SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.10 issue1Correlations between anxiety and depression in the cognitive performance of elderly adultsTraining of undergraduate psychology students in psychometrics author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Diversitas: Perspectivas en Psicología

Print version ISSN 1794-9998

Divers.: Perspect. Psicol. vol.10 no.1 Bogotá Jan./June 2014

 


Revisión sistemática del inventario multifásico de personalidad de Minnesota-mmpi*

Systematic review of the Minnesota multiphasic personality inventory - mmpi

Renato Zambrano Cruz**

* Artículo de investigación.

** Correspondencia: Renato Zambrano Cruz, Universidad Cooperativa de Colombia, dirección postal: Carrera 47 N° 37 sur-18. Envigado-Colombia.
Correo electrónico: renatozambrano@gmail.com

Recibido: 15 de diciembre de 2012 / Revisado: 30 de marzo de 2013 / Aceptado: 30 de julio de 2013



Resumen

El presente artículo busca establecer la vigencia y aplicabilidad del Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota. Para dicho efecto se realizó un estudio de revisión sistemática en donde se encontraron 452 artículos que cumplían con los criterios de inclusión de la investigación en el periodo 2000-2010, no obstante se determinó tomar una muestra proporcional del 10% por cada uno de los años encontrados, quedando en total 46 artículos. Se encuentra un uso constante del instrumento, en donde existen múltiples investigaciones en diversas áreas. La prueba obtiene buenas propiedades psicométricas, además de estar avalada por varias revisiones sistemáticas. Se discute el uso dado a la prueba, en donde se obtiene evidencia amplia de su utilidad, así como también se discute que los análisis del instrumento sean en muchas investigaciones mediante clústeres.

Palabras clave: Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota, MMPI, personalidad, pruebas psicológicas, revisión sistemática.



Abstract

This paper seeks to establish the validity and enforceability of Minnesota Multiphasic Personality Inventory. To this end, a systematic literature review was performed. 452 papers that met the inclusion criteria of research in 2000-2010 were found. However we determined to use a proportional sample of 10% for each years, leaving a total of 46 articles. We found a constant use of the instrument, with research being done in various areas. The test has good psychometric properties, in addition to being endorsed by several other systematic reviews. We discuss the use made of the evidence, and we find that the instrument has broad utility, and also discuss the analysis of the instrument in many studies through clustering.

Keywords: Minnesota Multiphasic Personality Inventory, MMPI, personality, psychological test, systematic review.



Introducción

El presente estudio busca determinar la vigencia de la prueba de personalidad Inventario de Personalidad de Minnesota (MMPI).

La utilidad de las pruebas psicológicas ha sido ampliamente demostrada en la historia de la psicología, y en especial las pruebas de personalidad han tenido un puesto privilegiado en la configuración actual de la evaluación psicológica.

Aunque el constructo de personalidad es empleado con múltiples acepciones, la mayor parte de las definiciones coinciden en que se refiere a las tendencias estables de una persona a comportarse de una forma determinada en diferentes situaciones (Del Barrio, 1992).

La personalidad es definida por Millón (1969-1990), como un complejo patrón de características comportamentales estables en el tiempo y con un profundo arraigo. Estas características se expresan en casi todas las áreas del funcionamiento del individuo como tendencias generales de percibir, sentir, pensar, actuar y relacionarse con otros, siendo el resultado de una compleja interacción de determinantes biológicos y de aprendizajes que se expresan en el curso del desarrollo individual (Vinet & Forns, 2006).

El estudio de la personalidad se ha centrado en dos grandes temas: identificación de rasgos de personalidad y los factores que originan dichos rasgos. Aunque existen múltiples estrategias para la evaluación de dicho constructo, las pruebas más utilizadas en los últimos tiempos son las pruebas objetivas verbales. Además, las pruebas de personalidad se han centrado en el primer tema, y para ello se ha impulsado el uso de múltiples instrumentos avalados por estudios de determinación de sus propiedades psicométricas.

Entre los inventarios de personalidad más utilizados se encuentra el Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota (MMPI), que fue creado en 1940 y se ha actualizado a lo largo de las décadas. Dicha prueba se encarga de evaluar rasgos psicopatológicos en las personas. Otro instrumento muy utilizado ha sido el Cuestionario de los 16 factores de personalidad (16PF) desarrollado por Cattell, el cuestionario de personalidad de Eysenck (EPQ), el Inventario NEO de Costa y Mc Crae que se encarga de evaluar los 5 cinco grandes factores, un enfoque sustentado en la postulación de cinco dimensiones principales. Existen otras pruebas sustentadas en la teoría de Millón desde 1969 como el Inventario Clínico Multiaxial de Millón (MCMI) que en la actualidad dispone de su cuarta versión y evalúa rasgos clínicos de personalidad; el Inventario Clínico para Adolescentes de Millón (MACI) que evalúa rasgos de personalidad (tanto clínicos como normales) y características clínicas de adolescentes, esta prueba actualiza el Inventario para Adolescentes de Millón (MAI) y el Inventario de Personalidad para adolescentes de Millón (MAPI) también desarrollados por el mismo autor; también existe en esta gama el Inventario de Estilos de Personalidad de Millón (MIPS) que se encarga de evaluar en adultos rasgos de personalidad normal (Tornimbeni, Pérez, Olaz, & Fernández, 2004).

A pesar de disponer dicha cantidad de pruebas, además de existir un reconocimiento implícito de la utilidad y validez de dichos instrumentos por la comunidad académica, no existen estudios en el medio acerca de la utilización de dichas pruebas en procesos de investigación o como insumos para la intervención, es por ello que este estudio busca conocer el real impacto de una de las pruebas de personalidad en investigaciones en los últimos 10 años.

Para lograr los objetivos de esta investigación se realiza un estudio de revisión sistemática de la literatura, en donde se tiene en cuenta todas aquellas publicaciones que investiguen acerca del MMPI en la última década, tanto en inglés como en español; de esta manera se dispondrá de un recurso útil que permitirá reconocer la vigencia y aplicabilidad de dicha prueba.


Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota

El MMPI fue publicado inicialmente en 1943 por Hathaway y McKinley. En su última versión MMPI2 (Gómez, Ivonne & Guzmán, 2003), el test se compone de 567 ítems dispuestos en 10 escalas clínicas, que exploran distintos aspectos de la personalidad, y en 3 escalas de validación, que señalan el grado de confiabilidad de las respuestas obtenidas. Luego se obtienen 15 escalas suplementarias.

3 Escalas clínicas o de Validez: L (Mentira), F (Incoherencia) o Validez, K (Corrección) o Defensa. También se puede añadir la escala ? (Interrogación).

10 Escalas clínicas o Básicas: 1 Hs (Hipocondría), 2 D (Depresión), 3 Hy (Histeria), 4 Pd (Desviación Psicopática), 5 MfV (Masculinidad-Feminidad: Varones), 5 MfM (Masculinidad-Feminidad: Mujeres), 6 Pa (Paranoia), 7 Pt (Psicastenia), 8 Sc (Esquizofrenia), 9 Ma (Hipomanía), 0 Si (Introversión Social).

15 Escalas de Contenido: ANX (Ansiedad), FRS (Miedos), OBS (Obsesividad), DEP (Depresión), HEA (Preocupaciones por la salud), BIZ (Pensamiento extravagante), ANG (Hostilidad), CYN (Cinismo), ASP (Conductas antisociales), TPA (Comportamiento tipo A), LSE (Baja autoestima), SOD (Malestar social), FAM (Problemas familiares), WRK (Interferencia laboral), TRT (Indicadores negativos de tratamiento).


Método

Diseño de investigación

La elaboración de esta investigación se desarrolla mediante la metodología de revisión sistemática de la literatura (Beltrán, 2005), en donde se analiza el impacto de los artículos relacionados con investigaciones en donde se ha utilizado la prueba MMPI en el periodo 2000-2010. El impacto se define según los hallazgos de los diversos estudios.


Bases de datos

Para la búsqueda de información se utilizó la base de datos EBSCOhost.


Criterios de inclusión

Para la inclusión de los artículos se tuvieron en cuenta los siguientes criterios:

- Que sean publicados en el periodo 2000-2010.

- Que estén en cualquier idioma.

- Que se utilice en el artículo la prueba MMPI.

- Que sea un artículo de investigación finalizada.

- Que tengan referencias disponibles (según el criterio de la base de datos).

