socialización política de estudiantes universitarios/as de Córdoba (Argentina). Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 16(1), 297-313. doi:10.11600/1692715x.16118

    1Los nombres fueron modificados para preservar el anonimato.

    2En el presente estudio efectuamos una diferenciación entre “lo político” y “la política”. Al respecto, Imhoff, Gutiérrez y Brussino (2012) sugieren “considerar a [sic] ambos términos como diferentes pero complementarios. En tal sentido, ‘la política hace referencia a los mecanismos, a las formas mediante las cuales se establece un orden, se organiza la existencia humana que siempre se presenta en condiciones conflictivas’ (Mouffe, 1999, p. 14). Por otra parte, lo político haría referencia a una ‘cualidad de las relaciones entre las existencias humanas y que se expresa en la diversidad de las relaciones sociales’ (1999, p. 14). Como vemos, esta definición no sugiere exclusividad alguna respecto de quien hace ejercicio de la política (en tanto mecanismo, forma), así como tampoco lo restringe a un solo tipo de relación humana o social” (Imhoff et al., 2012, pp. 94-95).

    3En 2010, el gobierno de la provincia de Córdoba propuso un proyecto de ley (Ley 8113) que planteaba modificaciones estructurales al sistema educativo. Una de las secciones más resistidas remitía a la inclusión de materias religiosas en la currícula formal de la educación pública. Los Centros Estudiantes secundarios realizaron asambleas y llamaron a las tomas de las escuelas (D’Aloisio & Bertarelli, 2012).

    Revisado: 03 de Maio de 2016; Aceito: 21 de Julho de 2016

    Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons