SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 issue28AUGUSTO ÁNGEL MAYA: CONTRIBUTIONS FROM CALDAS TO THE COLOMBIAN ENVIRONMENTAL THOUGHT AND MOVEMENTHUMAN RIGHTS FOR COLOMBIAN RURAL SOCIETIES author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Luna Azul

Print version ISSN 1909-2474

Luna Azul  no.28 Manizales Jan./June 2009

 

APLICACIÓN DEL MODELO DE SISTEMAS DE PRODUCCIÓN Y MEDIOS DE VIDA A UN CASO RURAL DEL DEPARTAMENTO DE RISARALDA

APPLICATION OF THE PRODUCTION SYSTEMS AND LIVELIHOODS MODELS TO A RURAL CASE IN THE DEPARTMENT OF RISARALDA

Paulo César Giraldo Betancur
Sociólogo. Universidad de Caldas
saturno153@yahoo.com.ar

John Alexander Salinas Mejía
Administrador del Medio Ambiente. Universidad Tecnológica de Pereira.

Manizales, 2009-05-20 (Rev. 2009-06-28)

RESUMEN

El artículo presente es el producto de la aplicación de la metodología de medios de vida, resultado del cálculo de los indicadores que configuran los capitales humano, social, financiero, físico y natural a través de la medición de los recursos del predio y de los productores en una explotación con características agroecológicas ubicada en el Departamento de Risaralda, Colombia. Se pretende así aportar a la actualización del conocimiento y a la generación de modelos para futuras aplicaciones de la metodología y a la apertura de la crítica que desde la interdisciplina pueda resultar del enfoque. El estudio se enmarca en la maestría en Sociedades Rurales de la Universidad de Caldas, escenarios de elaboración de la reflexión producto de una investigación en proceso.

PALABRAS CLAVE

Medios de vida, Recursos, Capital humano, Capital físico, Capital financiero, Capital natural.

ABSTRACT

This article is the product of the application of the Livelihoods methodology, which is the result of calculating the indicators that make up the human, social, financial, physical and environmental capitals, by measuring land and producers’ resources in an agroecological exploration located in the department of Risaralda, Colombia. This perspective hopes to contribute to the update of the knowledge in this field, and to the creation of new models of this methodology that could be applied later on; as well as opening the approach to criticism from different interdisciplinary positions. The study is located within the framework of the Rural Societies Master"s program at the Universidad de Caldas, the setting of reflections that are the product of an ongoing research.

KEY WORDS

Livelihoods, resources, human capital, physical capital, financial capital, environmental capital.



INTRODUCCIÓN

En este trabajo se pretende realizar el estudio de un predio específico y sus diferentes componentes a partir de dos enfoques. El primero es el enfoque al sistémico, el segundo, los Medios de Vida. El sistémico se refiere a los diferentes componentes, interacciones, entradas y salidas del sistema de producción. El segundo enfoque, los Medios de Vida, está dado por la utilización y movilización de recursos, activos, capitales o medios de vida con que cuentan las comunidades, familias u hogares en sus predios para resolver sus necesidades.

La zona de estudio escogida es el Predio Alto Calima ubicado en el Departamento de Risaralda, al Sur del Municipio de Santa Rosa de Cabal (vereda San Marcos). Sin embargo, existe una relación más estrecha con el municipio de Pereira por su cercanía con uno de sus corregimientos, La Florida, situado a una distancia de 12,6 Km del casco urbano de la ciudad. El predio está ubicado a una altura de y 2200 m.s.n.m. Su temperatura oscila entre 12 y 17ºC, su precipitación promedio es de 3000 mm y está inmersa dentro de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Natural los Nevados, en zona de vida Bosque Húmedo Montano Bajo bh-MB. Este predio es propiedad del señor Genaro Marín y sus cuatro hijos. Sin embargo, uno de ellos no lo habita y se encarga de las ventas de los productos en el municipio de Pereira. (Jaramillo & Osorio, 2009:37).

Figura 1. Ubicación del predio.

ENFOQUE DE SISTEMAS

El enfoque de sistemas constituye una forma de entender las diferentes maneras de cómo la familia desarrolla la producción, pues éste permite visualizar los diferentes elementos que entran al predio, cómo son transformados, a través de qué procesos y, finalmente, qué resultados se obtienen o cuáles son los productos de estos procesos. Generalmente, los criterios que se usan para representar un sistema están dados por el siguiente Cuadro:

Figura 2. Enfoque de sistemas.
Tomado de: (Zamudio, 2005)

1) Entrada o insumo (input): es la fuerza de arranque del sistema, suministrada por la información necesaria para la operación de éste.

2) Salida o producto (output): es la finalidad para la cual se reunirán los elementos y las relaciones del sistema.

3) Procesamiento o transformador (throughput): es el mecanismo de conversión de entradas en salidas.

4) Retroalimentación (feedback): es la función del sistema que busca comparar la salida con un criterio previamente establecido.

5) Ambiente (environment): es el medio que rodea externamente al sistema. (Zamudio, 2005).

Una de las principales características del enfoque de sistemas de producción es tomar el sistema como un todo, el cual posee características diferentes a las de los elementos individuales. Es por esto que, desde esta mirada, se hace relevante establecer las relaciones entre los diferentes susbsistemas, las cuales serán determinantes para el entendimiento del sistema como tal.

El todo es más que la suma de las partes. Para nuestro caso, se contemplan varios procesos que parten de la familia como el actor dinamizador. Algunos de ellos son las prácticas agroecológicas aplicadas en los diferentes subsistemas, la seguridad alimentaria, la conservación de semillas, la conservación de suelos, entre otros.

Para el sistema de producción , objeto de este estudio y que corresponde a un predio que implementa prácticas agroecológicas, la representación sistémica es mucho más compleja si se compara con un sistema de monocultivo, ya que se presenta una mayor red de relaciones entre los diferentes componentes, pues existe mayor diversidad agrícola y pecuaria y un mayor reciclaje de nutrientes. Para mayor entendimiento de este sistema, se hace necesario conocer los componentes, las relaciones entre éstos y las relaciones con el entorno (ver figura 3. Modelo analógico).

Entradas

Existe una inversión que se realiza en la compra de algunas semillas que no se pueden producir dentro de la finca. Estas semillas son: zanahoria, lechuga, rábano, cebolla puerro, acelga, cebollín y cebolla de huevo.

Además, se requiere de las compra de salvado de trigo para la alimentación animal y otros tantos productos para la alimentación familiar: panela, café, chocolate, arroz, sal, queso, aceite y otros.

Otro factor identificado como entrada del sistema está dado por el aporte de agua al predio. El agua requerida para las labores prediales proviene de dos humedales y tres nacimientos presentes. Cabe destacar que la finca está ubicada en una zona de amortiguación del Parque Nacional Natural de Los Nevados y presenta una precipitación media de 3000 mm anual, lo que indica un considerable aporte de agua lluvia.

Debido a que el predio con los años se ha ido consolidando en una especie de referente regional en trabajo agroecológico y en seguridad alimentaria familiar, diferentes grupos, organizaciones, instituciones y personas visitan la finca con el fin de conocer dicho trabajo. La familia se encarga de mostrar los diferentes componentes y los diferentes procesos que llevan a cabo.

Se evidencia que este sistema del policultivo es de pocas entradas en cuanto a insumos si se compara con un sistema de monocultivo, pues los insumos que requiere son mínimos. Esto se puede explicar en parte porque no existe aporte de agroquímicos y los abonos se producen a partir de los subproductos que el mismo predio genera (lo que implica un ahorro en dinero, más no en trabajo, ya que la preparación de abonos, purines, hidrolatos, biopreparados, fungicidas requiere mayor tiempo de trabajo).

Componente Agrícola

Cuadro 1. Plantas cultivadas en el predio

Componente Pecuario

Las especies pecuarias presentes en este sistema se componen por especies mayores y especies menores como se muestra en el siguiente cuadro:

Cuadro 2. Especies pecuarias presentes en el predio

La Familia

Pese a que la familia que habita este predio se compone de 4 miembros (todos hombres), es importante destacar la estrecha interacción que existe entre éstos y el resto de las familias que se ubican en fincas vecinas.

La familia se constituye en el eje articulador del sistema ya que sus miembros son los encargados de la toma de decisiones sobre la producción. Los miembros de esta familia han heredado de sus abuelos y de su padre diferentes valores como el del respeto por el medio ambiente y la producción sana de alimentos. Teniendo en cuenta esto, dicha familia ha adquirido conocimientos y los ha venido aplicando y fomentando no sólo en su sistema de producción, sino para la comunidad en general. Prueba de ello es su capacidad de asociación con diferentes actores con el fin de difundir los saberes tradicionales locales, la seguridad alimentaria familiar y la conservación ambiental.

Prácticas agroecológicas

La aplicación de técnicas agrícolas y pecuarias basadas en agricultura ecológica son el producto de una filosofía de vida que tiene la familia hacia el respeto al entorno y al ser humano, más no del mercado. Primero la familia y luego el mercado.

Las prácticas orgánicas en este predio son el principal mecanismo para la producción agrícola y pecuaria y el manejo de residuos generados. Para los cultivos, se aplican abonos que se producen a partir de los residuos de animales (estiércol compostado), de biomasa de cultivos anteriores y de las letrinas o baños secos, también se aplican biopreparados a partir de estiércol y de plantas frescas. Otra práctica tiene que ver con la asociación de cultivos, lo que permite manejar mayor diversidad biológica, mayor resistencia a plagas y enfermedades y una mayor oferta alimenticia para la familia.

Seguridad Alimentaria

Se evidencia notablemente la prioridad que tiene la Seguridad Alimentaria para la familia, pues la mayor parte de la producción está destinada a satisfacer las necesidades alimentarias familiares, no sólo de los que habitan en este predio, sino de familiares que viven en zonas aledañas a éste. Cuando se garantiza la seguridad alimentaria, los excedentes de la producción se venden.

Venta de productos

Los excedentes de producción en el predio son destinados a la venta en un mercado o tienda agroecológica ubicada en la ciudad de Pereira (ver anexo 1), lo que genera un ingreso para la familia que destina a la compra de productos que completan su dieta alimenticia (aquellos que no se producen en el predio como arroz, panela, aceite, sal, y otros necesarios). Cabe destacar que la orientación principal de la producción predial no está dada por la venta de productos; sí, llegado el caso, la producción es baja, entonces se prioriza en la alimentación familiar y los productos no son vendidos a la tienda agroecológica.

Conservación de semillas

Otro de los criterios utilizados en el predio es la conservación de semillas. Aquí se han dedicado esfuerzos a rescatar aquellas especies que en la región están en vía de extinción y que se han dejado de consumir por la pérdida de conocimiento, tanto de manejo del cultivo como de sus preparaciones culinarias, ya que las especies comerciales las han desplazado, generando algún grado de amenaza de desaparecer (ver anexo 2).

Recursos naturales

El agua que proviene de las fuentes presentes en la finca es destinada hacia los animales. Los cultivos no necesitan riego artificial ya que la lluvia se encarga de tal función. Además, el predio se caracteriza por poseer buena cobertura boscosa, por lo tanto, la familia propende porque se conserve dicho recurso teniendo en cuenta la importante función que cumple en cuanto a la conservación de biodiversidad, la regulación hídrica y la protección del suelo.

El suelo es un componente de gran relevancia en este predio. Allí se aplican la siguientes técnicas: la labranza mínima, la siembra en curvas a nivel, la fertilización a partir de abonos orgánicos realizados a partir de los subproductos de la finca, el mantenimiento de la cobertura vegetal y el establecimiento de terrazas para evitar la erosión. Tales técnicas favorecen las condiciones físicas, químicas y biológicas de este recurso y se convierten en propicias para la producción sin necesidad de la aplicación de insumos químicos.

Residuos

Líquidos: se generan por la actividad doméstica, la ducha, el lavadero y el lavaplatos. Éstos son conducidos al pozo séptico, que se encarga de la labor de depuración del agua para posteriormente depositarse en los potreros. Además, existe una unidad sanitaria denominada letrina tipo "Gato" que ahorra agua y permite la reutilización de insumos para la propia finca.

Sólidos: los plásticos y el papel son quemados en el fogón, y los residuos orgánicos como las cáscaras y los residuos de cocina, se depositan en una cámara de compostaje.

Utilización de subproductos y aprovechamiento de recursos

Un aspecto que se resalta dentro de la visión agroecológica es el aprovechamiento de los recursos para la producción y la minimización de residuos. Así, la medición de la contaminación del entorno sería justamente el resultado de la interacción de los dos componentes, lo que quiere decir –además- que "ciertos productos o resultados de un componente se usan en la producción de otros (por ejemplo, malezas utilizadas como alimento de ganado, estiércol usado como fertilizante en cultivos, rastrojo de cultivos utilizados como mulch y mezclas de estiércol y paja para la composta)" (Altieri y Nichols, 2000).

En este caso, el anterior aspecto es uno de los más relevantes, puesto que en el predio se aprovechan al máximo los diferentes subproductos de los subsistemas. Las excretas de los animales se manejan a través del compostaje para la elaboración de abonos que, finalmente, se incorporan al suelo mejorando, sin duda alguna, la calidad del éste.

Los animales se alimentan de diferentes fuentes proteicas que se producen en la finca. Los conejos y los cuyes se alimentan con los subproductos de post cosecha de hortalizas. Las vacas, camuros y ovejas se alimentan a través del pastoreo; las gallinas y los patos con salvado de trigo que compran y con de residuos de cocina y maíz del mismo predio.

Productos o salidas

Los productos generados (salidas del sistema) que se generan por las interacciones que se presentan entre los diferentes componentes en este predio, se mencionan a continuación:

Cuadro 3. Salidas del sistema de producción de Alto Calima

Relación con el entorno

El sistema de producción tiene diferentes relaciones con su entorno (ver figura 3). Por un lado, la participación en redes y grupos sociales ha hecho que este sistema se haya convertido en un referente a nivel local y regional debido a la labor desempeñada por sus dueños tanto al interior del predio, desde el punto de vista de su manejo, como en sus procesos externos de difusión y educación. Por otro lado, y pese a que ya se ha explicado que la prioridad está enfocada hacia la seguridad alimentaria familiar, existe un mercado creado con el apoyo de la Gobernación de Risaralda. Dicho mercado o punto de comercialización es llamado Tienda Agroecológica el "El Cogollo" y se constituye en una de las principales fuentes de ingreso para la familia. Se trata de un punto de venta ubicado en el centro del Municipio de Pereira. En éste se comercializan una gran diversidad de productos ecológicamente cultivados, procedentes tanto de la finca Alto Calima como de otros predios agroecológicos de la zona.

Modelo del sistema

Las características descritas anteriormente sobre los componentes, las entradas, las salidas, los procesos e interacciones con el entorno, se representan a través de un modelo, el cual se constituye en la guía del funcionamiento del sistema de producción (ver figura 3). A partir de este modelo se puede entender no sólo su funcionamiento sino también mostrar puntos críticos en los cuales se pueden hacer algún tipo de intervención para resolver las situaciones problemáticas que se presenten, al igual que para potencializar las que tengan algún tipo de virtud o que funcionen óptimamente.

Figura 3. Modelo analógico del sistema de producción de Alto calima.

ENFOQUE DE MEDIOS DE VIDA

El enfoque de sistemas, como se vio anteriormente, se constituye en una forma de comprensión del sistema productivo y, pese a que se muestran y explican sus componentes e interacciones, se podría decir que se limita a la comprensión y el conocimiento del sistema productivo. En los últimos años, desde la década de los ochenta, varios autores como Chambers y Conway, y a través del DFID, han venido desarrollando una nueva forma de comprensión en el estudio de las sociedades rurales y, en general, de la sociedad como una forma de intervención para la de reducción de la pobreza. Este enfoque se denomina "Medios de Vida". Pese a tener una fuerte influencia de la economía, este enfoque pretende abarcar la categoría hogar y familia como una unidad socioeconómica para su estudio, constituyéndose en un estudio complementario y no contradictorio con el enfoque de sistemas. Su intencionalidad se centra en el análisis holístico sobre las estrategias de Vida de los hogares o de las comunidades y, de esta forma, establece mejoras en materia de medios de vida. Este análisis trasciende el componente meramente productivo (como lo hace el enfoque de sistemas, el cual se orienta en el comportamiento de los sistemas de producción) y se enfoca en el hogar como una unidad socioeconómica que utiliza y combina diferentes recursos o capitales para resolver sus necesidades y lograr la reproducción de las familias. El enfoque de medios de vida pretende analizar la vulnerabilidad que tienen las poblaciones a partir del análisis de cómo se distribuyen los diferentes activos que poseen las comunidades u hogares y la forma como utilizan dichos activos para resolver su necesidades y poder sostenerse en el tiempo.

Los medios de vida se definen como los "Activos (sea capital natural, físico, humano, financiero y social), las actividades y el acceso a éstos (mediado por las instituciones y las relaciones sociales) que determinan el sostenimiento a nivel individual y del hogar". (Ellis 2000). De acuerdo con el marco desarrollado por DFID, los activos o capitales que este enfoque considera son los siguientes:

• Capital humano: aptitudes, conocimientos, capacidades laborales y buena salud.

• Capital social: redes y conexiones, participación en grupos formales (adhesión a reglas, normas y sanciones acordadas de forma mutua y comúnmente aceptadas, relaciones de confianza, reciprocidad e intercambios).

• Capital natural: acceso y calidad de recursos naturales (agua, tierra, árboles, animales).

• Capital físico: infraestructuras básicas y bienes de producción (red vial y medios de transporte, comunicaciones, suministro de agua y energía, edificios, equipos y herramientas).

• Capital financiero: disponibilidad de dinero (ahorros, créditos, pensiones, remesas). (Suarez, 2008)

La vulnerabilidad, en este caso, es el principal componente que se hace necesario comprender y, para hacerlo, es necesario identificar tres factores claves que la determinan. Estos factores están dados por los choques, la temporalidad y la estacionalidad, los cuales, por lo general, inciden negativamente sobre las poblaciones menos favorecidas (aunque no siempre es negativa la incidencia), afectando los medios de vida, es decir, haciendo que se inhiba las capacidad de enfrentar las diferentes adversidades que estos tres factores implican, incluso cuando se presentan aspectos favorables (ver figura 4).

En este sentido, dentro de este enfoque, surgen las estrategias de medios de vida. Aquí es necesario resaltar al hogar rural como una unidad de toma de decisiones que trazan sus objetivos y crean sus estrategias de vida a partir de los diferentes activos que poseen (capital natural, capital físico, capital social, capital humano y capital financiero) y otros de los que puede disponer como los capitales de la comunidad: capital cultural y capital político. Las estrategias de medios de vida se refieren a "la gama y combinación de actividades y decisiones que los pueblos realizan/toman para lograr sus objetivos en materia de medios de vida (incluyendo actividades productivas, estrategias de inversión, decisiones reproductivas, etc.)" (DFID, 1999). La identificación de estas estrategias de medios de vida que estos hogares de estos municipios utilizan como modos de organizar y administrar los recursos que poseen para resistir a los factores de vulnerabilidad, debe establecer un balance entre lo que estos hogares pretenden y lo que realmente están obteniendo con la aplicación de estas estrategias. Igualmente, se debe tener en cuenta la diversidad de variables que pueden distinguirse en estas estrategias y dejarse a un lado la tendencia de considerar solamente aquellas relacionadas con los ingresos.

Figura 4. Enfoque de medios de Vida
Tomado de: DFID, (1999) Marco de los medios de Vida

A continuación se realizará la descripción y análisis del predio y de la familia analizada de acuerdo a los capitales que poseen y la forma como se distribuyen.