- Que las publicaciones sean arbitradas (según el criterio de la base de datos).

- Que se disponga del texto completo, no solamente el resumen.


Palabras clave

MMPI


Procedimiento

- Se realizó la búsqueda de artículos en la base de datos nombrada previamente que contuviera la palabra clave determinada.

- Se clasificó cada estudio de acuerdo al año de la publicación, al país, al idioma, la versión de la prueba utilizada y al tipo de estudio: Identificación de rasgos de personalidad, psicométrico y cualquier otro tipo de estudio.

- Se sistematizó la información en Excel y se analizó con el programa estadístico SPSS 19.


Plan de Análisis

- Se analizó prevalencia del año de publicación, del país, del idioma, de la versión de la prueba y del tipo de investigación mediante análisis de tablas de frecuencias.

- Se analizó el tipo de investigación según el país, la versión de la prueba y el año mediante tablas de contingencia.

- Se analizó cada uno de los hallazgos según el tipo de investigación.


Resultados

Año de publicación

En total se encontraron 452 artículos relacionados con el MMPI publicados en los últimos 10 años. Tomando esto como base se seleccionó el 10% de los artículos y se tomó de manera proporcional según el año. Se encuentra que existe una publicación constante de artículos asociados al instrumento, no obstante el año 2006 es en donde más se publicó y el 2010 es el año en donde menos publicaciones se encontraron (Tabla 1).


País del estudio

Se encuentra que la mayoría de estudios se han realizado en Estados Unidos (56,5%), mientras que en América latina solamente se han realizado 3 de estos estudios; resalta que entre los países europeos es España en donde más se ha estudiado dicha prueba seguido por los países bajos.


Idioma del artículo

El 91,3% de las publicaciones encontradas están en inglés, solamente 4 de ellas estaban en español. No se encontraron en ningún otro idioma.


Versión de la prueba

En los estudios publicados, la mayoría de ellos utilizan la segunda versión del instrumento, en segundo lugar se encuentra la versión para adolescentes. En un estudio utilizaron una forma corta (MMPI-A SF) para adolescentes y otros dos utilizaron dos versiones del instrumento con el fin de contrastar el uso de ambas.


Tipo de investigación

Se hallaron tres tipos de investigación en donde resalta un número considerable de artículos de revisión sistemática, de los cuales se obtienen resultados importantes que aglutinan muchos estudios de años anteriores; de igual manera se encuentra una proporción similar entre los artículos de investigaciones psicométricas y los de identificación de rasgos de personalidad.


País según el tipo de investigación

Todos los estudios de revisión sistemática se llevaron a cabo en los Estados Unidos, mientras que en los estudios de identificación de rasgos de personalidad se encontró una distribución similar entre los estudios realizados en Estados Unidos y países europeos. Respecto a los estudios psicométricos se encuentra que la mayoría de estos se realizaron en Estados Unidos.


Versión de la prueba según el tipo de investigación

Se evidencia que en la mayoría de estudios se privilegia el uso de la versión 2 de la prueba, sin embargo se observa que la mayoría de artículos con la versión de adolescentes son psicométricos; en algunos artículos se utilizaron varias versiones con el fin de contrastarlas. La versión SF se refiere a una versión corta (Short Form en inglés).


Año según el tipo de investigación

Se encuentra que la producción de artículos en psicometría asociados con la prueba ha sido constante a lo largo de la década, sin embargo se observa mayor producción a principios de ella. Para los demás tipos de investigación no se encuentran diferencias notables respecto al año de su publicación.


Hallazgos según los artículos

Identificación de rasgos

En términos generales se observa que la mayoría de estudios no determinan los rasgos de personalidad de acuerdo al criterio de cada escala, sino que la mayoría de estudios establecen perfiles de personalidad que dependen de la agrupación de variables. En varios estudios se hacen análisis de clústeres en donde precisamente se busca establecer un criterio de agrupación de diversas escalas (Egger, Mey, Derksen & Van Der Staak, 2003; Egger, Gringhuis, Breteler, De Mey, Wingbermühle, Derksen et al., 2007; Long, Rouse, Nelsen & Butcher, 2004; Nieberding, Gacono, Pirie, Bannatyne, Viglione, Cooper et al., 2003; Masters, Shearer, Ogles & Schleusener, 2003), esto hace que no sea posible realizar un estudio a profundidad de generalización de los resultados de cada uno de los estudios, ya que la particularidad de cada diseño de investigación hace complejo un estudio detallado.

Sin embargo, se encuentra que algunos estudios se centran principalmente en la caracterización de las escalas de validez de la prueba, mostrando con ello un interés importante de parte de los investigadores en establecer para la población en general si las respuestas de las personas evaluadas son sinceras.

También se encontraron algunos estudios que buscan principalmente establecer la asociación de rasgos de personalidad con sintomatología física y neuropsiquiátrica, como dolores de cabeza, dolor corporal y trauma de cráneo, en donde se observa que dichas personas poseen características asociadas a rasgos histéricos e hipocondriacos (Crager, Schmitt, Berry, Cibula, Dearth & Fakhoury, 2003; Mongini, Ibertis, Barbalonga & Raviola, 2000; Foley, García, Harris, Golden & Todd, 2006; Nordin, Eisemann & Richter, 2005; Pérez-Pareja, Sesé, González-Ordi & Palmer, 2010), además de dificultades de adaptación social (Blasco Claros, Mallo Caño, Mencía Presa, Franch Barceló, Casaus Satamán, Peña Roca et al., 2006).


Psicometría

Se encuentran de manera general que los estudios no se han centrado en establecer las propiedades psicométricas de toda la prueba sino de algunas de sus escalas. Se observa que el MMPI (en sus diferentes versiones) obtiene buenas propiedades psicométricas (Archer, Handel, Lynch & Elkins, 2002). De igual manera se encontró que las puntuaciones normativas no obtienen variabilidad entre las diversas poblaciones, solamente se encontró que varían en relación a la década (Newsom, Archer, Trumbetta & Gottesman, 2003); esto muestra que sería posible utilizar el MMPI en diversas poblaciones tomando en cuenta las puntuaciones normativas del estudio original (Scott & Mamani-Pampa, 2008; Zapata-Sola, Kreuch, Landers, Hoyt & Butcher, 2009), sin necesidad de realizar dichos estudios en la población donde se quiera investigar.


Revisión sistemática

En los cuatro estudios encontrados se observa que generan importantes resultados. En el estudio de Butcher & Williams (2009) se establece la utilidad de la prueba para evaluar psicopatología y trastornos de personalidad; en el estudio de Archer (2005) se establece de igual manera que la prueba es útil para evaluar psicopatología en adolescentes; asimismo en el estudio de Gross, Keyes y Greene (2000) se hace énfasis en que la evaluación de la depresión es útil mediante cualquiera de las dos escalas de la prueba que hacen relación a ello; por último se encontró que las escalas de desviación psicopática y la de esquizofrenia son comunes en mujeres con abuso sexual en la infancia (Elliott, 2008).


Discusión

El MMPI (en sus diferentes versiones) es un instrumento práctico para la evaluación de trastornos de personalidad y psicopatología, no obstante su uso es común en la determinación de la validez de la persona para responder, lo que avala más el uso de la prueba para determinar si la persona es sincera o no. Además de ello, la versión más usada es el MMPI-2 tanto en investigaciones de identificación de rasgos como psicométricas, no obstante el MMPI-A (versión para adolescentes) es más utilizado en investigaciones psicométricas que en las de identificación de rasgos, lo que muestra mayor interés en determinar la validez y confiabilidad del instrumento para adolescentes que para el de adultos.

Estados Unidos es el país en donde más se encontraron estudios, situación que evidencia la alta concentración de investigaciones utilizando la prueba en su lugar original de creación. Además de esto, es en dicho país que se han realizado mayor cantidad de investigaciones en psicometría, lo que permite deducir el interés por profundizar en la validación del instrumento.

De igual manera, se encuentra una prueba con muy buenas propiedades psicométricas en sus diferentes versiones, y que además de ello no presenta variaciones significativas en poblaciones distantes, lo que permitiría su uso en cualquier contexto.