Cuadro 4. Descripción de indicadores por cada uno de los capitales.

ANÁLISIS DE LA MEDICIÓN DE CAPITALES DEL SISTEMA PRODUCTIVO "FINCA ALTO CALIMA"

A continuación se presentan los resultados de la medición participativa de los Capitales asociados al agroecosistema estudiado, en términos de la elaboración de indicadores (VR), cada uno medido en escala de uno a cinco, y su relación con el Factor de Ponderación (FP) que los integrantes del hogar otorgan, de cero a cien por ciento, con relación al aporte que conserva para el logro del nivel adecuado del Capital a medir en cada caso. Del resultado de la multiplicación de (VR)*(FP) para cada indicador establecido y la suma de los totales para cada tipo de Capital, resulta el Índice de Capital particular (Social, Humano, Físico, Financiero, Natural) alcanzado por el sistema productivo. Para ello, la medición se expresa en una gráfica en forma de pentágono. "El pentágono de los activos en el enfoque de medios de vida es una representación visual para comprender la distribución de los diferentes medios de vida que posee la finca, donde el punto central de éste representa el acceso cero a los activos, mientras que el perímetro externo representa el acceso máximo a los mismos". (DFID, 1999).

Paso seguido en este informe se desdoblan cada uno de los Capitales medidos y sus resultados en la Finca evaluada.

Los resultados de la distribución de activos o capitales para la finca Alto Calima se muestran en el siguiente gráfico, en el cual se muestra los diferentes índices calculados a partir de unos indicadores establecidos.

Grafico 1. Distribución de capitales en la finca Alto Calima

Resultados en Capital Humano

De acuerdo con los tres indicadores centrales que definen el Índice de Desarrollo Humano (I.D.H) de una población, para el sistema trabajado se consideraron los correspondientes a personas económicamente activas, salud y nivel educativo (Tabla 1).

Estos fueron estimados por los actores del hogar en su relación con la importancia que guardan con el aumento o diminución de la Calidad de Vida a través de la participación, medida desde el factor de ponderación (FP) de cada uno en el logro del nivel máximo. La distribución por prioridad fue de 25%, 25% y 50% respectivamente para cada indicador.

Como se observa en la tabla, el aspecto correspondiente al nivel de escolaridad de los miembros de la Familia es estimado en el mayor porcentaje (50%), no obstante resulta de una baja escolaridad del grupo familiar, factor que puede potenciar la obtención de mejores condiciones de vida por la vía del apalancamiento, de la continuidad o retoma futura de estudios en los miembros de la familia y principalmente debido a que la escolaridad se constituye en indicador clave para la mejora de las condiciones de salud, ingreso, solidaridad y formación de redes sociales, acorde con estudios realizados a nivel local y nacional.

La inexistencia de enfermedades curables transmisibles en el último año en el hogar es un resultado que puede denotar adecuadas condiciones sanitarias y emocionales del mismo ya que no es una preocupación su aumento, como sí lo demostró el porcentaje bajo del indicador nivel de escolaridad.

La ocupación de todos los miembros de la familia, unida a las óptimas condiciones de salud en el hogar parecen corresponderse como factores determinantes para definir un Capital humano de tres en una escala máxima de cinco que, si bien es preciso de mejora, denota un adecuado desarrollo de habilidades y capacidades de Desarrollo del sistema estudiado.

Tabla 1. Distribución de indicadores. Capital Humano.

Resultados en Capital social

De acuerdo con la literatura frente al tema, podemos resumir que este tipo de Capital "Intangible" está definido directamente por la pertenencia a grupos e iniciativas de tipo formal e informal, desde un grupo o individuo, así como con las acciones sociales y de solidaridad que derivan de estos proyectos colectivos. La utilidad pues de dicha definición en la vida práctica y cotidiana reside en su impacto, en el aumento o disminución de los demás capitales, los cuales obtienen en mayor o menor medida recursos de acuerdo con la fortaleza o debilidad de las instituciones que los guardan, y que son alimentadas a su vez por las redes de solidaridad y acción específicas que activan el logro de objetivos y la obtención de beneficios, bien sea económicos, humanos, etc.