A pesar de la utilidad de sus diversas escalas, se encuentra que muchos análisis realizados en las investigaciones no emplean una descripción detallada de las escalas sino que se utilizan métodos de agrupaciones de escalas para generar perfiles de personalidad. Dicha situación puede ser tanto favorable como desfavorable, ya que el establecer perfiles ayuda a discriminar mejor las características de la población y a tomar decisiones de forma más acertada, sin embargo, esto puede ser desfavorable ya que se desconocerían muchas escalas del instrumento; lo anterior se vuelve importante toda vez que podría ser conveniente replantear la extensión de la prueba y utilizar alguna versión corta en donde se evidencien de forma más concreta los perfiles hallados en las diferentes investigaciones. Esto podría sustentarse con estudios futuros que determinen las propiedades psicométricas de dicha versión corta. Finalmente se recomienda ampliar para estudios posteriores los años de inclusión de los artículos, esto con el fin de tener una visión más amplia de la utilización del instrumento y determinar su evolución.



Referencias

Arce, R., Fariña, F. & Buela, G. (2008). Assessing and detecting the ability to faking psychological injury as a consequence of a motor vehicle accident on the MMPI-2 using mock victims. Revista Latinoamericana de Psicología, 40(3), 485-496. Recuperado de la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Archer, R. (2005). Implications of MMPI/MMPI-A Findings for Understanding Adolescent Development and Psychopathology. Journal of Personality Assessment, 85(3), 257-270. doi: 10.1207/s15327752j pa8503_02.         [ Links ]

Archer, R., Handel, R., Greene, R., Baer, R. & Elkins, D. (2001). An Evaluation of the Usefulness of the MMPI-2 F (p) Scale. Journal of Personality Assessment, 76(2), 282-295. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Archer, R., Handel, R. & Lynch, K. (2001). The Effectiveness of MMPI-A Items in Discriminating Between Normative and Clinical Samples. Journal of Personality Assessment, 77(3), 420-435. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Archer, R., Handel, R., Lynch, K. & Elkins, D. (2002). MMPI-A Validity Scale Uses and Limitations in Detecting Varying Levels of Random Responding. Journal of Personality Assessment, 78(3), 417-431. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Archer, R., Tirrell, C. & Elkins, D. (2001). Evaluation of an MMPI-A Short Form: Implications for Adaptive Testing. Journal of Personality Assessment, 76(1), 76-89. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Blasco Claros, L., Mallo Caño, M., Mencía Presa, A., Franch Barceló, J., Casaus Satamán, P., Peña Roca, J. & et al. (2006). Perfiles clínicos en pacientes con fibromialgia que acuden a un centro de salud mental: obtención de un índice predictivo de gravedad psicopatológica. Actas Españolas de Psiquiatria, 34(2), 112-122. Recuperado desde la base de datos MedicLatina.         [ Links ]

Butcher, J. & Williams, C. (2009). Personality Assessment with the MMPI-2: Historical Roots, International Adaptations, and Current Challenges. Applied Psychology: Health & Well-Being, 1(1), 105-135. doi: 10.1111/j.1758-0854.2008.01007.x.         [ Links ]

Cigrang, J. & Staal, M. (2001). Readministration of the MMPI-2 Following Defensive Invalidation in a Military Job Applicant Sample. Journal of Personality Assessment, 76(3), 472-481. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Craig, R. & Olson, R. (2004). Predicting Methadone Maintenance Treatment Outcomes Using the Addiction Severity Index and the MMPI-2 Content Scales (Negative Treatment Indicators and Cynism Scales). American Journal of Drug & Alcohol Abuse, 30(4), 823-839. doi: 10.1081/ADA-200037548.         [ Links ]

Crespo, G., Gómez, F. & Rueda, A. (2008). Detectando el perfil simulador en el MMPI-2: una propuesta basada en la investigación. Psicología (02549247), 26(2), 277-298. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Del Barrio, V. (1992). Evaluación de las características de la Personalidad. En: Fernández-Ballesteros, R. (ed.). Introducción a la Evaluación Psicológica II, Madrid: Pirámide.         [ Links ]

Demidenko, N., Grof, P., Alda, M., Deshauf, D. & Duffy, A. (2004). MMPI as a measure of subthreshold and residual psychopathology among the offspring of lithium responsive and non-responsive bipolar parents. Bipolar Disorders, 6(4), 323-328. doi:10.1111/j.1399-5618.2004.00130.x.         [ Links ]

Egger, J., Gringhuis, M., Breteler, M., De Mey, H., Wingbermühle, E., Derksen, J. & et al. (2007). MMPI-2 clusters of alcohol-dependent patients and the relation to Cloninger's temperament-character inventory. Acta Neuropsychiatrica, 19(4), 238-243. doi: 10.1111/j.1601-5215.2007.00188.x.         [ Links ]

Egger, J., Mey, H., Derksen, J. & Van Der Staak, C. (2003). MMPI-2 and MCMI-III Scores among Dutch Inpatient Substance Abusers: Assessing Correspondence and Cross-Cultural Equivalence. Current Psychology, 22(2), 117. Recuperado desde la base de datos MasterFILE P remier.         [ Links ]

Elliott, M. (2008). The Minnesota Multiphasic Personality Inventory (MMPI-2 andMMPI-A) and Victims of Childhood Sexual Abuse: A Review of the Literature. Journal of Professional Counseling: Practice, Theory & Research, 36(2), 25-37. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Exterkate, C., Bakker-Brehm, D. & de Jong, C. (2007). MMPI-2 Profiles of Women With Eating Disorders in a Dutch Day Treatment Sample. Journal of Personality Assessment, 88(2), 178-186. doi: 10.1080/00223890701268017.         [ Links ]

Foley, J., Garcia, J., Harris, K., Golden, C. & Todd, M. (2006). Can the MMPI-2 discriminate between mild-moderate tbi and other neurologic and psychiatric populations? International Journal of Neuroscience, 116(12), 1.377-1.389. doi: 10.1080/00207450500514334.         [ Links ]

Franklin, C., Repasky, S., Thompson, K., Shelton, S. & Uddo, M. (2002). Differentiating Overreporting and Extreme Distress: MMPI-2 Use With Compensation-Seeking Veterans With PTSD. Journal of Personality Assessment, 79(2), 274-285. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Franklin, C., Strong, D. & Greene, R. (2002). A Taxometric Analysis of the MMPI-2 Depression Scales. Journal of Personality Assessment, 79(1), 110-121. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Gómez, E., Ivonne, M. & Guzmán, L. (2003). Uso e interpretación del MMPI-2 en español. México: Manual moderno.         [ Links ]

Gross, K., Keyes, M. & Greene, R. (2000). Assessing Depression With MMPI and MMPI-2. Journal of Personality Assessment, 75(3), 464. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Jungwon, H. (2005). Faking Bad and Faking Good by College Students on the Korean MMPI-2. Journal of Personality Assessment, 85(1), 65-73. doi: 10.1207/s15327752jpa8501_06.         [ Links ]

La Chapelle, D. & Alfano, D. (2005). Revised Neurobehavioral Scales of the MMPI: Sensitivity and Specificity in Traumatic Brain Injury. Applied Neuropsychology, 12(3), 143-150. doi: 10.1207/S15324826AN1203_4.         [ Links ]

Lucenko, B., Gold, S., Elhai, J., Russo, S. & Swingle, J. (2000). Relations Between Coercive Strategies and MMPI-2 Scale Elevations Among Women Survivors of Childhood Sexual Abuse. Journal of Traumatic Stress, 13(1), 169. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Masters, K., Shearer, D., Ogles, B. & Schleusener, R. (2003). Presurgical MMPI-2 Cluster Profiles Predict 1-Year Low-Back Surgery Outcomes. Journal of Clinical Psychology in Medical Settings, 10(4), 279-288. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Meyer, G., Riethmiller, R., Brooks, R., Benoit, W. & Handler, L. (2000). A Replication of Rorschach and MMPI-2 Convergent Validity. Journal of Personality Assessment, 74(2), 175-215. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Millón, T. (1969). Modern psychopathology: A biosocial approach to maladaptative learning and functioning. Philadelphia, P.A: Saunders.         [ Links ]

Millón, T. (1990). Toward a new personology An evolutionary model. New York: Wiley.         [ Links ]

Moral, J. (2006). Ubicación de la alexitimia en relación a los rasgos psicopatológicos de personalidad del MMPI. Salud Mental, 29(3), 41-50.         [ Links ]