En el caso estudiado, de la gran gama de indicadores de Capital Social posibles se midieron los correspondientes con "número de grupos o redes a las que pertenece en la actualidad" y número de eventos en los que ha participado en el último año con todos los integrantes de la familia, resultando un factor de ponderación o prioridad en el alcance del grado máximo de capital del 60% y el 40% respectivamente.

Como se observa en la tabla 2, el hogar estudiado guarda los mayores niveles posibles de Capital social (cinco sobre cinco), ello debido a la alta participación en acciones particulares de planeación, políticas, económicas y culturales del sector agroecológico en el que está inserto. Estos factores han permitido a su vez a todos los integrantes de la familia una actualización de conocimientos, útiles a su predio, así como la generación de ingresos y la mejora de la calidad de vida por la activación de proyectos y convenios con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

Por otra parte, el elevado Índice de Capital Social del hogar estudiado está generando acciones de proyección dirigidas a la réplica del saber local a otros hogares y grupos de profesión por la vía de la capacitación, las cuales aportan a una de las metas centrales del CS, a saber, la generación de identidad e historia colectiva y de nuevas redes humanas y de conocimiento.

El bajo nivel educativo de la familia debería evidenciarse en una baja capacidad de asociación, de construcción de redes sociales, de participación a eventos, sin embargo, para este caso, la medición evidencia lo contrario, el capital social es óptimo. Esto explicaría en parte que el criterio de nivel educativo parte de la educación formal en la cual los miembros familiares tuvieron un bajo acceso. Por eso, es preciso anotar que han tenido un proceso de socialización diferente al formal, en el cual a partir del saber local familiar y de las experiencias han adquirido una serie de conocimientos y habilidades que van a desencadenar en organización y participación.

Tabla 2. Distribución de indicadores. Capital Social.

Resultados Capital Natural

El índice alcanzado por este hogar y su predio fue de 3,5 en la escala de 5 utilizando tres indicadores: suelo (cantidad y calidad), agua (cantidad y calidad) y bosque (Ver tabla 3). Para suelo se consideró el grado dependencia de abonos y la renta por hectárea. En el caso del agua, se tuvo en cuenta la precipitación, la cantidad de las fuentes de agua presentes y su nivel de calidad. Para el bosque se utilizó el criterio de número de cuadras en bosque.

Si bien, las calidades del agua y del suelo son óptimas, no obstante se requiere de la aplicación esporádica de abonos y de tratamientos necesarios para evitar intoxicaciones por minerales del entorno, razones que disminuyen o bien la calidad del suelo o bien generan impactos en la salud animal y humana por carencia de salubridad, factores determinantes de un óptimo Capital Natural.

El aporte en conservación del suelo y su utilización con prácticas amigables con el medio ambiente, sumado a su priorización como recurso por sobre el uso comercial del suelo, es el factor más favorable del Capital evaluado.

Es positiva la distribución equitativa de los porcentajes de participación relativa (FP) de cada uno de los indicadores de Capital Natural, distribución que denota la mirada integral de los integrantes del predio frente al ecosistema, como sustento primario para el adecuado "rendimiento" del agroecosistema. Sin embargo, es importante la introducción de mejoras conducentes al alcance máximo de CN debido a que el sistema contiene una vocación de tipo agroecológica más que agroindustrial, esta última, fuerte depredadora del medio ambiente natural y humano.

Tabla 3. Distribución de Indicadores. Capital Natural.

Resultados Capital Financiero

La relación entre los indicadores Ingreso, Ahorro y Crédito utilizados para medir el nivel de Capital Financiero del hogar, establece una tendencia que podemos estimar como natural en una economía campesina -no industrial- en la cual si bien el índice de CF es inferior al porcentaje medio en una escala de cinco, obedece a prácticas culturales de poco endeudamiento, factor de valoración casi nulo como requerimiento de CF, en contraste con una alta sostenibilidad derivada de la buena capacidad de ahorro y su importancia en el hogar, así como de los resultados óptimos que el hogar alcanza de ingreso por venta de excedentes, servicios turísticos y educativos.

Tabla 4. Distribución de Indicadores. Capital Financiero.

Resultados Capital Físico

Los indicadores utilizados para la definición de este Capital fueron: Sistema de potabilización, Vías de acceso, Tratamiento de aguas residuales e infraestructura para el manejo de animales.

Tabla 5. Distribución de Indicadores. Capital Físico.

Como se observa en la tabla 5 el Índice compuesto de CF es deficiente en más de dos puntos, en relación con los niveles medios de éste y en casi cuatro en relación con un CF óptimo de un agrosistema. Si se tiene en consideración que las condiciones de acceso a los mercados urbanos, la potabilización de las aguas para consumo animal y humano, así como los sistemas de disposición de residuos, son condiciones primarias del desarrollo humano integral, se deben elaborar estrategias intersectoriales y apoyos para la elevación de este Capital, que apalancarían de manera directa la elevación de los demás.

La urgencia de intervención en los cuatro indicadores definidos para el CF se hace más evidente si se observa que los integrantes del hogar dieron igual porcentaje de importancia (25%) a cada uno de ellos como condicionantes para el logro de un elevado CF.

En conclusión, y de acuerdo a como se observa en el gráfico de pentágono de capitales obtenido, el agroecosistema estudiado presenta altos índices de Capital Social, medianos en Capital humano y Natural y deficientes en los que corresponden al Financiero y el Físico. Si bien los bajos niveles no amenazan la desaparición pronta del sistema productivo sí son de prioritaria intervención, pues guardan relación directa con la satisfacción de las necesidades básicas de una población, así como con el fomento de los Derechos Humanos y colectivos de un adecuado acceso a los beneficios del desarrollo económico y social y la garantía de un ambiente limpio y cogestionado entre los actores sociales (Estado-comunidad-empresarios-OGs- ONGs) consagrados en todas las Cartas Constitucionales de las democracias modernas.



BIBLIOGRAFÍA

Altieri, Miguel. Nicholls, Clara (2000). Agroecología. Teoría y práctica para una Agricultura Sustentable. Primera edición. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. México.         [ Links ]
Berdagué, Julio & Larraín, Bárbara (1987). Cómo Trabajan los Campesinos, Una Propuesta metodológica. Academia de Humanismo Cristiano (Santiago, Chile). Grupo de Investigaciones Agrarias. Chile         [ Links ]
Department for International Development (1999). Hojas Orientativas sobre los Medios de Vida Sostenibles. Recuperado el día 15 de mayo de 2009 en community.eldis.org/.59c21877/SP-GS2.pdf         [ Links ]
Ellis, F. ( 2000). Rural livelihoods and diversity in development countries. Nueva York, US, Oxford University Press. 273 p.         [ Links ]
Jaramillo, Y & Osorio A. (2009). Evaluación de la Sustentabilidad a Través de la Construcción Participativa de Indicadores en Seis Predios Agroecológicos Ubicados en los Departamentos de Caldas y Risaralda. Título de ingeniero agrónomo Universidad de Caldas Facultad de Ciencias Agropecuarias         [ Links ]
López, Beatriz & Ramirez Diana (2008). Propuesta para la conformación de las Reserva Natural de la sociedad Civil en el Predio los Genaros santa Rosa de Cabal. Título de administración del Medio Ambiente. Universidad Tecnológica de Pereira.         [ Links ]
Zamudio, Ramón Michael (2005). Teoría de Sistemas. Teoría y Pensamiento Administrativo. Recuperado el día 15 de mayo de 2009. http://www.gestiopolis.com/Canales4/ger/teoriasistemas.htm#mas-autor
        [ Links ]

Anexo 1. Productos destinados para la venta
Tomado de: (Jaramillo y Osorio, 2009)

Anexo 2. Semillas conservadas
Tomado de: (Jaramillo y Osorio, 2009)

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License