Mongini, F., Ibertis, F., Barbalonga, E. & Raviola, F. (2000). MMPI-2 Profiles in Chronic Daily Headache and Their Relationship to Anxiety Levels and Accompanying Symptoms. Headache: The Journal of Head & Face Pain, 40(6), 466-472. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Nelson, N., Sweet, J. & Heilbronner, R. (2007). Examination of the new MMPI-2 Response Bias Scale (Gervais): relationship with MMPI-2 validity scales. Journal of Clinical & Experimental Neuropsychology, 29(1), 67-72. doi: 10.1080/13803390500488546.         [ Links ]

Newsom, C., Archer, R., Trumbetta, S. & Gottesman, I. (2003). Changes in Adolescent Response Patterns on the MMPI/MMPI-A Across Four Decades. Journal of Personality Assessment, 81(1), 74.         [ Links ]

Nieberding, R., Gacono, C., Pirie, M., Bannatyne, L., Viglione, D., Cooper, B. & et al. (2003). MMPI-2 Based Classification of Forensic Psychiatric Outpatients: An Exploratory Cluster Analytic Study. Journal of Clinical Psychology, 59(9), 907-920. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Nordin, H., Eisemann, M. & Richter, J. (2005). MMPI-2 subgroups in a sample of chronic pain patients. Scandinavian Journal of Psychology, 46(2), 209-216. doi: 10.1111Aj.14679450.2005.00450.x.         [ Links ]

Pérez-Pareja, J., Sesé, A., González-Ordi, H. & Palmer, A. (2010). Fibromyalgia and chronic pain: Are there discriminating patterns by using the Minnesota Multiphasic Personality Inventory-2 (MMPI-2)? International Journal of Clinical Health & Psychology, 10(1), 41-56. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Ruchinskas, R., Combs, C., Riley, K. & Broshek, D. (2006). Defensive Responding on the MMPI-2 in Pre-Surgical Candidates. Journal of Clinical Psychology in Medical Settings, 13(4), 435-439. doi: 10.1007/s10880-006-9044-5.         [ Links ]

Schoenberg, M., Dorr, D., Don Morgan, C. & Burke, M. (2004). A Comparison of the MCMI-III Personality Disorder and Modifier Indices With the MMPI-1 Clinical and Validity Scales. Journal of Personality Assessment, 82(3), 273-280. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Scott, R. & Mamani-Pampa, W. (2008). MMPI-A for Perú: Adaptation and normalization. International Journal of Clinical Health & Psychology, 8(3), 719-732. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Senior, G. & Douglas, L. (2001). Misconceptions and misuse of the MMPI-2 in assessing personal injury claimants. NeuroRehabilitation, 16(4), 203. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Siira, V., Wahlberg, K., Hakko, H., Laksy, K. & Tienari, P. (2007). Interaction of genetic vulnerability to schizophrenia and Communication Deviance of adoptive parents associated with MMPI schizophrenia vulnerability indicators of adoptees. Nordic Journal of Psychiatry, 61(6), 418-426. doi: 10.1080/08039480701691786.         [ Links ]

Thumin, F. (2002). Comparison of the MMPI and MMPI-2 among job applicants. Journal of Business & Psychology, 17(1), 73-86. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Tornimbeni, S., Pérez, E., Olaz, F. & Fernández, A. (2004). Introducción a los tests psicológicos. Argentina: Editorial Brujas.         [ Links ]

Vinet, E. & Santacana, M. (2009). Validación de los Puntajes de Corte del MACI a través de las Escalas Clínicas del MMPI-A. Psykhe, 18(1), 11-25. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Woo, M. & Oei, T. (2006). The MMPI2 Gender Masculine and Gender Feminine scales: Gender roles as predictors of psychological health in clinical patients. International Journal of Psychology, 41(5), 413-422. doi: 10.1080/00207590500412185.         [ Links ]

Wutzler, U., Venner, M., Villmann, T., Decker, O., Ott, U., Steiner, T. & et al. (2009). Recording of dissimulation and denial in the context of the psychosomatic evaluation at living kidney transplantation using the Minnesota Multiphasic Personality Inventory (MMPI). GMS Psycho Social Medicine, 61-11. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Zapata-Sola, A., Kreuch, T., Landers, R., Hoyt, T. & Butcher, J. (2009). Personality assessment in personnel selection using the MMPI-2: A cross-cultural comparison. International Journal of Clinical Health & Psychology, 9(2), 287-298. Recuperado desde la base de datos Academic Search Complete.         [ Links ]

Inicio